Connect with us

Agronomía

En Agronomía se encuentra el hospital escuela de mascotas más importante de la Ciudad

Publicado

el

Atención veterinaria gratuita en la Ciudad

Escondido en Agronomía y dependiente de la UBA, cada día se atienden aquí más de setenta casos. El precio que cobran es módico y la atención, de excelencia. Cada jornada se cruzan en sus pasillos historias de dueños y veterinarios. Cada día se curan, se tratan, mueren, son dejados y rescatados cientos de animales.

Si a uno le dijeran que existe un lugar público en plena Ciudad de Buenos Aires en donde atender a su mascota con los mejores profesionales –formados en las más diversas especialidades-, con instalaciones en donde tomarle todo tipo de muestras y realizarle todo tipo de estudios, a un precio módico, no dudaría en conocerlo.

Si a uno le dijeran que para poder ser atendido tiene que levantarse a las tres de la mañana, para llegar antes de las cinco y conseguir, si tiene suerte, un turno, probablemente empezaría a dudarlo, si es que no desistió inmediatamente. Si a uno le contara alguien que ya lo hizo, que todo esto vale la pena, porque animales que fueron dados por perdidos encontraron su cura, volvería a considerarlo.

Todas las noches, más de sesenta personas hacen este sacrificio para que sus mascotas sean atendidas en el Hospital Escuela de la Facultad de Veterinaria de la UBA.

El Hospital es casi un secreto. No muchos saben de su existencia y hasta resulta difícil encontrarlo desde la calle. Emplazado a mitad de una larguísima cuadra en el número 4351 de la avenida San Martín, se accede mediante una puerta gris, pequeña, diminuta si se tiene en cuenta el universo que esconde.

Allí se inician, cada madrugada, cientos de trayectorias que se entrecruzan: las de las mascotas y sus dueños, y las de los profesionales que día a día se enfrentan al desafío de curarlos, tomar decisiones que pueden implicar su vida o su muerte, enseñarles a los estudiantes que hacen pasantías o cursan materias, resolver qué hacer con los animales que muchos abandonan, lidiar con la psicología y hasta en muchos casos la agresión de los dueños. Y la mayoría de ellos, sin cobrar. Bienvenidos al mundo del Hospital Escuela.

La postal del hall de entrada a las nueve de la mañana, el horario pico, es digna de una foto, de una caricatura o de algún tipo de retrato. Entre los laberínticos pasillos, las filas podrían ser como las de cualquier trámite, con la pintoresca diferencia de que cada uno lleva de la mano una correa con un perro, un bolso con un gato, un conejo en brazos, un pato en el regazo, o un loro en una jaula. La otra diferencia la da el olfato: la mezcla única de olor a perro y Espadol es penetrante.

Resulta difícil no mirar un cartel pegado en la pared, al lado de la ventana: “En caso de agresión llame al personal policial o a Emergencias. En caso de continuar, llame al 911 o al 0800-33 FISCAL”. Lo pusieron hace poco, luego de que los médicos, tal como ocurre en la mayoría de los hospitales públicos, sufrieran la agresión de un hombre furioso por la muerte de su perro. Tuvieron que encerrarse y no lograron salir hasta las doce de la noche, cuando llegó la policía.

“A veces es enloquecedor, con las mascotas se juega algo muy personal, sobre todo hay alguna gente que puede llegar a ponerse muy violenta. Te exigen que los salves y si no se llega a poder, vos les mataste el perro” comenta una mèdica en la sala. Se nota, la relación de los profesionales con el Hospital es tan intensa como exigida, tan demandante como gratificante, tan sacrificada como valorada. Amor-odio, así la definen. “Hay días que me digo ‘no vuelvo más, basta’. Pero cuando no vengo por un tiempo lo extraño. No lo dejaría por nada”.

Solo quien ama a los animales trabaja con tanta paciencia y compromiso. Solo quien ama a los animales pasa la noche en vela, a la vera de una calle desierta, para hacer atender a su mascota.

La tarde avanza y el trabajo no amaina. Dentro de poco serán las nueve y el Hospital cerrará sus puertas. Sin embargo, solo pasarán tres horas hasta que la entrada empiece a poblarse de dueños de perros y gatos que darán comienzo, una vez más, a un sinfín de historias que se escriben y se reescriben, como en una espiral.

Probablemente traigan mate y se acomoden uno al lado del otro haciéndose compañía. Posiblemente intercambien anécdotas de sus mascotas. Les espera una larga noche.

