Connect with us

Nuevo encuentro de los Preconsejos Consultivos Comunales

Published

el

Convocamos a todos los vecinos y Organizaciones no Gubernamentales de la comuna al 12do. encuentro de los Preconsejos Consultivos Comunales a celebrarse el día 17 de noviembre a las 18:30 hs. en la escuela Prof. Juan José Millán (Helguera 3228). Los esperamos.

Continue Reading
Advertisement

Deja tu comentario

Ciudad

Cese del fideicomiso y llamado a elecciones en el club Comunicaciones

Published

on

Ya no quieren ser reconocidos por el esplendor de un pasado caduco, aquel de los carnavales en los que se juntaban más de cincuenta mil personas. No. El Club Comunicaciones hoy apunta a ser famoso por sus logros deportivos, por sus instalaciones ubicadas en el barrio de Agronomía y por ser la institución deportiva más grande de la Ciudad de Buenos Aires.

Fundado en 1931 por la compañía de Correos y Telecomunicaciones, los colores característicos del club -negro y amarillo- se tomaron por ser los distintivos del correo internacional. En la actualidad, el Cartero -tal como lo llaman debido a sus orígenes- juega en la Primera B Metropolitana.

Decadencia

La decadencia comenzó durante los años noventa debido a la privatización del Correo, sumada a la aparición de los gimnasios, las canchas de paddle y también las de fútbol cinco. El apocalipsis parecía estar cerca, pero a pesar de la fuga de deportistas federados hacia otras instituciones deportivas, el club volvió a funcionar aunque con sólo quinientos socios y sostenerlo en buenas condiciones se fue complicando cada vez más. Mientras que la plata no alcanzaba se iban perdiendo espacios por falta de mantenimiento y lo que eran las 19 hectáreas del club se fueron convirtiendo en tierra de nadie. Pero cuando nueve años después aparecieron las ofertas de Hugo Moyano y de Daniel Hadad para levantar la quiebra y quedarse con el club por sólo 11 millones de pesos, los hinchas del Cartero tomaron definitivamente cartas en el asunto y constituyeron una asociación civil llamada Todos por Comu para evitar que los dos gigantes se quedasen con su histórica y querida institución. El asunto no pasó a mayores hasta que en 2012 el juez falló a favor de Moyano. Fue en ese momento en que, además de apelar la decisión judicial en conjunto con el órgano fiduciario, los integrantes de Todos por Comu salieron a hacer cortes de avenidas, fueron a protestar frente a la Legislatura porteña y, finalmente, tomaron el club. 

Como en el enfrentamiento entre David y Goliat, aquí también ganó David gracias al nuevo fallo judicial por el que junto con el órgano fiduciario se le dio mayor potestad a los socios para que puedan arbitrar otros mecanismos para el levantamiento de la quiebra.

Las obras

En noviembre de 2016 se inauguró el microestadio de futsal con tribunas con capacidad para 1000 espectadores, vestuario y cabina de transmisión para la televisación de los partidos.

Se construyó un nuevo gimnasio de vóley y otro microestadio multipropósito, se arreglaron la fachada del club y un gimnasio histórico de hándball, también se construyeron un complejo de canchas de fútbol de césped sintético y una cancha de hockey sobre césped.

Con 19 deportes en actividad, el club no sólo se financia con el dinero de la masa societaria, sino que también recibe ingresos por el convenio que tienen con el ministerio de Educación de la Ciudad que utiliza el natatorio para el programa de verano Vacaciones en la escuela y también durante el resto del año para los colegios estatales que no tienen dónde realizar actividad física. Además, otros clubes también alquilan los nuevos espacios para eventos deportivos.

Y ahora todo pareciera tener un final feliz gracias a la fuerza de los socios, amigos y vecinos del club que lo dieron todo durante la quiebra y el desmantelamiento. Y es que luego de 22 años, el juez D’Alessandro levanta la quiebra del club. De esta manera, Comunicaciones se encamina a su total normalización con miras a las elecciones de sus nuevas autoridades que se realizarán el día domingo 30 de octubre de 2022.

Con esta buena noticia se abre un nuevo capítulo para esta institución tan querida, no sólo por los vecinos y vecinas de Agronomía, sino por todos los barrios de zonas aledañas como La Paternal, Parque Chas, Villa Ortúzar, Villa Devoto, Villa del Parque, Villa Urquiza, Villa Pueyrredón.

