Connect with us

Ciudad

Con récord de casos, la Ciudad suma testeos y acelera la vacunación

Published

el

Con una tasa de contagiosidad que muestra un acelerado aumento de casos de coronavirus en la población, las autoridades sanitarias porteñas se encuentran evaluando cómo continuar con las medidas tendientes a bajar el impacto de esta tercera ola que se expande y parece impactar en cada uno de los círculos sociales, laborales y personales de todas las vecinas y vecinos de la Ciudad.

Este lunes se conoció un dato de contagios récord para la Ciudad: hubo 4.005 nuevos contagios. La Ciudad superó los números de la ola de mayo, junio y julio. Por esos tiempos, la cifra máxima de contagios había sido el 26 de mayo con 3658​ positivos.

Basando la estrategia en la ampliación de los testeos y un avance en la aplicación de las terceras dosis de la vacunación, fuentes del gobierno local explicaron aque no está en los planes restringir actividades. En estos momentos, en base a la población total, el 85% de los porteños y porteñas ya tienen completo el esquema de vacunación (dos dosis); más del 92% tiene al menos una; y un 18% recibió su dosis de refuerzo.

Con esta cobertura, sumada a los porcentajes de internaciones graves -en el sistema de salud público, un 5,4% de ocupación y un 9,8% en el privado- la Ciudad entiende que en estas horas no es necesario sumar restricciones; la normativa local hoy indica que debe solicitarse pase sanitario para boliches y eventos masivos. En los hechos, en ninguna de estas actividades se está solicitando.

El 26 de mayo, cuando la Ciudad había alcanzado su pico máximo de contagios hasta ahora, se habían reportado 55 fallecimientos en el distrito, contra 3 informados este lunes. Al mismo tiempo, en ese momento, el porcentaje de ocupación de camas de terapia intensiva era del 78%.

“El análisis de la situación es diario. La contagiosidad está en un nivel alto, muy vertiginoso, por eso estamos evaluando el impacto de las políticas implementadas en la última semana, cuando se habilitaron dos grandes centros de testeos, y las de hoy. Sabemos que Ómicron está a la vuelta de la esquina y podría sumarse a la ola de contagios actuales que responden a la demorada ola de Delta”, explicaron fuentes sanitarias.

En estas horas la tasa de contagiosidad (o R0) trepó a 1,2. ¿Qué significa? Que un infectado contagia a más de una persona. Esto surge del ritmo de aumento de la cantidad de casos.

En estos momentos hay un seguimiento epidemiológico sobre más de diez contagios que podrían revelar que la nueva cepa Ómicron comenzó a circular de manera comunitaria; desde la Ciudad explican que la contagiosidad, respecto a Delta, es entre 4 y 6 veces superior.

“En general, la visión de los especialistas es coincidente. Lo que se ve ahora se estima que es la demorada ola Delta, que en el país se pudo dilatar hasta 3 meses gracias a la campaña de vacunación. En paralelo a lo que ocurre ahora mismo, estamos obligados a pensar también en el mediano plazo, más allá del verano y visualizar el comienzo de clases. Por eso estamos abocados a impulsar fuertemente las terceras dosis, para ampliar la cobertura”, explicaron desde el Ministerio de Salud de la Ciudad. En coincidencia con lo acordado en el Consejo Federal de Salud (Cofesa), ya se están enviando turnos a quienes recibieron la segunda dosis hace 4 meses. 

Según los datos oficiales, sólo entre el 24 y 25 de diciembre se realizaron 51.572 testeos; un aumento del 73,3% en los útlimos diez días. En momentos normales, la Ciudad tiene una capacidad de procesar 30 mil testeos diarios. La semana pasada se amplió  con la reapertura del Centro Costa Salguero, para ingresar con vehículos; mientras que desde el miércoles se sumó La Rural Peatonal, con un ingreso por Avenida Sarmiento.

Además, se sumaron 4 unidades móviles que asistirán a las UFU (Unidades Febriles de Urgencia) de cuatro hospitales: Santojanni (en el barrio de Liniers), Tornú (Parque Chas), Rivadavia (Recoleta) y el Pirovano (en Coghlan). De esta manera la Ciudad buscará bajar la tensión en estos hospitales que se encuentran desbordados.

