Connect with us

Ciudad

Banco Ciudad: nuevo crédito para autónomos y monotributistas

Published

el

Banco Ciudad Casa Central

El Banco Ciudad lanza una nueva línea de créditos para trabajadores autónomos y monotributistas, que amplía las alternativas de acceso al financiamiento de los emprendedores, y complementa las líneas vigentes, con amplios destinos, para el desarrollo de las actividades productivas.

El nuevo crédito se otorga con aval de Garantizar (Sociedad de Garantías Recíprocas) y es por un monto de hasta $300.000, con una tasa de interés fija del 24% TNA, a un plazo de hasta 24 meses.

El presidente del Banco Ciudad, Guillermo Laje, manifestó al respecto que “esta nueva línea contribuye a ampliar el acceso al financiamiento, logrando extender nuestro alcance a un mayor número de Monotributistas y Responsables Inscriptos mediante los avales de Garantizar, y con préstamos muy competitivos que ayudan a transitar este momento”.

Dentro de esta alianza estratégica con SGRs, el Banco Ciudad ofrece a las mujeres emprendedoras una propuesta integral que incluye, además del financiamiento, un abanico de alternativas de formación específica.

La solicitud de los nuevos préstamos es rápida y ágil, a distancia, completando los siguientes pasos:

  • Registrarse en la web de Garantizar:www.garantizar.com.ar/digital
  • Una vez recibida la confirmación vía mail, solicitar el aval del préstamo Banco Ciudad.
  • Una vez aprobado el aval, un oficial del Banco Ciudad contactará al interesado.

Nueva línea “EMPRENDEDORES CON AVAL SGR”

  • Beneficiarios: Personas físicas con actividad comercial, Monotributistas con categoría C en adelante y Responsables Inscriptos
  • Destino: Capital de trabajo
  • Monto máximo: Hasta $300.000
  • Tasa Nominal Anual: Fija, 24,00%
  • Plazo: hasta 24 meses. Período de gracia de capital: hasta 3 meses.
  • Moneda: Pesos
  • Garantía: Aval de Garantizar SGR

Toda la información en:

www.bancociudad.com.ar/institucional/pymes/Financiaci%C3%B3n/COVID19EmprendedoresconavalSGR

Este nuevo préstamo para Autónomos y Monotributistas también se suma a otras alternativas que brinda el Banco Ciudad, como el crédito a Tasa Cero, por un importe de hasta $150.000, para Pequeños Contribuyentes adheridos al Régimen Simplificado o al Régimen de Trabajadores Autónomos de AFIP.

Continue Reading
Advertisement

Deja tu comentario

Ciudad

Los cuatro falsos palacios porteños que ocultan grandes depósitos de agua

Published

on

Son cuatro edificios monumentales, por su tamaño y por su belleza arquitectónica. Pero detrás de sus fachadas, no son lo que parecen y, para muchos vecinos, son un misterio. Son los grandes depósitos de agua de la Ciudad, concebidos como piezas clave de la red de distribución pero, también, para demostrar la importancia que les dio la Argentina a las obras de saneamiento.

El más célebre, y también el más antiguo y espectacular, es el Palacio de las Aguas Corrientes. Ubicado entre la avenida Córdoba y las calles Riobamba, Viamonte y Ayacucho, fue inaugurado en 1894. Declarado Monumento Histórico Nacional, es el único que no está operativo.

Lo que pocos saben es que hay otros dos edificios idénticos, con la única diferencia de la decoración de las fachadas. Uno está en Caballito, entre Valle, José María Moreno, Pedro Goyena y Beauchef, y fue habilitado en 1915. Otro, en funcionamiento desde 1917, se encuentra en Villa Devoto, entre Beiró, Gualeguaychú, José P. Varela y Mercedes.

El edificio-tanque más “nuevo” y sobrio es el Paitoví, ubicado entre Pavón, Combate de los Pozos, Constitución y avenida Entre Ríos, en el límite entre los barrios de San Cristóbal y Constitución. Fue inaugurado en 1957.

“Son los cuatro gigantes del agua, todos con su característica patrimonial y su mensaje, que representa un momento político diferente. Uno ya lo es, pero los otros tres están en proceso de ser declarados Monumento Histórico Nacional”, cuenta la arquitecta Celina Noya, responsable del Museo del Agua de AySA.

Estos edificios de valor patrimonial, en realidad, son mucho más que eso: fueron creados como depósitos de gravitación. Distribuían el agua en la Ciudad por efecto de la gravedad y fueron fueron construidos en puntos altos para que el agua baje con fuerza.

Los tres más antiguos tienen tres niveles con 12 tanques sostenidos por una estructura de hierro que, en total, albergan 72.300.000 litros de agua. “Adentro son plena revolución industrial”, describe Noya.

