Connect with us

Ciudad

Cómo hacen los barrios turísticos, para recuperarse de la pandemia

Published

el

Venían bien las cosas para el Buenos Aires turístico. Casi 3 millones de visitantes caminaron las calles porteñas en 2019, récord en casi una década. Al año siguiente la Ciudad quedó entre los 20 mejores lugares del mundo para visitar en 2020 según una publicación especializada. El entusiasmo llevó a destinar presupuesto especial para promocionar la capital argentina a nivel global.

Pero pasaron cosas. O una, la pandemia. Y los barrios que más turistas extranjeros recibían se convirtieron de repente en los más desiertos: Palermo y San Telmo sumaron zonas fantasma, vacío contrastante con el ir y venir en los que tienen más población estable, como Caballito, Villa Crespo o Villa Urquiza.

Poco a poco esa vida volvió, en un resurgir de las cenizas traccionado por vecinos. También por emprendedores, que quizás no viven en el barrio pero sí le inyectan, desde su lugar, algo de la vida perdida.

Que era mucha. Palermo concentró el 18% de los turistas extranjeros que llegaron a la Ciudad en 2019. Su zona del Soho, en los alrededores de Plaza Serrano, había sido elegida como uno de los mejores barrios del mundo para visitar según el conocido sitio de guías turísticas Time Out. Con la pandemia esa área volvió, de a ratos, a ser el residencial Palermo Viejo.

Otra buena parte del turismo extranjero se veía por San Telmo. Con sus bares notables, ferias, tanguerías y parte del casco histórico, era común escuchar español en otros acentos o bien inglés, portugués, francés, italiano o alemán mientras se recorrían sus calles empedradas. Hasta que llegó marzo de 2020.

Mesas en la calle, música en la vereda o desde una ventana, pintadas de filetes o murales, DJs en esquinas, festejos temáticos, poesía sobre adoquines, eventos en que un emprendimiento le presta al otro la cocina, las baldosas, la promoción. Todo suma para sobrevivir uno y revivir lo que nos rodea. Para que estos barrios vuelvan a ser lo que hasta hace poco eran, o quizás algo mejor.

La casa por la ventana

Tanto en Palermo como en San Telmo volvieron los shows con menos anuncios, como los hubo siempre: el músico que llega por sorpresa, hace cantar al público, pasa la gorra, se va. Otros forman parte de ciclos organizados por los mismos locales gastronómicos o comerciales de la zona.

Es el caso de los que convoca punto. café, una cafetería de especialidad que abrió en plena pandemia en la esquina de Perú y México, a 100 metros del borde con San Telmo pero pleno de su identidad barrial. Son shows de jazz sábado por medio, a la tarde. La gorra son los sobres que se reparten por las mesas esparcidas sobre la ancha vereda.

A tres cuadras de allí, en Chacabuco al 800, suena tango o folklore los viernes y sábados. Lo organiza un colectivo comandado por el teatro y bar Pista Urbana, el restaurante El Refuerzo Unión y la librería La Libre, entre otros locales de la cuadra.

Allí cortan el tránsito a las 17 y dos horas después arranca el programa: campanadas, lectura de poesía, concursos de rayuela, clases de danza folklóricas y el show en cuestión. Todo nutrido por comida catalana o árabe, o picadas con vermú.

Más cerca del Mercado de San Telmo hay una iniciativa que organiza esta renacida vida barrial, para reunir en una misma jornada distintas propuestas individuales. Se llama San Telmo al Aire Libre y está coordinada por, la Asociación de Comerciantes del Casco Histórico y un grupo de vecinos de Peatonal Bolívar y alrededores.

La última edición fue en diciembre y tuvo fileteado, exposición de Siambrettas, afiches, magos, juegos, danzas, música en vivo. Para Semana Santa planean una jornada similar.

