Connect with us

Espectáculo

Duelo de actuaciones de Moreira y Yanelli en "Príncipe azul"

Published

el

Edgardo Moreira y Fito Yanelli se sacan chispas como protagonistas de “Príncipe azul”, la emblemática obra de Eugenio Griffero sobre dos hombres mayores que se reencuentran medio siglo después de haber vivido un romance, en una versión que tiene en Thelma Biral a una directora que sorprende.

La puesta actual en el teatro Regina coincide con el estreno de la película “Dolor y gloria”, de Pedro Almodóvar, con un tema afín, y la pieza -conocida en Teatro Abierto 1982- es una de las más representadas del teatro argentino de las últimas décadas, desde la ya mítica versión que dirigió Omar Grasso con Jorge Rivera López y Villanueva Cosse, en épocas en que aún regía una dictadura en el país y la censura era severa, aunque menos en el teatro que en el cine.

Es muy distinta la situación actual, pues en 37 años pasaron cosas, el sentido democrático de la vida en general es infinitamente más amplio, existe el matrimonio igualitario, hay leyes de género y las relaciones, no ya sexuales sino amorosas, entre personas del mismo sexo son vistas con otra naturalidad.

En 1982 Teatro Abierto se caracterizó por un repertorio menos urgente y aguerrido que en la primera temporada -la del famoso incendio intencional del Picadero-, tuvo varias salas a su disposición y dio a conocer “El tío loco”, de Roberto Tito Cossa, “Hay que apagar el fuego”, de Carlos Gorostiza, “La casita de los viejos”, de Mauricio Kartun, y “Las paredes”, de Griselda Gambaro, entre otros textos perdurables por encima de las circunstancia de su estreno.

Entre ellos estaba la obra de Griffero, que no llamó la atención por la audacia del reencuentro de dos hombres que fueron amantes medio siglo antes, pactado con fecha y lugar precisos, sino por el vuelo poético de sus situaciones, que jamás caen en lo patético ni en el mal melodrama, y que en sus escenas culminantes elige el absurdo, el monólogo interior y hasta el delirio.

Hombres que se acercan a los 70 años, uno (Moreira) es un cómico de barracón, ebrio consuetudinario y con el lastre de vivir en algún teatrucho junto a vedettes avejentadas, y el otro (Yanelli) es un profesional liberal que terminó casándose y conviviendo con hijos y nietos, aunque confiesa que alguna vez se le fueron los ojos tras algún muchacho en la playa, como le pasaba al Von Aschenbach de “Muerte en Venecia”.

La obra está dividida en tres tercios: uno que describe al primero en la bruma nocturna de ese muelle que está igual que antaño, cuenta las peripecias de su vida en soledad y duda sobre la comparecencia de su viejo amado -“¿No se habrá muerto”, se pregunta-; el siguiente, en el que el segundo es la contracara. y en el tercero ocurre el encuentro, donde Griffero, que es además psicoanalista, evita seguir el camino de cualquier otro autor y elige seducir al espectador con poesía e imaginación.

Biral no tenía antecedentes de directora aunque alguna vez manejó una adaptación de “M’hijo el dotor”, de Florencio Sánchez, en un ciclo, y en una entrevista reciente dijo ser consultada habitualmente por algunos directores; pero su tarea en “Príncipe azul” gratifica por el clima que logra, el ritmo interno que establece, las conductas cautas de sus criaturas aun en situaciones límite.

Claro que nada sería lo mismo sin las actuaciones del dúo: el animal escénico que es Moreira, patético y encantador al mismo tiempo, y el sutil Yanelli, que debe luchar con el personaje más contenido y temeroso, ambos protagonistas de un ocaso inevitable.

Continue Reading
Advertisement

Deja tu comentario

Espectáculo

"Como en el boxeo, en la actuación también hay que aplicar la inteligencia"

Published

on

Sergio “Maravilla” Martínez debutó en el cine con un coprotagónico en “Pistolero”, película en cartel de Nicolás Galvagno, en el que interpreta a un bandido rural, un papel para el que subió 23 kilos y para el cual se preparó con un estudio minucioso del personaje con la “inteligencia” con la que sube al cuadrilátero.

“En el boxeo tengo una actuación constante, de tipo fuerte, escurridizo, duro y a veces de cobarde. Es toda una actuación porque estoy tratando de ser inteligente. En la actuación también hay que aplicar la inteligencia e inteligencia emocional”, comentó a Télam “Maravilla”, cuya formación se encuentra en el clown, en el Centro de Cast de Telefé y con su coach personal.

