Connect with us

Agronomía

La Defensoría del Pueblo intimó a Edesur y al gobierno porteño a reparar las veredas que rompen

Published

el

Veredas rotas

Una resolución intimó a reparar aquello que rompe para arreglar su tendido, y recordó a la administración de la Ciudad que es responsable de “mantener en perfecto estado de conservación y mantenimiento las veredas” y controlar.

La Defensoría del Pueblo porteña intimó a la empresa Edesur a que repare todas las veredas rotas por la realización de obras de mantenimiento, y advirtió que el Gobierno de la Ciudad de Buenos es el responsable de “mantener en perfecto estado de conservación y mantenimiento las veredas y calles de la ciudad”, lo cual implica controlar que las empresas dejen en condiciones las veredas luego de realizar las obras.

En lo que va de este año, del total de reclamos que presentaron los vecinos de la Ciudad ante la Defensoría, un 65 por ciento fueron motivados por obras de Edesur, seguidas por las obras de Metrogas, que representan un 17,2 por ciento, según los datos recabados por el organismo. El porcentaje restante se divide entre las empresas Aysa, Edenor, Telecom y Telefónica.

La intimación de la Defensoría a Edesur sobrevino tras una resolución emitida por el caso de la vereda de la calle Julio Cortázar al 3663, en el barrio de Agronomía, donde la firma de electricidad, para reparar parte de su tendido, había roto la vereda pero luego no la reparó, algo que tampoco solucionó luego el Gobierno de la Ciudad. Por ese motivo la Defensoría resolvió “recomendar al Presidente de la Empresa Distribuidora Sur Sociedad Anónima (Edesur S.A.), señor Juan Carlos Blanco” que “proceda a reparar la vereda de la calle Cortazar 3663 de esta Ciudad, deteriorada por tareas de mantenimiento, como así también de todas las veredas donde se realicen aperturas, dentro de los plazos legales previstos y bajo las modalidades obligatorias”.

En este marco, el texto aclara que “las empresas prestadoras de servicios que realizan trabajos en la vía pública deben cumplir con las exigencias normativas ineludibles”, de acuerdo con las “Especificaciones Técnicas para la reparación de veredas por empresas de servicios públicos (ESP) en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires”.

Entre las recomendaciones, la resolución apunta que el organismo encargado de controlar y fiscalizar la tarea de reparación de las empresas que realizan aperturas en la vía pública, dependerá de la Dirección General de Fiscalización del Espacio Público. Esto implica que el organismo “verifique la ejecución de los cierres definitivos, dentro de los plazos y bajo las modalidades previstas, y que adopte las medidas necesarias cuando se registran incumplimientos”. El Ente de Mantenimiento Urbano Integral, por su parte, deberá cumplir la función de “observar las obras que llevan a cabo las empresas y asegurar una buena conformación y conservación de las veredas”.

Continue Reading
Advertisement

Deja tu comentario

Agronomía

Crearán en Agronomía el primer centro de América Latina para tratar cánceres complejos

Published

on

Empezará a construirse en el predio del Instituto de Oncología Ángel Roffo, en el barrio de Agronomía, el Centro Argentino de Radioterapia Protonterapia para el tratamiento de tumores que aparecen en zonas de difícil acceso, como la base del cráneo, o cánceres pediátricos poco frecuentes y complejos, además de investigación.

La adquisición había sido un compromiso de compra en la que intervino el Ministerio de Planificación Federal, a cargo de Julio De Vido, con la empresa belga Ion Beam Applications (IBA).

Según informó la UBA, el costo total del proyecto, que cubrirá la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), es de 1900 millones de pesos: $703 millones (37%) se destinarán a la construcción del centro que albergará el equipo, y los $1197 millones restantes, a adquirir equipamiento. Ambas instituciones dirigirán de manera conjunta el nuevo centro cuando esté finalizado.

Alberto Barbieri, rector de la universidad nacional, destacó “el gran impacto nacional y regional” que tendrá la obra ubicada en el predio del Instituto Roffo para la salud pública. “En nuestros hospitales, estamos preparando médicos y especialistas para el futuro -indicó-. La UBA no solo tiene el instituto de cáncer más importante del país (por el Roffo), que es referente también en América Latina; ahora, con este centro de alta complejidad, tendrá un nuevo espacio de investigación y preparación de sus médicos donde incrementar las residencias físico-médicas para seguir fortaleciendo la práctica y la investigación en esta área tan sensible para la salud de nuestra población”.