Continue Reading

Villa del Parque

El día que la emblemática banda V8 se presentaba en vivo por primera vez y en Villa del Parque

Published

on

Hace 22 años nuestro barrio Villa del Parque fue testigo de un acontecimiento único. Ocurrió en el club Villa Sahores, sito en Santo Tomé 2496 esquina Artigas. Y es que en dicho recinto, un sábado 8 de agosto de 1980 se presentaba por primera vez en vivo la banda de Heavy Metal pionera en Argentina V8. 

La historia de V8 comienza a finales de 1979 cuando Ricardo Iorio y Ricardo Chofa Moreno, deciden alejarse del grupo Comunión Humana, para formar una nueva banda mucho más pesada que ésta. Luego de dos meses de ensayos en el que habían compuesto temas como «Voy a enloquecer», «Asqueroso cansancio» y «Maligno», llega el momento de incorporar un baterista, para conseguirlo publican un aviso en la revista “Segunda Mano”, al que respondió Gerardo Osembergh.

El grupo carecía de nombre, barajándose en su búsqueda algunos como “Hydra”, “R.G.R” y “Bloke” pero una tarde encontrándose ellos caminando, se encontraron con un amigo suyo que sugirió que le pusieran “V8”, como al motor V8. ​ Luego de idas y vueltas acordaron que V8 sería el nombre que los representaría, ya que sugería velocidad, potencia y peso

Y es ahí que se produce la primera presentación  en vivo de V8 en el club Sahores de Villa del Parque; Ricardo Moreno en guitarra, Ricardo Iorio, que en ese momento tenía 16 años, en bajo y voz, y Gerardo Osemberg en batería. Tocaron junto a Hermes (organizadores del concierto) y Orions para un escaso número de personas. Allí sonaron por primera vez «Muy cansado estoy» y «Voy a enloquecer». La gente los escuchaba con respeto y sin entender demasiado la propuesta, ya que nunca habían escuchado una banda nacional sonar de esa manera.  

La posibilidad de su debut surgió al enterarse Iorio de que el grupo «Hermes» se hallaba organizando un concierto, del cual también participaba Orions.

Ricardo se conecta con el bajista de este grupo, Ronar Bar, quien acepta que  V8 se sume como grupo soporte.

La propuesta era bien pesada, definida por la velocidad de su música y la realidad social que denunciaban sus letras, en un momento en que el  jazz rock imperaba en el espectro de la llamada música nacional contemporánea.

Ya por ese entonces, la imagen que el grupo transmitía a través de sus condenados y perseguidos pelos largos, y de la irreverencia que su bajista ostentaba al usar una gorra de policía con un V8 en lugar del correspondiente escudo nacional, era una visión excesivamente fuerte y chocante, mas aún en una época políticamente difícil  en la que copaba el miedo, generando verdadera confusión y fomentando el ostracismo de mucha gente que evitaba relacionarse para no tener problemas. Aunque V8 no contaba con buenos equipos, el sonido que tenían era suficiente para provocar el rechazo y la mala onda de los dueños del lugar de ese momento.

Luego de algunas otras presentaciones en octubre de 1981 la banda se presenta en la sede de Racing Club de Villa del Parque (Nogoyá 3061, entre las calles Helguera y Argerich), en un show organizado por Hermes, y junto a otras bandas como Sidecar y H.R.D. Éste fue el último show de Gerardo Osemberg, quien es sustituido por Alejandro “Pesadilla” Colantonio. El nuevo baterista introdujo a la banda el doble bombo.

El nuevo integrante por amigos en común toma contacto con AlbertoZamarbide, y ambos organizan un concierto en la sede del Club Atlético Chacarita Jrs., ubicada enAv. Alvarez Thomas y Federico Lacroze. Participaron del show los grupos La Máquina Infernal, Manila Express, Ácido Nítrico, WC (donde cantaba Zamarbide y Gustavo Rowek tocaba la batería) y el propio V8. En el mes de Abril, Alejandro Merezon organiza un concierto en el Auditorio Bs.As., del cual participan V8 y WC. Poco después de este show, Alberto Zamarbide abandona WC y se reúne con Iorio, que estaba buscando cantante, y de esta forma queda incorporado a V8. En la banda se produce un cambio trascendental: Ricardo «Chofa» Moreno decide dejar V8 ya que su estado de salud no era óptimo por padecer asma crónica y problemas hepáticos. El mismo Chofa se encarga de traer un reemplazo, llegando al ensayo junto a Osvaldo Civile, que provenía del grupo Té de Brujas. Al mismo tiempo se aleja Colantonio, sin demoras se incorpora Gustavo Rowek de WC por medio de Zamarbide. De este modo en mayo de 1982 queda armada la formación más conocida de V8:

Iorio-Zamarbide-Civile-Rowek.