En Palermo la música se escucha en la vereda pero se produce bajo techo. El bar Virasoro organiza shows de jazz con bandas que tocan dentro de su local y público que las ve desde la calle. Lo mismo sucede con blues en la esquina de Soler y Malabia, en Paradise Beer. No sólo disfrutan quienes consumen sino también la gente que pasa y, por un rato, se queda, oye, filma con su celular.

También están quienes se asocian a locales gastronómicos de modo más espontáneo, como el dúo No Tan Clásico, de Rafael Marrero (violín) y Jesús Gómez (violoncelo), que tocaron en Sheikob’s Bagels, en Uriarte casi Cabrera.

O quienes recorren mesas de restaurantes con su arte, como hace Laura Ávila, graduada del Colón. De agosto a diciembre, había cantado desde su casa a la calle con su proyecto “Ventana Lírica”, viernes y sábados por la tarde en Nicaragua casi Borges. Después pasó a la vereda, pero unos vecinos llamaron a la Policía y ella debió mudar su música a las mesas de los locales.

Vecinos al rescate

“Fue 100% apuntar al vecino, porque acá perdimos al turista y al oficinista, las otras dos poblaciones que convivían en la cuadra”, explica Javier Schulze, uno de los socios de punto. café. Para eso, “fue fundamental poner precios coherentes. En San Telmo la propuesta estaba orientada a un público en dólares”.

Para Schulze, los cafés fueron “uno de los primeros lugares donde pudo volverse a la dinámica del encuentro, al menos en los minutos que a uno le toma comprar un café y en los que quizás te cruzás a un vecino. Los clubes y los teatros tardaron en reabrir”.

Antes de los shows musicales, Schulze buscó potenciar esa dinámica con una clínica abierta sobre café, clase con degustación gratuita a cargo de los baristas y educadores Diego Lobo y Christian Buritica. Convocó a interesados en el tema pero también se llenó de vecinos de la zona menos versados.

Una muestra más de cómo el elenco estable del barrio fue clave tanto para promover iniciativas como para apoyar las ajenas. Aunque no siempre se obtenga su aprobación. Cuando suena jazz por la tarde en la esquina de punto, la gente sale de las ventanas, saluda, aplaude. En el Mercado, en cambio, la música y el movimiento tienen las palmas de quienes ocupan las mesas pero la disconformidad de una fracción importante de los vecinos.

Por eso, la Asociación de Comerciantes del Casco Histórico y un grupo de vecinos de Peatonal Bolívar y alrededores difundieron una propuesta de “Carta de convivencia” -así la llaman- con sugerencias para llevarse mejor. También hicieron reclamos al Gobierno porteño.

“La idea es estimular y promover mini eventos culturales al aire libre, pero primero hay que resolver las tensiones entre el barrio económico y el barrio de residencia”, concluye Edio Bassi, presidente de la Asociación.

La implementación de áreas peatonales transitorias, que arrancó en septiembre, fue una medida clave en este contexto. A diferencia de otros barrios, en buena parte de las calles de Palermo y San Telmo afectadas la peatonalización funciona toda la semana.

“La semipeatonalización llegó para quedarse. El barrio debió adaptarse y usar sus veredas y calles para atender a los vecinos y a los porteños en general. Por eso ahora la oferta, sobre todo gastronómica, está más distribuida en territorio y horarios. Ya no es sólo el Mercado de San Telmo”, observa Bassi.

En Palermo el panorama es similar. Santiago Olivera, miembro de un grupo empresario con varios bares en el barrio, observa cómo “el uso del espacio público cambió radicalmente: los bares salieron a la vereda, tomaron los espacios que eran de los autos. Es un cambio que vino para quedarse, pero choca un poco con los vecinos”. Laura Ávila, que debió irse con la música a otra parte, lo sabe bien.

Pop up para sobrevivir y revivir

Lo gastronómico ganó la calle no sólo en las mesas al aire libre, sino también en los pop up, eventos donde el espacio deja de ser fijo para convertirse en itinerante y temporal. Allí las propuestas se yuxtaponen y complementan. Hay bartenders o cocineros invitados. O un restaurante le presta la cocina a otro.

