Connect with us

Espectáculo

Lali Espósito, nominada como “artista social del año” en los Latin American Music Awards

Published

el

La cantante y actriz argentina Lali Espósito fue nominada en la categoría “artista social del año” para la 6° edición de los Latin American Music Awards, que se celebrarán el próximo 15 de abril , en el BB&T Center de Sunrise, Florida.

El reconocimiento llega en momentos en que la intérprete espera el estreno de “Sky Rojo”, la nueva serie original de Netflix que protagoniza, previso para el 19 de este mes; y poco después del lanzamiento de “Libra”, su nuevo disco.

Precisamente, las 33 millones de reproducciones en plataformas digitales de su música a nivel global y su intensa presencia en las redes fueron los principales impulsores de esta nominación.

Los Latin American Music Awards podrán verse a través de la cadena Telemundo, en tanto que los fans pueden votar por a sus favoritos a través del sitio LatinAMAs.com/vota.

Continue Reading
Advertisement

Deja tu comentario

Espectáculo

Bajofondo y Natalia Oreiro presentan “Listo pa bailar” en español y en ruso

Published

on

La agrupación rioplantense Bajofondo lanzó su nuevo EP “Listo pa’ bailar”, un trabajo que cuenta con la participación de la actriz y cantante Natalia Oreiro y que propone un viaje por los clásicos del conjunto en nuevas versiones donde conviven el español y el ruso.

El flamante trabajo del grupo de tango electrónico liderado por Gustavo Santaolalla incluye una versión cantada gran parte en ruso; otra gran parte en español, otras dos cantadas enteramente en ruso y español y, por último, su versión instrumental.

Oreiro es una de las artistas extranjeras más reconocidas en Rusia, y lo mismo pasa con Bajofondo, cuya música fue utilizada oficialmente por el equipo femenino de gimnastas de aquel país en los Juegos Olímpicos.

El arte de “Listo pa’ bailar” fue realizado por el artista argentino e ilustrador Pablo Noriega y pronto cobrará vida en un video animado en los dos idiomas. Éste se sumará a los clips filmados a finales del año pasado durante la grabación de la canción en cinco estudios diferentes entre Buenos Aires, Montevideo y Los Ángeles; todo dirigido por el videasta uruguayo Agustín Ferrando Trenchi.

Continue Reading

Espectáculo

El documental “Carnavaleramente vivos”, al aire libre en la Usina del Arte

Published

on

“Carnavaleramente vivos”, un documental dirigido por Florencia Lazarte en el que registró durante la pandemia 12 canciones históricas de la murga Los Amantes de La Boca, se presentará este sábado a las 15:30 con una función al aire libre en La Usina del Arte, en el marco de la edición 22 del Festival Internacional de Cine Independiente de Buenos Aires (Bafici).

Continuando con las propuestas alternativas de los festejos del Carnaval 2021, el Centro Murga Los Amantes de La Boca presentará su documental que, según contó la directora, “lleva como eje central a la murga en dos realidades distintas: la del Carnaval en la calle y la del Carnaval en pandemia”.

“La murga cumple 30 años -agregó- y se decidió realizar una producción en La Usina del Arte para proyectarla en este atípico febrero; se filmó también la presentación al barrio de este material quedando así un registro. De esta manera y con imágenes del Carnaval 2020, se conformó el documental”.

Al respecto, el director de Los Amantes de La Boca, Facundo Carman, dijo que se trata de “un documental de una murga porteña que refleja un poco lo que hicimos en pandemia, grabar en un lugar sin público las canciones más representativas de la murga y después pasarla en pantalla gigante en una calle del barrio”.

Agregó que, “aunque empieza con un Carnaval común y corriente con la murga en la calle, se ve claramente cómo vivimos los murgueros este último año tan distinto”.

