Connect with us

Ciudad

Bares notables en crisis, donde el take away no reemplaza la ceremonia de sentarse a tomar un café

Published

el

“Por favor, usted me conoce, pongame una mesita acá, así me siento al sol”, suplica un hombre en la puerta de La Biela. “Por ahora no se puede, hay que tener paciencia”, le responde un mozo del histórico café de Recoleta. “Pero hace 60 días que estamos sin el bar”, reprocha el otro. Entre los dos hay una rutina armada con los años: el mozo sabe qué toma, cómo lo toma y en qué mesa. Pero la pandemia de coronavirus rompió esa cotidianidad -como tantas otras- y ahora entre los dos hombres, además de conocimiento, hay un protocolo de distancia social.

La regla prohíbe a los bares, confiterías y restaurantes atender como lo hacían antes. Hoy hay una única modalidad autorizada. Tiene nombre importado: take away. También se la conoce como “comida para llevar” y es un concepto que refiere a la elaboración de un producto para ser consumido fuera de su lugar de producción, por ejemplo un restaurante.

Continue Reading
Advertisement

Deja tu comentario

Ciudad

Para la Ciudad de Buenos Aires Uber está operando al margen de la ley

Published

on

Uber

La compañía Uber aseguró este martes que el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires consideró que “su actividad es legal”, aunque desde el Gobierno porteño advirtieron que la firma “continúa operando al margen de la ley”.

“El TSJ confirmó que Uber no cometió ninguna contravención y, por lo tanto, su actividad es legal”, remarcaron desde Uber, a través de un comunicado.

Sin embargo, desde la administración que conduce Horacio Rodríguez Larreta plantearon otra versión sobre el pronunciamiento del TSJ: “Uber es ilegal y continúa operando al margen de la ley. El Tribunal Superior de Justicia en esta causa no resolvió la cuestión de fondo respecto a si la actividad de UBER es legal en CABA sino que se limitó a pronunciarse respecto a una cuestión de cumplimiento de plazos procesales, que según la Justicia se encontraban vencidos”.

No obstante, la empresa de tecnología aseguró que el reciente falo ratifica “que todas las medidas cautelares impuestas contra la compañía en el marco del proceso quedan sin efecto: bloqueo de uso tarjetas de crédito y bloqueo de la aplicación, entre otras”.

Recordaron que el pronunciamiento es similar al que tuvo la Cámara de Apelaciones en lo Penal, Contravencional y de Faltas de la Ciudad, en mayo de 2019.

“Todas las acusaciones públicas contra Uber se basaban en el supuesto ‘uso indebido del espacio público con fines lucrativos sin autorización, una contravención que no aplica en absoluto a la actividad de Uber tal como acaba de confirmar el TSJ”, remarcaron.

Indicaron que con esa medida, se rechazó el recurso de inconstitucionalidad que había interpuesto el fiscal Martín Lapadú.

Pero en el gobierno porteño no tardaron en salir a plantear sus diferencias respecto a la definición judicial y señalaron que “los fallos anteriores que se dieron en el marco de esta causa en la cual se pronunció el TSJ, ninguno sostuvo que Uber es legal”.

“Lo que se discutió tuvo que ver con el encuadramiento jurídico respecto a si la actividad desarrollada por UBER siendo antijurídica en todos los casos era una contravención o una falta. A tal efecto, existen varios fallos fuera de esta causa que han afirmado que siendo antijurídica siempre, en algunos casos la actividad de transporte de pasajeros era una falta, en otros una contravención”, evaluaron.

Y agregaron: “De hecho, el Tribunal Superior de Justicia confirmó sentencias en los últimos meses que en todas las instancias tanto los juzgados como las cámaras intervinientes en materia penal contravencional penal y de faltas de CABA, habían afirmado que la actividad de transporte de pasajeros que hace UBER es ilegal”.

En tanto, Felipe Fernández Aramburu, Head Regional de Uber para Cono Sur, manifestó que “la decisión del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de Buenos Aires abre un nuevo capítulo que será positivo para todos: quienes quieren moverse mejor por la ciudad y también para los que buscan en la tecnología una oportunidad económica”.

Queremos seguir mejorando la ciudad, con vocación de diálogo junto a los más de 2 millones de usuarios y más de 75.000 socios conductores”, completó.

