Consejos para evitar un golpe de calor en días de alta temperatura

Golpe de Calor

Las altas temperaturas y el verano producen en el aparato cardiovascular mayor riesgo de deshidratación y malestares relacionados con el descenso de la presión arterial y la vasodilatación excesiva, señales del cuerpo conocidas popularmente bajo la denominación “golpe de calor”.

“Sus síntomas característicos son la sed, la fatiga, la disminución del apetito, la piel colorada, los mareos, o disminución de orina, la sensación de pérdida de fuerza e incluso de desvanecimiento”, comentó la cardióloga Melina Huerin, jefa de Prevención y Rehabilitación Cardiovascular del Instituto Cardiovascular de Buenos Aires (ICBA).

El aparato cardiovascular es un sistema integrado por una bomba central, el corazón, y un conjunto de vasos, arterias y venas que llevan sangre oxigenada a los tejidos y reciben de éstos sangre con desechos y toxinas, que se eliminan a través del intercambio que ocurre a nivel pulmonar. “Este sistema no es ajeno al poderoso impacto que ejercen factores ambientales como el frío, el calor, los cambios de presión atmosférica, etcétera”, explicó Huerin.

Un grupo especialmente vulnerable a este tipo de situaciones es el de las personas mayores, en quienes el cuadro se intensifica si no están insuficientemente hidratados y/o reciben medicamentos cardiovasculares o reguladores de la presión arterial, que favorecen los síntomas relacionados con el calor y la deshidratación.

“Durante esta época, es necesario adecuar este tipo de fármacos en dosis o tipo, para evitar síntomas que pueden ser frecuentes con temperaturas más elevadas que el resto del año”, detalla la especialista.

Por otra parte, las modificaciones en la alimentación (relacionadas por un lado con dietas adelgazantes o con las fiestas de fin de año, ricas en grasas y alcohol) sumadas al calor hacen más frecuentes síntomas relacionados con el aparato cardiovascular.

Por tal motivo, la especialista expresó varias recomendaciones para evitar el golpe de calor:

  • Hidratarse adecuadamente durante toda la época de verano: beber -de ser posible- al menos 3 litros de agua diarios.
  • No iniciar dietas adelgazantes extremas, ingerir alimentos variados, ricos en proteínas magras, vegetales, frutas y abundante líquido.
  • Chequear con el médico la necesidad de realizar cambios de dosis de medicamentos con efecto cardiovascular, para evitar molestias relacionadas con el calor.
  • En caso de realizar ejercicio físico importante, beber 1 o 2 vasos de líquido 15 a 20 minutos antes e intentar beber líquido mientras ejercita, cada 15 a 20 minutos.
  • Al final de ejercitar, beber líquido aunque no se tenga sed. Se calcula que al ejercitar debe beber entre 3 y 6 vasos por hora (600 a 1200 mililitros por hora).
  • Beber agua o bebidas deportivas.
  • Si la persona es hipertensa, deber tener cuidado al elegir bebidas que puedan tener excesivo sodio.
  • Además, es aconsejable evitar las bebidas con cafeína y gaseosas.
  • Usar ropa cómoda, holgada, de algodón que facilite la evaporación por piel ,y si no ejercita al sol, evitar usar gorro para favorecer la evaporación del exceso del calor corporal.
  • La mejor forma de evitar los golpes de calor es la prevención; evitar deshidratación, beber suficiente líquido, consultar al médico si es necesario adecuar dosis de medicamentos. Por otro lado, durante las fiestas y reuniones de fin de año es recomendable participar de la elección de alimentos a consumir.

Sé el primero en comentar en "Consejos para evitar un golpe de calor en días de alta temperatura"

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.