 Lograron tocar en B.A. Rock ´82.  Al año siguiente salió a la venta su primer álbum, titulado «Luchando por el metal»,  cuyos temas destacados fueron «Destrucción» y «Brigadas Metálicas».

Telonearon a Riff en el microestadio de Vélez, a Barón Rojo en Obras y se presentaron en la cancha de Platense.

En 1984 lanzaron su segundo álbum bajo el nombre de «Un paso más en la batalla». De este trabajo surgieron «Cautivos del sistema» y «Deseando destruir y matar».

Después de presentarse en San Pablo, Brasil, Civile y Rowek dejan la banda y se integran Walter Giardino  y Miguel Roldán en guitarras y Gustavo Andino en batería, pero al poco tiempo Giardino y Andino se alejan, y se une al grupo Adrián Cenci (batería). Ya como cuarteto lanzan su último disco, «El fin de los inicuos» en 1986. Al poco tiempo V8, la banda que sería más tarde la madre del heavy metal argentino, se disuelve definitivamente.

De esta poderosa agrupación nace por un lado Hermética , y por el otro Logos.

No obstante, en la década de los 90s salieron dos álbumes más; una recopilación, «No se rindan» en 1991 y un disco homenaje en 1996, titulado «Homenaje en Obras MCMXCVI»; y un tercero en 2001, llamado «Antología», que se encuentra encabezado por «Maligno», un tema inédito hasta entonces.

Luego de una riquísima carrera en el circuito del rock  pesado nacional, se separan en el año 1987 dejando un muy buen legado para las otras bandas del género.

Continue Reading

Ciudad

La primera edición del “Club de Microemprendedores” será en Villa del Parque

Published

on

El Gobierno de la Ciudad invita a emprendedores y emprendedoras a participar de la primera edición del “Club de Microemprendedores”, una feria donde podrán dar a conocer su trabajo, vender sus productos y establecer redes de networking, que les permitirán impulsar su talento y potenciar sus oportunidades.

El evento será el próximo lunes 15 de agosto en el Club Social y Deportivo Parque de la Comuna 11, ubicado en la calle Marcos Sastre 3258, frente a la plaza Aristóbulo del Valle.

Club de Microemprendedores es una iniciativa organizada por el Ministerio de Desarrollo Económico y Producción a través de la Subsecretaría Cooperación para el Desarrollo Económico y la Producción, que tiene por objetivo generar espacios de impulso económico y vinculación comercial, para crear nuevos ecosistemas productivos, fomentado el desarrollo económico local a través de los clubes de barrio.

El ingreso, que es totalmente gratuito y público, requiere que las y los vecinos interesados en participar completen una inscripción previa a través del siguiente formulario: https://www.formulariosgcba.gob.ar/r2q5RnoK2jPQKN9gkYmV/canal/difusion. El mismo permanecerá abierto hasta el miércoles 10 de agosto.

Durante la jornada, que va de 11 a 19 h, los emprendedores podrán dar a conocer su trabajo, vender sus productos, accederán a charlas de capacitación, talleres de concientización ambiental, y actividades didácticas y de aprendizaje para acompañar el desarrollo de sus emprendimientos. Además, participará la Secretaría de Deportes con un stand del programa de Clínicas Deportivas, para continuar potenciando el deporte en la Ciudad como una ventana de acceso al mercado de trabajo.

Esta primera edición del «Club de Microemprendedores» cuenta con el apoyo de la Dirección General de Desarrollo Deportivo, BA Emprende, BA Recicla, la Unión de Comerciantes y Profesionales de Villa Del Parque y la Cámara de Comercio de Villa Devoto.

Continue Reading

Ciudad

Cómo son los proyectos para que la Ciudad tenga un hospital veterinario público y gratuito

Published

on

Cerca de 600 mil perros y 300 mil gatos conviven entre nosotros en la Ciudad. Con el objetivo de cuidar su salud, se presentaron dos proyectos de ley para la creación de un Hospital Veterinario Público y Gratuito con sede en el sur porteño, zona con mayor cantidad de mascotas por habitante.

