Connect with us

Ciudad

El adiós a Guillermo Menga, director del Hospital María Ferrer

Published

el

Tenía 61 años y la muerte lo encontró ayer -como consecuencia de una enfermedad inmunológica- en plena actividad. Se trata de Guillermo Menga, el destacado director del Hospital Municipal de Rehabilitación Respiratoria “María Ferrer”, del barrio porteño de Barracas, una referencia mundial entre los centros que se dedican al cuidado de la salud respiratoria. Como expresó Gustavo Zabert, titular de la asociación Latinoamericana de Tórax “la comunidad de Argentina y Latinoamericana de nuestra especialidad está de duelo porque ha perdido un adalid en sus horas más productivas y expertas“.

Guillermo Menga había presidido la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria y su gestión es recordada como un hito en promoción de salud para enfrentar las enfermedades obstructivas en la Argentina. Había enfrentado su enfermedad con toda decisión, sin dejar de atender ni un instante todas sus responsabilidades, como se caracterizó siempre, con una entrega absoluta por su trabajo y sus pacientes.

El querido “Willy” -para todos sus familiares, amigos y la amplia comunidad que trató y cuidó- había egresado como médico en la Universidad de Buenos Aires en 1981, especializado en Neumología, reconocido por la Academia Nacional de Medicina y la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria. Su tarea profesional, académica y docente fue impresionante.

Además de presidir la citada Asociación, fue el coordinador referente por la Ciudad de Buenos Aires del Programa Nacional de Asistencia al Paciente Miasténico desde 2004 hasta la actualidad, y coordinador por la Argentina del Registro Internacional de Alfa 1 Antitrispina desde el 2003. En el “María Ferrer” fue jefe del departamento Clínico Quirúrgico, jefe del Servicio Clínico-Médico, tras haber sido también médico interno, jefe de sala e instructor de residentes, entre otras funciones.

Realizó más de 50 cursos y seminarios especializados -en su mayoría del más alto nivel internacional- y cuenta con 60 trabajos científicos publicados, que contribuyeron al progreso en el tratamiento de diversas y delicadas enfermedades. Desde la arritmia en pacientes con patologías severas hasta los tratamientos de miastenia, por ejemplo.

También recibió numerosas distinciones, como en Tokio (2000) por su Abstract sobre “myasthneia gravis” y en el Congreso Argentino de Tisiología y Neumonología (Santa Fe, 1997). Fue premiado por su trabajo sobre “Trasplante Pulmonar Unilateral en Enfisema” en el Congreso Argentino de la especialidad, en Santa Fe. Fue miembro en un centenar de organizaciones médicas y su CV académico -docente universitario, conferencias magistrales y disertación en los centros más importantes de su especialidad- también era notable. 

Pero, más allá de lo que indica aquel CV y su trayectoria, reconocida internacionalmente, queda el recuerdo de una persona ejemplar, y un médico que siempre le dio prioridad en el cuidado de cada uno de sus pacientes, que supieron de su entrega, afecto, virtuosismo y estudios. Esa obra, ese afecto y ese sentimiento, con permanente agradecimiento, seguirán por siempre en todos quienes lo conocieron.

Continue Reading
Advertisement

Deja tu comentario

Ciudad

Por el calor, el consumo eléctrico está cerca del récord y hay 14.000 usuarios sin luz

Published

on

Unos 16.000 usuarios de la Ciudad y el GBA tienen problemas con el suministro eléctrico este martes, según consta en la página del Ente Nacional de Regulación de la Energía Eléctrica (ENRE).

A las 18.20 (la página del ENRE se actualiza cada 15 minutos), se reportaban 11.509 usuarios de Edesur repartidos en barrios como Once, Caballito, Parque Chacabuco, Parque Patricios y Recoleta, en la Capital, y localidades como Lomas de Zamora, Villa Domínico o Burzaco, en distintos partidos del Conurbano.  

