Connect with us

Ciudad

La nueva realidad del centro porteño, la zona fantasma en la que la reactivación tarda más en llegar

Published

el

A falta del elenco estable de turistas y oficinistas, bien vienen los ocasionales visitantes: llegan al centro a hacer trámites, a ver una película, a comer la pizza porteña más clásica o a una presencialidad parcial. Son los protagonistas del tímido renacer de este territorio porteño, cuyos hacedores buscan acelerar para que no sea un espejismo.

El declive del centro porteño habla en todos sus parámetros, pero quizás el más elocuente es el consumo de su bebida más popular, el café. Unos 800 kilos prepandemia, 30 en el aislamiento más duro, en los bares de la marca de cafetería de especialidad que tiene más locales en esta área. Volvió a subir a 380 en la actual etapa de lenta recuperación.

Comerciantes, gastronómicos, garajistas, inmobiliarios y hoteleros saben que la mayor circulación de gente en el centro porteño es apenas un comienzo. Y que por ahora no cuentan con humanidad de forma estable: ni trabajadores, ni visitantes ni vecinos. Por eso, se reúnen seguido con el Gobierno porteño, para dar forma a un plan que revitalice la zona. Todavía no hay definiciones, pero sí se sabe que abarcará a al menos tres ministerios.

Cae el sol, cae la gente

Mientras tanto está la postal actual, distante aún de aquella en la que el reto era caminar sin chocarse gente. Pero, también, mucho menos apocalíptica que en agosto del año pasado, cuando sólo se escuchaban el viento, algunos autos y arbolitos ofreciendo dólares.

Es que una cosa es ver las fotos y otra, la película completa. Las postales son contundentes: más de 120.000 metros cuadrados de oficinas vacías, casi un cuarto de locales desocupados en todo el Macrocentro, más de 500 negocios que bajaron la persiana en la calle Florida. El filme mostraría a la zona sumando gente de a poco. Parecido a observar las nubes pasar: sólo se ve el desplazamiento si se filma en cámara rápida, por un largo tiempo.

Hoy más que nunca esa área de bordes borrosos conocida como centro se prende y apaga por zonas, como cerebro en resonancia. Una tendencia previa a la pandemia que se profundizó en el último año.

Desde luego, Tribunales y la City bancaria se apagan a las 15 o 16. Pero al menos antes se prenden, gracias al retorno limitado de atención presencial en bancos, administraciones estatales y estudios profesionales. A fines del año pasado, en cambio, ambas zonas eran un páramo.

Algo de ese tránsito vehicular y peatonal se derrama hacia las diagonales y la Avenida de Mayo, que aún sigue deprimida. En cambio, si se sigue por Florida es mejor que sea de día y temprano, cuando la peatonal más famosa ofrece todo lo que es capaz de dar.

Lo mismo ocurre con Lavalle a esa altura, donde la espuma del cappuccino de Le Caravelle es un lujo que antes se disfrutaba hasta las 21 y hoy no pasa de las 17. Cuando cae el sol, el breve movimiento viene de las casas de venta de celulares, los kioscos, el Multiplex reabierto hace tres semanas y los restaurantes que siguen dando pelea.

Las estaciones de subte cerradas potencian el vacío. Aún no reabrieron Florida (línea B), Lavalle ni Moreno (línea C). Tampoco Plaza de Mayo, Piedras, Saénz Peña, Pasco ni Alberti, de la línea A.

Calle Corrientes, la que más se llena de gente

En ese panorama, es la avenida Corrientes lo más activo del centro, incluso de noche. Ayudan sus teatros y cines reabiertos, sus pizzerías cuya suerte envidian sus pares de Congreso, los libreros que resistieron al límite de sus fuerzas. Pero está lejos aún de hacerle honor al mito de que no dormía jamás.

Antonio Vázquez, dueño de esa catedral pizzera que es Las Cuartetas, le pide una mano al Estado pero también a la gente. “Recuerdo cuando cerró la Richmond, que la gente se angustiaba y decía: ‘Qué lástima’. ¿Pero cuántas veces habían ido en los últimos cinco años? Si no elegís ese lugar para ir, ese lugar muere”, razona Vázquez.