Las entradas gratuitas se encuentran disponibles en el sitio web del Bafici: https://vivamoscultura.buenosaires.gob.ar/contenido/4319-carnavaleramente-vivos

Continue Reading

Espectáculo

Un cuarto de siglo sin Niní Marshall, la gran cómica argentina

Published

on

Hace un cuarto de siglo que Niní Marshall, también nombrada como “Catita” por sus seguidores que la identificaban con el más emblemático de sus personajes, dejó este mundo en la clínica capitalina Bazterrica, el 18 de marzo de 1996, a los 93 años, pero es uno de los raros casos en que una artista permanece en memoria y en la vida diaria de su pueblo, en sus dichos, en sus ocurrencias.

Llamada “la gran actriz cómica argentina”, existen intentos a cargo de varias intérpretes de recuperar sus personajes, sobre todo en las tablas y con mejores o peores resultados, como si fuera imprescindible mantenerlos con vida, no siempre alcanzando su gracia.

Marina Esther Dora Ilse Traveso nació en el barrio de Caballito, hija de inmigrantes asturianos, el 1 de junio de 1903 y vivió durante muchos años, aun ya profesional, en una casa de altos ubicada en Defensa 219, parte de lo que ahora es el Museo de la Ciudad, sobre la farmacia De la Estrella, reputada como la más antigua de Buenos Aires.

Creadora de personajes como “Catita”, “Cándida”, “Ursulina”, “La Niña Jovita”, “Mingo”, “Doña Pola” o “Mónica Bedoya Hueyo de Picos Pardos Sunsuet Crostón”, dibujó caricaturas para la revista Sintonía, hizo apuntes sobre el espectáculo bajo el seudónimo de Mitzi, cantó en varios idiomas en las radios con su voz de soprano, fue censurada por “deformar el idioma” y más tarde debió partir al exilio mexicano y español.

Pero más allá de sus películas -algunas se pueden ver en las plataformas digitales- Niní fue antes que nada una presencia radial: para muchos que la recuerdan, sus actuaciones en Radio El Mundo, mayormente acompañada por Juan Carlos Thorry como maestro de ceremonias, eran esperadas junto al receptor como la visita de una tía querida, un ser encantador y mágico.

Creadora imparable que escribía sus libretos en cuadernos marca Coloso para avanzar más adelante sobre las teclas de una máquina Royal, arrasó con el mundo masculino que la rodeaba y acosaba por incursionar en algo distinto, y de los dibujos saltó a las radios.

Aunque el canto le gustaba, su veta cómica no podía esperar; así fue que empezó a hacer apuntes divertidos en los intervalos y, ya en 1933, ironizaba sobre distintos aconteceres diarios con un espacio propio llamado “Alfilerazos”, que recorrió las emisoras Fénix, Municipal y finalmente El Mundo, donde tuvo su espaldarazo.

“Catita” llevaba el nombre completo de “Catalina Pizzafrola Langanuzzo” quien se ponía “a los pieses” de la audiencia, como anticipo de un sinfín de personajes que surgían de las radios capilla para alegría de muchos porteños y porteñas, que se adelantaban a los oyentes de las provincias.

Algo poco sabido es que el programa era recibido en broadcastings del llamado “interior” lejano a través de unos enormes discos de cartón encerados, cuya fidelidad iba decreciendo a medida de su uso y desgaste.

Un humor que perdura

Otra de sus imborrables criaturas era la ‘gallega’ ‘Cándida” (1937), actualmente políticamente incorrecta, nacida de la realidad: Francisca Pérez era una española al servicio de la familia que trabajaba cama adentro y le decía a la futura Niní: “Mi niña, ¡si un rayo me hobiera partido el día que nací, hoy viviría feliz!” (Al parecer, Lino Palacio se inspiró en ella para su personaje de historieta “Ramona”, aparecido en 1941).

Todos sus personajes surgían de la realidad y estaban apuntaladaos por el oficio de Thorry, que entonces convocaba a centenares de mujeres en la puerta de la radio como codiciado galán, pero Niní era el centro de los aplausos callejeros por personas que se veían reflejadas en sus creaciones.

En 1938 se produjo su primera excursión al exterior con su debut en la radiofonía uruguaya y su debut en el cine, como “Catita” en “Mujeres que trabajan”, dirigida por Manuel Romero, con Tito Lusiardo, Mecha Ortiz y Pepita Serrador, estrenada en el cine Monumental, cuando por la calle Lavalle aún circulaban automóviles y tranvías.