Según informaron desde Uber, el Tribunal ratificó uno de los criterios que había sido expuesto por los jueces de la Cámara de Apelaciones al sostener que “la organización de un sistema de transporte a través de una aplicación como Uber no encuadra en el uso del espacio público tipificado en los arts. 86 y 74, CC como lo pretende la acusación”, y que “la Fiscalía no logra refutar esa interpretación de la Cámara, que no es irrazonable ni carece de fundamentos, más allá de que se la comparta o no”.

Continue Reading

Ciudad

Créditos UVA: historias de los que le temen al descongelamiento de las cuotas

Published

on

La incertidumbre se coló en la vida de los más de 100 mil hogares que tienen un crédito UVA en la Argentina. Lo que comenzó siendo una herramienta virtuosa, que promovió el Estado para facilitar el acceso a una vivienda propia, se convirtió en una fórmula insostenible. Con los sueldos lejos de acompañar la inflación, las cuotas de los créditos comenzaron a ser una carga muy pesada.

Los créditos UVA (Unidad de Valor Adquisitivo) se actualizan a través de una fórmula que elabora el Banco Central de la República Argentina y que combina el Indice de Precios al Consumidor (IPC) y una parte del costo promedio de construcción por metro cuadrado. Cuando se implementó esa fórmula, el 31 de marzo de 2016, el valor de cada UVA era de $14,05. Hoy trepa a $58,21. Es decir, que se incrementó más de un 300%.

Cuando se lanzaron los créditos UVA, el entonces presidente Mauricio Macri aseguraba que llegaría al fin de su mandato con una inflación de un dígito. Por el contrario, la inflación se disparó. Y en el transcurso de 2019 estos créditos se transformaron en una pesada carga para quienes los habían adquirido. En agosto de ese año, el gobierno macrista congeló las cuotas. Cuando asumió, Alberto Fernández renovó el congelamiento, que se extendió con la cuarentena. La semana pasada se publicó un nuevo decreto, el 767/2020 , que lo prorroga nuevamente hasta el 31 de enero de 2021.

El decreto establece que, desde febrero, los pagos deberán ir actualizándose en un esquema de 18 meses, de manera que las cuotas vuelvan a seguir el ritmo de la inflación y se compensen los meses congelados. De esa manera se busca evitar un salto importante en su valor. Aún así, entre febrero de 2021 y julio de 2022 se espera que los aumentos superen el 100%.

La idea de los UVA era dar una alternativa frente a la dificultad para acceder a un crédito hipotecario. Más aún cuando la lógica de mercado apunta a la construcción de viviendas inaccesibles para los ingresos de asalariados o monotributistas. Se estima que a nivel país la falta de viviendas o la necesidad de refacciones afectan a 1 de cada 4 hogares.

¿Qué sucede en la Ciudad? Según los datos de la Dirección General de Estadísticas y Censos porteña, que depende del Ministerio de Hacienda y Finanzas, en 2006 el 60,7% de los hogares eran propietarios de la vivienda, el 27,7% alquilaba y un 11,6% eran tenedores precarios. Para 2019, los inquilinos ya eran el 35,2%. Mientras, el porcentaje de tenedores precarios casi no se modificó: son el 11,3%.

María Florencia Soto Montero (39) es recepcionista en un estudio contable. Vive con sus hijas Valentina, que estudia Arquitectura, y Safira, que va a la secundaria. Crédito UVA mediante, pudo acceder a un departamento de dos ambientes en el Barrio Olímpico. Se mudaron en agosto y enseguida la cuota quedó congelada. En ese momento, el valor de cada unidad UVA era de $ 39.

“Soy una persona con muchas pilas, no paro nunca -dice María Florencia-. Pero muchas veces me caigo y lloro. Tengo miedo de tener que volver a la casa de mis viejos. No lo digo por ellos, porque sé que nos recibirían. Pero yo tengo mi propia familia y quiero seguir viviendo en este departamento hermoso, con un balcón terraza enorme. Con mis hijas tenemos derecho a una vivienda. Necesitamos una solución de fondo, no parches”.