Después destaca las ventajas del centro: los estacionamientos más económicos, la buena mesa a mejor precio que en Palermo, la cercanía con los hoteles. En los últimos meses, algunos establecimientos volvieron a abrir, al menos para comenzar a hacer girar otra vez la rueda.

Es el caso de icónicos como Alvear, Park Hyatt y Sofitel, y cuatro de la cadena con mayor presencia en la zona, NH, con sus hoteles Centro Histórico, Crillón, 9 de Julio y Lancaster.

Otros cerraron definitivamente o siguen en la cuerda floja. En la cámara que los agrupa en la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (AHRCC) se esperanzan con la ley de eximición de ABL por seis meses que este jueves fue aprobada por la Legislatura.

El café, un termómetro

El dato del lento aumento en el consumo de café es de Fernando Lozano, dueño de una de las pocas marcas de café de especialidad que sobrevivieron en el centro porteño, Negro Cueva de Café. También, la que más apuesta a la zona en ese rubro desde 2015: instaló cinco locales, de los cuales pudo mantener cuatro en pandemia.

No fue fácil en una zona que perdió un cuarto de sus negocios y en cuya principal calle comercial, Florida, 3.700 personas se quedaron sin trabajo durante la pandemia, según datos de su Asociación de Amigos. A la señorial Galería Güemes, históricamente la de menor vacancia en esa peatonal, hoy entran una o dos personas cada diez que ingresaban antes de que el Covid se convirtiera en noticia cotidiana.

“Este es el año donde el centro revive, es el momento en que hay que invertir. Es infantil pensar que los edificios vacíos van a quedar obsoletos. El centro va a volver a tener lo que ya se ve: aumento gradual pero permanente del flujo de gente”, observa Lozano.

Otra meca cafetera que se recupera de a poco es el Florida Garden, aunque en su caso el plato fuerte sea la tradición. La postal que devuelve una tarde de marzo contrasta con la que ofrecía a la misma hora de agosto de 2020, presenciada por esta misma cronista.

“Sobrevivimos porque somos propietarios, porque pusimos delivery y por nuestra clientela fiel”, analiza Javier Fernández, dueño del clásico de Florida y Paraguay. “Y porque potenciamos nuestras redes sociales”, agrega su hija Nani, a cargo del Instagram @floridagarden_oficial.

Desde arriba

En los últimos años, el centro porteño se hizo eco de la tendencia mundial de instalar bares en terrazas de edificios altos: los famosos rooftops. Allí el plan es tomar y picar algo con vista privilegiada a la Ciudad, un recurso que siempre estuvo ahí pero había pocos que lo explotaran.

Entre los pioneros están los hoteles Pulitzer y Alvear, a los que se sumaron en los últimos años tres edificios emblemáticos: el Palacio Barolo, con Salón 1923; la Galería Güemes, con Florida 165; y el racionalista Comega, con Trade Sky Bar.

Ubicados en su mayoría en el Micro y Macrocentro, atraen a vecinos de otras partes de la Ciudad. Y ayudan a estirar un poco el ritmo de actividad diurno.

“Sería importante que la gente se acostumbrara a ir a los rooftops más temprano, para que no haya un parate de varias horas entre la actividad diurna y la nocturna”, remarca Liliana Munini, gerente de la Asociación de Amigos de la Avenida Corrientes.

Mucha escenografía para tan pocos actores

A veces se le pide futurología a la ciencia. Más aún en pandemia, cuando justamente es más difícil que nunca hacer previsiones. Con todo, pueden advertirse señales que permiten imaginar un posible futuro.

En el caso del centro porteño, el mayor enigma es qué pasará con el vacío dejado por kilómetros cuadrados de oficinas, edificios de alto mantenimiento, moles símbolo de poder que hoy no son más que distinguidos elefantes blancos.

Paul Schioppa ve el problema en doble primera fila: como propietario del garaje de Marcelo T. de Alvear y Reconquista y como uno de los dueños de un edificio de oficinas a la vuelta, en el pasaje Tres Sargentos. Dice: “La zona está en emergencia. Viene mal desde hace tres años, con la restricción vehicular y la recesión. La pandemia fue la bala de plata”.