“Nos costó reconvertirnos o apostar del todo al take-away. Ahora que pudimos reabrir estamos limitados pero tratando de sanear cuentas, y empezamos a hacer experiencias pop up con otros locales gastronómicos, como taquerías y hamburgueserías”, cuenta Santiago Idelson, uno de los socios del bar de arcades El Destello.

Lo dice una mañana de sábado, en un horario atípico para el bar: abrió para un evento pop up con pastelería de Tamiz Deli, café de especialidad de Caffé Infiltrado y focaccias, tortillas y chipá de La Vida Es Rica, opciones que de otra manera no podrían concentrarse en un mismo lugar. Todo en la vereda, cerca de las luces de neón del bar y con un E.T. de juguete mirando desde la caja registradora.

“Hay un montón de movidas colaborativas, de prestar cocinas, bares, parte de los locales a colegas que no tenían espacios al aire libre para que puedan hacer un pop up. Así surgió lo mejor de la camaradería gastronómica, que se ve más que nunca cuando se lucha para subsistir”, observa Olivera, que junto a sus socios debió cerrar tres bares en Palermo durante la pandemia.

Esa asociación se ve incluso en eventos temáticos, que venían haciéndose pre pandemia pero que ahora ganaron peso. En Palermo, es el caso del carnaval de Mardi Gras en el restaurante cajún Nola, con disfraces incluidos. O el Día de Australia en la cafetería de especialidad Surry Hills.

“Gracias a la difusión que hicimos nosotros y la Embajada de Australia, el año pasado se llenó de australianos. Este año no porque casi todos se fueron en viajes de repatriación, entonces se llenó de argentinos”, compara Felipe Vessena, dueño de Surry Hills junto a su esposa Tatiana Weiman.

El festejo incluyó decoración con bandera, banderines y koalas y canguros de peluche, especialidades como lamingtons (cubos de bizcochuelo típicos recubiertos de chocolate y coco rallado) y hasta vegemite, la pasta australiana con la que se preparan las tostadas con palta, para sumar a una carta que ya tiene la marca kiwi en el orillo.

Es que, si no se puede viajar en el mundo real, al menos puede hacérselo en espíritu. Y con la pequeña ayuda de amigos, emprendedores y vecinos.

Continue Reading
Advertisement

Deja tu comentario

Ciudad

Teresa Ragni, sobre el coronavirus: “La Ciudad descuidó la protección de la población”

Published

on

Tras las nuevas medidas contra el coronavirus dispuestas por Alberto Fernández, desde la Quinta de Olivos, la ACMV habló con Teresa Ragni, quien es la Consejera Metropolitana/Secretaria del Partido Justicialista, en la Ciudad de Buenos Aires, sobre qué le pareció las restricciones y qué opina de Horario Rodríguez Larreta en el manejo de la pandemia.

“El Gobierno nacional propuso cuidar la salud del pueblo” desde un primer momento, dice Ragni, quien agrega: “Como resultado de las medidas tomadas se logró frenar la ola de contagios y se protegió la salud de los Adultos Mayores”. Sin embargo, y hace la comparación con la Ciudad, donde “se puso el acento en la cuestión económica y se descuidó la protección de la población”.

En cuanto a las nuevas medidas del Gobierno nacional, Teresa comenta que “es correcto poner restricciones si la tarea central es cuidar la salud” de los argentinos. “La pandemia arruinó la economía de muchos, pero la salud debe seguir siendo la razón en tiempos de pandemia”, afirma.

Si bien las medidas anunciadas por el Presidente de la Nación en las últimas horas serán hasta el 30 de abril y podrán ser más duras si no logran achatar la curva de contagios por coronavirus, Ragni asevera que estaría de acuerdo con un cierre total de la actividad económica, aunque salvaguardando la labor de los esenciales. “Sí, estoy de acuerdo”, dice.