El personaje volvió en “Yo quiero ser bataclana” (1941), “Mujeres que bailan” (1949), ambas de Romero, y “Catita es una dama” (Julio Saraceni, 1956), pero el personaje que más veces representó en la pantalla grande fue Cándida en el filme homónimo (1939) y “Los celos de Cándida” (1940) y “Cándida millonaria” (1941), las tres de Luis José Bayón Herrera, “Cándida, la mujer del año” (Enrique Santos Discépolo, 1943), “Santa Cándida” (Luis César Amadori, 1945).

En poco tiempo, Niní se convirtió en la máxima actriz cómica de habla castellana; en solo tres años -entre 1939 y 1941- hizo nueve filmes, además de escribir ella misma los guiones de sus personajes.

Otra películas en que participó fueron “Divorcio en Montevideo” (1939), “Luna de miel en Río” y “Casamiento en Buenos Aires” (1940), las tres de Romero, más “Hay que educar a Niní” (1940), “Orquesta de señoritas” (1941), “La mentirosa” (1942), “Carmen” (1943), “Madame Sans Gene” (1945), “Mosquita muerta” (1946) y “Una mujer sin cabeza” (1947), todas dirigidas por Amadori, “Buenos Aires canta” (Antonio Solano, 1947), “Porteña de corazón” (Romero, 1948).

A fines de los años 40 viajó a España, donde rodó “Yo no soy la Mata Hari” (Benito Perojo, 1949), y a México, para filmar “Una gallega en México” (Julián Soler, 1949), “Una gallega baila mambo” (Emilio Gómez Muriel, 1951), “Los enredos de una gallega” (Soler, 1951), “La alegre casada” (Miguel Zacarías, 1951), “Amor de locura” (Rafael Baledón, 1953), “Una gallega en La Habana” (René Cardona, 1956).

A su regreso a la Argentina Niní se volcó a la radio con frecuentes viajes entre Buenos Aires y Montevideo, e incursionó en TV con los programas como “Philco Music Hall”, “Esas cosas de Niní”, “Cosas de mamá y papá” y “Sábados circulares”, conducido por Pipo Mancera, hasta hacer alguna participación especial en “El mundo de Antonio Gasalla” (1988).

Sus últimas apariciones en el cine argentino fueron en “Ya tiene comisario el pueblo” (Enrique Carreras, 1967), con Ubaldo Martínez, “La novela de un joven pobre” (Enrique Cahen Salaberry, 1968), con Leo Dan, “Vamos a soñar con el amor” (Carreras, 1971) y “¡Qué linda es mi familia!” (Palito Ortega, 1980), con Ortega y Luis Sandrini.

Continue Reading

Espectáculo

Hace 25 años, The Ramones se despedía en River ante el público que los convirtió en rockstars

Published

on

Este martes, pero hace 25 años, The Ramones, banda fundamental del punk neoyorquino, elegía ponerle fin a una extensa carrera de más de 20 años con un concierto en el estadio de River Plate como señal de agradecimiento al público argentino por la inédita devoción ofrendada, que le confirió al grupo una celebridad con la que no había contado en ningún otro país y le significó una suerte de “sobrevida” que le permitió mantenerse en la ruta a pesar de los cambios de época musicales.

Se trató de un megafestival llevado a cabo el 16 de marzo de 1996, transmitido por Telefe, del que formaron parte la leyenda Iggy Pop, los alemanes Die Toten Hosen, y los locales Attaque 77, Dos Minutos y Superuva; y que vino a coronar nueve años de visitas permanentes a la Argentina, que crearon un fuerte y tardío lazo con la afición local.

Ocurre que al momento de su separación, la banda comandada por Joey y Johnny Ramone hacía varios años que en otras partes del mundo apenas reunía a unos pocos cientos de seguidores en sus shows y su música carecía de interés en su propia tierra, en donde se imponía el grunge y el rock industrial, entre otras variantes.

