Connect with us

Ciudad

Ahora vienen por nosotros, pero no es demasiado tarde

Publicado

el

Ciudad de Buenos Aires

El Gobierno porteño pretende despojar arbitrariamente a los medios vecinales reduciendo ilegalmente en un 17% los valores de la pauta publicitaria que les corresponde percibir.

En momentos en que los costos de producción acorralan al periodismo zonal el Gobierno pretende, mediante subterfugios ilegales, reducir el valor de los ingresos a través de una poda en la luchada pauta publicitaria que nos corresponde por ley y que es vital para la continuidad de las publicaciones.

Qué son los medios vecinales

Se trata de la prensa dedicada a zonas de la Ciudad que refleja, como ninguna de distribución nacional lo hace, la actividad barrial y porteña en general ocupándose de los sucesos de interés vecinal, sus inquietudes, sus sugerencias, su vida intelectual y deportiva, sus particulares necesidades zonales, su historia…, construyendo su patrimonio cultural, generando el alimento de su identidad.

Ley de publicidad oficial en los medios vecinales

Desde el regreso a la democracia –1983– los pioneros de esa prensa vienen luchando por formar parte de la pauta oficial distribuida arbitrariamente entre amigos y favorecedores. Recién en 2003 se logra poner en marcha el Registro de Medios Vecinales tras dura lucha para reglamentar la primitiva Ordenanza 52.360, registro integrado por periódicos, revistas, emisoras FM de baja potencia, programas radiales y las páginas Web producto de las –entonces– nuevas tecnologías de Internet. Los integrantes del Registro deben cumplir requisitos de variada gama entre los que se destacan la antigüedad, tirada, autoría propia, temática porteña y, sobre todo, no exceder el 50% de su publicación con publicidad.

En principio la Ordenanza se vio dominada por turbios manejos internos que a través de instructivos introdujeron una velada censura temática. Superada trabajosamente esta etapa se abordó la transformación de la Ordenanza original en la Ley 2587 que, con sus vaivenes, proveyó la ansiada inviolabilidad de norma legal superior que incluyó los Decretos Reglamentarios pertinentes.

“La presente ley tiene por objeto regular la contraprestación publicitaria de los Medios Vecinales de Comunicación Social con el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”, dice el artículo 1º, dejando claro desde el comienzo que no se trata de una dádiva o un apoyo promocional con características de donación, sino un servicio publicitario que los medios vecinales prestan al Gobierno porteño bajo las condiciones que la Ley impone.

Parafraseando a Brecht: ahora vienen por nosotros, pero no es demasiado tarde

  • La Ley 2587 establece un valor a la pauta publicitaria basado en una determinada página del diario porteño de mayor circulación.
  • El Gobierno de la Ciudad, haciendo una caprichosa interpretación de las normas legales, aplica a los medios vecinales el procedimiento que tiene establecido para libres contrataciones publicitarias donde hace valer su potestad de elegir el medio y la agencia con la que va a contratar el servicio que le brinde el mejor precio basado en la Compulsa semestral.
  • El procedimiento administrativo y de control de las contrataciones de espacios publicitarios mediante una Compulsa semestral de precios, no es aplicable a los medios vecinales que se rigen por ley 2587.
  • El Gobierno de la Ciudad pretende mediante la Resolución Nº 813/SSCS/18 del 2 de febrero de 2018, que asimila pautas vecinales con contratadas, aplicar un descuento de agencia del 17% sobre el valor definido por Ley 2587.
  • Como la Compulsa es semestral y de imposible control podría resultar que para el próximo semestre el porcentaje de descuento aplicado ilegalmente resultara un número mucho mayor con el consecuente e ingobernable perjuicio hacia los medios vecinales.
  • A su vez, el art. 13º del Decreto reglamentario1 de la ley de Medios Vecinales establece, fijando procedimientos para interpretar el valor de la pauta basados en ese precio de página, que “Esta determinación procederá, siempre y cuando las ediciones de cualquiera de los días de esa semana no coincidan con un precio promocional producto de rebajas o descuentos de cualquier naturaleza aplicados sobre su valor normal, habitual o corriente”.
  • La propia Ley establece la inviabilidad de la aplicación “de rebajas o descuentos de cualquier naturaleza aplicados sobre su valor normal”
  • Se apela a una “resolución” para modificar el “Decreto Ley reglamentario de la Ley 2587”, procedimiento inviable por falta de jerarquía de la norma legal para desechar lo que se establece por ley.