En marzo de 2020 parecía que Nación, Provincia y Ciudad de Buenos Aires trabajaban mancomunadamente contra la pandemia, sin embargo, la relación se fue desgastando con el correr de los meses. “Hace demasiado uso de la política electoral por encima de la salud de los ciudadanos de CABA”, responde Ragni, sobre cómo se manejó la Ciudad en las últimas horas.

Por último, Ragni se refiere al expresidente Mauricio Macri y dice que “tiene intenciones de regresar, trabajan para debilitar al Gobierno nacional, miente, son perversos, destruyen valores y manifiestan un odio sin límites”. Y sentencia: “(Horacio) Rodríguez Larreta y (Fernán) Quiroz rompieron el protocolo al instalar centros de vacunación lejos de los domicilios de los beneficiarios. Está en nosotros que eso no suceda: militando, participando y apoyando a nuestro Presidente”.

Continue Reading

Ciudad

No se podrá circular entre las 24 y las 6, con suspensión de encuentros sociales

Published

on

Alberto Fernández

El presidente Alberto Fernández dio a conocer distintas medidas restrictivas para hacer frente al crecimiento de contagios de COVID-19, en un anuncio realizado esta tarde desde la Quinta de Olivos, donde guarda aislamiento por estar contagiado de coronavirus.

Como indica el portal de la Asociación de Medios Vecinales, se decretó que en las ciudades donde hay mayor riesgo epidemiológico no se podrá, entre otras cuestione, circular entre las 24 y las 6 de la mañana y que los bares y restaurantes deberán cerrar a las 23 horas, todo a partir de las 0 del viernes.

Estas medidas, que afectarán a la Ciudad de Buenos Aires y uno 40 municipios del conurbano bonaerense, también incluyen la suspensión de las actividades sociales en domicilios particulares, a lo que se le suma que no se podrán realizar reuniones sociales en espacios públicos al aire libre de más de 20 personas y deberán cerrar los casinos, bingos, discotecas o cualquier salón de fiestas, suspendiéndose las prácticas recreativas de cualquier deporte en lugares cerrados donde participen más de 10 personas.

El primer mandatario sostuvo que en estas zonas consideradas de mediano riesgo epidemiológico será “responsabilidad y facultad de gobernadores y gobernadoras adoptar en forma temprana medidas que disminuyan la circulación para prevenir los contagios”.

Durante su discurso, el presidente aseguró rechazar «que se haga política con la pandemia”, en referencia a líderes de la oposición que ya se manifestaron contra toda medida para contener el avance del coronavirus, indicando que “sólo en los últimos 7 días los casos aumentaron un 36% en todo el país y un 53% en el AMBA”.

“La Argentina ha entrado en la segunda ola”, sostuvo Alberto Fernández, indicando que «en estos meses queremos cuidar la salud, cuidar la recuperación económica y cuidar todo lo que sea posible la presencialidad en las escuelas”, motivo por el cual «hemos adoptado diversas medidas que regirán para todo el país y otras más específicas que alcanzaran a zonas con mediano y alto riesgo epidemiológico y sanitario”.

Asumiendo tener, como presidente, “la responsabilidad política de tomar las riendas y seguir conduciendo al país», remarcó que «en estas circunstancias prima mi condición humana que me obliga a cuidar la vida y la salud antes que nada”.

Al hacer referencia a su estado de salud, el primer mandatario comentó que le «ha tocado atravesar personalmente una experiencia que muestra cuán importante es la vacuna”, a la vez que indicó, como mensaje a la sociedad que «unidos y unidas, redoblaremos los cuidados y la vacunación en los próximos meses”.