Fuentes de la empresa le dijeron a Clarín que se registran cortes en la red de media tensión. Lo atribuyeron a que se sucedieron cuatro días “de exigencia máxima”. Y explicaron que hoy se llegó a los 4.000 Megawats (Mw)  de consumo en el área de concesión, “a solo 200 del récord histórico”.

“Estamos trabajando con todas las cuadrillas para reponer el suministro lo antes posible”, explicaron desde la compañía. Y aclararon que en la Ciudad quedaba unos 5.000 afectados. Además, dijeron que el promedio de resolución de cada casa era de unas tres horas y que estaba previsto solucionar los cortes antes de las 22.  

El lunes, en tanto, Edesur registró un total de 47.845 usuarios afectados durante toda la jornada. Lo que hizo que algunas quejas se reflejaran a través de las redes sociales.

Por el lado de Edenor, a las 18.20 de este martes el número de afectados ascendía a 2.362, también según la página del ENRE. El lunes, la distribuidora había tenido 48.832 usuarios afectados.

Este martes, la temperatura llegó a 34.8 grados. Y según el pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional, para el miércoles se espera una máxima de 34°, mientras que para el jueves será de 33°.

SC

Continue Reading

Ciudad

Cirugía en lo profundo de la Ciudad: con la técnica del stent, continúa la renovación de los caños del radio antiguo

Published

on

Los que por estos días recorren las dos cuadras de la avenida Santa Fe entre Ayacucho y Uriburu, no imaginan que la obra que se está realizando dentro de lo que parece un contenedor es casi una cirugía. Mientras el tránsito se alinea para pasar por un solo carril, los operarios de AySA están haciendo la delicada maniobra de insertar un caño moderno dentro de otro antiguo. Es como un “stent”, pero en este caso las arterias son los conductos pluviocloacales de la Ciudad.

Este sistema de trabajo comenzó hace más de dos años. Se trata de renovar caños que superan el siglo de antigüedad y son los ubicados en lo que se conoce como “Radio Antiguo”. El área abarca 1.850 hectáreas, lo que representa el 9% de la superficie de la Ciudad, y se extiende a través de los barrios de San Telmo, Monserrat, San Nicolás, Retiro, Barracas, Constitución, San Cristóbal, Balvanera y Recoleta.

El sistema de saneamiento de la Ciudad fue ideado por el inglés John Bateman en 1872, después de que las epidemias del cólera y la fiebre amarilla diezmaran a la población porteña. Pero muy pronto, ese primer sistema ya no alcanzaba. Buenos Aires pasó de 180 mil habitantes en 1860 a un millón para principios del 1900. Por eso, en los años 20 se puso en funcionamiento una segunda red y a fines de los 40, una tercera.

Hoy, los caños históricos siguen transportando las aguas negras a través de 25 kilómetros, hasta una planta en Wilde que las trata y las libera en el Río de la Plata. Los conductos más pequeños son de terracota esmaltada, otros más grandes están hechos de ladrillos y los de mayor envergadura, de cemento armado.

Para llevar a cabo los trabajos, la empresa estatal desarrolló un sistema similar a la colocación de un stent en las arterias de un cuerpo humano: se inserta una tubería de PVC nueva, dentro de la existente. Es una tarea manual, artesanal, que no requiere abrir zanjas a cielo abierto.

Se estima que la renovación de las cañerías beneficiará a un millón de vecinos. Los trabajos se hacen en verano porque hay menos tránsito. Y en AySA aclaran que los trabajos no afectarán la prestación de los servicios de agua potable y desagües cloacales.

Las obras demandan un mes por cuadra. Ahora están trabajando en la avenida Santa Fe, entre el 2000 y el 2100; en Brasil al 600, entre Perú y Chacabuco, y en dos cuadras de la avenida Entre Ríos: al 900, entre Estados Unidos y Carlos Calvo, y al 100, entre Cochabamba y Constitución. En todas estas arterias hay carriles reducidos, aunque en la calle Brasil el corte es total. En AySA calculan que los trabajos estarán terminados en 20 días.