El Registro de Medios Vecinales de 2018 abarca a 67 medios gráficos, 106 programas radiales y 96 páginas Web. El presupuesto anual que le insumieron estos medios al GCABA durante 2017 –las altas y bajas no fueron significativas–, alcanzó una cifra cercana a los 48 millones y medio de pesos ($ 48.512.490.-), el 33% de lo que Larreta invirtió en Clarín durante los primeros seis meses de 2016.

Algunas cifras de la inversión publicitaria del GCABA durante el primer semestre de 2016: Grupo Clarín: $ 143.797.764; Grupo Indalo: $ 67.253.208; Grupo Crónica: $ 46.397.628; La Nación: $ 42.914.008; Telefónica: $ 36.356.783; Grupo Uno: $ 34.714.9282 y obsérvese que estamos hablando de medio año de 2016 contra un año entero de 2017 en el caso del periodismo barrial.

Por Mario Bellocchio.

Seguir leyendo
Publicidad

Deja tu comentario

Ciudad

La nueva plaza Houssay: del cemento de los militares a un espacio más verde y un patio de comidas subterráneo

Publicado

on

Durante décadas la Plaza Houssay fue un emblema de las plazas de hormigón. Esas que pensaron los militares bajo la dictadura: secas, con bancos, piso y juegos de cemento, caminos estrechos y desniveles. Diseñadas bajo la premisa represiva de que todo espacio común es peligroso, con una estructura que separaba más de lo que unía. Ahora, este espacio está a punto de estrenar una renovación, ideada apenas un año después de la última puesta en valor.

El espacio, delimitado por la avenida Córdoba y las calles Junín, Paraguay y Uriburu, estuvo cerrado durante un año y cuatro meses. Máquinas y grúas asomaban por detrás de las vallas amarillas, pero poco se podía ver sobre lo que se estaba haciendo. El mayor cambio ocurrió nivel subterráneo. Y ya está todo casi terminado, por lo que en los próximos días la plaza Houssay va a ser reinaugurada.

Bajo la tierra se crearon dos pisos. En el primero hay cuatro salas de cine, un acceso nuevo al subte D, salones de estudio y locales de comida que estarán abiertos hasta las 23. También patios abiertos que aportan luz natural. Mientras que en el segundo subsuelo se mantiene parte de una anterior playa de estacionamiento, ahora con lugar para 600 autos.

Hubo trabajos también a nivel de la calle. Cerca de Paraguay, se sumó un anillo verde parquizado sobre el que se pusieron postas aeróbicas. Del lado de Uriburu, está el patio de juegos. Del lado de Córdoba, una barranca con escaleras que conducen a los subsuelos.

Entre otras tareas complementarias también se renovaron caminos para, en especial, asegurar que el recorrido diagonal sea más cómodo y directo. También se instaló nueva iluminación.

Junto a la iglesia San Lucas sigue lo que el Gobierno porteño llamó “Campus BA”, un espacio de servicios que se inauguró en 2015 e incluyó un aumento en un 50% del área verde, conexión wi-fi y la construcción de canchas de fútbol y de básquet y un skatepark.

Aquellos trabajos llevaron cinco meses y a un año de la reapertura de la plaza, en mayo de 2016, la Legislatura porteña aprobó un proyecto que habilitó nuevas obras que culminaron este jueves.

La inversión fue privada, estuvo a cargo de Lamp Investments. Según trascendió pagó $ 76.789.664. La empresa tiene la concesión de la plaza por 30 años y, a cambio, debe pagarle a la Ciudad un canon mensual inicial de $ 400.000.

Por la plaza pasan unas 170.000 personas por día. En ese terreno se levantó el primer Hospital de Clínicas y tras su demolición, en 1975, quedó liberado como espacio verde. Su nombre es en homenaje al primer Nobel de Medicina Bernardo Houssay.