El depósito Paitoví, con predominio del hormigón y de estilo racionalista, tiene 6 tanques con capacidad para 70 millones de litros.

Un poco de historia

El antecesor de estos edificios era un simple tanque a la vista, sostenido por siete pilares a 43 metros de altura, en el medio de la plaza Lorea, en el extremo este de la Plaza Congreso. Fue habilitado en 1871, el mismo año en que hacía estragos la fiebre amarilla. Tenía capacidad para 2700 litros.

En 1874 se inició la construcción del Establecimiento Purificador Recoleta, que estaba donde hoy se encuentra el Museo Nacional de Bellas Artes. Allí se decantaba y filtraba el agua del río, que era enviada al tanque Lorea. El sistema había sido proyectado por el ingeniero John Coghlan, durante la presidencia de Sarmiento.

“Sarmiento dio el puntapié inicial para las grandes obras de salubridad, que después con los distintos gobiernos iban avanzando. Él convocó a los ingleses, que nos llevaban 40 años de experiencia en la materia. Así fue como Buenos Aires tuvo su sistema de filtrado de agua tres años antes que Nueva York. Después surgen las obras para la distribución del agua potable”, cuenta Noya.

Pero el tanque de Lorea era demasiado pequeño y sería demolido en 1910. Para entonces, el Palacio de Aguas ya estaba operativo.

El majestuoso Palacio de Aguas Corrientes

Proyectado por el ingeniero John Bateman en 1896, este singular edificio fue construido entre 1887 y 1894. El plan no era hacer un depósito de agua, sino un monumento al agua.

El director de obras fue el ingeniero sueco Karl Nyströmer y el diseño exterior estuvo a cargo del arquitecto noruego Olaf Petrus Boye. Participaron 400 personas en los trabajos.

El costo total del edificio representó el 50% del presupuesto para todas las obras de saneamiento. “El Palacio de Aguas fue el centro de esas obras -sostiene Noya-. Había mucho trabajo bajo tierra que no se veía ni valoraba: zanjones hechos a pico y pala para colocar cañerías. Pero este edificio, que almacenaba el agua purificada para distribuir en la Ciudad, lo hizo visible“.

El Palacio, ubicado a 35 metros sobre el nivel del mar, es impactante. Su estilo es ecléctico, aunque predomina el renacimiento francés. Sus fachadas están revestidas en 170.000 piezas cerámicas y ladrillos esmaltados de color rojizo importados de Inglaterra. Estas piezas fueron ensambladas como si fuera un rompecabezas: cada una estaba numerada y tenía su ubicación definida en planos. La decoración incluyó ocho cariátides de hierro fundido.

La majestuosidad alimenta el enigma. La arquitecta Noya está acostumbrada a escuchar teorías alocadas de curiosos  y, sobre todo, de taxistas. “Dicen que el edificio fue construido para ser casa de Gobierno, que es el palacio de las provincias porque en la parte superior tiene un anillo con sus escudos, y hasta que era el palacio de un príncipe millonario. También oí a madres que les dicen a sus hijas que es el palacio de Barbie”, enumera.

En su libro “El cantor de tango”, el escritor Tomás Eloy Martínez introdujo otro mito: que en el Palacio de Aguas fue mantenida cautiva y asesinada Felicitas Alcántara, una adolescente de 14 años secuestrada en 1899. “Hay gente que viene con el libro y pregunta dónde estuvo escondida esa niña, pero es ficción”, asegura Noya.

Por supuesto, también hay historias de fantasmas. Y hay algo que Noya confirma como real: los guardias de seguridad se niegan a recorrer el edificio solos. Hacen sus rondas de a dos, por el miedo a algún encuentro inesperado.

Este palacio enigmático es apenas la cáscara que rodea lo que sí refleja su verdadero nombre: Gran Depósito Distribuidor Ingeniero Guillermo Villanueva. En su interior hay 12 tanques de agua sostenidos por una estructura de hierro fundido belga, que consiste en 180 columnas con un peso total de 16.800 toneladas.

Pero el Palacio de Aguas nació tan espectacular como insuficiente​. Fue proyectado para una ciudad de 400 mil habitantes, pero cuando empezó a funcionar, en 1894, había cerca de 600 mil.

“Fue en el mismo año en que se inauguró la Avenida de Mayo, con los primeros rascacielos. El agua no llegaba a los departamentos de los pisos más altos. Para abastecerlos hubo que crear una línea independiente desde el establecimiento de Recoleta”, señala Noya.

Los dos palacios escondidos

A principios del siglo XX, la población de Buenos Aires aumentaba aceleradamente, alimentada por la inmigración. El depósito de gravitación de avenida Córdoba no alcanzaba y en 1912, el departamento técnico de Obras Sanitarias de la Nación proyectó otros dos.

