Gaby González, Rosita de Pasión de sábado: “Si El Dipy podía vender a la madre lo hacía, es una basura”

Gaby González, Rosita de Pasíon de SábadoGaby González, Rosita De Pasión De Sábado.

Sobre su pelea con el Dipy, opina: “Es un mal tipo. Con el Dipy tengo una relación de hace más de 15 años. Él le pegaba al El Polaco de manera verbal y hasta salió a decir que era un golpeador y que le frenaba sus shows. Luego, como ambos saben mi accionar, El Polaco me pidió que hablara con él y fue ahí que me dijo que quería entrar al Bailando”.

Continúa: “Al enterarme del motivo, hablé con el Dipy y le dije que no era la manera y le recomendé entrarle a Tinelli por el humor. Entonces, él me escuchó y empezó a hacer videos graciosos para llamar la atención de la producción de Showmatch. Sin embargo, cuando lo convocaron al Bailando, mi relación con él cambió de manera inesperada. Me bloqueó de todos lados. Es un boludo, un pollerudo, si puede vende a la madre, no le importa nada, es un mal tipo, ya lo van a ir conociendo. Hasta grabó a la mujer buscando un porro en la basura, la chica lo denunció y luego se retractó”.

Por qué tiene tanto éxito Pasión de Sábado, opina: “Por suerte hace nueve sábados consecutivos que somos el programa más visto de América y tenemos picos de hasta seis puntos de rating. El casting nos da un buen piso para llegar a esto. La gente se quiere reír y lo bizarro funciona. La comicidad es muy positiva y no nos reímos de la gente sino con ella”.

En cuanto a su última experiencia teatral, recuerda: “Sabía en lo que me metía contratando a Silvia Süller pero como estaba desesperada por trabajar, lo hice. Me había prometido que no se iba a mandar ninguna, sin embargo, esto no fue así y terminó en una denuncia por acoso contra ella. Entraba al camarín y me tocaba y me decía palabras desubicadas”.

Añade: “Poder terminar una temporada con Silvia iba a hacer una gran aventura para nuestra productor Punto 4 pero se terminó con otro panorama totalmente distinto al imaginado”.

Sobre quién lo impulsó a hacer la denuncia, dice: “Le hice caso a mi mamá que me incitó a hacerla. La fiscal me agradeció la decisión ya que por una cuestión de hombría a veces no se hace y todo sigue igual. Desde el verano hasta ahora, viajé tres veces a Mar del Plata a ratificar lo que dije y hasta presenté testigos”.

Con respecto a los nuevos proyectos, adelanta: “Estamos tratando de armar una comedia. Atilio Veronelli la está escribiendo y en 20 días la termina. El elenco ideal sería con Marcela Baños, Georgina Barbarossa y Rodolfo Rani. Esa es mi idea, de ahí a que se pueda dar, es otra cosa”.

Finaliza: “Pensaba este año no producir porque estar en el escenario al mismo tiempo es un desgaste físico y mental muy importante. Sin embargo, es un desafío que genera mucho entusiasmo y sigo avanzando en el mundo del teatro”.

Por Iván Mónaco.

Sé el primero en comentar en "Gaby González, Rosita de Pasión de sábado: “Si El Dipy podía vender a la madre lo hacía, es una basura”"

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.