Por cualquier consulta, se puede llamar al Centro de Atención Telefónica de AySA, que es el 0800-321-AGUA (2482) y atiende las 24 horas. También se pueden utilizar los canales oficiales de la empresa estatal en las redes sociales: Twitter (@AySA_Oficial) y Facebook (/AySA.Argentina).

NS

Continue Reading

Ciudad

Alcohol al volante: proponen tolerancia cero y vuelve la discusión sobre si es eficaz

Published

on

La tolerancia cero de alcohol al volante vuelve al eje de la discusión sobre seguridad vial. La Defensoría del Pueblo de la Ciudad presentó otra vez un proyecto en la Legislatura. Y entre expertos y familiares de víctimas resurge la discusión sobre la eficacia de una medida que ya se aplica en otras regiones del país.

En la actualidad, el Código de tránsito porteño acepta hasta 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre como límite máximo tolerado para conductores de vehículos particulares, 0,2 para los de motos y cero para principiantes y profesionales (choferes de colectivos, taxis y camiones).

El proyecto que ingresó el jueves de esta semana, similar al presentado hace dos años y que perdió estado parlamentario porque no llegó a ser tratado por los legisladores, sanciona con multas y la retención del vehículo y estipula un cambio quita de puntos del scoring para otras faltas y para aquellos cuyo resultado supere el nivel de 0,2.

“Está prohibido conducir cualquier tipo de vehículo con más de cero gramos de alcohol por litro de sangre por cualquier tipo de conductor. No se instruirá sumario de carácter administrativo y/o judicial, cuando la tasa de alcohol en sangre no supere los 0,2 gramos por litro”, propone el proyecto presentado.

“En la Argentina, una de las mayores causas de muerte son los siniestros viales”, declaró Alejandro Amor, al frente de la Defensoría, y agregó que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “conducir bajo los efectos del alcohol o cualquier sustancia psicoactiva aumenta el riesgo de un accidente con desenlace fatal, o lesiones graves. Por eso, esperamos que este tema sea prioritario este año en la agenda de la Legislatura”.

El proyecto incorpora una nueva escala de descuento de puntos en la licencia de conducir según los distintos niveles de concentración de alcohol en sangre: cinco puntos cuando el resultado sea de entre 0,2 y 0,5 gramos, 10 cuando sea de 0,5 a 1,5 y 20 puntos cuando supere los 1,5 gramos, lo que acarrea la quita de la licencia.

“Nosotros estamos de acuerdo con medidas de este tipo, pero decimos que junto con alcohol cero tiene que haber controles, porque no sirve de nada que exista esta medida sin controles. Cuando los conductores ven que hay operativos en la Ciudad y los municipios comienzan a cuidarse más”, asegura Viviam Perrone, titular de Madres del Dolor, y agrega: “Sabemos que las principales causas de los siniestros viales están relacionadas con la velocidad y el alcohol, y cuando están combinadas es peor. Nosotras trabajamos para evitar que haya 20 muertes por día en el país por siniestros viales. Es casi una muerte por hora”.

“Es una medida tribunera. Porque políticamente es correctísimo. Quien haya perdido a un ser querido por un siniestro con un borracho va a querer tolerancia cero. Pero el que ocasionó eso seguramente tenía por lo menos el doble de 0.5 gramos de alcohol por litro de sangre, que es el máximo permitido”, afirma Fabián Pons, al frente de Ovilam, y agrega: “El cero en una medición no existe. El aparato más sofisticado tiene un margen de error. En un etilómetro es del 3%. Entonces no puede legislarse la tolerancia cero”.

Para el especialista, sería más lógico plantear una legislación similar a la que ya se aplica en otras ciudades del mundo o a la Ley Emilia, en Chile, que estipula quita del registro y sanción con cárcel a quienes superan el límite de 0,8 gramos de alcohol por litro de sangre.

“El mundo no va hacia la tolerancia cero. En muchos países se legisló para que, a una persona a la que se le encuentra más del doble de alcohol que lo permitido, se lo considera delito. Y esa persona va presa y pierde el registro al menos por un año”, suma Pons, y subraya: “Hay tolerancia cero en Córdoba y Salta. Pero el resultado que genera es que se multe a más conductores, aunque no son los que generan el siniestro que causa heridos graves y muertos, que en general tienen, por lo menos, el doble de alcohol que el permitido”.

