Connect with us

Agronomía

Los socios de Comunicaciones salvaron al club a 5 años de su cierre y hoy piensan en grande

Published

el

Club Comunicaciones

Pasó de 1.500 a 4.500 activos y hay 23 deportes disponibles para realizar. A futuro se necesitan 10 mil para tener las cuentas equilibradas.

Hace cinco años, a Comunicaciones “le cortaron las piernas” y sus 1.500 socios activos en ese momento se quedaron sin su amado club. A partir de ese momento, se reunieron quienes quedaron “en la calle” y formaron la Asociación Civil Todos por Comu para resistir e intentar salvar al Cartero, como se le dice en la jerga del fútbol. Hoy en día se puede decir que el panorama cambió y ya son 4.500 socios, quienes pagan su cuota social de $400. Ahora, se necesita un total de 10 mil para equilibrar las cuentas y pensar en grande.

En aquellos años, se presentaron dos propuestas. La primera era del empresario Daniel Hadad, quien se haría cargo de la deuda de 12 millones de pesos a cambio de explotar un microestadio en el predio de 18 hectáreas que queda en el barrio de Agronomía. “Cuando nos presentaron esa propuesta, lo primero que pensé fue que no le íbamos a dar ni una maceta”, opinó Daniel Díaz, 32 años en el club, integrante del actual Comité Honorario y presidente de Futsal. El segundo proyecto pertenecía a Hugo Moyano. Su postura era la de cambiarle los colores y reinventarlo.

Club Comunicaciones

Hace poco más de dos meses, un grupo de socios decidió reunirse todos los miércoles para ver qué pueden hacer por su club. Lo hacen en el único quincho que queda en pie. Es que el órgano fiduciario anterior derrumbó siete de las ocho estructuras donde la gente se reunía a comer asado. “Pintamos, iluminamos y acondicionamos el lugar para que sea el punto de encuentro”, sintetiza Fortunato, y agrega: “El fin de semana nos juntamos a pintar. Un señor mayor estaba tomando sol y nos pidió un pincel. Por la edad pensamos que no iba a poder, pero nos dijo que él había crecido en el club y que era el lugar que pretendía dejarle a los nietos. Nos mató”.

En aquel momento desesperante, “el juez falló a favor de la propuesta de Moyano, entonces decidimos apelar a la Cámara y en paralelo tomar el club para defender lo nuestro. Si entraban iba a ser muy difícil sacarlos”, recuerda Díaz. Y a raíz de esto, 25 chicos tomaron las instalaciones y 200 más les acercaban provisiones y mantas para soportar el pesado invierno. En agosto del 2012 la Cámara Nacional de Apelaciones falló a favor de los socios y desestimó la decisión a favor de Moyano.

Hoy en día, Comunicaciones tiene 4.500 asociados y 23 deportes activos. Se crearon disciplinas nuevas, como boxeo, fútbol femenino y la actividad mimada por todos: Futsal. A futuro, el objetivo es seguir multiplicando la masa societaria. “Este club necesita 10 mil socios para estar equilibrado en las cuentas”, explica Díaz, una de las piezas importantes en esta remontada, y agrega: “El contexto actual no ayuda demasiado, porque la gente recorta gastos, y uno de los primeros que evita es el club. Acá vienen papás a decirme que no pueden pagar más, pero nosotros no echamos a nadie. Queremos crecer y no expulsar”.

Club Comunicaciones

Continue Reading
Advertisement

Deja tu comentario

Agronomía

La FAUBA no abre la Agronomía al público a pesar del reclamo de la comunidad

Published

on

Agronomía

Ante las nuevas restricciones por la pandemia, los espacios verdes de esparcimiento cobraron carácter de salud pública. Las actividades seguras permitidas por el Gobierno son pocas, entre las cuales se incluye permanecer al aire libre en los pulmones verdes en grupos de menos de veinte personas. Por esto, al pasar por la entrada del Parque Agronomía ubicado entre los barrios Parque Chas, La Paternal y Villa del Parque las personas se sorprenden de leer el cartel “Prohibido el ingreso y la circulación de público” hace más de un año. Según las fuentes oficiales consultadas en esta investigación, no hay políticas para que esto cambie.