Estos nuevos depósitos de agua fueron encerrados dentro de palacios de igual estilo neorrenacentista francés, diseño y capacidad que el de avenida Córdoba, aunque menos llamativos.

Es que, en vez de usar revestimientos de terracota y ornamentos rebuscados, sus fachadas fueron revocadas con un símil piedra París.

Las estructuras de hierro de ambos fueron importadas de Inglaterra. El depósito de Caballito está a 37 metros sobre el nivel del mar. Lo comenzaron a construir en 1912 y fue habilitado en 1915.

Cuando comenzó a funcionar este depósito, se desmontaron los tanques del primer nivel del Palacio de Aguas, porque estaban a menor altura y ya no tenían fuerza ni presión.

La construcción del depósito de Villa Devoto, que se encuentra a 38 metros sobre el nivel del mar, también empezó en 1912, pero finalizó parcialmente en 1916. Faltaba hacer oficinas, cercos y veredas, lo que se completó para la habilitación final, que fue el 1° de diciembre de 1917.

Para entonces, la capital argentina tenía un millón y medio de habitantes, la mitad que en la actualidad.

El “patito feo” de los edificios-tanque

El depósito de gravitación Paitoví, un edificio racionalista donde predomina el hormigón armado, es el “patito feo” de los gigantes del agua.

“Es simple, liso, sin molduras y de buena factura arquitectónica -lo describe la arquitecta Noya-. Representa a otro momento de la historia. Hay mucha presencia de hormigón, pero no tiene hierro, porque era muy caro”.

La construcción de este depósito, que está a 33,5 metros sobre el nivel del mar, estuvo incluida dentro del Primer Plan Quinquenal (1947-1951) del entonces presidente Juan Domingo Perón.

La obra empezó en 1948 y finalizó en 1957. Se usaron materiales nacionales: hormigón armado, hierro redondo y armaduras, cemento portland y revoques.

Una estructura de hormigón armado sostiene 6 tanques de ese mismo material, repartidos en tres pisos y con una capacidad de 12.000 m3 de agua cada uno.

El uso actual de los palacios-tanque de agua

En los años 40, se comenzaron a construir ríos subterráneos, que con el tiempo reemplazaron al sistema por gravitación. Hoy el agua tratada en la Planta General San Martín va por grandes conductos que, por pendiente, la llevan hacia las estaciones elevadoras, desde donde con bombas eléctricas es impulsada a las redes de distribución.

El Palacio de avenida Córdoba tuvo agua hasta 1978, cuando quedó fuera de servicio. Los otros tres tanques siguen operativos, aunque no con el objetivo con el que fueron construidos. Pero sí tienen agua, que se distribuye para aliviar a las bombas cuando hay mucha demanda”.

En efecto, el agua de los depósitos Caballito y Villa Devoto se usa para compensar la utilización de los equipos de bombas de impulsión de las estaciones elevadoras de sus barrios en los horarios pico de consumo energético.

Mientras tanto, el edificio Paitoví funciona como depósito, pero también como estación elevadora. Recibe el agua tratada de las plantas San Martín y General Belgrano a través de un conducto de hormigón armado, y se la provee a más de 600.000 habitantes.

El depósito Caballito fue restaurado entre 2009 y 2013. Actualmente, se están realizando obras en los otros dos. “En el de Devoto, estamos poniendo en valor la cubierta, recuperando una por una sus tejuelas de cobre. Además, se están reconstruyendo las ventanas de madera y portones principales de la planta baja. Mientras, en el Paitoví se están reparando el subsuelo y los cimientos​”, cuenta Malena Galmarini, la presidenta de AySA.

Así como esos tres tanques sirven de reserva de agua, el Palacio reserva la memoria del sistema de saneamiento argentino. También restaurado recientemente, allí funcionan el Museo del Agua; la Biblioteca Ingeniero Agustín González, especializada en Ingeniería Sanitaria y Ciencias del Ambiente, y el archivo histórico de planos y expedientes. Además, hay una oficina de atención al cliente.

Dicen que por las noches, cuando todos se van, se oye el crujir de la estructura de hierro. Y también un sordo eco del agua que ya no está, pero que es el fantasma omnipresente que habita uno de los edificios más fascinantes de la Ciudad.

Continue Reading

Ciudad

Convertirán la avenida Honorio Pueyrredón en un corredor verde entre Gaona y Neuquén

Published

on

Un corredor verde para sumar espacio público a una zona que la pide a gritos. El Gobierno porteño presentó este jueves su proyecto de un parque lineal sobre la avenida Honorio Pueyrredón entre Gaona y Neuquén, en Caballito, el tercer barrio más poblado de la Ciudad.

