Kimberley el club de Villa Devoto que crece de la Mano del Futsal

Kimberley, el celeste de Villa DevotoKimberley, el celeste de Villa Devoto

El club está especialmente bullicioso y concurrido, hay chicos corriendo por todos lados y ocupando cada espacio con una pelota. Los profes los ordenan acá y allá, profes que antes, hace algunos años, eran quienes pateaban. En la tribuna o en el buffet, padres y madres acompañan, una mesa ofrece en venta camisetas, mochilas y otros productos del club. De Kimberley Atlético Club se trata, animador de los torneos de futsal femenino y masculino.

El futsal masculino jugará la final nada más y nada menos que contra Boca Juniors a quien ya le gano una final hace dos años.

“El club está viviendo un gran momento y no es un club nuevo, tiene una historia rica en años: el 4 de agosto pasado cumplió ni más ni menos que 109 años. Más allá de este lindo presente, nunca nos olvidamos que somos un club recontra humilde, típico de barrio, con un gimnasio y cuatro o cinco personas que trabajan y ponen todo”. El que habla es Billy Villegas, Coordinador General del Club de Villa Devoto (con sede en Joaquín V. González 3238) y a cargo del Futsal Masculino y del Baby Fútbol. Él, junto a Matías Rodgers (presidente), Carlos Schneider (ex presidente y hoy tesorero) y Nicolás Blas (coordinador y DT del Futsal Femenino) son piezas fundamentales para este proyecto.

Villegas empezó a trabajar en Kimberley de la mano de Carlos Fren y recuerda que “en 2004-2005 empezamos a crecer de la mano del Baby. Actualmente jugamos cinco diferentes torneos de Baby, en 2006 pudimos ingresar en los torneos de la AFA y al año siguiente ascendimos a Primera. Desde ese momento estuvimos siempre en posiciones de vanguardia, alternando entre terceros y quintos, pero queriendo más”. ¿Y por qué el protagonismo actual? “Nuestra filosofía es la de un club social, soy un convencido de que desde un buen trabajo social, que incluya y contenga a la familia, la faz competitiva se da sola. El Baby nutre a los clubes que compiten en Futsal: de los chicos de Inferiores, el 80 o 90% son surgidos del club, así como los técnicos.”

Ellas también se lucen

El Futsal Femenino es más reciente: en 2012 Kimberley jugó la primera temporada en AFA y cada año se lleva tres o cuatro títulos en Inferiores.

“El Futsal femenino nació a partir de Delfina Fernández y Micaela Schneider: Delfina jugaba en la Selección y fue la que insistió para que tengamos Femenino en el club. Con Rodgers estuvimos de acuerdo y ella acercó a Verónica Rivero, que hoy no está pero fue también parte fundamental para el crecimiento de la actividad que hoy lleva adelante Nico Blas, señala Villegas”.

Kimberley, entusiasmado con su presente, se abre paso en pleno Barrio de Villa Devoto, en un pequeño espacio que da lugar apenas para una cancha de futsal, dos lugares más chicos para entrenar, un concurrido buffet, vestuarios y no mucho más. “La idea es crecer, acá mismo, hacia arriba, hacer distintas plantas para poder tener más canchas y poder recibir más gente. Hoy, además de Baby y Futsal, tenemos patín artístico: unas 500 familias pertenecen al club”, completa Villegas. Es Kimberley, un club social en el que la familia es la base sobre la que se construyó tanta historia y en el que el presente anticipa un gran futuro.

Sé el primero en comentar en "Kimberley el club de Villa Devoto que crece de la Mano del Futsal"

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.