En base a estadísticas oficiales, Clarín pudo saber que el promedio de alcohol en sangre en 234 siniestros recientes con víctimas fatales fue de 1.34 gramos de alcohol por litro de sangre en automovilistas, y de 1.29 en motociclistas. 

Según datos del Gobierno porteño, en 2019, en la Ciudad, se llevaron a cabo 302.186 controles de alcoholemia, de los cuales resultaron positivos 4.472 mil (1,5%). El dosaje promedio en los casos positivos fue de 0.89 g/l de alcohol y el 87% de los positivos fueron varones. 

Las sanciones

¿Qué pasa cuando se detecta un caso positivo en un operativo callejero? Al conductor se le labra un acta y le retienen el registro. Además, le llevan el auto a una playa de secuestro y no se permite que otro automovilista con registro ocupe su lugar. También le dan un permiso provisorio para manejar, por 3 días corridos. Y debe presentarse ante la fiscalía contravencional.

En la actualidad, la multa por la contravención por alcoholemia positiva arranca en $ 3.210 (150 unidades fijas). Pero puede aumentar hasta $ 21.400 de acuerdo con la gravedad de la falta. Por otro lado, el conductor que se niegue a someterse al control de alcoholemia, estupefacientes u otras sustancias similares, será sancionado con una infracción de $ 5.355 (300 UF), con agravante para transporte público  y una sanción de $12.840 (600 UF).

SC

Continue Reading

Ciudad

El FIBA cierra con una propuesta de arte a cielo abierto que invade el Abasto

Published

on

Maratón Abasto. Así se llama la iniciativa para cerrar, este sábado, el Festival Internacional de Buenos Aires (FIBA). Así, el barrio con más teatros independientes ofrecerá, desde las 20, actividades y espectáculos en más de 40 sedes y espacios, a los que se sumarán bares, peluquerías, restaurantes, lavaderos de autos, estaciones de subte, fachadas de edificios y balcones privados.

Las propuestas estarán centradas en la música, las artes visuales, la danza, el teatro y la performance.

Por eso, el perímetro comprendido entre las calles Agüero, Salguero, Humahuaca y Lavalle tendrá cortes y restricciones para circular. El tránsito se verá afectado, en algunas calles, a partir de las 8 del sábado. Y las arterias serán liberadas recién en la madrugada del domingo.

Juan Ingaramo será el encargado de dar inicio a la noche. El cantautor, productor y multiinstrumentista es uno de los máximos exponentes de la nueva escena argentina. Ofrecerá un concierto en el escenario Emergente, que estará situado en Guardia Vieja y Sánchez de Bustamante.

Otro atractivo será el clásico Lavadero Artesanal MB, donde se podrá se podrá ver Mis Besos – Lavadero Artesanal. Una obra dirigida por Erika Halvorsen.

Además, la fachada del shopping Abasto será intervenida por El cristal, de la compañía Onírico de Sofía Sposaro, un show de danza aérea en el que tres performers desplegarán una coreografía vertical sincrónica llena de figuras, acrobacias y encuentros en el aire. Por otra parte, en las escalinatas del centro comercial Festival Menea propone “rituales salvajes y danzas sucias para bailar desde una perspectiva disidente por medio de un taller fusión de baile urbano, un show y una competencia de danza freestyle”.

Más temprano, desde las 18, Estación en tránsito, de Melisa Zulberti, estará en la estación de subte Carlos Gardel de la línea B. 

Durante toda la noche se podrán disfrutar los murales e instalaciones de distintos artistas visuales, como Exabrupto de color, de Alfredo Segatori. También La forma de las cosas, de Oscar Kalb y Beatriz Torre; y Volver a la carne, de Milu Correch, una pintura sobre tela vista a través de la vidriera de Una obra, una artista. 