El fin de semana, un médico del Santojanni fue agredido mientras trabajada realizando hisopados. Desde la Asociación de Médicos Municipales denunciaron que los problemas comenzaron a manifestarse un mes atrás, cuando en algunas UFU se achicó la atención y en paralelo empezó a crecer la demanda de testeos. Este lunes había filas, por ejemplo, en el Pirovano. En las UFU se testea sin turno y a quienes tienen síntomas compatibles con el Covid.

Con la idea de reorganizar la atención, comenzaron controles más estrictos en los 7 grandes centros, en donde es necesario solicitar turnos online. Por ejemplo, en Parque Chacabuco, el personal chequeaba que todas las personas tuvieran un turno asignado en el control de ingreso, donde se pedía mostrar el turno en el teléfono móvil. Para martes y miércoles ya estaban todos los turnos asignados. Casi sin colas, la gente tardaba diez minutos en realizar el trámite.

Estos centros están destinados a atender a quienes son contactos estrechos de algún contagiado. Si no tienen síntomas deber sacar un turno para hisoparse a los siete días de haber tenido el contacto. Los turnos se piden en la página web del Gobierno porteño.

En estas horas el gobierno nacional confirmó que se encuentra realizando los trámites necesarios ante el ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) para habilitar pruebas diagnósticas rápidas -pensadas para el ámbito doméstico-, con un nivel de precisión similar a las pruebas de antígenos.

Continue Reading
Advertisement

Deja tu comentario

Ciudad

Por qué es tan polémico el nuevo Código Urbanístico de la Ciudad de Buenos Aires

Published

on

Buenos Aires comenzó un proceso de densificación de la construcción que queda en evidencia en muchos barrios, sobre todo en los de casas bajas, como Núñez, Belgrano, Colegiales o Villa Ortúzar. El nuevo Código Urbanístico habilitó más volumen constructivo y muchas organizaciones vecinales le declararon la guerra. Pero, ¿qué se modificó a partir de la nueva normativa? ¿Cómo va a impactar en la Ciudad?

El nuevo Código Urbanístico fue aprobado por la Legislatura porteña en 2018. Pero los vecinos se toparon con la realidad de lo que se votó recién en 2021, cuando se retomó la construcción en la Ciudad. Es que 2019 estuvo signado por la crisis económica y las elecciones presidenciales, y 2020 por la cuarentena y las restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus.

El cambio esencial que trajo el nuevo Código es la eliminación de fórmulas que limitaban la ocupación del suelo, es decir cuánto se podía construir sobre cada terreno. Al dejar de utilizarse la fórmula que vinculaba la superficie construible con el tamaño del lote, se generó un aumento de densidad. Por el contrario, lo que se impuso son las alturas fijas, que cambian dependiendo de los barrios. Pueden ser de 3 pisos, más otros dos retirados; o cuatro pisos, más uno. Por eso el mayor impacto se siente en los barrios de casas bajas o unifamiliares.

Otro cambio determinante es el “completamiento de tejido” o “enrase”. Cuando alguno de los edificios linderos supera la altura máxima fijada para la parcela a edificar, se permite igualarla. ¿Un ejemplo? Si entre un edificio y otro hay un lote, o dos, el nuevo Código permite que en esos terrenos se hagan construcciones de la misma altura de las preexistentes. Teniendo en cuenta que la Ciudad está llena de excepciones -con permisos otorgados por diferentes motivos y en diferentes épocas- entonces siempre habrá posibilidad de construir más allá de lo que permite el Código en esas manzanas.

Como el nuevo Código elevó de hecho la cantidad de metros cuadrados totales que se pueden construir, también en 2018 se aprobó una ley que introdujo el concepto de “plusvalía urbana”. Se estableció un impuesto a las parcelas que obtuvieron una “ganancia” por cambios normativos. Ese impuesto compensatorio lo pagan quienes quieran usar esa constructibilidad adicional que se generó.

La arquitecta Magdalena Eggers, especialista en normativas, pone el foco en Núñez para mostrar cuáles son los impactos de los cambios: “El mayor impacto se da sobre la ocupación de los terrenos. Antes había una obligación de retirarse 3 metros desde la línea del frente, hoy hay que construir sobre la linea municipal. Y otro cambio fundamental es que el código permite construir hasta el tercio de la manzana. Es decir, que en cada manzana se permite ocupar hasta el 89% de la superficie total“, explica.