Leonardo Miranda es vecino de Caballito y tiene dos hijos, de 7 y 16 años. Después de muchísimos años de pagar alquiler, con su pareja decidieron comprar un PH, también con un UVA. “Por nuestros ingresos, quedábamos entre lo que ofrecía el Procrear y los créditos hipotecarios convencionales. Cuando aparecieron los UVA nos tiramos de cabeza”, recuerda. Ahora le preocupa la cuota: “El congelamiento es un paliativo, claro que ayuda, pero está claro que no se puede sostener en el tiempo. Necesitamos definiciones a largo plazo”, reclama.

Leonardo tiene una pyme de desarrollo de software. Ahora logró que su banco, el Supervielle, aceptara diferir las cuotas actuales del UVA hacia el final del crédito, lo que se habilitó durante la cuarentena. “Los bancos no quieren saber nada, te ponen dos millones de trabas, pero al final logramos hacerlo”.

Grecia Guzman tiene una hija de 11 años, es docente, y estudia 4° año de Arquitectura en la UBA. También difirió cuotas para el final del crédito UVA. “Lo hice porque se me hace insostenible y porque el departamento tiene problemas estructurales que tengo que solucionar. Entonces, o pago la cuota o hago los arreglos”, resume.

La mayoría de los que accedieron al crédito son de clase media y media baja. “Por supuesto que sabíamos que se indexaba por inflación, pero quizás no pudimos dimensionar lo que podía ocurrir. Para mí era la única manera de irme de la casa de mis padres y de salir del hacinamiento en el que convivíamos”, explica Grecia. Su deseo no era otro que acceder a una vivienda digna, un derecho humano reconocido por la Constitución Nacional.

Hernán y Verónica Landriscina también pudieron acceder al departamento propio con un UVA. Viven en el complejo Estación Buenos Aires en Barracas, junto a sus hijas Azul y Victoria. “Nadie pudo prever lo que terminó pasando durante 2019 con la inflación. Y meterte en estos créditos no es un trámite de un día, lleva mucho tiempo y demanda muchas energías. Además, por el tipo de crédito, hay situaciones muy diversas. Algunas familias pueden lidiar con un aumento del 30%, pero otras no”, dice Hernán.

En efecto, no todos quienes sacaron un UVA están en la misma situación. Por ejemplo, a los barrios Olímpico y Estación Buenos Aires -construidos a través de IVC y Procrear respectivamente- accedieron vecinos que no necesariamente tienen todos sus ingresos en blanco o son monotributistas. A ellos se les exigía demostrar capacidad de ahorro. 

Analía Muñoz es docente de nivel inicial y vive en un departamento del Barrio Olímpico junto a sus hijos Axel (9) y Thomas (12). Ambos tienen dificultades en el aprendizaje, lo que implica que necesitan apoyo psicopedagógico extra para avanzar en su desarrollo. “Según mis cálculos, en el último año mi cuota UVA  hubiera trepado de $ 14 mil a $ 24 mil. Algo imposible de afrontar cuando nuestras paritarias no acompañan. Sabemos que los docentes vamos a recibir un bono, pero es eso, no es una mejora real que queda incorporada a los sueldos”, explica Analía.

Además, los edificios del complejo de Villa Soldati son eléctricos y las facturas son enormes. “Por suerte, entre los vecinos somos muy unidos y vamos a defender nuestro derecho a la vivienda. Creemos que la solución está muy vinculada a una decisión política”, concluye Analía. 

Agostina López y Luciano Mesiano son pareja y también viven en el Barrio Olímpico. Ambos están por terminar la carrera de Historia en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA. Ella trabaja en Sushipop y él, en Jumbo. A través de las redes sociales, difunden información con el hashtag #HipotecadosUVA. “Lo que sentimos es que falta una decisión de fondo y definitiva -sostiene ella-. Por supuesto que esta cuarentena modificó los planes de todos, pero querríamos que se contemple a las familias más allá de la coyuntura. La mayoría vimos en estos créditos la única oportunidad de acceder a una vivienda propia”.