“Parque Honorio” se llama el proyecto, cuyo llamado a licitación fue publicado este miércoles en el Boletín Oficial de la Ciudad. La obra conectará las plazas 24 de Septiembre y Giordano Bruno a través de un corredor verde de ocho cuadras de largo y entre diez y 11 metros de ancho. A los plátanos y robles de la avenida se sumarán 204 árboles de otras 18 especies.

“Elegimos esta zona del barrio porque tiene veredas anchas con arbolado y nos permite trabajar en uno de los sentidos de la avenida para generar este espacio verde”, explicó en conferencia Clara Muzzio, ministra de Espacio Público e Higiene Urbana de la Ciudad.

Es un área que ya tiene un gran espacio verde cerca: a unas cinco cuadras está el parque Centenario. Dato no menor, si se tiene en cuenta que no sólo importa la cantidad de metros cuadrados verdes sino su proximidad a los vecinos: es fundamental que estén bien distribuidos, para que haya uno a no más de 300 metros, según recomienda la Oficina Regional Europea de la Organización Mundial de la Salud.

“En la semana la gente quizás no tiene tiempo para ir a un gran parque. Por eso, las plazas y bulevares explotan de lunes a viernes y por eso elegimos este lugar”, remarcó Juanjo Mendez, secretario de Transporte y Obras Públicas de la Ciudad.

Se espera que en tres o cuatro meses se definan los adjudicatarios y los trabajos arranquen en enero, con fecha de finalización para diciembre de 2022. La inversión, cuyo monto exacto está sujeto a las ofertas que se presenten, rondaría los 500 millones de pesos. Con esta obra, el Gobierno porteño espera sumar casi una hectárea de espacios verdes a la Ciudad.

“En Caballito viven 188.000 vecinos pero la oferta de espacio público es acotada. Hay 24 hectáreas de espacios verdes. En todas las reuniones de participación ciudadana, el principal problema que surge es la necesidad de estos espacios. Este proyecto viene a responder a ese llamado”, destacó durante la presentación Federico Ballán, presidente de la Junta Comunal 6.

“Para las miles de personas que viven en Caballito y los barrios cercanos va a ser un cambio radical: van a tener ocho cuadras de parque, con pasto y verde”, sumó el jefe de Gabinete, Felipe Miguel.

Con el nuevo parque, la avenida pasará a ser mano única desde Neuquén hacia Gaona. Es que sólo los cuatro carriles vehiculares mano al norte continúan: los que van al sur pasarán a formar parte del proyecto. Tres de ellos se convertirán en áreas verdes y el restante será una calle de convivencia de tres metros y medio de ancho para que los frentistas con auto puedan ingresar con él a sus domicilios.

El tránsito al sur se desviará entonces por la avenida Acoyte y las calles Hidalgo y Rojas, que ya de por sí tienen alto tránsito, sobre todo esta última con el tren Sarmiento a nivel: su paso suele ocasionar embotellamientos de cuadras enteras. Los colectivos de la línea 92, en tanto, bajarán por Hidalgo. Las paradas de esa línea y de la 106 sentido al norte se mantendrán igual.

Cerca del extremo del futuro parque lineal está el monumento al Cid Campeador, donde se cruzan las avenidas Honorio Pueyrredón, Gaona y San Martín. Cualquier peatón que haya querido atravesarlas a esa altura sabe que no es tarea fácil. Desde el Gobierno porteño admiten esta situación y prometen mejorar el cruce, aunque aún no están definidos los detalles.

Lo que sí ya se definió es la ubicación de drenajes, luces y dársenas de carga y descarga. Pero quedan por establecer los usos del resto de la infraestructura para los que, prometen desde el Gobierno porteño, se tendrá en cuenta lo dicho por los vecinos en encuentros de Participación Ciudadana. Algunos de los usos sugeridos son patio de juegos, anfiteatro, postas aeróbicas y cancha de fútbol tenis.

Como en la avenida puede estacionarse de ambos lados, con la obra se pierden entre ocho y diez espacios por cuadra, que no serán recuperados. Con todo, “son lugares relativamente fáciles de absorber en los alrededores”, aclaró Mendez. El funcionario indicó además que los reservados a personas con movilidad reducida serán movidos a la menor distancia posible, punto que “ya fue conversado con los vecinos”.

Continue Reading

Ciudad

Todavía habrá que esperar para bailar en salones y boliches de la Ciudad

Published

on

Los anuncios del lunes del jefe de gabinete, Juan Manzur, y la ministra de Salud, Carla Vizzotti, sumaron un nuevo nivel de desconcierto para el único rubro comercial que continúa paralizado como tal: boliches y salones de fiestas. Se anunció una apertura, con aforo y ciertas medidas sanitarias, pero aún se desconoce cómo se implementará la vuelta a las pistas -las de baile- y de qué manera se controlará ese regreso. Lo concreto es que, pese a las especulaciones que se hicieron, en la Ciudad habrá que esperar y las discotecas no abrirán como tales este fin de semana.