Esto implica que desaparecen los pulmones de manzana, tan característicos en algunos barrios porteños. Además hay zonas de Núñez donde se aumentó de manera radical la capacidad constructiva: “Se pasó de una altura máxima de construcción de 10,50 metros más 1 piso retirado, a 31,20 metros más 2 pisos retirados“, detalla Eggers.

Reglas generales que ignoran casos particulares

El arquitecto y urbanista Marcelo Corti viene analizando las nuevas normas desde su blog Café de las Ciudades: “En la discusión de este Código no se presentaron estudios que indiquen y permitan controlar la capacidad constructiva para cada manzana y barrio“, apunta.

En este sentido son muchos los profesionales que lamentan que el Código no sea más preciso, más “quirúrgico”: es decir, que evalúe manzana a manzana, terreno a terreno las posibilidades y las limitaciones constructivas para que las características propias de los barrios no desaparezcan.

Las herramientas tecnológicas disponibles hubieran permitido poner una lupa sobre cada metro disponible en los barrios para evitar situaciones como las que ocurren ahora mismo en Villa Ortúzar, en donde los vecinos viven un tenaz avance de la construcción. En octubre había 80 lotes a la venta y 50 proyectos de obras.

O lo que pasa ahora mismo en Colegiales, en el polígono delimitado por las avenidas Álvarez Thomas, Federico Lacroze, Crámer y Elcano: “Sólo para dar un ejemplo, sobre Gregoria Pérez tenemos tres obras en una cuadra y una de ellas es un edificio con dos subsuelos. Estamos hablando de un barrio de casas bajas en el que se transforma además el suelo. Y a más cemento, menos posibilidad de que escurra el agua. Hay proyectos para los que se compraron 3 terrenos juntos. Con estas obras avanzan hacia el pulmón de la manzana“, cuenta Fabiana, una vecina del barrio e integrante del colectivo “Colegiales en acción”.

Qué son los convenios urbanísticos

Corti mira con especial preocupación otro tema que habilitó el nuevo Código, los convenios urbanísticos, que con previo aval de la Legislatura permiten a los desarrolladores construir edificios de mayor volumen que el autorizado por la normativa actual. A cambio, deben compensar a la Ciudad con obras y/o dinero que debería ir a un fondo que busca impulsar la recuperación del Micro y Macro Centro mediante el financiamiento de la compra o alquiler de viviendas y de la reconversión de oficinas vacías en departamentos.

Recientemente, junto a cientos de otros profesionales, Corti firmó una carta abierta pidiendo a la Ciudad que se dejen sin efecto estos convenios. El argumento es que, desde la perspectiva técnica, se trata de una política arbitraria y cuestionable que alienta a las transgresiones, pero que además otorga ventajas a unos sobre otros.

En la carta, se solicita que la Legislatura suspenda el tratamiento de los proyectos de aprobación de estos convenios. También se pide a los profesionales que intervienen en la construcción de la Ciudad que no se presten “al negativo rol de promover lo que, sabemos, traerá un malestar cada vez más generalizado, protestas, demandas y descreimiento del bien común”.

De hecho, algunos vecinos están alertados de la situación y comenzaron a organizar presentaciones ante la Justicia, con el objetivo de frenar los cambios que están transformando sus barrios.

Todo este fenómeno se transforma en una bola de nieve y genera un debate enorme entre los vecinos. Porque están quienes decidieron organizarse para visibilizar lo que sucede y sostener su modo de vida barrial a toda costa, pero están también los que deciden vender sus viviendas, o bien porque encuentran una salida económica o porque temen quedar encerrados entre medianeras y edificios.

¿Llegó este nuevo código para mejorar la Ciudad? ¿Para alentar la construcción de vivienda practicamente inalcanzable para una clase media sin acceso al crédito? ¿Para generar trabajo en el rubro y sus derivados? ¿Para recaudar?

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) advierte que en menos de 30 años, para 2050, el 68% de la población mundial vivirá en ciudades. Este proceso demográfico ya está en marcha, sobre todo en países de ingresos medios y bajos, según identifica el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de este organismo.

Pero Buenos Aires se mantiene al margen de esa tendencia: desde hace más de 70 años, la cantidad de habitantes en territorio porteño se mantiene estable, en torno a los 3 millones.