Cuenta que en el edificio del pasaje hay sólo tres pisos ocupados de 11 en total. “Vamos a ver si vendemos todo en block, algo muy difícil, o le cambiamos el destino de oficina a vivienda, algo muy caro: hay que adaptar todo, poner descansos en las escaleras, que son viejas”, calcula.

“El problema de las áreas centrales de las ciudades en todo el mundo es que tienen movimiento durante el día y se apagan de noche. Hay que repensar el centro como un lugar que tenga usos todo el día”, propone el ingeniero y docente Roberto Agosta.

“¿No deberíamos pensar en promover la reconversión de edificios en viviendas, al menos de forma parcial?”, se pregunta Agosta, que recientemente disertó en la conferencia “Transporte público y COVID-19, ¿Qué perspectivas hay para este 2021?”, organizado por la Fundación Metropolitana.

Lo mismo plantean desde la Asociación Amigos de la Avenida de Mayo, una de las arterias más golpeadas del área. “Proponemos transformar la zona afectada en distritos que incluyan vivienda residencial permanente, junto a usos múltiples que permitan desarrollar actividades comerciales, profesionales y culturales”, resalta el presidente de esa asociación, Manuel Novo.

Desde el sector inmobiliario incluso evalúan si hay que cambiar la normativa. “Estamos trabajando con el Consejo de Planeamiento Estratégico del Gobierno porteño en lo que refiere al Código Urbanístico, en pos de una medida para poder reubicar las oficinas vacías. En México las que quedaron vacías fueron reconvertidas en viviendas, hoteles o hostels”, ejemplifica Armando Pepe, presidente del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (CUCICBA).

Otros estiman que no hace falta dar semejante paso. “Más que ponerse a modificar el Código Urbanístico, lo que sí podría hacer la Ciudad es ver qué se verifica en el terreno y a partir de eso flexibilizar algunas normas para habilitar cierto tipo de infraestructuras en detrimento de lo que empieza a sobrar”, analiza el periodista especializado en temas urbanos Federico Poore, que escribe una tesis de maestría sobre la potencialidad del teletrabajo en territorio porteño.

Poore admite que sería una transformación limitada, “menos tajante que la observada en ciudades como Nueva York, Milán, Berlín o Londres. Acá hay varias trabas: pocas propiedades vendidas porque ningún sector asalariado puede acceder a un crédito hipotecario, poca agresividad en los planes oficiales para recuperar el espacio público, pocos espacios verdes, suspensión de construcción de ciclovías”. A Poore no le hace falta pensar en Europa para poder comparar: “Bogotá construyó 100 kilómetros de bicisendas en 2020 y suma 500 en total. Nosotros tenemos la mitad”.

También hay limitaciones que van más allá de la coyuntura: la inclusión de parte de su territorio en el Área de Protección Histórica (APH), que restringe la adaptación a otros usos, y los atractivos turísticos propios de la zona. “Será una reinvención, pero con límites”, coincide Darío San Cristóbal, geógrafo y docente en las universidades de Buenos Aires y Ezeiza. Más que una ruptura, augura un refuerzo de los usos preexistentes: cultura, comercio, turismo.

Lo ve en el equipamiento hotelero, que sigue teniendo sede privilegiada en el centro. También, “en el plan de inversión nacional que reafirma una red ferroviaria que converge en el centro. Además, desde allí parten autopistas que desembocan en Aeroparque y Ezeiza. La ubicación sigue siendo clave”.

“El centro porteño tiene una capacidad de resiliencia enorme porque siempre fue un producto histórico múltiple: hay gastronomía, actividades culturales, una composición arquitectónica que lo valoriza -destaca San Cristóbal-. Muchas empresas se mudaron del centro a las afueras y la centralidad de esta zona siempre se refuerza. El centro no es sólo oficinas”.