Las medidas son:

  • Se suspenden para todo el país los viajes grupales de Egresados y Egresadas, de Estudio y de Grupos Turísticos.
  • En las zonas del país consideradas de mediano riesgo epidemiológico y sanitario es facultad y responsabilidad de gobernadores y gobernadoras adoptar en forma temprana medidas que disminuyan la circulación para prevenir los contagios. Ello es así, pues es del resorte exclusivo de las provincias el monitorear y hacer cumplir cualquier medida restrictiva de la circulación.
  • En las zonas del país donde hay mayor riesgo epidemiológico y sanitario, se tomarán además las siguientes medidas.
    1. Se suspenden actividades sociales en domicilios particulares.
    2. Se suspenden reuniones sociales en espacios públicos al aire libre de más de 20 personas.
    3. Se suspenden actividades de Casino, Bingo, Discotecas o cualquier salón de fiestas.
    4. Se suspende la práctica recreativa de cualquier deporte en lugares cerrados donde participen más de 10 personas.
    5. Se establece el cierre de los bares y restaurantes a partir de las 23hs.
    6. Se prohíbe la circulación entre las 00.00 y las 06.00 de la mañana de cada día. Según las jurisdicciones, las autoridades podrán solo ampliar estos horarios en función de las especificidades de cada lugar.

Específicamente, en el AMBA sólo podrán usar el transporte público de pasajeros trabajadores considerados esenciales, toda la comunidad educativa y aquellos que ya fueron expresamente autorizados.

Estas medidas de cuidado estarán vigentes desde las 0 horas de este viernes 9 de abril hasta el 30 de abril. El Gobierno Nacional evaluará cuidadosamente la correcta implementación de las medidas.

Continue Reading

Ciudad

Hablamos con Martín, docente en escuela primaria de Agronomía, sobre cómo es enseñar en pandemia

Published

on

Martín Meis docente

Hablamos con el docente de segundo grado Martín Meis, para que nos cuente su experiencia de dar clases en pandemia. Martín trabaja en la escuela 22 de Agronomía con los chicos de segundo grado y en está breve entrevista nos da un pantallazo de lo que viven los chicos y los docentes puertas adentro de una escuela primaria de la Ciudad.

¿cómo te sentís trabajando con los protocolos actuales?

Con mucha incomodidad, es necesario acomodarse a todas las medidas de prevención, en especial para los chicos y para las chicas. Durante un año no pudieron compartir el aula y ahora que pueden verse, barbijo mediante, no pueden tener contacto, ni compartirse útiles o elementos. Si bien uno puede entender esa necesidad, a veces es difícil que se respete.

A su vez hay mucho miedo por el virus, ya que durante el año que pasó, no hubo reformas en las escuelas para mantener los cuidados y afrontar la segunda ola.

Todavía hay poca ventilación, faltante de alcohol y barbijos. Hay muy poco personal de limpieza, eso dificulta los traslados y la desinfección constante de los baños y aulas. A todo esto le podemos sumar la necesidad de material pedagógico que no hay. No se puede entregar fotocopias, pero tampoco tenemos libros de literatura para los chicos o las chicas, no tenemos computadoras y tampoco material individual. Eso hace que el aprendizaje se vuelva más lento y cansador, tanto para la docencia como para los alumnos y alumnas.

¿Cómo es el protocolo en el establecimiento que vos trabajas? ¿Estas de acuerdo con ellos? ¿Qué se podría mejorar?

El protocolo de la escuela donde estoy es igual al que se establecieron en todas las escuelas de la Ciudad. En mi opinión, el protocolo es inviable, ya que faltan muchos recursos para poder lograrlo. Como dije antes, no envían alcohol y barbijos. Muchas veces tenemos que comprar nosotros o la cooperadora para que haya en las aulas. Tampoco hay transportes escolares para que puedan trasladarse los alumnos y las alumnas que viven lejos. Se necesita más personal de limpieza para que los baños estén constantemente desinfectados. ¿Cómo hace una escuela con casi 270 alumnos y alumnas para tener una óptima limpieza durante el día en todas las aulas y un baños con solo 3 personas de limpieza?