En el barrio, también, más de 20 bares y restaurantes del Abasto, serán parte de la Maratón. Tendrán descuentos, beneficios y promociones especiales para quienes los visiten.

Para consultar la programación completa se puede acceder a la página web www.buenosaires.gob.ar/festivales.

SC

Continue Reading

Ciudad

¿Cómo hicieron para convertir al Casco Histórico en una gran pista de baile?

Published

on

La sensación térmica es un estado de ánimo. Hace calor porque es una noche de jueves que se hace cargo de su lugar en el calendario, a puro enero. Y hace calor porque en estos cien metros de Alsina, entre Defensa y Bolívar, no hay lugar para nada excepto para la gente que se sigue metiendo en la cuadra con ganas de apretujarse, bailar y transpirar en esta fiesta callejera en la que se convierte espontáneamente la inauguración del Festival Internacional de Buenos Aires (FIBA​).

La pista de baile y de ir y venir serpenteando con una latita de cerveza en la mano está hecha de adoquines. El Casco Histórico, en pleno proceso de recuperación, fue elegido por el Ministerio de Cultura porteño para esta apertura que no se parece en nada a un corte de cinta contracturado. A lo que se parece más es a uno de esos boliches en los que hay que insistir para que los últimos se vayan del todo.

Antes de las 22, hora oficial para la apertura de este festival de teatro, danza, música y artes visuales, ya había filas (largas) para participar en sus actividades. Había gente sentada en los livings de sillones que se iluminaban de distintos colores a lo largo de toda la cuadra; gente parándose en esos sillones por no aguantar las ganas de responder al llamado de la música que salía de los parlantes, un poco de pop ochentoso, un poco de lentos, todos clásicos, todos inevitablemente efectivo.

A la 1 de la madrugada, todas esas ganas de ocupar la calle y convertirla en una fiesta seguían plantadas delante del Museo de la Ciudad: el DJ puso “Persiana americana”, de Soda Stereo, y en la vereda hubo meneo, gente tarareando, gente que se sabía la letra completa, gente que se subía al estribillo, gente que usó la voz y la letra de Cerati de escenografía para besar, gente que saltó como se salta cuando se sabe que la fiesta va terminando y que ya habrá tiempo para que se recuperen las piernas. Y las horas de sueño.

Alrededor de la cuadra, iluminada por luces láser que la atravesaron, por instalaciones lumínicas pensadas para la ocasión y por las luces de los celulares que grababan todo lo que pasaba para compartirlo en Instagram, también hubo (mucha) gente. Que bailaba menos apretada, que se alejaba un poco de la música para poder charlar, pero no lo suficiente como para dejar de pertenecer a la fiesta, que compraba una lata de cerveza lo más fría posible a cien pesos, o que entraba a alguna de las actividades previstas para esta convocatoria en el Casco Histórico.

Algunos participaron en visitas guiadas -con librero y juglar incluido- en la Librería de Ávila, la más antigua de Buenos Aires y una de las más antiguas del mundo. Escucharon hablar de cómo los héroes de la Revolución de Mayo revolvieron esos estantes para tomar las decisiones políticas que construyeron esos primeros gobiernos patrios.

Otros fueron espectadores de una obra de teatro que usó la Farmacia La Estrella, inaugurada en 1834, como escenografía. Corrieron las estanterías que ofrecen dentífrico, vendas para curar un esguince o tés para dormir mejor, y metieron actores y de a diez personas a la vez. Algunos más subieron a la terraza del Museo de la Ciudad para presenciar las performances que se organizaron allí, una de las más de quinientas actividades culturales que ofrece este festival que durará hasta el 1° de febrero.

Todos -los de la farmacia, los de la librería y los del museo- volvieron a la calle. Por algunas horas -y por culpa de la música, de la propuesta y del verano- esos cien metros de Alsina no fueron una cuadra por la que pasar para llegar a algún otro lado, sino un lugar en el que quedarse. En el que ser parte de una fiesta de las que cuestan abandonar.

Continue Reading
banner gcba

Destacadas