Ese número se sostiene, incluso frente al crecimiento de los barrios populares, villas y asentamientos. También pese a la creación de un nuevo barrio, como fue Puerto Madero, con una enorme concentración de torres y viviendas.

Congelar las ciudades no es viable, dicen los especialistas. Y sí, las ciudades tienden a densificarse. Esa no debería ser una mala noticia, siempre que se pueda identificar cómo, cuándo, de qué manera y dónde se da esa densificación. Un debate que no parece haber quedado saldado con el Código aprobado en 2018.

Continue Reading

Ciudad

La casona del geriátrico Apart Incas está en venta pero no aparece comprador

Published

on

En febrero de 2020, la pandemia de coronavirus recién había sido declarada por la Organización Mundial de la Salud y faltaban casi diez meses para que comenzara la campaña de vacunación en la Argentina. Se sabían pocas cosas sobre la transmisión de este virus y aún se pensaba que el contagio podía llegar a través de la superficie de las cosas.

Un mes después, en marzo. las calles de la Ciudad eran un páramo debido a la cuarentena. Y en abril, los ojos de la opinión pública se posaron en una residencia geriátrica, en donde se registró un contagio masivo y ocurrieron las primeras muertes en este tipo de establecimientos.

Sucedió en la residencia Apart Incas, en Avenida de los Incas y Zapiola, en Belgrano R. El lugar fue desalojado casi en vivo y en directo, con los móviles de televisión mostrando el traslado de los pacientes y el personal. Nueve personas murieron por el virus. La investigación reveló una trama de negligencia por parte de los dueños.

La residencia fue clausurada. Nunca reabrió y desde aquellos tiempos, permanece vacía. Hoy la casona se encuentra a la venta con un precio rebajado de 950.000 dólares: el año pasado había salido a la venta por U$S 1.000.000.

La casona tiene 80 años de antigüedad y 845 m2 de superficie cubierta. En la web de la inmobiliaria Interwin se pueden ver fotos de su estado actual.

Se trata de una casona inglesa con algunos detalles de estilo Tudor que tiene una protección cautelar. ¿Qué significa? Que se encuentra catalogada y que su fachada debe ser conservada.

Por otro lado, la casa se encuentra ubicada en un polígono con características particulares, delimitado por la Avenida de los Incas, las vías del Ferrocarril Mitre, Olazábal y Holmberg. Este polígono es un Distrito U28, lo que indica que también se encuentra protegido. Debe conservarse su trama de baja densidad poblacional.

Una lucha vecinal logró resguardar a este rincón de la Ciudad imponiendo ciertas limitaciones. Por ejemplo, el englobamiento de parcelas no puede superar los 900 m2. ¿Qué significa? Que no se pueden “juntar” tres o cuatro terrenos para aumentar la construcción, como está ocurriendo ahora mismo en muchos otros barrios de la Ciudad. Esta es una forma de mantener la densidad baja en el barrio.

En términos generales, tampoco se puede construir más allá de los 8 metros de altura. Y las edificaciones se deben retirar 3 metros sobre la línea oficial.

El texto de la norma vinculada a este Distrito U28 aclara que se deben “conservar las características exteriores de las construcciones existentes de valor arquitectónico, tradicional, histórico o paisajístico”. Y es un distrito que tiene destino de uso residencial exclusivo: “Se respetarán los usos comerciales existentes, no admitiéndose la construcción de nuevos locales comerciales, ni la ampliación de los existentes” explica la normativa.

Uno de esos usos comerciales que ya existían es el de la residencia para adultos mayores, ahora vacía. Sin posibilidades de hacer demasiados cambios ¿qué podría ocurrir con una casona de estas características?

En la Sociedad de Fomento de Belgrano R, que fue la que trabajó para lograr ese Distrito U28, afirman que hubo un interesado en comprarla para convertirla en departamentos, respetando la altura y la fachada. Y que tanto la Ciudad como la misma Sociedad, que tiene un equipo consultivo, aprobaron el proyecto. Pero todo quedó en la nada y la propiedad sigue a la venta.

“Son propiedades muy difíciles de vender, lo que no significa que sea imposible. Puede ser adquirida por alguna institución para que funcione como hasta ahora, como residencia para adultos mayores. O bien para algún tipo de centro médico. En otro momento quizás hubiera podido venderse para ser usada como hotel boutique, lo que no alteraría mucho la dinámica barrial porque tendría pocas habitaciones. Pero hoy, en pandemia, un hotel puede llegar a ser inviable a nivel comercial”, explicó un arquitecto especialista en normativas.