También podrían entregar una computadora por alumno y alumna, ya que no se pueden dar fotocopias, ni se pueden compartir libros. Pero no, no hay computadoras, no hay un libro por persona, ni tampoco hay un proyector o televisor para ver el material desde ahí.

Mejorar, se puede mejorar muchas cosas para que este año se recupere lo que el año pasado no se pudo hacer. Pero no hay voluntad para invertir en la educación.

Cuando se sospecha que un alumno o maestro tiene covid, todo el curso queda aislado nuevamente en sus casas ¿esos días de clases se pierden o se tienen clases virtuales?

Si, frente a la sospecha de contagio de covid se aísla al curso y los docentes que hayan tenido contacto con el grupo. Lo mismo sucede si el docente o la docente tiene síntomas de covid. En el caso que haya sido un aislamiento por precaución se tiene clases virtuales durante los 10 días de aislamiento. En el caso que el o la docente tenga covid, entra en licencia como una enfermedad. Cómo cualquier enfermedad no puede dar clases, tanto virtuales como presenciales.

¿Crees que tiene sentido llevar adelante la escolaridad de los chicos de esta forma?

Las chicas y los chicos necesitaban tener las clases presenciales, ya que en muchos casos hubo poca continuidad virtual, en especial por falta de computadoras o acceso a internet. Creo que la mejor forma de volver podría haber sido si durante un año, el Gobierno de la Ciudad, hubiese invertido para preparar a las escuelas para la presencialidad con todo lo que fui diciendo en las preguntas anteriores y, seguramente, me quedé corto con lo que dije que se necesita.

¿Crees que el ministerio de educación de la Ciudad estuvo a la altura para garantizar el correcto funcionamiento de las clases?

No, claramente no. Para empezar tenemos una ministra que no es docente y no tiene diálogo con la docencia para entender qué se necesita realmente. Tomó medidas sin estar a la altura y sin saber la necesidad del alumnado y de la docencia. Mientras la decisión sea de ministros y ministras detrás de un escritorio y sin consenso de la comunidad escolar, van a seguir siendo medidas desacertadas.

Cómo viste a los chicos luego de estar transitando 1 año de pandemia tan duro para ellos.

Fue muy difícil para ellos y ellas. En especial para los que no tienen una computadora o acceso a internet. Hay que hacer una adaptación de todos los contenidos para poder reforzar todo lo trabajado el año anterior. En un aula podés encontrar muchos niveles, ya que no todos tenían la misma posibilidad de acceder a las clases virtuales.

También es necesario el contacto social Los chicos y las chicas tenían muchas ganas de volver a las aulas, pero no solo por seguir aprendiendo, sino por el contacto con sus compañeros y compañeras. Aún con las prevenciones y el distanciamiento que hay, necesitaban compartir sus vivencias. Este es un año para volver a conectar relaciones, recuperar muchos contenidos y acompañar en el proceso de pandemia que todavía no terminó.

¿Cómo fue tú experiencia de enseñar virtualmente?

No fue para nada buena. En muchos casos, como el mío, no estábamos preparados y preparadas para esto. La mayoría de la docencia no tenía computadoras acordes para sostener un zoom o un meet. En mi caso la computadora era muy vieja y no aguantaba las clases virtuales, se cortaba muy seguido. A su vez tuvimos que capacitarnos de manera autónoma para utilizar distintas plataformas. Hoy seguimos iguales, no recibimos computadoras ni capacitaciones, así que en el caso que se vuelva a la virtualidad vamos a seguir con los mismo problemas que el año anterior. Esto en mi caso, pero hubo muchos y muchas docentes que se les hacía imposible mantener un zoom sin estar al cuidado de su familia al mismo tiempo. Nadie tenía su hogar preparado para las clases virtuales, ni tampoco teníamos los recursos informáticos.