NS

Mirá también

Continue Reading

Ciudad

Coronavirus en Buenos Aires: cuáles son los cinco barrios con mayor ritmo de contagio

Published

on

El residencial noroeste porteño dejó de ser la zona donde más se acelera el ritmo de contagios de coronavirus: en la última semana ese indicador viró al este. Núñez, Recoleta, Belgrano y Palermo fueron los barrios que más aumentaron su porcentaje de casos. Junto con Liniers, son los primeros cinco en ese parámetro, con entre 8 y 10% de suba, cerca del doble de la media en la Ciudad.

El dato es del último Boletín Epidemiológico Semanal, publicado este viernes por el Ministerio de Salud porteño. Analiza los casos de coronavirus detectados en residentes de la Ciudad entre el jueves 17 y el miércoles 23 inclusive. Y registra un aumento relativo total del 5% en ese período, aunque hay barrios donde ese incremento es casi del doble, como Núñez, donde llega al 9,6%.

Tanto este barrio como los siguientes cuatro en ese ranking de crecimiento relativo se ubican en los extremos de la Ciudad: Núñez, Belgrano, Palermo y Recoleta limitan, al noreste, con el Río de la Plata. El otro miembro del top cinco, Liniers, también está pegado a un límite, en su caso la General Paz.

Los barrios que solían aparecer primeros en esta lista hoy quedaron más abajo: Agronomía, primero en aceleración del ritmo de contagios la semana anterior, hoy está en el puesto 20 bajo ese criterio. Y Versalles, segundo en ese mismo lapso, ahora se ubica en el lugar 34.

El incremento relativo de casos en la Ciudad en general también fue bajando: se redujo exactamente a la mitad en tres semanas, período en el que pasó de 10,2% a 5,1%.

En ese parámetro, no hay saltos porcentuales muy marcados entre un barrio y otro, sino que el ranking de ritmo de contagios parece más bien un degradé. Así se llega, de forma paulatina, al barrio que ostenta menor suba relativa en la Ciudad: Retiro, con un 2,1% de incremento en la última semana analizada.

Curiosamente, es también Retiro uno de los barrios con más casos por cantidad de habitantes: está cuarto en términos de tasas, superado sólo por Villa Soldati, Barracas y Nueva Pompeya. Bajo ese mismo parámetro, los menos complicados son Saavedra, Villa Pueyrredón, Núñez, Versalles y Monte Castro.

Sí, Núñez, hoy el más rápido en ritmo de contagios, es uno de los últimos en casos por cantidad de habitantes. Esto se debe en parte a que acumula menos positivos que la mayoría de los barrios porteños, por lo que cada nuevo infectado hace mover la aguja de forma más abrupta que en otras zonas de la Ciudad y, por lo tanto, se aprecia en mayor medida la aceleración. 

Palermo también se destaca en esta postal territorial. Por un lado, está alto en positivos absolutos (cuarto, con 7.133 infectados). Por el otro, es el barrio porteño más poblado, por lo que se posiciona a mitad de tabla en tasas, es decir, en contagios por cantidad de habitantes. A su vez, si bien se ubica en uno de los extremos de la Ciudad, ya que uno de sus límites es el mismo Río de la Plata, su territorio es tan extenso que llega a estar cerca del corazón geográfico urbano.

Es por eso que desde el Ministerio de Salud porteño también se lee a Palermo como un barrio central. Es justamente este centro geográfico el que más sube la curva de casos de la Ciudad, en contraste con la periferia porteña, donde lo que más crece es el ritmo de contagio.

De hecho, es en Palermo y, en menor medida, en Balvanera, Recoleta, Caballito y Almagro, donde más casos nuevos se registraron en la última semana. No es casual: estos últimos cuatro son los barrios más densos de toda la Ciudad, una característica que no ayuda al distanciamiento social.

Y aunque en Palermo la densidad general sea menor, ese cálculo puede ser engañoso: la población allí no se distribuye uniformemente, sino que se concentra especialmente al suroeste de la avenida Santa Fe, mientras que grandes extensiones del barrio no tienen viviendas, ya que pertenecen a espacios verdes públicos y privados.

Cerca de ese corazón geográfico también está Chacarita. Pero allí hay más espacio disponible: está en el puesto 41 en densidad poblacional entre los 48 barrios porteños. Con la clara excepción de Villa Fraga, podría decirse que en principio cuenta con mejores condiciones para cumplir con el distanciamiento social.

