Connect with us

Comuna 15

Negocio inmobiliario: avanza la construcción de 11 torres en el Parque La Isla de La Paternal

Published

el

La Ciudad de Buenos Aires avanza en un megaproyecto inmobiliario sobre uno de los pulmones verdes más grande de la Ciudad, en el Parque La Isla de La Paternal se construirán once torres de casi 50 metros de altura en un predio ubicado a pocos metros del limite con Villa del Parque.

La semana pasada el colectivo de vecinos “No a las Torres en la Isla de La Paternal” se reunió en forma virtual con el comunero Leonardo Luchesse y el legislador Javier Andrade, ambos del Frente de Todos, por el avance de la construcción de once torres de 17 pisos en el Parque La Isla de La Paternal, el predio está ubicado entre las calles Zabala, Chorroarín, avenida De los Constituyentes y Gutemberg.

Luego de varias reuniones entre el Poder Ejecutivo y Legislativo que mantuvieron los vecinos y pese a la promesa de llegar a un acuerdo con el Gobierno de la Ciudad, en plena pandemia de coronavirus la empresa constructora Sadia se hizo presente en una de las cuatro parcelas cortando el pasto en la misma y colocando carteles de la constructora.

“La escribanía de Rodríguez Larreta no para de avanzar en la Ciudad, aún en cuarentena y haciendo oídos sordos a los reclamos de los vecinos en esta lucha que es de larga data. Nuestro colectivo vecinal le sigue diciendo ¡No a las torres en La Isla!, sí a la identidad barrial, sí al segundo pulmón verde de la Ciudad”, comunican a través de sus redes sociales.

En conversación con el medio barrial Parque Chas Web, el legislador porteño Javier Andrade (FdT) que integra la Comisión de Medio Ambiente, expresó : “Estamos muy atentos porque han cercado una de las parcelas que tiene el Parque y obviamente no tuvieron en cuenta la propuesta que realizaron los vecinos de un proyecto alternativo que mejoraba las condiciones para acceder al predio. En este momento estamos realizando averiguaciones y hasta el momento no hemos podido certificar que haya un permiso de obra en curso, no lo descartamos, pero dirigimos las notas correspondientes a las áreas del gobierno de la ciudad que tienen relación a este tema y no hemos recibido respuesta hasta el momento. Seguiremos articulando con el comunero Leo Luchesse y los vecinos del Colectivo No a las Torres que están informando y generando conciencia sobre este megaproyecto y nosotros seguimos respaldando y trabajando en conjunto para lograr el mejor objetivo para el barrio que es seguir contando con el pulmón verde que se necesita y al mismo tiempo poner en valor este corredor verde que es el que forman los barrios de Agronomía y La Paternal”.

Los vecinos, como propietarios y habitantes del área se ven afectados por el cambio en las condiciones de barrio donde eligieron vivir, les cambian las condiciones ambientales para valorizar un proyecto de desarrollo inmobiliario.

Incorpora cemento en el parque y habilita estacionamiento subterráneo en el 100% de la parcelas privadas, restando capacidad absorbente en un área que se inunda desde la construcción del hipermercado. Puede generar colapso en las redes de servicios: no se garantiza la capacidad de la redes de luz, agua y cloacas para la densidad edilicia que se quiere habilitar.

El parque cumple una función de uso recreativo como parque verde abierto, no requiere la inclusión de otros usos o actividades para atraer a los vecinos sino que se preserven sus condiciones naturales (como los lagos de Palermo). Puede generar saturación de tránsito de automóviles en un área ya afectada por el tráfico.

Pese al rechazo de los vecinos construirán 11 torres en un pulmón verde a minutos de Villa del Parque

El gobierno porteño planean levantar 11 torres a metros de Villa del Parque

Continue Reading
Advertisement

Deja tu comentario

Agronomía

Vecinos convocan a una manifestación pacifica por la reapertura de la Agronomía

Published

on

Desde redes sociales convocan para el día 20 de septiembre a las 14 hs a una manifestación pacifica en la puerta de la Agronomía para pedir a las autoridades por su reapertura.