De acuerdo con el primer convenio firmado en mayo de 2015, quedó en manos de la CNEA la ejecución de la obra civil a través de Invap en una superficie de 3500 metros cuadrados. Según prometen, el proyecto tendrá una primera etapa de construcción hasta diciembre, con una segunda fase durante todo el año próximo. “Se necesitarán aproximadamente seis meses más para la puesta a punto y funcionamiento, para comenzar a utilizarla en el segundo semestre de 2021”, se precisó a través de un comunicado.

Además, la superficie se amplió unos 3500 metros cuadrados con respecto al detalle del último convenio: el edificio, de varias plantas con tres áreas definidas (una de radioterapia convencional, una de protonterapia y otra de investigación) ocupará 7500 metros cuadrados en un predio de 9694 metros cuadrados frente al Instituto Roffo, que aportará los equipos profesionales.

“Esta tecnología de alto costo solo está disponible en 80 centros del mundo, distribuidos en su mayoría en los Estados Unidos y Canadá, Europa y Asia, y gracias a un convenio de partes entre la UBA, la CNEA e Invap estará disponible en nuestro país a partir de mediados de 2021”, precisó el Rectorado de la UBA.

Continue Reading

Agronomía

Estudiantes de Facultad de Agronomía crearon el corredor biológico rioplatense

Published

on

Facultad Agronomía

Estudiantes y graduados de la Facultad de Agronomía propusieron la intervención del predio de la Facultad con plantas nativas de las eco-regiones bonaerenses para consolidar el corredor biológico rioplatense.

Este año, estudiantes y graduados de la carrera de Jardinería junto al grupo “Nativas” y “El Renacer de la Laguna FVET UBA”, propusieron la intervención del predio de la Facultad de Agronomía con plantas nativas de las eco-regiones bonaerenses para consolidar el corredor biológico rioplatense, generando módulos de plantación que enriquezcan el espacio orientados bajo los conceptos de jardines naturalistas y de comunidades, creando asociaciones entre plantas hospederas, nutricias y ornamentales que tienen relaciones con diversa fauna, cooperando así con el equilibrio ambiental.

Te podría interesar: Pese al rechazo de los vecinos construirán 11 torres en un pulmón verde a minutos de Villa del Parque

En el predio de la Facultad de Agronomía se preserva uno de los espacios verdes más importantes de la ciudad. El corredor biológico que se está realizando en FAUBA a través de la plantación de especies nativas fomenta la presencia y diversidad de polinizadores que requieren estas especies para su crecimiento.

La polinización, una moda que está en crisis

Durante los últimos años, la polinización se ha puesto de moda por su importancia como servicio ecosistémico: es un recurso que, siendo parte del funcionamiento normal de los ecosistemas, beneficia a la humanidad, permitiendo la formación de frutos utilizados que son utilizados como alimentos.

La Dra. Alicia Basilio, investigadora y docente de la cátedra de Apicultura de la Facultad de Agronomía de la UBA, explica cuál es la labor de los polinizadores, por qué están en crisis y cuál es la mejor forma de mitigarlo. “Una gran parte de nuestros alimentos son frutos (almendras, manzanas, zapallos) -, o de plantas que se siembran todas las temporadas para obtener hojas (lechuga), raíces (zanahoria) o flores (coliflor). Incluso la carne y la leche provienen en parte de alfalfa y otras pasturas que necesitan ser sembradas. Si el funcionamiento de los ecosistemas no es normal, porque el ambiente ha sido intervenido estos servicios podrían funcionar mal, o no funcionar”, revela.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), más del 75 % de los cultivos alimentarios del mundo dependen en cierta medida de la polinización. Los polinizadores, como las abejas, mariposas, pájaros, polillas, escarabajos e incluso los murciélagos, ayudan a que las plantas se reproduzcan. Sin embargo, la población de polinizadores –en especial abejas y mariposas– ha disminuido de manera preocupante debido principalmente al desarrollo de prácticas agrícolas intensivas, es decir, cambios en el uso de la tierra, plaguicidas, especies exóticas invasoras, y enfermedades.

La Dra. Basilio señaló: “En lo personal podemos minimizar el uso de insecticidas en las viviendas y jardines, sembrar preferentemente plantas con flores a lo largo del año que brinden alimento a los visitantes florales, y comer miel”.

Comer miel ayuda a la polinización. Según la investigadora, además de mejorar nuestra vitalidad, comprar miel colabora con la sustentabilidad de la apicultura nacional, y hoy los apicultores son los guardianes de las abejas.

Y resume: “La apicultura también está en crisis en todo el mundo, ya que los costos de trabajo son altos y la producción de miel en campos sembrados es mucho menor que en otras épocas donde había más montes y las plantas silvestres no se eliminaban con herbicidas”.