Por Nicole Martin y Mateo Missio

El parque hoy llamado “Agronomía” y coloquialmente “la agrono” alguna vez fue el “Parque del Oeste” y ocupó 185 hectáreas. Figura en los mapas de la Ciudad desde 1887 y a partir de 1901 ocupó 30 hectáreas para educación agronómica, que actualmente es la Facultad de Agronomía y Veterinaria de la Universidad de Buenos Aires. Aunque el Parque Agronomía sólo contenía a la Facultad en una parte de su extensión, a lo largo de los años se vio recortado por distintas concesiones. Hoy en día, la Universidad de Buenos Aires tiene total autoridad sobre el predio, a pesar de que legalmente es de uso público, según su categoría dentro del Código Urbanístico de la Ciudad (zonificación Urbanización Parque).

En reacción al cierre del predio, personas de la comunidad vecinal decidieron organizarse en el Movimiento “Agronomía abierta” para exigir respuestas a la Facultad y a las autoridades del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. “Esto es una injusticia muy grande y nadie está haciendo absolutamente por visibilizarlo, por eso, nos vemos obligados a juntarnos y generar un reclamo genuino que presione a los actores locales para lograr la apertura del Parque Agronomía”, afirmó Sebastián Sansone, vocero del movimiento autoconvocado.

“Que el predio Agronomía permanezca cerrado viola el Código Urbanístico que establece la apertura y uso público de los parques de la ciudad y, por otra parte, están violando la Constitución porteña y el Plan Urbano Ambiental que pauta que no se pueden disminuir los espacios verdes de la ciudad“, declaró Jonatan Baldiviezo, abogado ambientalista y fundador del Observatorio del Derecho a la Ciudad.

Al consultar a la Facultad de Agronomía (FAUBA), voceros de la Dirección de Comunicación Institucional informaron que la Agronomía permanece cerrada porque “esto permite cumplir con los protocolos de control de COVID a sus docentes-investigadores, no docentes y estudiantes del último año que realizan actividades presenciales esenciales y asegurar el cuidado” (de la comunidad académica). “La Facultad está intentando controlar al máximo quién entra y quién no, obviamente preocupados por el covid”, afirmó Alan Hess, estudiante de FAUBA. En esta decisión, la Facultad se ampara en la Resolución del Consejo Superior de la Universidad de Buenos Aires y custodia la entrada principal con una garita de seguridad inaugurada en pandemia. En el mismo lugar, hay presencia cotidiana de la Policía de la Ciudad.

En cuanto al presupuesto de la Facultad, la Universidad de Buenos Aires otorgó fondos en pos de la vuelta a la presencialidad a sus unidades académicas. En el caso de la FAUBA, fueron 3,2 millones de pesos, utilizados para la adecuación de algunos edificios para el cumplimiento del protocolo y para cubrir parte de los gastos de sanitización, desinfección y limpieza. Sin embargo no hubo, según las acciones enumeradas por la FAUBA, financiamiento para la apertura del predio al público. Al ser consultados por este punto, la Dirección de Comunicación Institucional de la FAUBA declaró que “se han analizado diferentes alternativas” que no pueden divulgarse. Por su parte, una fuente del Rectorado de la UBA sentenció: “Por ahora FAUBA no se abre al público”.

“El rol municipal debería ser una pregunta importante”, declaró Carlos Carballo, docente de la Facultad de Agronomía, miembro de la Cátedra de Soberanía Alimentaria y organizador de la Feria del Productor al Consumidor en la Facultad de Agronomía, quien además mencionó que tradicionalmente “la municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires se ha desentendido totalmente” del mantenimiento del predio. En la misma línea, Hess mencionó que en la Facultad es frecuente escuchar quejas de parte un sector de la gestión de la FAUBA con respecto al gasto que les generaba en términos de personal no docente la limpieza del predio porque, aunque el parque es de uso público, no lo limpia el Gobierno de la Ciudad, sino que se ocupa el personal no docente de la Facultad.

Desde Agronomía Abierta destacan que los cierres de la Agronomía comenzaron mucho antes que la pandemia, con concesiones como al Hospital Tornú, al Club Comunicaciones o al cementerio de Chacarita. Pero especialmente hace dos años, los accesos al Parque comenzaron a limitarse más que nunca: “El cierre progresivo lo fuimos naturalizando en los barrios. Como cuando hicieron los módulos del CBC o cuando cerraron la entrada de la calle Zamudio. Década tras década, cada vez había menos espacio porque la Facultad iba abriendo materias, talleres y con esa excusa iban restando espacio público”.