El día 21 de julio el gobierno porteño dispuso la reapertura de espacios públicos en la Ciudad de Buenos Aires para que los vecinos puedan utilizarlos con responsabilidad luego de largos días de cuarentena estricta. Desde el espacio que convocan a manifestarse pacíficamente ven cómo una incoherencia mantener a la Agronomía cerrada, ya que tenerla abierta ayudaría a descomprimir otros espacios públicos de la zona que los fines de semana se pueden ver muy cargados.

Comienza la reapertura escalonada de los espacios verdes porteños

Según se pudo saber, las autoridades de la Facultad de Agronomía quienes son los encargados de abrir y cerrar el predio, planean mantenerlo cerrado hasta el año que viene.

“Quiero invitarles a la manifestación pacífica comunitaria por la apertura del predio, que sigue cerrado luego de que el Gobierno de la Ciudad permitiera la reapertura de los espacios verdes. Será el día domingo 20/9 a partir de las 14 hs, un día antes de que llegue la Primavera. O a la implicancia activa virtual de los barrios por la apertura del predio a la comunidad, como una necesidad de salud pública. Agronomía nos aporta oxigeno y es uno de los espacios más preciados de intercambio cultural de la Ciudad de Buenos Aires. Su reapertura permitiría mayor circulación de gente que sino, se seguirán amontonando en el resto de los parques de la Ciudad, como está pasando en La Isla de la Paternal. Podemos hacerlo con respeto, cuidado, y tomando todas los recaudos necesarios en el contexto que estamos atravesando, y al mismo tiempo mostrarnos y pedir lo que nos corresponde legítimamente. Que la Facultad reconozca el derecho de disfrutar y frecuentar nuestro espacio público”. Dice el usuario de Facebook, Nuk Argüello, que convoca a la manifestación pacifica.

Continue Reading

La Paternal

Las bodegas de La Paternal, de una industria pujante del vino a depósitos y estacionamientos

Published

on

Bodegas de La Paternal

Gracias al Ferrocarril, en La Paternal se desarrolló la industria vitivinícola. De Cuyo a la Capital Federal el Ferrocarril B. A. al Ferrocarril Pacífico y luego de 1948, el San Martín, traía el vino a granel en sus vagones tanques hasta algunos puntos ferroviarios como Sáenz Peña, La Paternal y Palermo.

El vino era descargado y por medio de vino-ductos distribuido a edificios donde era embotellado. En 1984 la aparición de la ley 23.149, obligó al envasado en la zona de origen. Al año siguiente los vinos despachados a granel representaban menos de la mitad del total, de esta manera comienza la decadencia de nuestras bodegas y del servicio de cargas ferroviario hacia el barrio de La Paternal.

De la playa de carga de La Paternal, se desprendía un desvío que cruzaba la calle Espinosa (Todavía se ven las vías) hacia una de las bodegas asentada en lo que fue una de las primeras canchas de Argentinos Juniors.

Bodegas de La Paternal

En La Paternal teníamos la Giol con su Vino Toro, la Crespi, Gargantini, Escorihuela, entre otras: sobre la avenida Warnes, Espinosa, M. R. Trelles, Añasco, Maturín, Arregui y la Avenida San Martín se encontraban estos establecimientos que hoy son cáscaras vacías en venta, depósitos de Supermercados, templos evangélicos o sucursales de transportistas.

Bodegas de La Paternal
Local de SOEVA, Av. Warnes 1834, año 1997 (Mapa interactivo GCBA). En el frente conserva las letras de hormigón con las siglas del Sindicato. Posteriormente las quitaron.

Otro dato interesante es que en esta zona está el edificio de SOEVA, el Sindicato de Obreros Vitivinícolas y Afines, sobre la avenida Warnes. Frente a las vías.

Por Ezequiel Semo

Ezequiel recibe fotos, documentos y anécdotas al respecto en ezequielsemo@gmail.com

Otras colaboraciones de Ezequiel Semo

Continue Reading

Agronomía

Investigadores de la Facultad de Agronomía logran reducir la contaminación en el Riachuelo

Published

on

Facultad Agronomía

Un equipo de investigadores de la Facultad de Agronomía de la UBA (Fauba) logró sanear efluentes industriales contaminados con metales pesados utilizando microalgas en la Cuenca Matanza-Riachuelo, informó hoy el Servicio de Divulgación Científica y Tecnológica sobre Agronomía y Ambiente de la universidad.

