Finalizó la puesta en valor de la Plaza Italia y la restauración del monumento a Giusseppe Garibaldi

Plaza Italia

El Ministerio de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad finalizó la puesta en valor de la Plaza Italia y la restauración del monumento a Giusseppe Garibaldi. Estas obras se realizaron en el marco de la renovación de la zona que comenzó con el Metrobus y con la mejora en los puestos de libros.

“La puesta en valor de esta plaza significa seguir apuntando a una Ciudad por y para los vecinos, embelleciéndola y recuperando el espacio público para que todos puedan disfrutarlo”, expresó Eduardo Macchiavelli, ministro de Ambiente y Espacio Público porteño.

Las obras de la Plaza Italia incluyeron la corrección de los problemas de anegamiento a través de la colocación de nuevos pisos intertrabados color teja y piso drenante; el despeje de vegetación y la construcción de canteros centrales con vegetación nativa; la incorporación de luminarias LED y de mobiliario totalmente renovado.

A su vez, la restauración del monumento a Giusseppe Garibaldi también formó parte de los trabajos que se llevaron a cabo en la renovación de la Plaza Italia. Estas tareas abarcaron la limpieza del basamento de piedra y de los bronces, que se realizó en forma manual utilizando detergentes y removedores biodegradables para retirar suciedad ambiental y graffitis. También se repusieron las cadenas que conforman el cerco perimetral del monumento y la corona faltante de bronce que se encontraba en la parte posterior, que fue reemplazada por una reproducción en resina poliéster.

La obra de Giusseppe Garibaldi pertenece al autor italiano Eugenio Maccagnini. Fue inaugurado el 19 de junio de 1.904 y donado por Instituciones Italianas en virtud de la Ley N° 3.514 del 25 de Julio de 1.897.

La escultura mide aproximadamente 12 mts, está ejecutada en bronce y emplazada sobre una base de piedra. Muestra la figura ecuestre del prócer, esgrimiendo una espada en su diestra.

A los costados del monumento se hallan dos figuras sedentes que representan a las dos Repúblicas. En los frentes anterior y posterior se presentan dos relieves de bronce que simbolizan hechos históricos donde actuó el prócer. Además, en la parte media del fuste hacia el frente hay una llama realizada también bronce y contenida por un ornamento de piedra, que simboliza el fuego sagrado de la Libertad. Por último, en la parte posterior hay una corona de laurel y una palma, ambas de bronce.

Sé el primero en comentar en "Finalizó la puesta en valor de la Plaza Italia y la restauración del monumento a Giusseppe Garibaldi"

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.