El movimiento plantea que sus derechos ciudadanos están siendo vulnerados, por lo cual juntó más de 1.500 firmas por la apertura del predio y además envió cartas a la Decana de la Facultad de Agronomía, Marcela Gally, al Rectorado de la UBA, a la Secretaría de Ambiente del Gobierno de la Ciudad, a Horacio Rodríguez Larreta, Jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires, a la Secretaría de salud del mismo distrito y a la Defensoría del Pueblo. Sólo la última institución respondió.

Sobre este punto, Baldiviezo señaló: “No se entiende bien a qué protocolos hace referencia porque en los parques de uso público rigen los protocolos generales. En este sentido, si el planteo que hace la Facultad sobre la falta de recursos es comprensible, el Gobierno de la Ciudad podría hacerse cargo de garantizar el presupuesto correspondiente para la reapertura de este parque”.

Aunque se encuentre cerrada a la comunidad, según los informes de la misma Facultad durante la pandemia, nunca se interrumpieron las clases y en 2020 se dictaron 356 asignaturas de todas las carreras de grado y tecnicaturas con un total de 720 comisiones. Por ahora, sólo una parte pequeña de la comunidad académica ingresa a la facultad, más concretamente, personas que están haciendo investigaciones en alguna cátedra o campo experimental, amparados por el “Protocolo de Seguridad e Higiene emergencia sanitaria para el retorno de las actividades académicas prácticas de la UBA Pandemia COVID 19” dictado por el Rectorado de la UBA en diciembre de 2020.

Pero el parque es importante para la comunidad entera y especialmente para la aledaña al predio. Beto, un vecino integrante del Colectivo Barrio Rawson, señaló la importancia en conectividad que tiene la Agronomía: “El barrio vive en relación directa con el parque, porque nosotros teníamos salida a Av. Constituyentes y Av. Beiró por ahí, dos arterias principales de la ciudad que nos comunican con otros barrios, hospitales, escuelas, transportes, trabajos y demás actividades. Todos los que nos mudamos acá llegamos a un barrio que tenía esa conectividad y ahora está cortada. Además del espacio verde que es muy importante, nos cerraron las puertas del barrio”.

Sansone coincide: “Todos acá, mi papá, mi abuelo, los vecinos de este barrio y de barrios linderos crecimos en ese parque, andando en bicicleta. Le tenemos que contar a los chicos que cuando andan en bici se encuentran con un paredón, que nosotros cruzábamos a Parque Chas en diez minutos”.

Otro de los argumentos que sostiene el Movimiento “Agronomía Abierta” es que el parque es un espacio verde que no debe negarse a la comunidad. Desde el Observatorio del Derecho a la Ciudad, suman que según el Art. 27 inciso 4 de la Constitución de la Ciudad se debe aumentar progresivamente los espacios verdes en la Ciudad, lo que inhabilita la posibilidad de cerrar espacios verdes. Además, la Ciudad ya está en mora: la estadística oficial dice que en CABA hay 6 m2 promedio de espacio verde por habitante, mientras que la Organización Mundial de la Salud recomienda que el mínimo sea entre 10 y 15 m2, según un informe del proyecto Partícipes de Asuntos del Sur.

“Nosotros no estamos inventando un parque, sino que exigimos que se nos devuelva el derecho sobre el mismo”, dijo el vocero de “Agronomía Abierta”. Además, aclaró que la comunidad “no quiere que se vaya la UBA, sino que se respete el uso público del parque”. En contraste con estas afirmaciones, la Dirección de Comunicación de la UBA declaró: “Cabe señalar que nuestra relación con los vecinos ha sido y es buena. De hecho, en épocas normales, se permite la libre circulación de público, a pesar de que nuestro parque no es una plaza de la Ciudad de Buenos Aires, sino que pertenece a la Universidad de Buenos Aires”.

La comunidad vecinal convoca a reunirse todos los domingos a las 17 horas en la puerta principal del predio, ubicado en Av. San Martín y Nogoyá a seguir reclamando por la apertura de la Agronomía. Entre otras acciones disponibles para la Ciudadanía, el Observatorio al Derecho a la Ciudad enumera que se puede reclamar por vía administrativa al Gobierno de la Ciudad por la violación del código urbanístico; por otro lado se pueden presentar denuncias penales a los funcionarios de la UBA que están ordenando el cierre de una urbanización parque; y en tercer lugar se pueden presentar acciones de amparo ambientales solicitando a la justicia el uso del espacio verde.