La novedosa técnica, denominada biosorción, se probó con éxito al utilizar microalgas, por lo que los especialistas se concentraron en el zinc. Ese metal puede llegar al río como parte de los efluentes luego de ser utilizado por la industria de la galvanoplastia, que realizan unos 600 talleres o empresas en la Ciudad y el Gran Buenos Aires, según datos de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.

“El zinc es uno de los metales pesados que suele aparecer en mayor proporción en el agua y sedimentos”, explicó la licenciada en Ciencias Ambientales, Adelina Nashiro, quien llevó adelante la investigación.

Tras lograr reducir las elevadas concentraciones de zinc presentes en los efluentes hasta los niveles permitidos por los entes encargados de su saneamiento, como la Autoridad de Cuenca Matanza-Riachuelo (Acumar) y la Autoridad del Agua (ADA), el grupo conformado por docentes y graduados busca llegar con esa tecnología a las industrias con el objetivo de “mejorar los tratamientos y disminuir el impacto en el ambiente”.

“Los metales pesados que se liberan de las industrias metalúrgicas y que contaminan el río no se degradan”, enfatizó Agustín Rearte, docente de la cátedra de Química Inorgánica y Analítica de la facultad, y agregó que “sólo podemos sacarlos del agua, disponerlos en un lugar seguro o reutilizarlos en caso de que sean útiles”.

Las pruebas se hicieron a una escala prepiloto en el campo experimental de la Fauba, donde obtuvieron la biomasa de las algas, y luego emplearon la técnica de biosorción. Según afirmó Nashiro, la técnica resultó eficiente para el tratamiento de esos efluentes e incluso “haría posible su descarga en el conducto cloacal”, cumpliendo la legislación vigente.

El río Matanza-Riachuelo, llamado Riachuelo en su desembocadura y río Matanza en la mayor parte de su desarrollo, tiene 64 kilómetros de largo y un ancho medio de 35 metros, cubriendo una superficie de 2.200 kilómetros cuadrados hasta la desembocadura en el Río de La Plata.

Su curso recibe numerosos desechos industriales, especialmente metales pesados y aguas servidas provenientes de las napas saturadas de toda la cuenca. Recientemente, varios estudios alertaron sobre las graves consecuencias de la contaminación en la población, especialmente infantil.

La Cuenca del Matanza-Riachuelo comprende parte de la ciudad de Buenos Aires y de los municipios de Almirante Brown, Avellaneda, Cañuelas, Esteban Echeverría, Ezeiza, General Las Heras, La Matanza, Lanús, Lomas de Zamora, Marcos Paz, Merlo y San Vicente.
Sus principales afluentes son los arroyos Cañuelas, Chacón y Morales en la provincia de Buenos Aires y el Cildáñez (entubado) en la ciudad de Buenos Aires, todos altamente contaminados.

En la cuenca, de 2.240 kilómetros cuadrados, viven alrededor de 3.500.000 personas.

Continue Reading

La Paternal

La Paternal: te contamos dónde queda uno de los túneles verdes más lindo de la Ciudad

Published

on

Con sus copas de hasta 20 metros de altura, forman arcos verdes que brindan sombra, aroma natural y embellecen las calles porteñas.

En ocasiones, la naturaleza se convierte en su propio arquitecto y da forma a obras vivas que alcanzan su máxima expresión en la primavera. Son muchos los barrios porteños que lucen túneles verdes, formados por árboles de alineación que fueron plantados a ambos lados de las calles. Sus copas, frondosas durante la primavera, se funden y forman vistosos arcos de hojas.

“Los árboles son un importante patrimonio de la Ciudad, no solo tienen valor ornamental sino que brindan importantes beneficios y mejoran la calidad de vida”, explica Facundo Carrillo, secretario de Atención y Gestión Ciudadana del Gobierno de la Ciudad. Y subrayó: “Junto a las Comunas de la ciudad trabajamos para cuidar nuestros árboles durante todo el año y disfrutarlos en las estaciones más calurosas”.