Si bien la fachada debe ser conservada, por dentro la casona puede ser intervenida. De hecho, tiene 28 ambientes, incluyendo 17 baños y 16 dormitorios. En la web de Interwin se lo ofrece aclarando que es “apto para varios destinos: geriátrico, hostel, salón de fiestas, petit hotel”.

Muchos de los ambientes y sitios comunes tienen revestimientos de baja calidad, azulejos y pisos cerámicos. Contrastan con algunos detalles que indican la importancia que tuvo la casa en su origen, como por ejemplo, una escalera principal de madera o una sala con chimenea y boiserie. Se conservan pisos de roble de Eslavonia, otros de pinotea y algunos en damero. Pero también se conserva el triste recuerdo de una de las grandes tragedias ocurridas durante la pandemia de coronavirus en la Argentina.

Continue Reading

Ciudad

Los vecinos pueden reclamar un resarcimiento económico por los cortes de luz

Published

on

Corte de luz Villa del Parqueq

En el marco de la ola de calor extremo, Edesur y Edenor implementaron interrupciones del suministro eléctrico, además de bajar la tensión en miles de hogares. Estas dos medidas que ocasionaron daños materiales, principalmente en electrodomésticos, es por eso que los vecinos pueden reclamar un resarcimiento economico.

Es entonces cuando surgen dudas sobre cómo reclamar, tanto por la falta de suministro eléctrico como por la reposición de un electrodoméstico quemado.

“Es importante que el usuario reclame, porque en los últimos tiempos el resarcimiento sólo se le terminó haciendo a quien hizo el reclamo y no a todos los que resultaron afectados”, sostuvo la asesora de la Comisión de Defensa del Consumidor de la Legislatura porteña, Carolina Suárez.

También destacó que “cuando quedan registrados los reclamos, el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) le aplica una multa económica a las empresas, y muchas veces parte de lo que se cobra de esa sanción termina llegando al usuario”.

Debido a esto, el Gobierno nacional elaboró un formulario para que los usuarios hagan su reclamo y pidan el resarcimiento económico. El resarcimiento económico será evaluado por el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), que determinará si corresponde o no.

En el caso afirmativo, el reintegro será de hasta 2.000 kWh, que equivalen a $10.375 y se verán plasmados en la factura del servicio.

Cómo realizar el reclamo

1. Ingresá a https://www.argentina.gob.ar/enre

2. Completá este formulario con la factura del servicio a mano y con el o los números de reclamo.

3. En la opción “Seleccioná el tipo de reclamo a realizar”, optá por “Corte prolongado o Corte reiterado”.

4. El ENRE te notificará el procedimiento que se aplicará.

5. La distribuidora te reintegrará el monto correspondiente (en kWh) en tu próxima factura. Si el reintegro excede el importe de tu factura, la prestataria te lo acreditará en la o las facturas siguientes.

Para el trámite, detalló el organismo, se deberán presentar los siguientes datos: “número(s) de reclamo realizado ante la empresa; nota firmada con la/s fecha/s y hora/s de inicio del/ los corte/s y la/s fecha/s y hora/s de la finalización del/los corte/s; y la factura del servicio (si el servicio no está a tu nombre: una copia del título de propiedad o del contrato de alquiler, o bien de un servicio o del DNI donde conste el domicilio)”.

Continue Reading

Ciudad

La mitad de los chicos de 3 a 11 años de la Ciudad ya tienen dos dosis de vacuna contra el Covid

Published

on

La vacunación pediátrica avanza en la Ciudad de Buenos Aires y la campaña muestra un ritmo acentuado en los últimos días. Aún con los tropiezos de comunicación cuando arrancó en los primeros días de octubre, con muchas familias de vacaciones y en medio de esta tercera ola de contagios de coronavirus impulsada por la variante Ómicron, los padres están llevando a sus hijos a las postas sanitarias para empezar o completar la inmunización.

Esto se desprende de la actualización de las cifras de vacunación aportadas por el Ministerio de Salud porteño. En los últimos 7 días fueron vacunados a 10.709 niños y niñas y hasta el domingo hay otros 9.500 turnos otorgados.