La mayor parte de la miel de nuestro país se exporta a granel, y los apicultores perciben poco beneficio por su esfuerzo. La venta directa o por cooperativas permite al apicultor tener una mejor rentabilidad y persistir en la producción. Sin duda, comprar miel contribuye a la sustentabilidad del sector apícola e indirectamente, a la producción de frutos y semillas y a la defensa de la biodiversidad.

Continue Reading

Agronomía

Pese al rechazo de los vecinos construirán 11 torres en un pulmón verde a minutos de Villa del Parque

Published

on

La Legislatura porteña sancionó, con el voto del oficialismo, un convenio que permite a los propietarios de los terrenos conocidos como el Parque La Isla, donde estuvo el albergue Warnes, construir 11 torres de hasta 17 pisos, iniciativa que rechazaron la oposición y los vecinos de Agronomía y La Paternal.

Con los 34 votos de Vamos Juntos, se modificó la zonificación del predio delimitado por las calles Constituyentes, Chorroarín y Joaquín Zabala, que de acuerdo a un cambio operado en el Código de Planeamiento Urbano en 1997 iba a destinar siete hectáreas a un gran parque público.

Los vecinos de La Paternal y Agronomía ya habían expresado su rechazo al proyecto, pidiendo limitar la altura de las edificaciones a nueve metros y reconsiderar su disposición perimetral, para que el pulmón verde no quedara encerrado entre construcciones de cemento. Nada de esto fue tenido en cuenta por la bancada oficialista.

Gonzalo Straface, portavoz de Vamos Juntos, defendió el convenio diciendo que, una vez aprobado, produce “la cesión a perpetuidad de casi una hectárea” a un parque, cuya construcción quedará en manos del propietario y que deberá completarse “en un plazo de dos años”. Straface ponderó que con el nuevo proyecto se desestima la instalación de una planta de tratamiento de residuos contemplada con anterioridad en la planificación urbanística del barrio de La Paternal.

En palabras de Sergio Abrevaya (GEN), “el PRO continúa con su lógica de desarrolladores inmobiliarios frente a la necesidad no sólo de espacios verdes, sino de vivienda accesible en la ciudad de Buenos Aires. Pero sobre todo no ha escuchado a los vecinos, no hubo modificación en el texto. En lugar de armar una mesa de trabajo con los vecinos, se cerraron en esta aprobación que sigue teniendo a toda la oposición en contra”. La oposición rechazó el convenio de manera unánime.

El gobierno porteño planean levantar 11 torres a metros de Villa del Parque

Continue Reading

Agronomía

La feria de Agronomía, donde los productores venden mercaderías directamente al consumidor

Published

on

Los vecinos se van con bolsas repletas de productos sanos y baratos Foto: Diego Spivacow / AFV

Unos 80 emprendedores y cooperativas ofrecen en el predio de la facultad de Agronomía cultivos sin agrotóxicos y derivados artesanales; es un lugar de encuentro entre el barrio y la universidad

De fondo se escucha la señal que anuncia que el tren Urquiza se acerca a la estación Arata, en el barrio de Agronomía. Mientras Pérez cuenta cómo, junto con otros productores de La Capilla, en Florencio Varela, producen sin agrotóxicos, sus compañeros pesan y cobran las verduras en el puesto que armaron sobre la Avenida de las Casuarinas para la edición de julio de la Feria del Productor al Consumidor.

La feria se realiza desde hace dos años en el predio de la Facultad de Agronomía de la UBA (Fauba). Allí, los productores como Pérez pueden saltear a los intermediarios de la cadena comercial y vender mercaderías directamente al consumidor.

Los vecinos la llaman la “feria de Agronomía”. Se desarrolla el segundo fin de semana de cada mes, cuando 80 emprendedores, productores y cooperativas instalan sus puestos en el ancho camino de tierra que une las vías del ferrocarril con la avenida San Martín. La Avenida de las Casuarinas es la arteria principal del sector que ocupa la Facultad de Agronomía en el predio que comparte con la Facultad de Veterinaria, limitado por las avenidas San Martín, Constituyentes, Beiró y Chorroarín.

En este lugar todas las “calles” tienen nombres de árboles: desde la avenida Constituyentes se ingresa primero por el Camino del Aguaribay, que más adelante se convierte en el Pasaje de los Eucaliptos. Antes de llegar a las vías del tren, a izquierda y derecha se abren el Camino de las Tipas y luego el Camino de las Magnolias. Después de cruzar el paso a nivel, y en paralelo a las vías, está el Camino de los Granados.