En 1980 fue inaugurada formalmente como plaza por la última dictadura militar, que en el diseño priorizó el cemento y los caminos estrechos. Hasta 2015 estaba descuidada y sucia. Los cientos de miles de estudiantes de las facultades de los alrededores -Medicina, Económicas, Odontología y Sociales- no la usaban como lugar de referencia. Además la zona era un foco histórico de inseguridad. Con las obras, ahora el Gobierno porteño pretende modificar esa situación.

Seguir leyendo

Ciudad

Los monopatines eléctricos cumplen un mes y habilitan a que haya más empresas

Publicado

on

Arrancaron concentrados en Palermo y Recoleta, pero ahora  se los puede ver por Retiro e incluso en algunas zonas del Area Central. Los monopatines poco a poco se hacen su lugar como una forma de movilidad que tiene fans y también detractores. Pueden aportar una solución ágil y sencilla para vincular diferentes opciones de transporte público; sin embargo, el servicio es percibido como caro, por eso no se usa para hacer distancias largas. Mientras tanto, la Ciudad publicó una resolución que habilita pruebas piloto y que más empresas presenten planes para operar en las calles porteñas

Una de las firmas que desembarcó con estos monopatines asegura que el primer mes de uso fue muy positivo. Que incluso se superaron las expectativas: se realizaron 12 mil viajes, se completaron 10 mil kilómetros y lograron fidelizar a 5.000 usuarios, que disponen de unos 250 puntos de donde poder retirarlos.

Como sucede en otras ciudades del mundo en donde operan, el uso promedio fue de entre 10 y 12 minutos. Es decir, que las personas que se suben a un monopatín de la empresa Grin invierten entre $ 95 y $ 111 para desbloquearlos y ponerlos en movimiento ($ 15 más $ 8 el minuto de uso).

Antes de que llegaran a las calles, la Legislatura porteña votó un marco regulatorio para los monopatines en general; los de usuarios particulares y los de alquiler. Como primera medida se incorporó la definición de “Dispositivo de Movilidad Personal” al Código de Tránsito y Transporte. También, una serie de artículos que regulan la actividad, requisitos de seguridad y sanciones aplicables en el caso de cometer una infracción a bordo de ellos. Se estableció que no podrán circular por las veredas, sí por las ciclovías; tampoco pueden hacerlo de contramano por las calles. Los usuarios tienen que ponerse casco y chaleco reflectante. No se puede acelerar a más de 25 km/h y deben contar con bocina, frenos y luces delanteras y traseras. Y sólo se permite una persona por vehículo.

Además de Grin, opera Movo (una alianza entre Cabify y Glovo, que sanciona con $ 1.100 a los usuarios que salen del límite de los barrios de cobertura); y se espera que en el futuro, a partir de la resolución del Gobierno, lleguen otras empresas, como Lime, Bird y Ufo, todas vinculadas a este tipo de movilidad. 

Por otra parte, y hasta tanto dure la prueba piloto pautada por el Ejecutivo porteño, que es de un año con posibilidad de extenderla a dos, se terminarán de definir las áreas de detención, que pueden estar vinculadas a locales comerciales. En ocasiones, se ven monopatines que quedan en lugares que no están habilitados. 

Desde esta Secretaría de Transporte informaron a Clarín que conocen el problema y que Grin, por ejemplo, no tiene permiso para usufructuar las veredas: “Tenemos un área de fiscalización del espacio público que sale a relevar que se opere correctamente. Hemos detectado estas irregularidades y han sido intimados para que hagan un control estricto sobre este tema en particular. Las empresas que operen de forma incorrecta en el espacio público pueden quedar excluidas de esta etapa que aún es de prueba”, explicaron. 

A través de las redes sociales, los usuarios le avisan a la empresa cuando ven un monopatín fuera del área de uso. Sin embargo, no sería necesario porque “los monopatines cuentan con un GPS integrado y tenemos un equipo que monitorea en vivo la ubicación de cada uno. Se contactan con los usuarios cuando salen del área de cobertura para pedirles que vuelvan a ingresar. En caso de no poder comunicarse, y que el usuario siga circulando fuera del área de cobertura, se acerca alguien del equipo personalmente, para recuperar el monopatín”, detallan.