¿Qué rescatas de todo lo que pasó en el ámbito educativo?

Lo principal que rescato es que nos dimos cuenta de la necesidad de la escuela presencial y lo importante que es el docente y la docente para la formación de los niños y niñas

¿Cómo crees que impacta esta nueva normalidad escolar de cara a los padres?

Con muchas dificultades en la organización laboral. Ya que no están concurriendo en los horarios normales, eso hace que se tengan que acomodar lo mejor posible. A su vez, hay cierto alivio que otra vez reciben las clases presenciales. Pero que el problema principal que se les presenta es acomodar los horarios con sus trabajos. Tal vez sea el momento que haya mayor flexibilización horaria y tolerancia de los empleadores con las familias.

Continue Reading

Ciudad

Docentes en espera y prioridad a los mayores de 60: el plan de la Ciudad para vacunar

Published

on

El Gobierno porteño usará las vacunas que tiene disponibles y los próximos lotes que le lleguen para avanzar con la vacunación de los adultos mayores. Así, se priorizará esa franja etaria y los docentes, que comenzaron a ser inmunizados, deberán esperar. También otros grupos incluidos en las seis etapas originales, como efectivos de fuerzas de seguridad y el resto del personal denominado “estratégico”. Luego de completar a los adultos mayores, todo parece indicar que se adelantaría la etapa 5 y la vacunación continuará por quienes son considerados de riesgo por enfermedades previas y tienen entre 18 y 59 años.

Hasta este martes por la noche, a la Ciudad le faltaba completar unos 30.000 mayores de 80. Para eso tiene las vacunas suficientes, de acuerdo con el conteo hecho tras el arribo de los lotes la semana pasada de Sputnik V y Covishield, en este caso provenientes del fondo Covax. Además, la Capital recibirá unas 21.000 dosis más de las Sputnik que arribaron en el vuelo que el martes regresó desde Rusia. Y, de acuerdo con los cálculos de reparto hechos hasta ahora, le tocarían unas 70.000 del cargamento de Sinopharm que fue a buscar una aeronave que partió el mismo martes.

Por eso, desde este miércoles se iniciará la etapa de los mayores de 75, que ya cuenta con 92.000 inscriptos. Serán vacunados en San Lorenzo, el Parque Roca y La Rural. Y desde este jueves, por otra parte, podrán empadronarse quienes tienen entre 70 y 74. Los turnos se irán asignando en función de la cantidad de dosis que arriben durante las próximas semanas.

En cuanto a los geriátricos, desde el ministerio de Salud porteño aseguraron que en los próximos diez días esperan terminar con las 16.542 personas que viven en 478 residencias. Hasta el lunes habían vacunado a la mitad.

Buenos Aires es uno de los distritos con la población más envejecida del país. Según los datos de la dirección de Estadísticas y Censos -en base a cifras proyectadas del último censo nacional de 2010- hay 122.866 personas que tienen entre 70 y 74 años; otras 99.037 que tienen entre 75 y 79 años; y 148.787 que tienen más de 80 años.

Estos datos llevaron al Gobierno porteño a plantear un cambio en la metodología de distribución de las vacunas, ya que en Buenos Aires también es donde mayor porcentaje de personal de salud hay.

Más tarde, el ritmo de llegada de vacunas se aceleró de parte del Gobierno nacional y, ante el inicio de la segunda ola de contagios, la discusión giró en torno de aplicar una sola dosis para alcanzar con mayor velocidad a más personas y generar inmunidad más rápido.

“Mi mirada técnica es que nosotros deberíamos ampliar rápidamente la vacunación con una dosis a todos los grupos de riesgo a los que podamos llegar, y dos o tres meses después aplicar la segunda dosis para darles la continuidad de la cobertura”, sostuvo el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós.