Uno de los proyectos fue presentado en mayo de este año por Victoria Montenegro, legisladora del Frente de Todos; y el otro en septiembre del año pasado por María Cecilia Ferrero, de Vamos Juntos. Ambos cuentan con estado parlamentario y se encuentran en la Comisión de Salud de la Legislatura porteña.

En el proyecto de Montenegro destacan que el hospital “deberá brindar atención veterinaria gratuita en distintos niveles de complejidad y contar con una guardia permanente todos los días del año”.

También detallan que la idea es que esté ubicado en la Comuna 8 (Villa Soldati, Villa Riachuelo, Villa Lugano). En el texto aclaran que no funcionará como refugio para albergar animales.

En los fundamentos agregan que la intención es brindar “atención sanitaria pública a los animales de compañía para poder dar respuestas concretas a los vecinos que tienen mascotas y a las mascotas callejeras o semicallejeras”.

“Tenemos una necesidad sanitaria que forma parte de una deuda histórica con los animales, con las familias, y sobre todo con la salud pública en general», señaló Montenegro.

Y sumó: «El Hospital Veterinario busca resolver una demanda que hace mucho tiempo impulsan las organizaciones que trabajan por los derechos de los animales”.

El proyecto enviado por Ferrero apunta a “garantizar la atención e internación integral médica veterinaria de alta, media y baja complejidad a los animales domésticos domiciliados y comunitarios”.

En este caso, las prestaciones que se busca cubrir son “la atención veterinaria primaria y de alta complejidad, métodos de control de la población de animales domésticos y guardia de urgencias”.

Además, pretenden trabajar con organizaciones no gubernamentales que brinden refugio a animales brindando asesoramiento y capacitaciones.

La mirada de una especialista

“¿Qué hago con mi perro ante una urgencia a la madrugada? ¿Y si tengo que operar de urgencia a mi gato? ¿Y si se enferma un domingo?”. Esas son algunas de las preguntas para las que Pamela Bonggi, que es veterinaria, dice no tener respuesta.

“Y si hablamos de las mascotas callejeras, si no se cruzan con un alma caritativa que las lleve al consultorio más cercano ante una situación extrema, su suerte no será la mejor. Esto lamentablemente ocurre, lo veo y escucho casi a diario”, advierte Bonggi.

Según la experta, “muchas veces es el factor económico el que hace que no se tomen las medidas necesarias en el momento, llevando a un desenlace poco feliz o más difícil de solucionar para los médicos veterinarios cuando nos encontramos con un cuadro clínico de varios días de evolución. O con la imposibilidad de realizar estudios complementarios para llegar a un diagnóstico”.

En la Ciudad existen centros móviles y dos centros fijos de atención para consultas programadas y castraciones gratuitas, que son el Instituto Pasteur y el Hospital Escuela de la Facultad de Ciencias Veterinarias.

Pero para Bonggi, “es necesario que el ciudadano cuente con un espacio al cual pueda dirigirse con su mascota ante una consulta general o especial, una urgencia o emergencia, una cirugía o hasta una internación las 24 horas, de manera gratuita, sin turno previo”.

En este sentido es que destaca la importancia de la creación de un Hospital Veterinario en la Ciudad que «tiene hoy 900 mil mascotas, de las cuales 600 mil son perros y 300 mil son gatos».

Por último, llama a tomar conciencia del inconveniente que genera la falta de cuidado y de control de enfermedades que, no solo perjudica a los animales sino también a las personas con las cuales conviven e interactúan.

Y aclara que si bien tener una mascota implica una responsabilidad por parte de la persona que decide adoptarla, la Ciudad debe garantizar su salud y bienestar.

Continue Reading

Ciudad

Un mural, un tour por Versalles y tres empanadas para recordar a Esperando la Carroza

Published

on

En el barrio de Versalles, este fue un domingo pacífico, sereno y de reconciliación nacional. Los fans de “Esperando la carroza” se congregaron en su glorieta para darle pinceladas al mural que homenajea a la película, filmada en sus calles 39 años atrás. Fue en un evento que incluyó proyección, menú alegórico y recorrido por las locaciones cinematográficas.

“Vino gente de Lomas de Zamora y Monte Grande, hasta de Lomas de Mar del Plata y Chivilcoy. Nos ayudó mucho el tiempo. En estos días hubo lluvia pero hoy salió el sol”, celebra Matías Altamore, nacido y criado en Versalles. Es además quien convocó a pintar el mural en homenaje a la película “Esperando la carroza”.