Lo que se espera que en los próximos días se publique el DNU que informe al respecto. Según entienden las autoridades sanitarias, son espacios de “riesgo” frente a la variante Delta. Y por eso se aguardan definiciones en cuanto a protocolos y aforos. 

Días antes de este anuncio, el Gobierno porteño había actualizado protocolos y publicó en el Boletín Oficial que, por primera vez en pandemia, se podrán realizar eventos sociales con baile en espacios cerrados. Pero con requerimientos que los empresarios entienden que desnaturalizan lo que es una discoteca.

En rigor, porque no permiten que las pistas de baile se utilicen como antes; así, se propone que estén demarcadas -con mesas, sillas, cintas adhesivas en el suelo, etc.- y con un distanciamiento de 2 metros entre los espacios. La gente solo podrá bailar son su propia burbuja, sin interactuar con otras mesas. La ocupación máxima será de 400 personas (aforo máximo del 70%), que tendrán que usar el barbijo todo el tiempo. 

Pese a que este protocolo está publicado, en territorio porteño, al menos este fin de semana, no habrá baile en discotecas y salones de eventos. El regreso quedó en stand by, debido a que el anuncio de Nación vino a desarticular al de Ciudad.

De hecho, desde la AGC (Agencia Gubernamental de Control) informaron que efectivamente no habían recibido solicitudes de habilitación. Los empresarios deben hacer el pedido primero al Ministerio de Cultura, y luego se deriva a la AGC.

Muchos de estos espacios han usufructuado el permiso otorgado por el gobierno porteño para poder trabajar como bares y restaurantes. Así han logrado mantener al flote el negocio y, principalmente, sostener la economía de las familias que dependen de estas actividades.

“Este fin de semana no se vuelve porque necesitamos claridad para poner en marcha nuestros negocios. Ahora estamos habilitados para trabajar como bares y restaurantes pero necesitamos recuperar nuestra identidad, la de Clase C, sitios en los que se baila”, sentenció Omar Capalbo, de la Cámara Empresaria de Discotecas y Entretenimiento de la Ciudad. 

“Las estructuras de nuestro tipo de negocio son elefantes blancos, no es fácil ponerlos en marcha. Por eso necesitamos certezas, porque hay que activar la seguridad, todas las habilitaciones correspondientes -como los permisos de los bomberos, por ejemplo-, personal de limpieza, heladeras, bebidas, controles. No ilusionemos a la gente”, pidió Capalbo.

Fuentes de la Ciudad entienden que los protocolos publicados la semana pasada “quedaron viejos”: “Están desactualizados en función de lo que anunció el gobierno nacional. Sin embargo, es una herramienta disponible. Por supuesto, a futuro, hay que estudiar cuál es la letra chica del DNU de Nación. En general, las jurisdicciones implementan los controles y se acogen, o no, a las nuevas disposiciones. No necesariamente hemos adherido por completo a todos los DNU”, explicaron.

De hecho, el ministro de Salud, Fernán Quirós, ya avisó que en la Ciudad de Buenos Aires no se dejará de usar barbijo hasta que no se haya logrado llegar al 70% de la vacunación de la población, con esquema completo. Esto, si bien depende del ingreso de vacunas, debería suceder en las próximas semanas; hasta el miércoles se había vacunado a 1.820.458 con dos dosis (casi el 60,5% de la población total de la Ciudad).

Aún sin precisiones, y según la información que compartieron Manzur y Vizzotti, las personas que quieran ingresar a una disco tendrán que tener esquema completo de vacunas (transcurridos 14 días de la segunda dosis); un panorama similar para los salones de eventos, que en cambio podrían aceptar una dosis más un test (PCR o antígeno) negativo para permitir el ingreso a fiestas.

A futuro, los propietarios están alerta con los controles: es decir, cómo se realizarían y quién los llevarían a cabo. “Después de 19 meses sin trabajar, me cuesta pensar que tengamos que ser los propietarios quienes además controlemos si una persona se vacunó o no. Pese a estar sin operar todo este tiempo, mantuvimos empleos, impuestos y servicios. El único beneficio que tuvimos fue la exención del ABL por tres meses, pero no todos, porque el nombre del propietario del local tenía que coincidir con el nombre vinculado a la empresa. Y el ATP, pero para muchos fue imposible acceder: yo obtuve 3 de 16 empleados”, contó Jorge Becco, de Club Araoz.

Tampoco solicitó el permiso para abrir este fin de semana como boliche. Como muchos otros, continuará operando como bar y restaurante hasta que se publique el DNU que permita comenzar a mover este mercado que se estima que en la Ciudad ya impactó sobre el 35% de las discos, que cerraron sus puertas definitivamente. 