Sin embargo, en nuestro país, que a principios de los ’80 había tenido noticias del punk fundamentalmente a través de Los Violadores, con fuerte raigambre en el estilo londinense reconocible en el sonido de los Sex Pistols; se vivía desde finales de aquella década y se extendía a lo largo de los ’90 un resurgimiento del estilo directo y simple que encontraba en Ramones a su principal exponente.

En tal sentido, el origen y el devenir como parias absolutos de los miembros de la banda, tanto dentro de la sociedad como en la constelación del rock, creó una identificación fuerte con los jóvenes de estratos sociales bajos, que sentían que la oleada neoliberal no les reservaba ningún lugar y, por el contrario, los empujaba a una vida más empobrecida.

“Hay una especie de delay de afecto con el sonido punk de Nueva York. Recién a fines de los ’80 se da un caldo entre varios ingredientes: Ramones empieza a venir seguido, se da la llegada al poder del menemismo con sus políticas neoliberales. Esto reordena de alguna manera lo que ocurre en el rock argentino”, analizó a pedido de Télam el periodista y escritor Walter Lezcano, autor de “Un regalo del diablo”, una biografía de Dos Minutos, banda símbolo del resurgimiento del género en el conurbano bonaerense en los `90.

Y añadió: “El punk argentino recupera ese sonido ramonero que tenía un complemento de mayor simpleza, más directo al corazón, y que encuentra cierta representación de lo indefenso que se encontraba el joven del conurbano pobre en esa época”.

En ese contexto, entre 1987, primer show del grupo en el país en el estadio Obras, hasta su despedida en 1996, se dio un ida y vuelta entre Ramones y los fans argentinos plagados de elementos que justifican la elección de River como escenario para su despedida.

En nueve años de relación aparecen visitas anuales con localidades agotadas –un ritual que aún sigue vigente de la mano del baterista Marky-, la decisión del bajista Dee Dee de radicarse en Argentina tras enamorarse de una seguidora local, la proliferación de bandas argentinas que se inspiraron en su sonido o se nutrieron de su espíritu y escenas de persecuciones y guardias de fans en el hotel, que recordaban en menor escala a la “beatlemanía”.

“El éxito que la banda logra acá le da unos años más de vida, una excusa para seguir en el camino. A nivel musical, ya había dado todo, ya había cumplido su papel, pero el hecho de ver lo que había generado aquí los renovó. Incluso, se dio un elemento que los integrantes del grupo no habían vivido, que era ser rockstars. Ellos nunca habían sentido eso en su carrera en ningún lado”, explicó Lezcano.

Con varias presencias en Obras, otra en la rosarina cancha de Newell’s y su participación en el festival en River, Dos Minutos se convirtió en la banda local que más veces actuó como número de apertura de Ramones.

“Recuerdo esa noche con un poco de tristeza porque era el último show. Estuvo bueno porque hubo un montón de bandas. Con ellos no tuvimos contactos y por ahí se podía ver a Eddie Vedder (líder de Pearl Jam) filmando el show. Fue una jornada zarpada”, rememoró ante Télam Walter “Mosca” Velázquez, cantante de Dos Minutos.

“Un privilegio, un honor y un bajón” son las sensaciones que aparecen mezcladas en el líder de la banda de Valentín Alsina cuando se refiere a aquella noche en River, en la que Ramones dijo adiós.

“Lo sentí como una pérdida muy grande. He crecido escuchando Ramones. Eran un flash, eran diferentes. El hecho de que vinieran a despedirse acá y que estuviéramos nosotros como la banda argentina que más veces tocó con ellos era un privilegio, un placer y un honor. Pero también era un bajón porque todos sabíamos que era la última vez”, apuntó Mosca.

Más allá de las veces que compartieron escenario, el líder de Dos Minutos aclaró que el contacto personal que tuvo con los miembros del grupo neoyorquino fue breve y no pasó de un saludo de compromiso y una foto de ocasión.