Continue Reading
Advertisement

Deja tu comentario

Ciudad

Teresa Ragni, sobre el coronavirus: “La Ciudad descuidó la protección de la población”

Published

on

Tras las nuevas medidas contra el coronavirus dispuestas por Alberto Fernández, desde la Quinta de Olivos, la ACMV habló con Teresa Ragni, quien es la Consejera Metropolitana/Secretaria del Partido Justicialista, en la Ciudad de Buenos Aires, sobre qué le pareció las restricciones y qué opina de Horario Rodríguez Larreta en el manejo de la pandemia.

“El Gobierno nacional propuso cuidar la salud del pueblo” desde un primer momento, dice Ragni, quien agrega: “Como resultado de las medidas tomadas se logró frenar la ola de contagios y se protegió la salud de los Adultos Mayores”. Sin embargo, y hace la comparación con la Ciudad, donde “se puso el acento en la cuestión económica y se descuidó la protección de la población”.

En cuanto a las nuevas medidas del Gobierno nacional, Teresa comenta que “es correcto poner restricciones si la tarea central es cuidar la salud” de los argentinos. “La pandemia arruinó la economía de muchos, pero la salud debe seguir siendo la razón en tiempos de pandemia”, afirma.

Si bien las medidas anunciadas por el Presidente de la Nación en las últimas horas serán hasta el 30 de abril y podrán ser más duras si no logran achatar la curva de contagios por coronavirus, Ragni asevera que estaría de acuerdo con un cierre total de la actividad económica, aunque salvaguardando la labor de los esenciales. “Sí, estoy de acuerdo”, dice.

En marzo de 2020 parecía que Nación, Provincia y Ciudad de Buenos Aires trabajaban mancomunadamente contra la pandemia, sin embargo, la relación se fue desgastando con el correr de los meses. “Hace demasiado uso de la política electoral por encima de la salud de los ciudadanos de CABA”, responde Ragni, sobre cómo se manejó la Ciudad en las últimas horas.

Por último, Ragni se refiere al expresidente Mauricio Macri y dice que “tiene intenciones de regresar, trabajan para debilitar al Gobierno nacional, miente, son perversos, destruyen valores y manifiestan un odio sin límites”. Y sentencia: “(Horacio) Rodríguez Larreta y (Fernán) Quiroz rompieron el protocolo al instalar centros de vacunación lejos de los domicilios de los beneficiarios. Está en nosotros que eso no suceda: militando, participando y apoyando a nuestro Presidente”.

Continue Reading

Ciudad

No se podrá circular entre las 24 y las 6, con suspensión de encuentros sociales

Published

on

Alberto Fernández

El presidente Alberto Fernández dio a conocer distintas medidas restrictivas para hacer frente al crecimiento de contagios de COVID-19, en un anuncio realizado esta tarde desde la Quinta de Olivos, donde guarda aislamiento por estar contagiado de coronavirus.

Como indica el portal de la Asociación de Medios Vecinales, se decretó que en las ciudades donde hay mayor riesgo epidemiológico no se podrá, entre otras cuestione, circular entre las 24 y las 6 de la mañana y que los bares y restaurantes deberán cerrar a las 23 horas, todo a partir de las 0 del viernes.

Estas medidas, que afectarán a la Ciudad de Buenos Aires y uno 40 municipios del conurbano bonaerense, también incluyen la suspensión de las actividades sociales en domicilios particulares, a lo que se le suma que no se podrán realizar reuniones sociales en espacios públicos al aire libre de más de 20 personas y deberán cerrar los casinos, bingos, discotecas o cualquier salón de fiestas, suspendiéndose las prácticas recreativas de cualquier deporte en lugares cerrados donde participen más de 10 personas.

El primer mandatario sostuvo que en estas zonas consideradas de mediano riesgo epidemiológico será “responsabilidad y facultad de gobernadores y gobernadoras adoptar en forma temprana medidas que disminuyan la circulación para prevenir los contagios”.

Durante su discurso, el presidente aseguró rechazar «que se haga política con la pandemia”, en referencia a líderes de la oposición que ya se manifestaron contra toda medida para contener el avance del coronavirus, indicando que “sólo en los últimos 7 días los casos aumentaron un 36% en todo el país y un 53% en el AMBA”.