Esta baja densidad y la acción del operativo DetectAr son dos factores clave para analizar cómo Chacarita viene desacelerando su ritmo de contagios semana a semana, al punto de ubicarse hoy en el puesto 47 de los 48 barrios porteños en ese parámetro, con 2,7% de suba entre esta semana y la anterior. Aunque, como se sabe, esta baja es también fruto de cuidarse individual y socialmente, y no una carta blanca para dejar de hacerlo.

Flores, por su parte, es el barrio con más casos acumulados (9.326) pero también uno de los que ostenta el menor ritmo de contagios, con 2,8% de suba de positivos en la última semana.

Este viernes se registraron 874 nuevos casos de coronavirus en vecinos de la Ciudad. De ellos, 23 fueron detectados en barrios populares, donde los positivos ya ascienden a 16.333. Suman así 122.168 los acumulados entre residentes porteños y 3.264 las muertes, con una edad promedio de 76 años.

Los factores de riesgo de mortalidad más frecuentes hasta el miércoles fueron la hipertensión arterial, las enfermedades neurológicas crónicas y la diabetes. Las insuficiencias cardíacas y las enfermedades oncológicas previas también rankean alto.

NS

Mirá también

Continue Reading

Ciudad

El fin del pago en efectivo en las autopistas porteñas: desde el lunes es obligatorio el TelePASE

Published

on

Desde este lunes, en las autopistas porteñas va a pasar a ser historia ese gesto cotidiano de extender la mano para pagar el peaje en la cabina. Después de un par de prórrogas, finalmente este 28 de septiembre será obligatorio el uso del dispositivo TelePASE. Y ya no se podrá abonar en efectivo.

El cambio rige para las autopistas 25 de Mayo, Perito Moreno, Illia y Dellepiane, que son las que dependen de AUSA. En 50 días y hasta este sábado, el TelePASE ya había sumado más de 325 mil nuevos adherentes, a razón de 6 mil por jornada; uno cada 15 segundos. Esto representa al 80% del total de los usuarios de las autopistas de la Ciudad.

La adhesión al sistema es gratuita y se gestiona desde www.telepase.com. Desde allí también se puede elegir el modo de entrega del dispositivo: por correo o retirándolo en uno de los más de 300 puntos disponibles o por alguna de de las viejas cabinas de peaje, rebautizadas como “de conversión” y señalizadas especialmente.

Tres horas después de la adhesión online, y gracias a un sistema de lectura de patentes, ya se puede pasar por las autopistas de la Ciudad, aunque no se haya recibido ni instalado aún el TelePASE.

¿Qué pasará a partir de este lunes si no se cuenta con TelePASE? Habrá que pasar por una “cabina de conversión”, las mismas donde se entregan los dispositivos a los que se adhirieron online al Telepase. Allí habrá que abonar el doble de la tarifa manual que corresponda.

No obstante, en la Secretaría de Transporte y Obras Públicas de la Ciudad explican que, durante dos meses, el conductor contará con una nueva alternativa: si luego de abonar la penalidad se adhiere a TelePASE, se le bonificará su próxima pasada.

De acuerdo a esa Secretaría, al no tener que detenerse y bajar la ventanilla para pagar, el usuario ahorrará más de un día al año de tiempo utilizando esta modalidad. Además, a partir de ahora pagará un 55% menos que un vehículo que no está adherido.

El personal de salud y el de seguridad que cumplen tareas esenciales seguirán teniendo su carril exclusivo y continuarán exentos del pago de peaje.

“Ya son 325 mil los conductores de vehículos que dejaron de usar efectivo y se sumaron al pago electrónico, pasando el peaje en forma segura y sin riesgo de contagio” afirmó Juan José Mendez, secretario de Transporte y Obras Públicas de la Ciudad de Buenos Aires. Y continuó diciendo “a partir del lunes 28 de septiembre, TelePASE va a ser obligatorio para circular por las autopistas de la Ciudad pero quienes quieran sumarse van a poder seguir haciéndolo en forma rápida y gratuita”.

Por su parte, el jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, subrayó: “Hoy estamos viviendo una transición, se viene una nueva manera de movernos en la Ciudad y vamos a adoptar todos los cambios que sean positivos para el futuro, como la tecnología en las autopistas o el aumento de las ciclovías”.

