Prevención contra el monóxido de carbono

Legislatura porteña

Se realizó una jornada por el Día de la concientización y prevención contra el monóxido de carbono con el objetivo de generar conciencia en la población, formentar y difundir acciones y campañas preventivas.

El 21 de junio fue instaurado como el “Día de la concientización y prevención contra el monóxido de carbono”, teniendo en cuenta que en esa fecha inicia el invierno y con ello los mayores riesgos por intoxicación y muertes causadas por el monóxido de carbono. La diputada Mercedes De Las Casas (PRO) presidió el evento realizado junto a especialistas en la temática para concientizar y prevenir sobre este gas mortal.

La legisladora De Las Casas sostuvo que la intoxicación por monóxido de carbono es “evitable” y que “es necesario formar mejor a los agentes de salud y educación para concientizar a los ciudadanos y no sobrevalorar el tema”.

Las Dras. Silvia Cortese y Marina Risso, de la Subcomisión de Toxicología Médica de la Asociación Toxicológica Argentina -ATA-, participaron de la mesa principal y expusieron sobre los riesgos que implica ingerir monóxido de carbono: “La agudeza del cuadro dependerá de la concentración del gas en el ambiente, el tiempo de exposición, y la patología previa del paciente, por ello, las personas mayores, los niños y quienes padecen enfermedades cardíacas o pulmonares son más vulnerables”.

Gas mortal

Todos los inviernos la intoxicación por monóxido de carbono se cobra cientos de víctimas Argentina y en el mundo. No tiene olor, no es visible y no se siente, por lo que se lo conoce como “el asesino invisible”. Es un gas muy venenoso producto de la combustión incompleta originada por el mal estado de las instalaciones, insuficiente ventilación o artefactos en lugares inadecuados, aunque también son frecuentes los casos por exposición a gases de escape del auto y menos común por inhalación de humo durante un incendio.

Una vez inhalado, el CO llega a los pulmones para luego incorporarse a la hemoglobina del glóbulo rojo presente en la circulación sanguínea, desplazando al oxígeno y generando carboxihemoglobina. El primer lugar afectado es el cerebro, por eso los primeros síntomas son mareos, náuseas y vómitos, y en segundo lugar el corazón, incrementando el riesgo de que se produzcan arritmias cardíacas, infarto de miocardio e incluso el fallecimiento.

Un total de 1.666 personas se intoxicaron en el país por inhalación de monóxido de carbono (CO) durante el 2015, y se estima que al menos 200 mueren cada año por esta causa.

Según un relevamiento realizado por el Ente Regulador de Gas -EnerGas-, los accidentes por intoxicaciones por CO son producidos en un 87% por calefones, 8% por calefactores y 5% por cocinas.

Ante la sospecha de intoxicación por monóxido de carbono se recomienda retirar a los afectados del ambiente contaminado hasta un lugar donde puedan respirar aire limpio y fresco, además de llamar a la ambulancia de inmediato, abrir puertas y ventanas y apagar la fuente emisora de monóxido de carbono.

Sé el primero en comentar en "Prevención contra el monóxido de carbono"

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.