“La Argentina ha entrado en la segunda ola”, sostuvo Alberto Fernández, indicando que «en estos meses queremos cuidar la salud, cuidar la recuperación económica y cuidar todo lo que sea posible la presencialidad en las escuelas”, motivo por el cual «hemos adoptado diversas medidas que regirán para todo el país y otras más específicas que alcanzaran a zonas con mediano y alto riesgo epidemiológico y sanitario”.

Asumiendo tener, como presidente, “la responsabilidad política de tomar las riendas y seguir conduciendo al país», remarcó que «en estas circunstancias prima mi condición humana que me obliga a cuidar la vida y la salud antes que nada”.

Al hacer referencia a su estado de salud, el primer mandatario comentó que le «ha tocado atravesar personalmente una experiencia que muestra cuán importante es la vacuna”, a la vez que indicó, como mensaje a la sociedad que «unidos y unidas, redoblaremos los cuidados y la vacunación en los próximos meses”.

Las medidas son:

  • Se suspenden para todo el país los viajes grupales de Egresados y Egresadas, de Estudio y de Grupos Turísticos.
  • En las zonas del país consideradas de mediano riesgo epidemiológico y sanitario es facultad y responsabilidad de gobernadores y gobernadoras adoptar en forma temprana medidas que disminuyan la circulación para prevenir los contagios. Ello es así, pues es del resorte exclusivo de las provincias el monitorear y hacer cumplir cualquier medida restrictiva de la circulación.
  • En las zonas del país donde hay mayor riesgo epidemiológico y sanitario, se tomarán además las siguientes medidas.
    1. Se suspenden actividades sociales en domicilios particulares.
    2. Se suspenden reuniones sociales en espacios públicos al aire libre de más de 20 personas.
    3. Se suspenden actividades de Casino, Bingo, Discotecas o cualquier salón de fiestas.
    4. Se suspende la práctica recreativa de cualquier deporte en lugares cerrados donde participen más de 10 personas.
    5. Se establece el cierre de los bares y restaurantes a partir de las 23hs.
    6. Se prohíbe la circulación entre las 00.00 y las 06.00 de la mañana de cada día. Según las jurisdicciones, las autoridades podrán solo ampliar estos horarios en función de las especificidades de cada lugar.

Específicamente, en el AMBA sólo podrán usar el transporte público de pasajeros trabajadores considerados esenciales, toda la comunidad educativa y aquellos que ya fueron expresamente autorizados.

Estas medidas de cuidado estarán vigentes desde las 0 horas de este viernes 9 de abril hasta el 30 de abril. El Gobierno Nacional evaluará cuidadosamente la correcta implementación de las medidas.

Continue Reading

Ciudad

Hablamos con Martín, docente en escuela primaria de Agronomía, sobre cómo es enseñar en pandemia

Published

on

Martín Meis docente

Hablamos con el docente de segundo grado Martín Meis, para que nos cuente su experiencia de dar clases en pandemia. Martín trabaja en la escuela 22 de Agronomía con los chicos de segundo grado y en está breve entrevista nos da un pantallazo de lo que viven los chicos y los docentes puertas adentro de una escuela primaria de la Ciudad.

¿cómo te sentís trabajando con los protocolos actuales?

Con mucha incomodidad, es necesario acomodarse a todas las medidas de prevención, en especial para los chicos y para las chicas. Durante un año no pudieron compartir el aula y ahora que pueden verse, barbijo mediante, no pueden tener contacto, ni compartirse útiles o elementos. Si bien uno puede entender esa necesidad, a veces es difícil que se respete.

A su vez hay mucho miedo por el virus, ya que durante el año que pasó, no hubo reformas en las escuelas para mantener los cuidados y afrontar la segunda ola.

Todavía hay poca ventilación, faltante de alcohol y barbijos. Hay muy poco personal de limpieza, eso dificulta los traslados y la desinfección constante de los baños y aulas. A todo esto le podemos sumar la necesidad de material pedagógico que no hay. No se puede entregar fotocopias, pero tampoco tenemos libros de literatura para los chicos o las chicas, no tenemos computadoras y tampoco material individual. Eso hace que el aprendizaje se vuelva más lento y cansador, tanto para la docencia como para los alumnos y alumnas.