Se estima que en territorio porteño hay alrededor de 320.000 niños de entre 3 y 11 años. De ellos, el 54% (172.801) ya tiene completo el esquema de vacunación con Sinopharm. Y hay un dato que muestra la intención que tienen las familias de vacunar a los más chicos: hay 250.000 empadronados.

En la Ciudad, el 7 de octubre se habilitó el empadronamiento de menores con condiciones priorizadas. Y el 21 se hizo extensivo a toda la franja etaria de 3 a 11. Teniendo en cuenta que arrancó diez meses después que la campaña de vacunación dirigida para la población en general, los especialistas consultados estiman que esta yendo a buen ritmo. Aunque coinciden en que es necesario reforzar la comunicación para llegar al inicio de las clases, que en Capital está previsto para el 21 de febrero, con la mayor cantidad de chicas y chicos vacunados.

“Estas semanas que quedan antes de que arranquen las clases son clave para intensificar la vacunación. Estamos trabajando con diferentes estrategias para difundir información entre los padres con datos sobre la seguridad de las vacunas; entre los pediatras para que asesoren a las familias, y con organismos como Unicef, la OPS (Organización Panamericana de la Salud) y el Ministerio de Educación”, le dice a Clarín Gabriela Tapponnier, infectóloga pediatra y secretaria del Comité de Infectología de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP).

Sucede que en las últimas semanas los casos de Covid en chicos comenzaron a crecer y a acompañar el aumento de los contagios de la población en general. Si bien los gobiernos de Nación y Ciudad manejan diferentes porcentajes, ambos coinciden en que hay una suba de los casos, de manera sostenida. 

“En noviembre de 2021, la cantidad de casos acumulados en esta franja era de 17.944. En diciembre el crecimiento fue de 1,85% alcanzando a 18.278 casos. En tanto, en estas semanas el crecimiento fue de 24,4% alcanzando un total de 22.737 casos confirmados”, explicaron desde el Ministerio de Salud porteño.

Por su parte, las internaciones en los hospitales públicos de la Ciudad pasaron de cifras prácticamente nulas a 56 niños internados (según cifras del miércoles), de los cuales 54 no tienen ninguna dosis de vacunación. De los 2 restantes, uno solo tiene el esquema completo. No dijeron si alguno de los chicos tiene enfermedades prevalentes.

“A pesar de este incremento tanto de casos como de internaciones, actualmente la Ciudad no tiene niños de 3 a 11 años internados en Unidades de Terapia Intensiva”, informaron en Salud.

El inicio de la vacunación pediátrica contra el Covid tuvo algunos tropiezos, debido a que desde las asociaciones médicas se reclamaron estudios que demostraran que no los inmunizantes no eran perjudiciales.

Un pediatra que prefirió no dar su nombre, le contó a Clarín cómo fue su mirada inicial sobre la vacunación contra el Covid y cómo cambió a lo largo de las semanas: “Casi hasta mediados de noviembre hablé con todas las familias que me fueron consultando y les dije a todas lo mismo: ‘esperemos’. La realidad es que las clases estaban por terminar y yo esperaba tener más información para tomar una decisión, porque tuve sólo un puñado de pacientes que contrajeron el virus, con síntomas muy leves”, explicó.

“Para los primeros días de diciembre ya se habían vacunado unos 6 millones de chicos en todo el país y casi no había reportes de complicaciones. Así que volví a contactar a todos los que me habían preguntado y los alenté a que vacunen a los chicos. Creo que el verano es ideal para que las familias avancen, antes de empezar las clases”, contó el profesional. Además, aseguró que hay “muchos otros profesionales que revisaron sus primeras indicaciones”.

En este sentido, Analía de Cristófano, jefa de Infectología Pediátrica del Hospital Italiano y miembro del Comité de Control de Infecciones de esa institución, entiende que efectivamente “esa primera mala información que se difundió entre los profesionales retrasó la adhesión“.

“Lamentablemente, muchos pediatras se quedaron con esa primera mala información -continúa de Cristófano.. A lo que se suma este concepto de que la enfermedad no es grave entre los chicos. Sin embargo es necesario no sólo poner el foco en lo epidemiológico, sino también en lo poblacional: las vacunas ayudan a reducir la circulación del virus. Entonces si a nivel individual no convence, también podemos pensar en lo colectivo”. 