Las tipas, los plátanos y los ibirá pitá son árboles vistosos y de gran porte, soportan las tormentas fuertes y se adaptan al tejido urbano. Son especies aptas para las grandes ciudades, ya que con un trabajo de mantenimiento adecuado y continuo – que incluye la plantación, corte de raíces, reparación de planteras y poda- se asegura que el crecimiento saludable del ejemplar.

Los beneficios son múltiples, no sólo embellecen la Ciudad con sus flores y follaje, también moderan temperaturas y vientos, favorecen el escurrimiento superficial, oxigenan el aire reteniendo carbono, retienen polvo atmosférico y amortiguan la contaminación sonora y visual.

El túnel verde más extenso de la Ciudad se encuentra en el barrio de Caballito. A lo largo de la avenida Pedro Goyena, desde avenida La Plata hasta Alberdi. Son un total de 350 tipas que le dan forma de pasaje verde y la impregnan con su aroma fresco. En algunos tramos los ejemplares alcanzan los 24 metros de altura.

Originarias de las yungas de Tucumán, Salta, Jujuy, y de Brasil, Bolivia y Uruguay, las tipas también son las protagonistas del corredor que se extiende en Belgrano R, desde Melián al 1800 a lo largo de cinco cuadras. Frente a las casonas de aire inglés, bordeando el empedrado de la calle, el arco verde completan una imagen de postal.

Los plátanos, una especie arbórea con importante presencia en la Ciudad, generaron los túneles naturales de la avenida Caseros y la avenida Warnes en La Paternal. Avenida Warnes (entre Constituyentes y Chorroarín) reúne más de 100 de los 36.347 plátanos censados en la Ciudad.

En Parque Patricios, frente al espacio verde, 120 plátanos formaron el túnel que supera los 15 metros de alto. Los plátanos pueden crecer hasta 25 metro de alto y se caracterizan por generar sombra fresca y tener un efecto “descontaminante”, ya que sus hojas pueden fijar el polvo.

Avenida Forest se destaca por su corredor de Ibirá Pitá, una especie exótica que cuenta con menos de 500 ejemplares en la ciudad. Entre La Pampa y Avenida de Los Incas se concentran 20 de ellos.

Todos estos atractivos naturales reunidos en una misma ciudad invitan a realizar un recorrido con ánimo botánico. Los árboles de alineación que se disponen en serie sobre las veredas, forman los arcos verdes, obras de arquitecturas naturales que en los próximos días alcanzarán su máximo esplendor.

La Secretaría de Atención y Gestión Ciudadana está desarrollando desde comienzo de año la campaña de mantenimiento de arbolado 2018. Con el interés puesto en el cuidado de la salud de los árboles y la seguridad de los vecinos, se conformó un equipo de 100 ingenieros agrónomos que provienen de la UBA, de la Facultad de Ciencias agrarias. Ellos son los responsables técnicos y fiscalizan la tarea en conjunto con las Comunas de la Ciudad.

Los trabajos de mantenimiento incluyen la plantación, corte de raíces, reparación de planteras y la poda de árboles de manera gratuita en las 15 comunas porteñas. Este año finalizará con la plantación de 7038 nuevos ejemplares y con la mejoramiento de 70 mil árboles. La ciudad diseñó un plan quinquenal, plazo en que se realizará un mantenimiento sobre la totalidad del arbolado urbano.

Continue Reading

Agronomía

En Agronomía se encuentra el hospital escuela de mascotas más importante de la Ciudad

Published

on

Atención veterinaria gratuita en la Ciudad

Escondido en Agronomía y dependiente de la UBA, cada día se atienden aquí más de setenta casos. El precio que cobran es módico y la atención, de excelencia. Cada jornada se cruzan en sus pasillos historias de dueños y veterinarios. Cada día se curan, se tratan, mueren, son dejados y rescatados cientos de animales.

Si a uno le dijeran que existe un lugar público en plena Ciudad de Buenos Aires en donde atender a su mascota con los mejores profesionales –formados en las más diversas especialidades-, con instalaciones en donde tomarle todo tipo de muestras y realizarle todo tipo de estudios, a un precio módico, no dudaría en conocerlo.