*Esta investigación fue realizada por Nicole Martin y Mateo Missio y publicada de forma colaborativa por una coalición de medios integrada por La Brújula Barrial, Revista Colibrí, La Gaceta de Versalles, Palermo Mío, La Barriada, El Adán de Buenos Ayres, Palermo Online Noticias, La Bocina, Sur Buenos Aires, Periódico Voces de la Comuna 15, La Comuna 7, Tintas de Boedo, La Floresta, Parque Avellaneda Web, FM Trance, Bariloche en redes, Villa del Parque Info, Sesionar y Agencia Comunas. La nota puede replicarse en otros medios que incluyan este asterisco en el cuerpo del texto.

Continue Reading

Agronomía

El hospital escuela veterinario de Agronomía restablece gradualmente la atención

Published

on

Hospital escuela Veterinario Agronomía

Con capacidad reducida, debido a las limitaciones que impone la situación sanitaria, el Hospital Escuela de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UBA comenzó a restablecer gradualmente la atención.

Inicialmente se atiende exclusivamente en el servicio de Clínica Médica, con sus servicios de apoyo, Laboratorio, Radiología, Ecografía, Cardiología y Cirugía. Los turnos se otorgan únicamente a través de un nuevo sistema online. Tenés que ingresar al Portal de la Facultad, a la siguiente dirección: http://turnos.net01.fvet.uba.ar y crear un usuario.

Si tu animal de compañía ya ha sido atendido con anterioridad en el Hospital, entonces debes ingresar el número de Historia Clínica. De lo contrario, te registras con tu número de documento. El sistema te enviará un enlace de validación a tu correo electrónico, y te irá guiando para que puedas seleccionar la opción de turno disponible que consideres más conveniente.

  • El horario de atención es de lunes a viernes, de 9:00 a 16:00.
  • Recordá que el cumplimiento de los protocolos de seguridad es tarea de todos.
  • Sólo se atenderá a un paciente por turno, sin excepciones.
  • Presencia de sólo una persona por animal.
  • Cumplí y hace cumplir las medidas de seguridad establecidas por los protocolos vigentes.
  • Ingreso de perros con correa y bozal (no se aceptará el uso de cintas como bozal) y de felinos en bolsa transportadora.
  • Presentación de certificado de vacuna antirrábica vigente.

En Agronomía se encuentra el hospital escuela de mascotas más importante de la Ciudad

Continue Reading

Agronomía

Club Comunicaciones: las chicas de futbol femenino lograron el ascenso a la maxima categoria

Published

on

Club Comunicaciones campeon femenino

La Sub Comisión de Futbol Femenino del Club Comunicaciones, informa que el día sábado 9 de enero de 2021 en la ciudad de Salto, Provincia de Buenos Aires, en sede del club Defensores de Salto, se disputo el desempate por el ascenso a la máxima categoría de Futbol Femenino Profesional de AFA, donde se impuso el club Comunicaciones frente al club Sarmiento de Junín por 5 a 1.

Este ascenso a la Primera División A de Futbol Femenino es un hecho histórico para nuestro club, un gran paso en la jerarquía deportiva para competir con los grandes del fútbol y que la Institución necesita para seguir creciendo ya que desde hace 20 años atraviesa una quiebra y lucha por mantenerse en pie.

Continue Reading

Agronomía

Vecinos convocan a una manifestación pacifica por la reapertura de la Agronomía

Published

on

Desde redes sociales convocan para el día 20 de septiembre a las 14 hs a una manifestación pacifica en la puerta de la Agronomía para pedir a las autoridades por su reapertura.

El día 21 de julio el gobierno porteño dispuso la reapertura de espacios públicos en la Ciudad de Buenos Aires para que los vecinos puedan utilizarlos con responsabilidad luego de largos días de cuarentena estricta. Desde el espacio que convocan a manifestarse pacíficamente ven cómo una incoherencia mantener a la Agronomía cerrada, ya que tenerla abierta ayudaría a descomprimir otros espacios públicos de la zona que los fines de semana se pueden ver muy cargados.

Comienza la reapertura escalonada de los espacios verdes porteños

Según se pudo saber, las autoridades de la Facultad de Agronomía quienes son los encargados de abrir y cerrar el predio, planean mantenerlo cerrado hasta el año que viene.