Pero las inquietudes artísticas del boxeador no se acotan delante de la cámara. En su casa de Madrid se suele sentar a escribir tanto poesía como guiones de teatro. De hecho, está preparando una obra que puede llegar a verse en Argentina el año que viene.

“Vivo constantemente con proyectos. Creo que no me alcanza esta vida para poder terminar todos esos proyectos que tengo, por lo menos para llevarlos adelante más allá de poder concluirlos. Creo que la belleza de un proyecto no está en el objetivo final, sino en el tránsito”, sostuvo.

T: ¿Cómo llegás a la película?

SM: A Nico Glavagno lo conocí por medio de un amigo, Diego Rosselli. A los pocos días de conocerlo, me acercó el guion y me dijo “fijate qué personaje te gustaría interpretar”. Lo leí y me encantó. A los dos días le dije que me gustaría ser Claudio, el hermano del protagonista, y era justamente el que tenía pensado para mí. Lo elegí porque me gustó el papel que tenía, el rol que tiene me parece fantástico y totalmente distinto a lo que soy yo.

Continue Reading

Espectáculo

Hendler protagoniza "Así habló el cambista"

Published

on

 
El actor Daniel Hendler es el protagonista de “Así habló el cambista” coproducción uruguayo-argentina dirigida por Federico Veiroj que se estrenó comercialmente el jueves último y que describe la oscura vida de un financista que mueve dinero sucio en la Montevideo de los años ’60 y ’70.

Junto a Dolores Fonzi como su esposa y Luis Machín como su suegro, el personaje del filme, basado en una novela de homónima de Juan Enrique Gruber, arranca su carrera como ayudante de un asesor financiero y luego se independiza para manejar los dineros sucios malhabidos de la política hasta los que manejan las organizaciones armadas argentinas de la década del ’70, con efectos en la represión política posterior y los grupos de tareas militares.

En charla con Télam, Hendler aseguró que el personaje del filme no surge ni de la novela ni solamente del guión sino “del encuentro entre el guión, el director de la película y el cuerpo del actor”.

-¿Cuál fue su pensamiento y visión de la historia desde la lectura de la novela, a la propuesta de la película por parte del director y la composición del personaje?
-En realidad yo leí primero el guión, luego fui leyendo la novela de a poco por sugerencia del director, pero en realidad el guión de la película es el material con el que trabajamos y el personaje estaba en el guión de la película, y más allá de que su fuente estuviera en la novela se crea un nuevo personaje en el guión y luego otro nuevo a partir del encuentro mío y el director. De hecho Federico Veiroj no me imaginaba a mí, tenía otra idea de la apariencia física del personaje, así que tuvimos varios encuentros en los que empezamos a trazar cómo era este tipo y ahí surge un tercer personaje que no es ni el de la novela, ni el del guión sino el que surge del encuentro del guión, el director y el actor que trae su cuerpo con toda la carga histórica.

-¿Cuáles fueron sus sensaciones y cómo manejó el hecho de volver a una Montevideo de los años ’60 y ’70, con ese paisaje urbano, ese ritmo, esas relaciones familiares y sociales?
-Yo no conozco esa época de Montevideo de manera directa sino a través de grabaciones y fotos; escuché grabaciones de la época para empaparme del modo de hablar y despegarme de la musicalidad contemporánea que tenemos al hablar, pero la realidad de los ’50, los ’60 y los ’70 tiene un primer filtro en la mirada del escritor, otro en la del guionista y además está atravesada por un punto de vista que es el del personaje, que tiene la particularidad de negar bastante la realidad, y la realidad se cuela a través de ventanas que dejan verse en la película. Lejos de ser un retrato con rigor histórico es un retrato libre de la época basado en el imaginario nuestro y en lo que se desprende de la novela.

Continue Reading

Espectáculo

Premian en San Sebastián el documental de Juan Solanas sobre el aborto

Published

on

El filme documental “Que sea ley”, en el que el realizador argentino Juan Solanas sigue la lucha por la legalización del aborto en la Argentina, fue premiado en el Festival de Cine de San Sebastián.

“Que sea ley”, que se estrena en la Argentina el próximo jueves y que tuvo su premiere mundial en el Festival de Cannes en mayo pasado, recibió el premio Otras Miradas que entrega la Televisión Española a la película que mejor defienda los derechos de la mujer.

La entrega del premio se realizó hoy durante la gala de clausura de la 67ta edición del Festival de San Sebastián y, en ausencia de Solanas, la actriz Mercedes Morán -integrante del jurado oficial del certamen- recibió el premio.

La actriz leyó un texto de Juan Solanas, hijo de Pino, que estuvo en San Sebastián para la presentación del filme en la sección Horizontes Latinos, pero no pudo quedarse a la premiación.