Y como preveían, la vandalización no es un problema. De hecho, hasta el momento detectaron solo un monopatín “desaparecido”, pero que lograron recuperar gracias al GPS. Estaba en el interior de una casa y una persona fue detenida por el robo. Además, se le inició una causa, explicaron desde Grin. “El robo no tiene sentido, el monopatín es inservible. Queda bloqueado y se van descargando; por otra parte, el cargador no se vende en el mercado”, detallaron. 

“Entre Uber y esta pavada de los monopatines, estoy en llamas”, directo y conciso, así definió la situación un conductor de taxis. “A la ilegalidad en la que sigue operando Uber, se suman los monopatines que en zonas como Palermo, nos han quitado a los pasajeros -muchos de ellos turistas- que quizá hacen un viaje corto de 10 o 12 cuadras y que son importantes para completar nuestro día de trabajo, porque la bajada de bandera se cobra de todos modos, hagas 200 cuadras o 5″, dijo. El hombre es propietario del taxi y, después de 35 años conduciendo, está a punto de jubilarse. 

Aún en días gélidos como los que se vivieron en la Ciudad, Tomás elige los monopatines y las bicis porteñas como forma de movilidad. Vive en Núñez pero se mueve mucho por Retiro y el Área Central. Se sube a un monopatín en inmediaciones de la estación de trenes del Mitre y hace por día unos 20 o 30 minutos de viajes, en diferentes tramos. “Sin dudas gasto menos que con un taxi. Aún no lo usé más allá de esta zona porque no sé como me resultaría en distancias largas. Las ruedas son chiquitas y no siempre el asfalto está en buen estado”, cuenta mientras deja el rodado en la puerta del bar Florería Atlántico. No tiene idea si se puede dejar allí, o no. El monopatín queda junto a una de las farolas antiguas, con las luces verdes que lo caracterizan encendidas, y a la espera de un nuevo usuario.

Seguir leyendo

Ciudad

Alimentos: la importancia de leer las etiquetas

Publicado

on

Supermercado gondolas

Cuando compramos un producto envasado nos enfrentamos a una cantidad de datos que muchas veces pasamos por alto. Si bien la fecha de vencimiento y las calorías son las más consultadas, ¿Qué otros datos debemos tener en cuenta?

Todos los alimentos que compramos deben llevar un rótulo que debe presentar la siguiente información de importancia: la denominación del producto, es decir que informe de qué se trata (fideos, yogurt, etc); la identificación de origen, para poder saber quién produce el alimento y dónde; también es muy importante verificar que los alimentos presenten en sus etiquetas el REGISTRO NACIONAL DEL ESTABLECIMIENTO ELABORADOR (R.N.E.); y el REGISTRO NACIONAL DE PRODUCTO ALIMENTICIO ( R.N.P.A).

La presencia de los números de registro es relevante, ya que este dato es el que confirma la seguridad de los alimentos que compramos. El hecho de presentar el número de Registro implica que el producto que vamos a consumir cumple con los estándares de calidad establecidos para garantizar la seguridad alimentaria.

También es fundamental que presenten número de lote. El número de lote representa a un conjunto de productos de un mismo tipo, procesados por un mismo fabricante o fraccionador en un espacio de tiempo determinado y bajo condiciones esencialmente iguales.

La existencia de este número, permite por ejemplo, poder retirar del mercado un producto en el que se detecte una falla de seguridad alimentaria en su elaboración.

Por eso siempre es importante verificar en las etiquetas la existencia de estos datos para poder darnos una alimentación segura y responsable.

Seguir leyendo

Ciudad

Inauguraron la nueva sede del Ministerio de Desarrollo Humano porteño donde estaba el Elefante Blanco

Publicado

on

El nuevo edificio de tres pisos y casi 18.000 metros cuadrados se inauguró oficialmente con funcionarios y una fiesta de artistas.

Seguir leyendo

Ciudad

Reabren la causa de la tragedia del colegio Ecos: "Este fallo nos da un poco de esperanza"

Publicado

on

Lo dicen los familiares de la víctimas, luego de que la Corte Suprema dejara sin efecto la prescripción de la causa. 

Seguir leyendo
banner gcba

Destacadas