“Quiero invitarles a la manifestación pacífica comunitaria por la apertura del predio, que sigue cerrado luego de que el Gobierno de la Ciudad permitiera la reapertura de los espacios verdes. Será el día domingo 20/9 a partir de las 14 hs, un día antes de que llegue la Primavera. O a la implicancia activa virtual de los barrios por la apertura del predio a la comunidad, como una necesidad de salud pública. Agronomía nos aporta oxigeno y es uno de los espacios más preciados de intercambio cultural de la Ciudad de Buenos Aires. Su reapertura permitiría mayor circulación de gente que sino, se seguirán amontonando en el resto de los parques de la Ciudad, como está pasando en La Isla de la Paternal. Podemos hacerlo con respeto, cuidado, y tomando todas los recaudos necesarios en el contexto que estamos atravesando, y al mismo tiempo mostrarnos y pedir lo que nos corresponde legítimamente. Que la Facultad reconozca el derecho de disfrutar y frecuentar nuestro espacio público”. Dice el usuario de Facebook, Nuk Argüello, que convoca a la manifestación pacifica.

Continue Reading

Agronomía

Investigadores de la Facultad de Agronomía logran reducir la contaminación en el Riachuelo

Published

on

Facultad Agronomía

Un equipo de investigadores de la Facultad de Agronomía de la UBA (Fauba) logró sanear efluentes industriales contaminados con metales pesados utilizando microalgas en la Cuenca Matanza-Riachuelo, informó hoy el Servicio de Divulgación Científica y Tecnológica sobre Agronomía y Ambiente de la universidad.

La novedosa técnica, denominada biosorción, se probó con éxito al utilizar microalgas, por lo que los especialistas se concentraron en el zinc. Ese metal puede llegar al río como parte de los efluentes luego de ser utilizado por la industria de la galvanoplastia, que realizan unos 600 talleres o empresas en la Ciudad y el Gran Buenos Aires, según datos de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.

“El zinc es uno de los metales pesados que suele aparecer en mayor proporción en el agua y sedimentos”, explicó la licenciada en Ciencias Ambientales, Adelina Nashiro, quien llevó adelante la investigación.

Tras lograr reducir las elevadas concentraciones de zinc presentes en los efluentes hasta los niveles permitidos por los entes encargados de su saneamiento, como la Autoridad de Cuenca Matanza-Riachuelo (Acumar) y la Autoridad del Agua (ADA), el grupo conformado por docentes y graduados busca llegar con esa tecnología a las industrias con el objetivo de “mejorar los tratamientos y disminuir el impacto en el ambiente”.

“Los metales pesados que se liberan de las industrias metalúrgicas y que contaminan el río no se degradan”, enfatizó Agustín Rearte, docente de la cátedra de Química Inorgánica y Analítica de la facultad, y agregó que “sólo podemos sacarlos del agua, disponerlos en un lugar seguro o reutilizarlos en caso de que sean útiles”.

Las pruebas se hicieron a una escala prepiloto en el campo experimental de la Fauba, donde obtuvieron la biomasa de las algas, y luego emplearon la técnica de biosorción. Según afirmó Nashiro, la técnica resultó eficiente para el tratamiento de esos efluentes e incluso “haría posible su descarga en el conducto cloacal”, cumpliendo la legislación vigente.

El río Matanza-Riachuelo, llamado Riachuelo en su desembocadura y río Matanza en la mayor parte de su desarrollo, tiene 64 kilómetros de largo y un ancho medio de 35 metros, cubriendo una superficie de 2.200 kilómetros cuadrados hasta la desembocadura en el Río de La Plata.

Su curso recibe numerosos desechos industriales, especialmente metales pesados y aguas servidas provenientes de las napas saturadas de toda la cuenca. Recientemente, varios estudios alertaron sobre las graves consecuencias de la contaminación en la población, especialmente infantil.

La Cuenca del Matanza-Riachuelo comprende parte de la ciudad de Buenos Aires y de los municipios de Almirante Brown, Avellaneda, Cañuelas, Esteban Echeverría, Ezeiza, General Las Heras, La Matanza, Lanús, Lomas de Zamora, Marcos Paz, Merlo y San Vicente.
Sus principales afluentes son los arroyos Cañuelas, Chacón y Morales en la provincia de Buenos Aires y el Cildáñez (entubado) en la ciudad de Buenos Aires, todos altamente contaminados.

En la cuenca, de 2.240 kilómetros cuadrados, viven alrededor de 3.500.000 personas.

Continue Reading

banner gcba

banner Septiembre

banner gcba

Noticias más leídas

Editor Responsable: Leandro Barattucci - villadelparquein@hotmail.com - Domicilio legal: Llavallol 2900, CABA - Teléfono: 15.6.7645372 - Propiedad Intelectual N°: 5302802 - Integrante de la Asoc. Civil Medios Vecinales - Integrante del Reg. de Medios Vecinales CABA