¿Cómo es el protocolo en el establecimiento que vos trabajas? ¿Estas de acuerdo con ellos? ¿Qué se podría mejorar?

El protocolo de la escuela donde estoy es igual al que se establecieron en todas las escuelas de la Ciudad. En mi opinión, el protocolo es inviable, ya que faltan muchos recursos para poder lograrlo. Como dije antes, no envían alcohol y barbijos. Muchas veces tenemos que comprar nosotros o la cooperadora para que haya en las aulas. Tampoco hay transportes escolares para que puedan trasladarse los alumnos y las alumnas que viven lejos. Se necesita más personal de limpieza para que los baños estén constantemente desinfectados. ¿Cómo hace una escuela con casi 270 alumnos y alumnas para tener una óptima limpieza durante el día en todas las aulas y un baños con solo 3 personas de limpieza?

También podrían entregar una computadora por alumno y alumna, ya que no se pueden dar fotocopias, ni se pueden compartir libros. Pero no, no hay computadoras, no hay un libro por persona, ni tampoco hay un proyector o televisor para ver el material desde ahí.

Mejorar, se puede mejorar muchas cosas para que este año se recupere lo que el año pasado no se pudo hacer. Pero no hay voluntad para invertir en la educación.

Cuando se sospecha que un alumno o maestro tiene covid, todo el curso queda aislado nuevamente en sus casas ¿esos días de clases se pierden o se tienen clases virtuales?

Si, frente a la sospecha de contagio de covid se aísla al curso y los docentes que hayan tenido contacto con el grupo. Lo mismo sucede si el docente o la docente tiene síntomas de covid. En el caso que haya sido un aislamiento por precaución se tiene clases virtuales durante los 10 días de aislamiento. En el caso que el o la docente tenga covid, entra en licencia como una enfermedad. Cómo cualquier enfermedad no puede dar clases, tanto virtuales como presenciales.

¿Crees que tiene sentido llevar adelante la escolaridad de los chicos de esta forma?

Las chicas y los chicos necesitaban tener las clases presenciales, ya que en muchos casos hubo poca continuidad virtual, en especial por falta de computadoras o acceso a internet. Creo que la mejor forma de volver podría haber sido si durante un año, el Gobierno de la Ciudad, hubiese invertido para preparar a las escuelas para la presencialidad con todo lo que fui diciendo en las preguntas anteriores y, seguramente, me quedé corto con lo que dije que se necesita.

¿Crees que el ministerio de educación de la Ciudad estuvo a la altura para garantizar el correcto funcionamiento de las clases?

No, claramente no. Para empezar tenemos una ministra que no es docente y no tiene diálogo con la docencia para entender qué se necesita realmente. Tomó medidas sin estar a la altura y sin saber la necesidad del alumnado y de la docencia. Mientras la decisión sea de ministros y ministras detrás de un escritorio y sin consenso de la comunidad escolar, van a seguir siendo medidas desacertadas.

Cómo viste a los chicos luego de estar transitando 1 año de pandemia tan duro para ellos.

Fue muy difícil para ellos y ellas. En especial para los que no tienen una computadora o acceso a internet. Hay que hacer una adaptación de todos los contenidos para poder reforzar todo lo trabajado el año anterior. En un aula podés encontrar muchos niveles, ya que no todos tenían la misma posibilidad de acceder a las clases virtuales.

También es necesario el contacto social Los chicos y las chicas tenían muchas ganas de volver a las aulas, pero no solo por seguir aprendiendo, sino por el contacto con sus compañeros y compañeras. Aún con las prevenciones y el distanciamiento que hay, necesitaban compartir sus vivencias. Este es un año para volver a conectar relaciones, recuperar muchos contenidos y acompañar en el proceso de pandemia que todavía no terminó.

¿Cómo fue tú experiencia de enseñar virtualmente?