Por otra parte, desde el Comité de Infectología de la Sociedad Argentina de Pediatría vienen monitoreando también la aplicación de las otras vacunas, para otras enfermedades más allá del Covid. Y piden que no se pospongan las aplicaciones de esas otras vacunas, como las que se dan contra el sarampión o la rubéola: “Necesitamos mantener coberturas altas contra otras enfermedades”, señalan. 

Y aclaran: “La vacuna contra el coronavirus se puede dar en forma simultánea con el resto de las vacunas del calendario”. 

NS

Mirá también

Continue Reading

Ciudad

Coronavirus: la Ciudad confirmó que los contactos estrechos vacunados no se deberán aislar

Published

on

Dos dias después de que el Gobierno nacional anunciará que los contactos estrechos de casos positivos de coronavirus no tendrán que aislarse si tienen el calendario completo de vacunación, la Ciudad de Buenos Aires confirmó este jueves que adhiere al protocolo.

Lo ratificó el jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, durante el acto en el que el ex entrenador de los seleccionados argentinos femenino y masculino de hockey sobre césped, Carlos Retegui,fue presentado como nuevo secretario de Deportes.

“En base a la decisión del Gobierno nacional de cambiar el protocolo para contactos estrechos, en la Ciudad vamos a adherir a esta definición y su implementación va a ser progresiva, incluyendo cada vez más actividades”, precisó Miguel.

Y agregó: “Estamos terminando de definir esa progresividad y los detalles de su implementación y mañana Fernán Quirós va a terminar de dar detalles de esta implementación en su conferencia de prensa de Salud que habitualmente hace los viernes a la mañana”.

En el acto estaba, además, el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta y el senador Martín Lousteau, que fue quien acercó a Retegui al proyecto porteño.

Buenos Aires y otras 14 provincias se habían pronunciado en la misma línea el miércoles.

Fue el Consejo Federal de Salud (Cofesa) el que el martes determinó que los contactos estrechos de casos confirmados de coronavirus que sean asintomáticas y tengan esquema de vacunación completo no tendrán que hacer aislamiento.

“Las personas con dos dosis y un refuerzo no hace falta tener aislamiento; personas con esquema primario (una o dos) y que tuvieron Covid pueden flexibilizar el aislamiento y hacer un test entre tercer y quinto dia; los no vacunados tienen que hacer aislamiento”, detalló la ministra de Salud nacional Carla Vizzotti al anunciar la medida.

La funcionaria sostuvo que será cada jurisdicción la que determine la implementación de estas nuevas medidas, tomadas en función del impacto del ausentismo en el sistema de salud, en servicios esenciales, Aerolíneas Argentinas, bomberos, Policía, seguridad, energía y en todo el sector privado.

Las nuevas medidas

1) Contacto estrecho asintomático sin vacunar o con esquema de vacunación incompleto (sin vacunar o con más de 5 meses de la aplicación de la última dosis) – 10 días de aislamiento desde el último contacto con el caso confirmado y seguimiento estricto.

2) Contacto estrecho asintomático con esquema inicial completo de vacunación (dosis única, dos dosis o esquema inicial con dosis adicional, según corresponda y menos de 5 meses de completado el esquema) o que hayan tenido COVID-19 en los últimos 90 días– opción de flexibilizar aislamiento, maximizar medidas preventivas (uso adecuado de barbijo y ambientes con ventilación cruzada permanente) y realización de test diagnóstico entre el tercer y quinto día, evitar concurrir a eventos sociales o masivos y realizar automonitoreo de síntomas de forma diaria.

3) Contacto estrecho asintomático con esquema de vacunación completo + refuerzo con más de 14 días de la última aplicación- opción de flexibilizar aislamiento, maximizar medidas preventivas (uso adecuado de barbijo y ambientes con ventilación cruzada permanente), evitar concurrir a reuniones sociales o eventos masivos y realizar automonitoreo de síntomas de forma diaria.

4) Los casos positivos siguen con la misma modalidad de aislamiento.

Continue Reading

Noticias más leídas

Editor Responsable: Leandro Barattucci - villadelparquein@hotmail.com - Domicilio legal: Llavallol 2900, CABA - Teléfono: 15.6.7645372 - Propiedad Intelectual N°: 5302802 - Visitas del mes de Septiembre: 32.427 Integrante de la Asoc. Civil Medios Vecinales - Integrante del Reg. de Medios Vecinales CABA