Paso a paso, cómo adherirse al TelePASE

La adhesión se tramita a través de la página www.telepase.com; por WhatsApp al 11-2372-7757 o por teléfono al 0800-122-7273.

Para darse de alta, el usuario debe completar sus datos personales y los del vehículo. Después tiene que seleccionar el medio de pago y la manera en que quiere recibir el dispositivo. Puede solicitar su envío a domicilio o pasarlo a buscar por las cabinas especiales que se adaptaron en los peajes o por alguno de lo 300 puntos de instalación.

Con el cumplimiento de estos pasos, automáticamente el dominio del vehículo queda adherido al sistema y, en pocas horas, se puede circular por cualquier vía TelePASE de las autopistas de la Ciudad.

Cómo funciona

Aún sin tener el dispositivo del TelePASE, tres horas después de la adhesión se puede circular por las autopistas de la Ciudad y pagar por ese sistema. En las cabinas de peaje hay cámaras que leen la patente y se realiza el cobro de inmediato, en forma automática.

Una vez que el usuario reciba o busque el dispositivo TelePASE, debe activarlo en www.telepase.com.ar/recibimitelepase e instalar el tag en el parabrisas.

Se abonan las pasadas efectivas del vehículo (si no se utiliza, no se paga nada). Los usuarios registrados en TelePASE reciben descuentos de un 10% en autopistas de AUSA y de hasta un 30% en la red de autopistas.

Si el usuario tiene el dispositivo inhabilitado, inválido o posee deudas, deberá comunicarse con cobranzas@ausa.com.ar para regularizar la situación y así, poder activar nuevamente su TelePASE.

Continue Reading

Ciudad

El primer viaje del puente de La Boca, que tras 60 años vuelve a cruzar el Riachuelo con pasajeros

Published

on

Estuvo sesenta años parado y este viernes volvió a cruzar el Riachuelo con pasajeros. El Puente Transbordador de La Boca, Nicolás Avellaneda, se puso en marcha con el fin de facilitar el traslado de quienes cruzan entre la Isla Maciel y La Boca en plena pandemia por el coronavirus.

Según la información de Vialidad Nacional, que tiene a su cargo el funcionamiento del puente, estará activo de lunes a viernes de 8 a 19, y los sábados, domingos y feriados de 10 a 19. La frecuencia estimada será de entre 30 y 40 minutos, pero se irá ajustando en función de la demanda, informaron desde el organismo.

Emoción y alivio, eso es lo que sentimos los vecinos después de años de trabajar para conseguir que el puente volviera a funcionar”, dice Gabriel Lorenzo, director ejecutivo de la Fundación por La Boca.

Lorenzo está ahí, al pie de la barquilla histórica que este viernes recupera su función original. Saca fotos, filma, relata lo que pasa. Y agrega que, por la pandemia, para muchos vecinos se complicó el cruce por el puente vial homónimo, que tiene un sistema de escaleras mecánicas que dejó de funcionar. Entonces, el viejo transbordador se ofrece como una opción necesaria y segura.

“Habíamos pensado en reactivarlo los fines de semana, para hacer viajes turísticos, pero después empezó la cuarentena y eso se desactivó. Ahora, con este problema para el cruce, empezamos a ver si era posible ponerlo en marcha, y lo logramos”, agrega Lorenzo, que comparte los sentimientos con otros vecinos que se acercaron este viernes a hacer los primeros viajes.

El objetivo es garantizar que aquellos que cumplen trabajos de rubros considerados esenciales puedan cruzar el Riachuelo. Por eso, en principio el transbordador está dedicado a ellos.

Todavía no está claro cuánta gente lo usará realmente, ya que muchos siguen cruzando el río en los botes que unen las dos orillas, entre la isla Maciel y la Ciudad.

Sin embargo, poner en marcha el puente, de alguna manera sirve para saldar la deuda de reactivar el uso de una estructura histórica que fue puesta en valor y tuvo apenas un viaje, en 2017.

La recuperación costó $ 160 millones, y ese viaje inaugural, del que participaron 15 personas, no pudo completarse porque del lado de Capital hubo un acto encabezado por el Gobierno porteño, enrolado en el macrismo. Y en Avellaneda había otro organizado por la intendencia de Avellaneda, en manos del kirchnerista Jorge Ferraresi. La grieta con el Riachuelo como escenario.

