Un negocio inmobiliario amenaza a un histórico y tradicional pasaje de Villa Santa Rita

Pasaje Gran Ville, Villa Santa Rita.Pasaje Gran Ville, Villa Santa Rita.

Hace unas semanas vieron que a la vuelta, en la misma manzana, arrancaban las obras para una torre que que los condenaría a la oscuridad. Son vecinos de Villa Santa Rita, que días atrás marcharon en procesión fúnebre para “velar” el pasaje en el que viven, Guillermo Granville. Tras el reclamo, el Gobierno porteño suspendió la construcción.

El ex legislador Eduardo Epszteyn, una de las nuevas autoridades del Consejo del Plan Urbano Ambiental de Buenos Aires, dijo que “el caso es escandaloso porque hay una ley específica, votada en 2013 por unanimidad en la Legislatura y que surgió por el conflicto en este pasaje, y nadie hace nada”.

El Granville de 60 metros de largo por tres de ancho, está en la manzana delimitada por Álvarez Jonte, Campana, Cuenca y otro pasaje, Dantas. Lo habitan 14 familias. Los vecinos lo llaman “La Puñalada”, algunos dicen que por su forma, otros por haber sido -aseguran- escenario de peleas de guapos.

El ataúd negro de cartón, con una cruz blanca pintada, y la inscripción pasaje Granville, llevaba en encima una corona, sobre la que se podía leer Q.E.P.D (que en paz descanse). Para los vecinos este nuevo proyecto inmobiliario “era la muerte del pasaje”. “El lugar es hermoso, acá vienen las novias, se sacan fotos, es un punto muy tradicional del barrio.

No es la primera vez que los vecinos de Granville se movilizan por el pasaje. En 2011 lograron frenar la construcción de una torrey que bajara de ocho pisos a cuatro la altura de otra. Con todo, no pudieron evitar que se levantara un edificio de diez pisos el año pasado. Para detener el último proyecto inmobiliario, en Álvarez Jonte del 3222 al 3232, fueron directamente a la Dirección General de Registro de Obras y Catastro, que esta semana finalmente suspendió la obra, alegando que algunos permisos estaban vencidos.

Sin embargo, en 2016, se inició una obra en el terreno lindante al edificio que debió limitar su altura a cuatro pisos. Cuando los vecinos consultaron por la situación en la Dirección General de Registro de Obras y Catastro (Dgroc), y les explicaron que habían quedado por un “error administrativo” fuera de la norma.

La ley define qué es una vía de ancho reducida, y Granville queda comprendida, sin embargo, la norma dice que se aplique a los pasajes que figuran en el anexo, y en el anexo hay un mapa borroneado donde el pasaje no figura. Y el Dantas, sólo aparece en cien de los doscientos metros que posee.

Una de las vecinas explicó que “hay un montón de irregularidades. La Dgroc admitió la omisión, pero nos dijo que teníamos que recurrir a la Legislatura, mientras el constructor seguía levantando pisos. Y si bien en la Legislatura el oficialismo no nos dio bolilla, la Defensoría del Pueblo recomendó a la Dgroc que nos incorpore a la ley y que detengan la construcción. En ese lapso, el edificio se terminó de construir y tiene diez pisos”, recordó.

Hace veinte días, la historia comenzó a repetirse: en Alvarez Jonte 3222/24/32, tres parcelas pegadas, una constructora proyecta una nueva obra lindera con los fondos de las casas centenarias de los pasajes.

Los vecinos volvieron a la Dgroc donde, según relató un vecino, se reunieron con la directora, Paula Hertel, y otro funcionario, quienes “nos dijeron que iban a estudiar el caso. Lo mismo nos dijo la gestión anterior de Sebastián Uberti, y el edificio se terminó de construir mientras nosotros reclamábamos”, señaló.

Según Epszteyn, a quien el gobierno llamó para hace una ley correctiva, que resuelva esta situación y la de otros pasajes, las autoridades “deberían tomar cartas en el asunto y hacer lo que tienen que hacer: suspender las obras. Si se suspenden hay tiempo para hacer una nueva ley, si no, siguen demoliendo y es una política de hechos consumados”, remarcó.

Sé el primero en comentar en "Un negocio inmobiliario amenaza a un histórico y tradicional pasaje de Villa Santa Rita"

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.