Para Altamore, “Versalles es como un pueblo. Todos nos conocemos, pero en Capital no, salvo porque estamos cerca de Vélez. Hacemos esto para que la gente sepa de nosotros desde otro lado, el cultural”. Es que la creación más famosa del director Alejandro Doria es un viaje cinematográfico por este barrio del oeste porteño, donde también se filmaron escenas de “El hijo de la novia”, “Soy gitano” y “Sos mi vida”.

El lugar elegido para el mural fue la Glorieta de Versalles, en Porcel de Peralta y Arregui. Quien plasmó a Mamá Cora en la pared fue María Agustina Villalba, que ya había pintado a los personajes de la película junto a otros muralistas en Rafael Calzada. En esa localidad regaló un “Mi vecino Totoro” a quienes esperan el 505. De su pincel también salieron “Los Simuladores” en un muro de Adrogué.

Villalba resultó seleccionada para el mural de Versalles en una convocatoria de diseños hecha por Altamore y su pareja, Marcelo Valle. Ambos además organizan “tours carroceros”: recorridos por las locaciones de la película filmada en 1984 y estrenada un año después.

Aunque el mural haya estado a cargo de Villalba, los vecinos también pudieron dar sus pinceladas bajo la guía de la artista. Pero esa no fue la única forma de homenajear la película. Al mediodía hubo “tour carrocero” con entrada gratuita desde la Plaza Banff (Roma y Arregui), a tres cuadras de la glorieta. De allí partió la comitiva, munida de mate y mascotas, a escuchar las indicaciones de Altamore megáfono mediante.

Si se sigue por la diagonal Dupuy unos metros más, se llega a la Sociedad de Fomento Luz del Porvenir, donde este domingo se exhibieron los bocetos que concursaron para convertirse en mural. Allí también se proyectó la película y se vendió un menú alegórico: tres empanadas (para una persona) y una gaseosa.

“Hacemos el mural en Versalles porque en el barrio donde se filmó no hay ninguno relacionado con la película. Hay murales en Colegiales, en Zona Sur y hasta en la provincia de Mendoza, pero acá no”, resalta Altamore. Y celebra que hasta alguien llegado de La Rioja haya sido parte de la convocatoria. “Vino a visitar a su prima acá y ella lo trajo para que conociera las distintas locaciones”, cuenta.

La pintada, el recorrido y el evento en general fue organizado a través del Tour Carrocero y el espacio MGDA (Muestra Gratis de Arte), con la curaduría de Roxana Rignola y el apoyo de la Comuna 10.

Tour carrocero por Versalles: «¡Es lejos, eh!»

El Tour Carrocero nació en febrero de este año como forma de nuclear todas las actividades que coordinan Altamore y Valle en torno a la película. Por un lado, una vez por año organizan proyecciones -en las que se ofrecen las mentadas empanadas-, sorteos y venta de merchandising. Por el otro, un domingo al mes, ofrecen un tour guiado por las locaciones de la película.

Tres empanadas. El menú que se sirvió en la Sociedad de Fomento Luz del Porvenir, donde se proyectó la película.

Esa es la oportunidad para ubicar y conocer la casa de Elvira, Sergio y Matilde; la de Antonio y Nora; la de Susana donde Mamá Cora usa mayonesa casera para hacer flancitos; o la de la Dominga donde se le cae la pava desde la terraza.

La casa de Elvira, Sergio y Matilde es uno de los sitios que visita el Tour Carrocero.

También se descubre la esquina donde el personaje interpretado por Antonio Gasalla intenta subirse a un colectivo, una de las pocas líneas que llegan a este barrio casi desconocido. «Hey, usted, ¿a dónde quiere ir?», le pregunta el chofer. «A… lo de la Emilia -responde Mamá Cora-. Queda por… Es la… la avenida. ¿Cómo era? Es lejos, eh…».

Continue Reading

Noticias más leídas

Editor Responsable: Leandro Barattucci - villadelparquein@hotmail.com - Domicilio legal: Llavallol 2984, CABA - Teléfono: 15.6.8561238 - Propiedad Intelectual N°: RE-2022-65913877-APN-DNDA#MJ - Visitas del mes de julio: 21.507 Integrante de la Asoc. Civil Medios Vecinales - Integrante del Reg. de Medios Vecinales CABA