Continue Reading

Ciudad

Los 5 desafíos de la educación post pandemia

Published

on

Sin pedir permiso, un buen día del pasado 2019, la pandemia irrumpió e impactó de lleno en todo el planeta. No importa en qué lugar hayas estado, o en qué situación te haya encontrado, y mucho menos, a qué clase social pertenezcas, nadie pudo ni puede escapar a los efectos de una crisis sanitaria y económica mundial sin precedente en la historia cercana de la humanidad. La dinámica social y familiar sufrió cambios de la noche a la mañana, las prioridades y necesidades de cada comunidad, de cada familia cambiaron, y en muchos casos, para siempre.

En un escenario envuelto por la incertidumbre, la escuela pasó a estar en el centro de la escena, lugar que jamás debería haber perdido. Su rol educativo y social, pasó a ser determinante para las familias, docentes y directivos, pero principalmente para los niños, niñas y adolescentes de nuestro país. Podríamos afirmar que hoy los desafíos son muchos, pero hay cinco que exigen respuestas complejas y profundas.

El desafío de reincorporar a los alumnos que abandonaron en pandemia

Los efectos de casi dos años sin clases presenciales, evidencia graves consecuencias estructurales del sistema educativo. De un momento a otro, 1516 millones de alumnos en el planeta tuvieron que empezar a estudiar a distancia. En la Argentina esa cifra alcanza los 11 millones. Claramente, los sistemas y la comunidad educativa no estaban preparados y tuvieron que encontrar los modos de acompañarlos para que el proceso de aprendizaje no genere un daño sin precedentes.

En el camino quedaron muchos alumnos fuera del sistema educativo. De acuerdo con la evaluación de continuidad pedagógica que el Ministerio de Educación realizó en junio de 2020, se detectaron 1,1 millones de niños, niñas y adolescentes que por diferentes motivos se habían desvinculado de sus escuelas y de las clases remotas. Estamos hablando de un 10% de los 11 millones de alumnos que componen la matrícula de los niveles inicial, primario, y secundario. Si bien en algunas zonas del país, se hicieron algunos esfuerzos por ir en busca de aquellos alumnos que nunca se conectaron en pandemia, nada fue suficiente para lograr su reincorporación.

El desafío de impulsar la inclusión digital post pandemia

Luego de desatada la pandemia, las tecnologías digitales cobraron una nueva centralidad en la agenda de la política educativa. Las autoridades nacionales y provinciales desarrollaron un conjunto de respuestas educativas digitales de emergencia para sostener la escuela sin presencialidad. Todo esto en un país con altos márgenes de desigualdad, donde la brecha digital ya era una problemática pre pandemia. Según la UNESCO, en Argentina 1 de cada 5 estudiantes de primaria no tiene Internet en su casa, es decir un 19,5% no tiene posibilidad de estudiar online. En el ámbito secundario también se observa la misma dificultad, un 15,9% no tiene acceso a Internet. Para ser más claros, los datos del Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) de Argentina, son contundentes: cerca del 40% de los hogares argentinos no cuentan con acceso a internet fijo.

Definitivamente, acortar la brecha digital entre las distintas clases sociales y zonas geográficas del país es fundamental en un contexto de pandemia, pero también para lo que se viene post pandemia. Todo indica que escenarios de educación híbridos (presencial/virtual) van a ser muy recurrentes en los ciclos escolares venideros, porque la tecnología llegó para quedarse y sumar, y no para dividir. La Evaluación Nacional del Proceso de Continuidad Pedagógica muestra que en 2020, el 48% de las y los jóvenes manifestaron que durante la pandemia aprendieron a utilizar más y mejor las tecnologías -computadoras, redes sociales y aplicaciones para la comunicación y aprendizaje a distancia-, por fuera de su actividad en la escuela (Secretaría de Evaluación e Información Educativa -Ministerio de Educación [SEIE-ME] / UNICEF, 2020).

La tecnología no es una enemiga, el objetivo es complementar y no reemplazar roles ni funciones, ya que la presencialidad es insustituible en el proceso de formación y de construcción de vínculos sociales de un niño, niña o adolescente. La posibilidad de evaluar escenarios híbridos, permitió el surgimiento de interesantes propuestas como “Aula en Casa” de Educabot. Se trata de una plataforma con una interfaz sencilla, de rápida implementación y con acceso inteligente que ofrece a más de 50 mil usuarios de 7 países de América Latina la posibilidad de contar con una plataforma educativa gratuita en pocas horas.