“En River ni los vimos. A nosotros no nos gustaba eso de andar molestando. Solo lo hicimos en el camarín de Vélez, en el 94, cuando también tocó Motörhead. Habremos estamos siete u ocho minutos en el camarín. Me acuerdo que al entrar, Joey estaba sentado con una mesa enfrente con miles de pastillas de colores, que sería la medicación que tomaba; Marky, en el baño con la puerta abierta; Johnny, dando vueltas por ahí. Le dimos un anticipo del disco `Valentín Alsina´, nos sacamos una foto y todo terminó ahí”, relató.

La realidad es que el 16 de marzo de 1996 quedó como un hito en la historia de Ramones, pero también entre los rockeros locales, a partir de una serie de símbolos que, de alguna manera, oficiaron de fin de una era.

“A Ramones, ver que aquí había una legión de fans pero además un montón de bandas con un espíritu vampiresco, que tenían su propia personalidad, no eran mera copia, pero se alimentaban de ellos, les posibilitó tener un legado en vida que pudieron ver”, consideró Lezcano.

Y concluyó: “Ese show fue uno de los flashes de la última época de esa fascinación con el rock para un público que estaba en esos momentos en extinción. Hay algo de fin de era en el fin de Ramones. Fue el fin de ese momento en que el público sentía que el rock era parte importante de su vida. Fue ese momento en el que el rock dejó de ser un lugar de pertenencia para convertirse en un listado en Spotify”.

Continue Reading

Espectáculo

Fito Páez ganó el Grammy al Mejor Álbum Latino de Rock o Alternativo

Published

on

Fito Páez ganó el premio al Mejor Álbum Latino Rock o Alternativo en la edición 2021 de los premios Grammy con su último trabajo “La conquista del espacio”, distinción que el músico argentino describió a Télam que recibió con mucha emoción, “como un abrazo definitivo, para siempre” en un momento de plenitud de su vida.

“Yo tengo un vínculo con la cultura musical de los Estados Unidos de América, yo me crie en parte con esa cultura, fue parte de mi vida de una manera muy importante, por eso es muy emocionante recibir este premio importantísimo, sobre todo por la distancia”, expresó a esta agencia el artista que ayer cumplió 58 años y se encuentra en medio del ciclo de conciertos “Un hombre con un piano”, en el porteño teatro Coliseo.

Con su última producción lanzada hace exactamente un año, Páez compitió en la 63º edición de los premios más importantes de la industria musical a nivel mundial, que se celebran en el Staples Center, de Los Ángeles, con Bajofondo (“Aura”), Cami (“Monstruo”), Lido Pimienta (“Miss Colombia”) y Cultura Profética (“Sobrevolando”).

En diálogo con Télam, el músico dijo que antes de conocer la noticia, “estaba nervioso, es importante, es como un casamiento, son ceremonias. Estoy muy feliz con haberlo ganado”, expresó.

“Gustavo Cerati tenía una frase hermosa que decía que sentía que el universo estaba conspirando a su favor. Este puede ser que sea un momento así, de plenitud absoluta en lo que mí respecta, y me siento infinitamente agradecido, a mis amigos, a mi familia y mis colegas que tanto me aguantan, y a toda la gente que está todo el día conmigo y atendiéndome los trapos. Me siento muy inmenso y lleno de amor”, manifestó.

“Es un momento de la vida en que tengo a mis amigos, a mis hijos espléndidos…”, concluyó el músico quien obtuvo dos premios (Mejor Canción Pop/Rock, por “La canción de las bestias” y Mejor álbum Pop/Rock) en la edición 2020 de los Latin Grammys, celebrada en noviembre pasado.

El triunfo de hoy del músico argentino no pudo verse en la transmisión oficial debido a que, por la gran cantidad de categorías que compiten, solo se incluyen allí a los “rubros estrellas”, reservados a la producción local.

Continue Reading

banner gcba

banner Septiembre

banner gcba

Noticias más leídas

Editor Responsable: Leandro Barattucci - villadelparquein@hotmail.com - Domicilio legal: Llavallol 2900, CABA - Teléfono: 15.6.7645372 - Propiedad Intelectual N°: 5302802 - Integrante de la Asoc. Civil Medios Vecinales - Integrante del Reg. de Medios Vecinales CABA