No fue para nada buena. En muchos casos, como el mío, no estábamos preparados y preparadas para esto. La mayoría de la docencia no tenía computadoras acordes para sostener un zoom o un meet. En mi caso la computadora era muy vieja y no aguantaba las clases virtuales, se cortaba muy seguido. A su vez tuvimos que capacitarnos de manera autónoma para utilizar distintas plataformas. Hoy seguimos iguales, no recibimos computadoras ni capacitaciones, así que en el caso que se vuelva a la virtualidad vamos a seguir con los mismo problemas que el año anterior. Esto en mi caso, pero hubo muchos y muchas docentes que se les hacía imposible mantener un zoom sin estar al cuidado de su familia al mismo tiempo. Nadie tenía su hogar preparado para las clases virtuales, ni tampoco teníamos los recursos informáticos.

¿Qué rescatas de todo lo que pasó en el ámbito educativo?

Lo principal que rescato es que nos dimos cuenta de la necesidad de la escuela presencial y lo importante que es el docente y la docente para la formación de los niños y niñas

¿Cómo crees que impacta esta nueva normalidad escolar de cara a los padres?

Con muchas dificultades en la organización laboral. Ya que no están concurriendo en los horarios normales, eso hace que se tengan que acomodar lo mejor posible. A su vez, hay cierto alivio que otra vez reciben las clases presenciales. Pero que el problema principal que se les presenta es acomodar los horarios con sus trabajos. Tal vez sea el momento que haya mayor flexibilización horaria y tolerancia de los empleadores con las familias.

Continue Reading

Ciudad

Docentes en espera y prioridad a los mayores de 60: el plan de la Ciudad para vacunar

Published

on

El Gobierno porteño usará las vacunas que tiene disponibles y los próximos lotes que le lleguen para avanzar con la vacunación de los adultos mayores. Así, se priorizará esa franja etaria y los docentes, que comenzaron a ser inmunizados, deberán esperar. También otros grupos incluidos en las seis etapas originales, como efectivos de fuerzas de seguridad y el resto del personal denominado “estratégico”. Luego de completar a los adultos mayores, todo parece indicar que se adelantaría la etapa 5 y la vacunación continuará por quienes son considerados de riesgo por enfermedades previas y tienen entre 18 y 59 años.

Hasta este martes por la noche, a la Ciudad le faltaba completar unos 30.000 mayores de 80. Para eso tiene las vacunas suficientes, de acuerdo con el conteo hecho tras el arribo de los lotes la semana pasada de Sputnik V y Covishield, en este caso provenientes del fondo Covax. Además, la Capital recibirá unas 21.000 dosis más de las Sputnik que arribaron en el vuelo que el martes regresó desde Rusia. Y, de acuerdo con los cálculos de reparto hechos hasta ahora, le tocarían unas 70.000 del cargamento de Sinopharm que fue a buscar una aeronave que partió el mismo martes.

Por eso, desde este miércoles se iniciará la etapa de los mayores de 75, que ya cuenta con 92.000 inscriptos. Serán vacunados en San Lorenzo, el Parque Roca y La Rural. Y desde este jueves, por otra parte, podrán empadronarse quienes tienen entre 70 y 74. Los turnos se irán asignando en función de la cantidad de dosis que arriben durante las próximas semanas.

En cuanto a los geriátricos, desde el ministerio de Salud porteño aseguraron que en los próximos diez días esperan terminar con las 16.542 personas que viven en 478 residencias. Hasta el lunes habían vacunado a la mitad.

Buenos Aires es uno de los distritos con la población más envejecida del país. Según los datos de la dirección de Estadísticas y Censos -en base a cifras proyectadas del último censo nacional de 2010- hay 122.866 personas que tienen entre 70 y 74 años; otras 99.037 que tienen entre 75 y 79 años; y 148.787 que tienen más de 80 años.

Estos datos llevaron al Gobierno porteño a plantear un cambio en la metodología de distribución de las vacunas, ya que en Buenos Aires también es donde mayor porcentaje de personal de salud hay.

Más tarde, el ritmo de llegada de vacunas se aceleró de parte del Gobierno nacional y, ante el inicio de la segunda ola de contagios, la discusión giró en torno de aplicar una sola dosis para alcanzar con mayor velocidad a más personas y generar inmunidad más rápido.

“Mi mirada técnica es que nosotros deberíamos ampliar rápidamente la vacunación con una dosis a todos los grupos de riesgo a los que podamos llegar, y dos o tres meses después aplicar la segunda dosis para darles la continuidad de la cobertura”, sostuvo el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós.