El desafío de recuperar el terreno perdido en materia de aprendizajes

El formato de la educación a distancia debe contar con nuevos elementos para desarrollarse de manera eficaz, y al mismo tiempo poder ensamblar con el regreso a las aulas que necesitan incorporar nuevas propuestas digitales, pensadas y diseñadas de acuerdo a cada plan educativo, sin dejar de lado la realidad de cada escuela y alumnado del país. Si hay algo que se ha puesto en evidencia debido a la pandemia, es la desigualdad digital pero también social, al mismo tiempo que la falta de interesantes propuestas de mejoras de los aprendizajes, porque no todo es tecnología, no todo es presencialidad. Si queremos bajar la tasa de deserción escolar, el desafío está en proponer alternativas que atraigan el interés de los alumnos.

En esta línea de ver cómo recuperamos el terreno perdido en materia de aprendizajes y el entusiasmo de los alumnos en sus distintas edades, trabaja la plataforma Matific, pensada y diseñada para la enseñanza de las matemáticas en los niveles inicial y primario. Un enfoque único para enseñar matemáticas jugando, desde jardín de infantes a sexto año en escuelas de todo el mundo, mediante minijuegos prácticos e interactivos. Un sistema de aprendizaje en espiral modular y progresivo, adaptable a los diferentes planes de estudios de cada país, región o zona –con la posibilidad de ser aplicado online y offline en aquellos lugares/escuelas sin conectividad-.

El desafío de mejorar y fortalecer la gestión educativa institucional

La pandemia nos invita a repensar la escuela del mañana, una discusión que venía quedando postergada y que la crisis puso en agenda. ¿Cuál es la clave para una verdadera transformación educativa? La clave es trabajar colectivamente, escuchar las voces de los alumnos, pensar en lo que están necesitando; pero también rescatar y resignificar el rol del docente. Así lo piensa Eutopía, un modelo educativo inclusivo e innovador impulsado desde la Vicaría Pastoral de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, en alianza con la Organización de Estados Iberoamericanos y cuenta con el apoyo de Fundación Telefónica Movistar y “La Caixa” Foundation, a través del proyecto ProFuturo.

Luego de tres años de implementación en escuelas porteñas, en 2020 la red escaló federal y regionalmente, para llegar en la actualidad a más de 80 escuelas de 15 provincias y también de Colombia. Participan escuelas de gestión estatal (30) y privada (50), de niveles inicial, primario y secundario, y diversas modalidades.

El desafío de promover esquemas de formación y desarrollo de habilidades post pandemia

La pandemia aceleró la transformación digital en el sector productivo para lo cual es necesario generar una propuesta de formación para los jóvenes en habilidades del siglo XXI, pensando en un mercado de trabajo continuamente en movimiento, y en nuevas demandas y necesidades de profesionales en un mundo cambiante, y cada vez más digitalizado.

Repensar la oferta educativa en el marco de un escenario productivo pos pandemia, sería el camino ideal para una transformación con visión a futuro, porque el vacío en este aspecto es evidente y lo muestra el informe Ideas para la Argentina del 2030, publicado por la Jefatura de Gabinete de la Nación, el cual señala que cerca del 50% de las empresas tiene dificultades para cubrir los perfiles profesionales adecuados debido a falta de competencias técnicas (27%), falta de experiencia (20%), falta de candidatos que se postulen (19%).

Esta situación se profundizó con la pandemia, sin ir más lejos, el Banco Interamericano de Desarrollo, asegura que el 65% de los trabajadores de la Argentina se encuentran en ocupaciones que podrían ser automatizadas. Definitivamente, el escenario post pandemia no será nada sencillo para nuestros jóvenes.

Continue Reading

Ciudad

El plan de Buenos Aires para recuperar los 3 millones de turistas perdidos por la pandemia

Published

on

En 2019, Buenos Aires recibió 3 millones de turistas. Fue una cifra récord y todo indicaba que la tendencia ascendente iba a continuar. Pero llegó la pandemia y el turismo se paralizó en todo el mundo. De a poco, ahora el sector se está despertando. Y este lunes arranca el relanzamiento internacional de la Ciudad para recuperar a los turistas perdidos.

El plan tiene tres ejes. El primero es una estrategia para reactivar la economía del visitante, que es la que incluye tanto el impacto directo como el indirecto de la actividad turística en la economía, y las inversiones en sectores competitivos.

Los otros dos ejes son la “diplomacia de ciudades”, con Horacio Rodríguez Larreta participando en encuentros internacionales y realizando giras como “embajador”, y el posicionamiento en una agenda centrada en el bienestar integral y el cambio climático.

Las fronteras argentinas siguen cerradas al turismo. Pero desde la Ciudad explican que buscan anticiparse y preparar a Buenos Aires para que siga siendo competitiva en cuanto puedan volver los visitantes extranjeros. Una tarea que ya vienen realizando otras ciudades, como Nueva York o Madrid, que también lanzaron sus campañas.