Si a uno le dijeran que para poder ser atendido tiene que levantarse a las tres de la mañana, para llegar antes de las cinco y conseguir, si tiene suerte, un turno, probablemente empezaría a dudarlo, si es que no desistió inmediatamente. Si a uno le contara alguien que ya lo hizo, que todo esto vale la pena, porque animales que fueron dados por perdidos encontraron su cura, volvería a considerarlo.

Todas las noches, más de sesenta personas hacen este sacrificio para que sus mascotas sean atendidas en el Hospital Escuela de la Facultad de Veterinaria de la UBA.

El Hospital es casi un secreto. No muchos saben de su existencia y hasta resulta difícil encontrarlo desde la calle. Emplazado a mitad de una larguísima cuadra en el número 4351 de la avenida San Martín, se accede mediante una puerta gris, pequeña, diminuta si se tiene en cuenta el universo que esconde.

Allí se inician, cada madrugada, cientos de trayectorias que se entrecruzan: las de las mascotas y sus dueños, y las de los profesionales que día a día se enfrentan al desafío de curarlos, tomar decisiones que pueden implicar su vida o su muerte, enseñarles a los estudiantes que hacen pasantías o cursan materias, resolver qué hacer con los animales que muchos abandonan, lidiar con la psicología y hasta en muchos casos la agresión de los dueños. Y la mayoría de ellos, sin cobrar. Bienvenidos al mundo del Hospital Escuela.

La postal del hall de entrada a las nueve de la mañana, el horario pico, es digna de una foto, de una caricatura o de algún tipo de retrato. Entre los laberínticos pasillos, las filas podrían ser como las de cualquier trámite, con la pintoresca diferencia de que cada uno lleva de la mano una correa con un perro, un bolso con un gato, un conejo en brazos, un pato en el regazo, o un loro en una jaula. La otra diferencia la da el olfato: la mezcla única de olor a perro y Espadol es penetrante.

Resulta difícil no mirar un cartel pegado en la pared, al lado de la ventana: “En caso de agresión llame al personal policial o a Emergencias. En caso de continuar, llame al 911 o al 0800-33 FISCAL”. Lo pusieron hace poco, luego de que los médicos, tal como ocurre en la mayoría de los hospitales públicos, sufrieran la agresión de un hombre furioso por la muerte de su perro. Tuvieron que encerrarse y no lograron salir hasta las doce de la noche, cuando llegó la policía.

“A veces es enloquecedor, con las mascotas se juega algo muy personal, sobre todo hay alguna gente que puede llegar a ponerse muy violenta. Te exigen que los salves y si no se llega a poder, vos les mataste el perro” comenta una mèdica en la sala. Se nota, la relación de los profesionales con el Hospital es tan intensa como exigida, tan demandante como gratificante, tan sacrificada como valorada. Amor-odio, así la definen. “Hay días que me digo ‘no vuelvo más, basta’. Pero cuando no vengo por un tiempo lo extraño. No lo dejaría por nada”.

Solo quien ama a los animales trabaja con tanta paciencia y compromiso. Solo quien ama a los animales pasa la noche en vela, a la vera de una calle desierta, para hacer atender a su mascota.

La tarde avanza y el trabajo no amaina. Dentro de poco serán las nueve y el Hospital cerrará sus puertas. Sin embargo, solo pasarán tres horas hasta que la entrada empiece a poblarse de dueños de perros y gatos que darán comienzo, una vez más, a un sinfín de historias que se escriben y se reescriben, como en una espiral.

Probablemente traigan mate y se acomoden uno al lado del otro haciéndose compañía. Posiblemente intercambien anécdotas de sus mascotas. Les espera una larga noche.

Hospital escuela:
Av. San Martín 4351, Agronomía, CABA
Admisión: 4524-8455/8348 / admision@fvet.uba.ar para informes y turnos
Ver en el mapa (Street View)

Continue Reading

banner Septiembre

banner gcba

Noticias más leídas

Editor Responsable: Leandro Barattucci - villadelparquein@hotmail.com - Domicilio legal: Llavallol 2900, CABA - Teléfono: 15.6.7645372 - Propiedad Intelectual N°: 5302802 - Integrante de la Asoc. Civil Medios Vecinales - Integrante del Reg. de Medios Vecinales CABA - Visitas mes de febrero: 48053