Los lactantes alimentados con leche materna tiene un futuro más saludable

La lactancia materna les da a los niños el mejor comienzo en la vida, independientemente de que el niño nazca en un país de ingresos altos o bajos, o de que su familia sea rica o pobre. El ministro Lemus dijo que “es la mejor forma de alimentar a bebés y niños pequeños”.

Los niños que han sido amamantados son más saludables y aprenden mejor, según un estudio que sugiere que la lactancia materna puede contribuir a algunos aspectos del desarrollo sostenible.

“La lactancia materna da a los niños el mejor comienzo en la vida, ya que la leche materna proporciona protección inmunológica y nutrientes esenciales para el desarrollo cerebral. Estos beneficios son válidos para todos los niños, tanto si nacen en países de altos o de bajos ingresos, o en familias ricas o pobres”, dijo la doctora Carissa F. Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), oficina regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El tema de la Semana Mundial de la Lactancia Materna de este año, que se celebra cada año durante la primera semana de agosto, es “Lactancia materna: clave para el desarrollo sostenible”. La campaña destaca la contribución de la leche materna para la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), aprobados por Naciones Unidas en septiembre de 2015 como un programa global de acción para poner fin a la pobreza, la desigualdad y luchar contra el cambio climático para el año 2030.

En este marco, en Argentina se realizó un encuentro en la Academia Nacional de Medicina (ANM) en el que se repasaron los aspectos de la lactancia materna que contribuyen al cumplimiento de los ODS. La jornada estuvo encabezada por el ministro de Salud de la Nación, Jorge Lemus; la representante de la OPS/OMS en Argentina, Maureen Birmingham; la representante de Unicef Argentina, Florence Bauer; y el presidente de la ANM, Manuel Martí.

“Es la mejor forma de alimentar a bebés y niños pequeños. Tanto el equipo de salud como toda la ciudadanía deben alentar y proteger a las mujeres que amamantan y promover esa práctica, que no es sólo responsabilidad de las madres sino de toda la sociedad”, destacó Lemus.

Por su parte, Birmingham subrayó que “quizás el acto de amamantar sea la primera expresión de conformación de una red social a lo largo del curso de vida”. De todas formas, indicó que “solo el 36% de los lactantes menores de 6 meses de edad en el mundo se alimentan exclusivamente con leche materna” y advirtió sobre “la promoción inadecuada de alimentos para niños pequeños” como una amenaza a la lactancia materna.

“Recientemente Argentina fue testigo de un acto de prohibición de amamantar en un espacio público asumiendo que se estaban violando normas legales. Nada más alejado de la realidad. Dudo que exista un acto tan pleno de amor y de sentido de la vida como es el de dar vida a otra persona y poder demostrarlo públicamente, sin restricciones, ni condenas, ni represiones de ninguna índole”, afirmó la representante de OPS/OMS.

Durante el encuentro, el consultor de Salud Familiar, Género y Curso de Vida de la OPS/OMS en Argentina, Ariel Karolinski, explicó que la lactancia materna contribuye al ODS 2, “acabar con el hambre”, dado que la leche materna proporciona toda la energía y nutrientes que un bebé necesita durante los primeros seis meses de vida y una parte sustancial de estos hasta los dos años. Puede ayudar a prevenir el hambre y la desnutrición en los niños pequeños y la obesidad más tarde en la vida, detalló.

La lactancia materna también contribuye directamente al ODS 3, “La buena salud y el bienestar”, porque la lactancia mejora significativamente la salud y la supervivencia tanto de los bebés como de las madres. Los estudios muestran, por ejemplo, que a nivel mundial:

– La mejora de las prácticas de lactancia materna podría salvar más de 820.000 vidas al año, el 87% de ellos niños menores de seis meses de edad.
– Casi la mitad de los episodios de diarrea y un tercio de las infecciones respiratorias podrían prevenirse con una mejor lactancia.
– Una mayor duración de la lactancia materna se asocia con una reducción del 13% en la probabilidad de obesidad infantil y una reducción del 35% en la incidencia de la diabetes tipo 2.
– Las tasas actuales de lactancia evitan un estimado de 20.000 muertes de mujeres por cáncer de mama cada año.

La lactancia materna contribuye a un mejor desarrollo mental y cognitivo, que promueve el aprendizaje y prepara a los niños para la escuela. En Brasil, los niños que fueron amamantados durante 12 meses o más permanecieron escolarizados casi un año más comparados con los que recibieron leche materna menos tiempo.

“Lo que se necesita es un fuerte compromiso político y la amplia acción de toda la sociedad en apoyo a la lactancia materna por el bien de todos los niños y su futuro”, aseguró la doctora Chessa Lutter, asesora regional en Alimentación y Nutrición de la OPS/OMS.

Sé el primero en comentar en "Los lactantes alimentados con leche materna tiene un futuro más saludable"

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.