“El relanzamiento internacional de Buenos Aires hará mucho foco en recuperar el turismo internacional, promover la llegada de estudiantes extranjeros y nómades digitales, y posicionar a la Ciudad como la mejor de América Latina para invertir en sectores estratégicos, como industrias creativas e industrias basadas en el conocimiento”, explicó el Secretario General y Relaciones Internacionales porteño, Fernando Straface, en la presentación del plan a la prensa.

La apuesta porteña para 2023 es volver a recibir a 3 millones de turistas. También se espera que lleguen 100 mil estudiantes internacionales por año, cuando en 2019 eran 80.000. Y 20 mil nómades digitales, contra los 8.000 de hace dos años, quienes podrían dejar un gasto cercano a 150 millones de dólares.

“Estas cifras se basan en las de 2019 y en las proyecciones internacionales. En el mundo se habla de que en la pos-pandemia va a haber una revancha de la vida, la gente va querer viajar y salir. Y los estudiantes son los más propensos a volver a su vida anterior”, dice Straface.

Por otra parte, durante la pandemia se demostró que se puede teletrabajar desde cualquier lugar del mundo. Y la Ciudad busca atraer a esos viajeros. Por ejemplo, otorgándoles beneficios y gestionando con Nación la posibilidad de que accedan a una visa especial. Para esto, cuenta con el programa Digital Nomads BA.

El relanzamiento oficial de la Ciudad al turismo

Este lunes a las 11 habrá un evento de relanzamiento de la Ciudad, que será transmitido por streaming a mercados estratégicos de los Estados Unidos, España, Reino Unido, Francia, Italia, Alemania y América Latina. Expondrán expertos internacionales y referentes locales para promocionar a Buenos Aires como una gran ciudad para vivir, visitar, estudiar y hacer negocios.

El evento fue bautizado “Back to BA” y se realizará junto a la revista inglesa The Economist. Robert Wood, integrante de la unidad de inteligencia especializada en América Latina de esa revista, le hará una entrevista pública a Rodríguez Larreta, para analizar las ventajas competitivas de Buenos Aires.

El plan continúa con la diplomacia urbana y la inserción porteña en una agenda internacional, que incluye la participación de Rodríguez Larreta en la conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático (COP26), que se hará entre el 30 de octubre y el 12 de noviembre en Glasgow. Además, en 2022 Buenos Aires será sede de la Cumbre de Alcaldes del C40, la red de grandes ciudades globales que trabaja para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

“El cambio climático es la próxima gran causa común a nivel mundial después de la pandemia”, asegura Straface, que explica que luchar para mitigarlo hace a la calidad de vida de Buenos Aires y que por eso forma parte del tercer eje del plan de relanzamiento, que apunta al bienestar integral.

De hecho, en su viaje a Washington, Rodríguez Larreta mantendrá encuentros en la Oficina del Cambio Climático, liderada por John Kerry. Además, se reunirá con Mauricio Claver-Carone, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, y con Carlos Felipe Jaramillo, vicepresidente del Banco Mundial para la región de América Latina y el Caribe.

En diciembre Rodríguez Larreta, quien aspira a ser presidente en 2023, también hará una gira europea para encontrarse con los alcaldes José Luis Martínez Almeida, de Madrid; Anne Hidalgo, de París; Michael Müller, de Berlín, y Virginia Raggi, de Roma. Y el año próximo viajará a China e Israel.

Las restricciones que aún juegan en contra

Con las fronteras cerradas al turismo, queda claro que la apuesta de la Ciudad es a futuro y depende de decisiones a nivel nacional. Sigue vigente un cepo a los vuelos, que hasta el 1° de octubre autoriza apenas 16.100 plazas semanales de ingreso al país. Una cantidad ínfima, cuando antes de la pandemia a Ezeiza llegaban 18.000 viajeros por día.

Tampoco ayuda la imprevisibilidad: al día de hoy, por ejemplo, no se sabe cuáles serán los vuelos autorizados para el mes de octubre.

“El desafío más grande para recuperar el turismo está relacionado con la conectividad, que se deterioró a partir de la pandemia -reconoce Straface-. Además, el ambiente de negocios en la Argentina hizo que muchas aerolíneas reconsideraran sus rutas hacia nuestro país”.

Para entender el impacto, pone un ejemplo. Uno de los vuelos perdidos es el de Norwegian que unía Londres con Buenos Aires. “Ese solo vuelo -dice el funcionario- traía al 30% de los turistas extranjeros que visitaban la Ciudad”.

Continue Reading

Noticias más leídas

Editor Responsable: Leandro Barattucci - villadelparquein@hotmail.com - Domicilio legal: Llavallol 2900, CABA - Teléfono: 15.6.7645372 - Propiedad Intelectual N°: 5302802 - Visitas del mes de Agosto: 28.631 Integrante de la Asoc. Civil Medios Vecinales - Integrante del Reg. de Medios Vecinales CABA