La Ciudad tiene 1.200.000 personas consideradas en las seis etapas planteadas para el plan de vacunación. Además del personal de salud, que figura en la etapa 1 y en su gran mayoría ya recibió al menos una dosis, y los adultos mayores (etapas 2 y 3), en la etapa 4 está el “personal estratégico que incluye a efectivos de fuerzas de seguridad. También docentes, entre quienes ya fueron vacunados 16.000.

Cuando llegaron las primeras dosis de Sinopharm no estaban aprobadas para mayores de 60. Entonces, la Ciudad primero decidió no seguir la recomendación nacional y las utilizó para avanzar con el personal de salud. Como luego recibió otro lote, habilitó la vacunación para docentes, no docentes y directivos de los niveles inicial y el primer ciclo del primario: unas 16 mil personas.

Pero luego la vacuna de Sinopharm fue autorizada para usar en mayores de 60. Y de ahí el nuevo cambio para priorizar a este grupo etario, el más afectad por la letalidad.

Una vez que se completen los mayores de 60 todo parece indicar que la prioridad la tendrán aquellos de entre 18 y 59 años con enfermedades preexistentes. Con esto, se adelantaría la etapa cinco de las previstas originalmente.

Desde el Gobierno porteño estiman que con las vacunas que prevé recibir el país, en las próximas tres semanas podrían completar la vacunación de los mayores de 70 y empezar con los +60 ​(en este grupo ya hay médicos y docentes que fueron inmunizados por estar en actividad). Así, cuando se espera que la segunda ola pegue con más fuerza, estarían vacunadas entre 500.000 y 600.000 de los grupos de mayores riesgo.

Continue Reading

Ciudad

Instalaŕan seis estaciones de Ecobici en la Comuna 11

Published

on

Desde la Secretaría de Transporte y Obras Públicas anunciaron que se reinstalarán 30 estaciones de ecobici en la ciudad, 6 de ellas en la Comuna 11. En sintonía con la apertura gradual de la ciudad, la Secretaría de Transporte y Obras Públicas anunció que volverán a funcionar 30 estaciones al sistema de Ecobici, a la vez que se espera que se sumen 300 nuevas bicicletas.

En nuestra comuna se reintegrarán las estaciones ubicadas en:

  • Av. Beiró 3572 (Villa Devoto)
  • Biarritz 2403 (Villa del Parque)
  • Plaza Arenales (Villa Devoto)
  • Campana 1523 (Villa Santa Rita)
  • Plaza Aristóbulo del Valle (Villa del Parque)
  • Plazoleta Jorge Williams (Villa del Parque)

La novedad es que a partir del 13 de marzo se habilitó la compra de pases tanto para los fines de semana como para turistas extranjeros. Para residentes de la ciudad el sistema continuará siendo gratuito de lunes a viernes, aunque se agregará una alternativa paga (pase intensivo de una hora) para mejorar las condiciones de uso.

Hay entonces, cuatro categorías de pases: gratuito (cuatro viajes de 30’ de lunes a viernes para residentes de la ciudad); intensivo (solo para residentes); recreativo; y turístico (este último solamente para turistas). Desde el GCBA se dispuso que los planes abonados podrán ser mensuales y hasta anuales. El acceso a los pases se realizará vía app y en caso de no tener tarjeta de crédito se puede realizar el registro presencial en Tembici, Balboa 2200 (Chacarita).

Es importante recalcar que la penalización por exceder los 30 minutos de uso continúa vigente, como así también que hay que esperar 15 minutos entre viaje y viaje para volver a utilizarlas.

Para más información sobre costos y otras consultas visitar www.baecobici.com.ar

Continue Reading

banner gcba

banner Septiembre

banner gcba

Noticias más leídas

Editor Responsable: Leandro Barattucci - villadelparquein@hotmail.com - Domicilio legal: Llavallol 2900, CABA - Teléfono: 15.6.7645372 - Propiedad Intelectual N°: 5302802 - Integrante de la Asoc. Civil Medios Vecinales - Integrante del Reg. de Medios Vecinales CABA