Digamos no al cierre del hospital Israelita: el Gobierno porteño intenta apropiarse del Hospital

Israelita

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires dispuso la clausura y el traslado de los pacientes del Hospital Israelita, ubicado en Terrada y Avenida Gaona, límite entre los barrios de Villa Santa Rita, Villa Gral. Mitre y Flores. Por lo tanto, el PAMI ya retiró a 17 pacientes y otros 49 resisten tras el rechazo al desalojo.

Según la Fiscalía porteña, el centro de atención “no cuenta con habilitación y presenta irregularidades que significan un riesgo tanto para los pacientes como para los trabajadores de la institución”. Sin embargo, Eleonora Berton, actual presidenta de la “Cooperativa de Trabajo Hospital Israelita Limitada” que se fundó en el 2004 luego de su quiebra, dijo que “Es una acción maliciosa del fiscal que decreto el cierre”.

Y, agregó: “La verdad va a salir a la luz y vamos a impedir el cierre del hospital, somos una familia junto a los abuelos del Pami, podemos manejar la institución y lo hemos hecho durante 13 años. Nunca hubo una comunicación previa antes del cierre, se presentaron el 15 de noviembre a las 7,30 de la mañana el gobierno de la ciudad, gente del PAMI y una escribana y cerraron el hospital”.

Según el fiscal actuante, Néstor Maragliano, “falta el plano de evacuación, no hay hidrantes de incendio ni luces de emergencia, no hay pasamanos en el sector que funciona como geriátrico y los ascensores no registran las inspecciones reglamentarias”.

En argumentos cuestionados como falaces por los trabajadores del centro de salud, el Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, señala que la Cooperativa actualmente no cumplimenta el fin público establecido en los artículos 5 de las leyes 1911 y 2971 que les otorgó la administración de la institución y sostiene que la Cooperativa no se encuentra habilitada para funcionar como prestadora de servicios de salud, ante las autoridades de Nación y Ciudad.

Los trabajadores y profesionales realizaron una protesta por el cierre del hospital cortando la Avenida Gaona el 25 de noviembre y se pusieron en contacto con legisladores para demostrar que las medidas tomadas por el Gobierno y PAMI son para generar un negocio inmobiliario en el predio que se encuentra el Isrealita.

Por último, los trabajadores dejaron en claro que intentarán levantar la clausura exteriorizando la situación en el barrio y luego realizaran una manifestación de protesta en el Pami Central ya que están en contra de que saquen a los abuelos de este lugar. Cabe destacar que las cooperativas trabajan a muy bajo costo, cualquier geriátrico cobra entre 18 y 22 mil pesos por cada paciente, eso lo paga PAMI, tal vez ese sea el negocio que quieren hacer, mientras que en el Israelita se cobran $ 8900. Es por eso que el Gobierno se está manejando por fuera de la ley y se puede decir que es ilegal lo que están haciendo.

Sé el primero en comentar en "Digamos no al cierre del hospital Israelita: el Gobierno porteño intenta apropiarse del Hospital"

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.