La Ciudad tiene 1.200.000 personas consideradas en las seis etapas planteadas para el plan de vacunación. Además del personal de salud, que figura en la etapa 1 y en su gran mayoría ya recibió al menos una dosis, y los adultos mayores (etapas 2 y 3), en la etapa 4 está el “personal estratégico que incluye a efectivos de fuerzas de seguridad. También docentes, entre quienes ya fueron vacunados 16.000.

Cuando llegaron las primeras dosis de Sinopharm no estaban aprobadas para mayores de 60. Entonces, la Ciudad primero decidió no seguir la recomendación nacional y las utilizó para avanzar con el personal de salud. Como luego recibió otro lote, habilitó la vacunación para docentes, no docentes y directivos de los niveles inicial y el primer ciclo del primario: unas 16 mil personas.

Pero luego la vacuna de Sinopharm fue autorizada para usar en mayores de 60. Y de ahí el nuevo cambio para priorizar a este grupo etario, el más afectad por la letalidad.

Una vez que se completen los mayores de 60 todo parece indicar que la prioridad la tendrán aquellos de entre 18 y 59 años con enfermedades preexistentes. Con esto, se adelantaría la etapa cinco de las previstas originalmente.

Desde el Gobierno porteño estiman que con las vacunas que prevé recibir el país, en las próximas tres semanas podrían completar la vacunación de los mayores de 70 y empezar con los +60 ​(en este grupo ya hay médicos y docentes que fueron inmunizados por estar en actividad). Así, cuando se espera que la segunda ola pegue con más fuerza, estarían vacunadas entre 500.000 y 600.000 de los grupos de mayores riesgo.

Continue Reading

Ciudad

Instalaŕan seis estaciones de Ecobici en la Comuna 11

Published

on

Desde la Secretaría de Transporte y Obras Públicas anunciaron que se reinstalarán 30 estaciones de ecobici en la ciudad, 6 de ellas en la Comuna 11. En sintonía con la apertura gradual de la ciudad, la Secretaría de Transporte y Obras Públicas anunció que volverán a funcionar 30 estaciones al sistema de Ecobici, a la vez que se espera que se sumen 300 nuevas bicicletas.

En nuestra comuna se reintegrarán las estaciones ubicadas en:

  • Av. Beiró 3572 (Villa Devoto)
  • Biarritz 2403 (Villa del Parque)
  • Plaza Arenales (Villa Devoto)
  • Campana 1523 (Villa Santa Rita)
  • Plaza Aristóbulo del Valle (Villa del Parque)
  • Plazoleta Jorge Williams (Villa del Parque)

La novedad es que a partir del 13 de marzo se habilitó la compra de pases tanto para los fines de semana como para turistas extranjeros. Para residentes de la ciudad el sistema continuará siendo gratuito de lunes a viernes, aunque se agregará una alternativa paga (pase intensivo de una hora) para mejorar las condiciones de uso.

Hay entonces, cuatro categorías de pases: gratuito (cuatro viajes de 30’ de lunes a viernes para residentes de la ciudad); intensivo (solo para residentes); recreativo; y turístico (este último solamente para turistas). Desde el GCBA se dispuso que los planes abonados podrán ser mensuales y hasta anuales. El acceso a los pases se realizará vía app y en caso de no tener tarjeta de crédito se puede realizar el registro presencial en Tembici, Balboa 2200 (Chacarita).

Es importante recalcar que la penalización por exceder los 30 minutos de uso continúa vigente, como así también que hay que esperar 15 minutos entre viaje y viaje para volver a utilizarlas.

Para más información sobre costos y otras consultas visitar www.baecobici.com.ar

Continue Reading

banner gcba

banner Septiembre

banner gcba

Noticias más leídas

Editor Responsable: Leandro Barattucci - villadelparquein@hotmail.com - Domicilio legal: Llavallol 2900, CABA - Teléfono: 15.6.7645372 - Propiedad Intelectual N°: 5302802 - Integrante de la Asoc. Civil Medios Vecinales - Integrante del Reg. de Medios Vecinales CABA