Gustavo Schrauf, secretario de Desarrollo y Relaciones Institucionales de la Fauba, destaca que la feria recuperó un “espacio de encuentro” entre la universidad y el barrio, algo que se había perdido. “Cuando está lindo vienen miles de personas”, celebra. Mientras el área que pertenece a Veterinaria está cerrada por cuestiones de seguridad, la parte de Agronomía está abierta durante todo el día y sólo cierra de noche.

“Actividades como ésta hacen que venga más gente todavía y es una alternativa para que cuidemos el espacio entre todos”, enfatiza Schrauf.

“La feria tiene tres patas: la Facultad, la cátedra libre de Soberanía Alimentaria y los feriantes. Forman un colectivo donde se toman las decisiones en asamblea”, explica Mariano Vidal, miembro de la cooperativa Tekoa, que reúne a 10 productores de hongos shitake y gírgolas de la zona de Mercedes, Pilar, Luján, Marcos Paz, General Rodríguez, Capilla del Señor y Carlos Keen. “Además, funciona democráticamente y se autofinancia, lo cual no es poco. No hay un peso de ningún programa o proyecto público, más allá del apoyo de la facultad”, agrega Carlos Carballo, titular de la cátedra libre.

Hace dos años, la primera vez que se hizo la feria, hubo cuarenta puestos. Ahora suelen ser entre 65 y 80, que ofrecen todo tipo de productos: verduras, mermeladas, alfajores, azúcar mascabo, harina integral, escabeches, plantines, miel, cuadernos, cuencos de cerámica, tejidos, artesanías.

La cooperativa Colectivo Solidario, por ejemplo, sólo comercializa productos de la economía social, como yerba misionera de distintas cooperativas de trabajo, miel entrerriana y galletitas de la panificadora recuperada Azul. Los productores de Puente Verde expenden verduras orgánicas, queso de cabra, escabeches y distintas variedades de té misionero. Otro puesto fijo es el de la Energicleta: hay que pedalear para activar la licuadora que hace jugo de espinaca, naranja y jengibre.

Los stands de comida suman atractivo a la feria: al mediodía, el césped es un festival de familias y grupos de amigos que comparten empanadas, crepes, hamburguesas, jugos naturales, papas fritas, arepas, tacos y sopa paraguaya. “Venimos porque venden productos orgánicos, sanos, sin agrotóxicos, y porque los precios son bastante razonables”, coinciden Claudia y Candela, madre e hija, que todos los meses viajan juntas 20 minutos desde Caballito para comprar verduras frescas, quizás alguna mermelada o queso artesanal y, de paso, almorzar.

Antes de irse, pasaron por el puesto de Cami, que estudia producción vegetal orgánica y prepara las hamburguesas de lenteja y mijo que, junto con la sopa casera de calabaza, fueron el hit de la última edición.

Continue Reading

Agronomía

En Agronomía editoriales independientes se acercan a los lectores en la “Feria del Libre”

Published

on

Feria del Libro

Este domingo 4 de noviembre, en el barrio de Agronomía, las editoriales independientes se acercan a los lectores en la “Feria del Libre”.

Con una caída en tiradas, según la Cámara Argentina del Libro, del 50% desde 2015, con un 35% menos de ventas, con un 20% de despidos en el sector editorial y cerca de cinco mil trabajadores menos en la industria de la impresión, sumado a una apertura indiscriminada en las importaciones, aún así, hay gente que sigue apostando al libro.

Lejos de los booms editoriales que comandan cuatro o cinco firmas con nombres de autores “vendedores” pero, las más de las veces, de escaso vuelo artístico, un grupo de editoriales independientes intentan, con mucho esfuerzo, mostrar lo que realmente se escribe en la Argentina. Sin apoyo de medios ni sponsors, las ferias se transforman en uno de los pocos contactos directos que tienen con los lectores para mostrarles lo nuevo del submundo literario.

Con la presencia de las principales editoriales independientes (como Peces de Ciudad, Halley y Grupo Editorial Sur, entre otras) se llevará a cabo este domingo la primera edición de la Feria del Libre.

Se desarrollará durante un solo día: domingo 4 de noviembre desde las 14 hasta la 21. La cita es en “Morán”, el espacio cultural ubicado en el barrio porteño de Agronomía (Pedro Morán 2147).

La Asociación de Revistas Culturales e Independientes de Argentina (AReCIA) declara en estado de emergencia al sector que incluye 131 publicaciones autogestivas tras analizar la crítica situación expresada en el marco de su asamblea anual en la que se vio reflejado el impacto de la crisis económica en los medios que editan publicaciones impresas. AReCIA advierte que la situación encierra una amenaza a la libertad de expresión y al trabajo autogestivo.

Continue Reading
banner gcba

Destacadas