“Hoy, 28 de septiembre es el Día Internacional por el Derecho al Aborto, recibir este premio es un símbolo. En Argentina, cada semana muere una mujer víctima del aborto clandestino, varias por día en Latinoamérica, esto es una locura”, comienza la carta escrita por Solanas que leyó Morán en su nombre al recibir el premio.

Continue Reading

Espectáculo

Un seleccionado del rock argentino homenajeará a Spinetta

Published

on

Rodolfo García, Machi Rufino y Javier Malosetti son algunos de los músicos que mañana, 21 de septiembre a las 18, presentarán en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA, “Hombre luz”, un concierto inédito en homenaje a Luis Alberto Spinetta, uno de los músicos más importantes del rock argentino.

El recital se realizará en Ciudad Universitaria, ubicado en el barrio porteño de de Nuñez, donde en 1990 Spinetta presentó su primer álbum en vivo como solista, “Exactas”.

El nombre del disco remite precisamente a los dos conciertos que ofreció el 30 y el 31 de agosto de ese año en el Pabellón 2 de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales.

En el marco del Día del Estudiante y del comienzo de la primavera, celebrando a estudiantes y docentes universitarios, el auditorio de dicha Facultad volverá a vibrar con la música del “Flaco” de la mano de los músicos que tocaron junto a él.

Además de Malosetti, García y Rufino participarán del recital Leo Sujatovich, Baltasar Comotto, Daniel Colombres, Daniel Ferrón, Gustavo Spinetta, Lito Epumer, junto a invitados como Leo García, Claudia Puyó, Emilio del Guercio y Lisandroi Aristimuño.

Continue Reading

Espectáculo

Diego Peretti, un actor de poca monta y neurótico en "Iniciales SG"

Published

on

 Diego Peretti interpreta a Sergio Garcés, un actor al que se le pasó el cuarto de hora en el cine porno y que en una semana se encuentra entre la espada y la pared en el filme “Inciales SG”.

“El personaje tiene una psicología particular. Es muy extremo y muy porteño en un contexto de mucha pasión futbolística. Eso se mezcla con su fanatismo por la música de Serge Gainsbourg. Todo eso lo ha marcado a él como una posibilidad o una ilusión de ser alguien muy famoso, que no se concretó, pero que sin embargo lo dejó muy marcado. Esto lo lleva a que haya un homicidio y una historia de romance, muy bizarro todo y dentro de una imaginación y un accionar diferente a la normal. Todo eso es ideal para actuar”, explicó a Télam Peretti.

El filme sucede en medio del mundial de Brasil 2014, momento en que los directores se encontraban de paseo por Argentina. La libanés Attieh y el mexicano García quedaron fascinados por el fanatismo argentino por el fútbol y viendo a Peretti en una película en un avión se dieron cuenta de que entre el ambiente y el actor ya tenían el filme.

Trailer

Además, “Iniciales SG” tiene varios homenajes al cine, como a “Sin Aliento”, de Jean-Luc Godard, que se hace explícito. El personaje de Peretti tiene mucho del de Jean Paul Belmondo y el de Nicholson con el de Jean Seberg; de hecho, se llaman igual.

T: El personaje de Belmondo es un ladrón de poca monta y el suyo es el de un actor sin nada de éxito.
DP: Sí, en realidad ya intentó, la película lo agarra en un declive y circunstancias casuales lo llevan a un final tragicómico, digamos. Esa es la línea por la que va este personaje: tragicómico, patético y cómico por lo patético.

T: La ira es un elemento fundamental de la película y es algo que tampoco reconoce de clases sociales o grupos de pertenencia. El ex jugador de Barcelona Ardan Turán fue condenado la semana pasada por sacar un arma en un hospital en lo que fue un ataque de ira, por ejemplo.
DP: Sí, la ira es como una descarga de energía, como un volcán que como la tierra en algún momento se acomodan las placas y hay una energía que tiene que ser liberada. Depende el fuego que tengas contenido que no hayas podido expulsar, es cómo sale. Es como un terremoto. En el caso de este personaje, podríamos decir que está en una zona de terremoto, le pasan demasiadas cosas en poco tiempo.

T: Es un neurótico también.
DP: Sí, tiene una neurosis muy grande. Cree que está conectado con la suerte que tiene la selección nacional de fútbol en pleno mundial, entonces es como un psicótico que está en el ágora antes de una crisis, si le va bien le va bien, pero está en el abismo. Es un personaje muy porteño.

Continue Reading
banner gcba

Destacadas