Otra acción que nunca se concretó fue el pasaje del manejo del puente a la administración porteña. Quedó en manos de Vialidad Nacional.

Ahora, desde el organismo trabajaron en conjunto con el ministerio de Seguridad de la Nación y el municipio de Avellaneda.

Y los vecinos volvieron cruzar los 77 metros entre una orilla y la otra. En tiempos de pandemia, la barquilla sumó la señalización que indica donde debe pararse cada uno de los 18 pasajeros que constituyen la capacidad máxima actual. En otros tiempos, llegó a trasladar a 30 personas más cuatro vehículos.

“Hemos cerrado todos los aspectos técnicos y operativos para que vuelva a funcionar. Sin dudas, este transbordador tiene un valor simbólico y funcional para los vecinos de La Boca e Isla Maciel”, señaló Gustavo Arrieta, administrador general de Vialidad Nacional.

Por su parte, Patricio García, gerente de Regiones de Vialidad Nacional, agregó: “Permitirá que los vecinos se trasladen evitando los peligros sanitarios que implica, en estos momentos, el uso de las pasarelas. Se trabajó mucho para lograr esto y fue posible también gracias a la tarea y el compromiso de los trabajadores del primer distrito de Vialidad Nacional”.

El puente fue construido a principios del siglo XX, cuando estaban de moda las grandes estructuras metálicas. En esos años se hicieron 20 transbordadores del mismo tipo en el mundo. El de La Boca fue inaugurado el 31 de mayo de 1914 para conectar la avenida porteña Pedro de Mendoza, a la altura de Almirante Brown, con la avenida La Plata de la Isla Maciel, en Dock Sud.

Ahora es el único del continente americano y uno de los ocho de estas características que permanecen en pie a nivel mundial, junto al puente Bizkaia español, el Rochefort francés, el Newport, el Warrington y el Middlesbrough británicos, y el Rendsburg y el Osten alemanes.

El único que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco es el Bizkaia, en el País Vasco. Por eso, Lorenzo cuenta que se están impulsando una iniciativa para el resto, incluido el de La Boca, sumen esa distinción.

La historia

La estructura fue construida en partes en Inglaterra, trasladada en barco y armada en Buenos Aires por la empresa de capitales británicos Ferrocarril del Sud. Costó 100.000 libras esterlinas. El puente tiene 77,50 metros de largo, entre orilla y orilla, y 43,52 de alto.

La barquilla o vagón colgante es una plataforma de 11 metros por ocho. Además de tener capacidad para trasladar hasta 30 personas y cuatro automóviles al mismo tiempo, también cruzaba a un tranvía. El trayecto se hacía en cuatro minutos, el mismo tiempo que tarda ahora. El servicio se prestaba de 6 a 21 y era gratuito.

En 1940, a apenas 100 metros de distancia, hicieron el puente también bautizado Nicolás Avellaneda, con calzada para vehículos y un cruce peatonal. El viejo puente perdió sentido y, en 1960, dejó de funcionar.

En 1974, ya convertido en una estructura en desuso, el viejo puente fue testigo del nacimiento del amor entre Carlos Monzón y Susana Giménez, durante el rodaje de “La Mary”. Los protagonistas de la película, dirigida por Daniel Tinayre y ambientada en los años 40, cruzaban en bote. Pero en numerosas escenas aparecía el transbordador como marco.

En 1993, durante la presidencia de Carlos Menem, casi desguazan al puente histórico para venderlo como chatarra. Pero los vecinos lograron frenar el plan. Y en 1999, el Gobierno declaró al puente Monumento Histórico Nacional. Ahora, también está postulado para ser declarado patrimonio histórico de la humanidad por la UNESCO.

Continue Reading

banner Septiembre

banner gcba

Noticias más leídas

Editor Responsable: Leandro Barattucci - villadelparquein@hotmail.com - Domicilio legal: Llavallol 2900, CABA - Teléfono: 15.6.7645372 - Propiedad Intelectual N°: 5302802 - Integrante de la Asoc. Civil Medios Vecinales - Integrante del Reg. de Medios Vecinales CABA - Visitas mes de febrero: 48053