Hospital escuela:
Av. San Martín 4351, Agronomía, CABA
Admisión: 4524-8455/8348 / admision@fvet.uba.ar para informes y turnos
Street View

Seguir leyendo
2 Comments

2 Comments

  1. liliana farias

    30 abril, 2016 at 4:54 am

    hola te cuento mi caso hace dos semana atropellaron un perrito de la calle quedo tirado y con mi sobrina lo llevamos al veterinario ,le hicieron placas y salio que tuvo un golpe en la columna que le unio dos vertebras, conclusion no puede caminar,le dimos inyectable desinflamo bastante el golpe, pero el veterinario nos dijo que sin la operacion dificil que pueda caminar .,pedi ayuda a refugios y nadie puede tenerlo, yo no tengo lugar, y estoy a meses de operarme de mi cadera , y que ago quien me lo va acuidar .,yo quisiera que me den un turno para llevarlo y que ustedes lo vean y me digan si operandolo va poder caminar ,aunque no sea bien no importa , el perrito al que lo llamo chuloi tiene una fuerza de voluntad para caminar se arrastra y como que se quiere levantar pero se cae y se golpea la trompa pobrecito., bueno dejo mi email , soy de merlo bastante lejos no tengo auto pero un sobrino estaria dispuesto a llevarme por favor espero contestacion quiero ver si no me cobran tanto poder operarlo soy una persona umilde no puedo trabajar y mi marido es albañil desde ya muchas gracias atentamente liliana

  2. Veterinario Majadahonda

    17 octubre, 2018 at 9:45 am

    Hola buenos días. Lo primero y antes de nada, felicitaros por el post ya que me parece una información muy interesante y relevante para acercarnos a conocer este hospital escuela para mascotas. Por otro lado es muy interesante que dediquéis este tiempo a crear contenido como este. Un saludo y buen trabajo!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Agronomía

Pese al rechazo de los vecinos construirán 11 torres en un pulmón verde a minutos de Villa del Parque

Publicado

on

La Legislatura porteña sancionó, con el voto del oficialismo, un convenio que permite a los propietarios de los terrenos conocidos como el Parque La Isla, donde estuvo el albergue Warnes, construir 11 torres de hasta 17 pisos, iniciativa que rechazaron la oposición y los vecinos de Agronomía y La Paternal.

Con los 34 votos de Vamos Juntos, se modificó la zonificación del predio delimitado por las calles Constituyentes, Chorroarín y Joaquín Zabala, que de acuerdo a un cambio operado en el Código de Planeamiento Urbano en 1997 iba a destinar siete hectáreas a un gran parque público.

Los vecinos de La Paternal y Agronomía ya habían expresado su rechazo al proyecto, pidiendo limitar la altura de las edificaciones a nueve metros y reconsiderar su disposición perimetral, para que el pulmón verde no quedara encerrado entre construcciones de cemento. Nada de esto fue tenido en cuenta por la bancada oficialista.

Gonzalo Straface, portavoz de Vamos Juntos, defendió el convenio diciendo que, una vez aprobado, produce “la cesión a perpetuidad de casi una hectárea” a un parque, cuya construcción quedará en manos del propietario y que deberá completarse “en un plazo de dos años”. Straface ponderó que con el nuevo proyecto se desestima la instalación de una planta de tratamiento de residuos contemplada con anterioridad en la planificación urbanística del barrio de La Paternal.

En palabras de Sergio Abrevaya (GEN), “el PRO continúa con su lógica de desarrolladores inmobiliarios frente a la necesidad no sólo de espacios verdes, sino de vivienda accesible en la ciudad de Buenos Aires. Pero sobre todo no ha escuchado a los vecinos, no hubo modificación en el texto. En lugar de armar una mesa de trabajo con los vecinos, se cerraron en esta aprobación que sigue teniendo a toda la oposición en contra”. La oposición rechazó el convenio de manera unánime.

El gobierno porteño planean levantar 11 torres a metros de Villa del Parque

Seguir leyendo

Agronomía

La feria de Agronomía, donde los productores venden mercaderías directamente al consumidor

Publicado

on

Los vecinos se van con bolsas repletas de productos sanos y baratos Foto: Diego Spivacow / AFV

Unos 80 emprendedores y cooperativas ofrecen en el predio de la facultad de Agronomía cultivos sin agrotóxicos y derivados artesanales; es un lugar de encuentro entre el barrio y la universidad

De fondo se escucha la señal que anuncia que el tren Urquiza se acerca a la estación Arata, en el barrio de Agronomía. Mientras Pérez cuenta cómo, junto con otros productores de La Capilla, en Florencio Varela, producen sin agrotóxicos, sus compañeros pesan y cobran las verduras en el puesto que armaron sobre la Avenida de las Casuarinas para la edición de julio de la Feria del Productor al Consumidor.

La feria se realiza desde hace dos años en el predio de la Facultad de Agronomía de la UBA (Fauba). Allí, los productores como Pérez pueden saltear a los intermediarios de la cadena comercial y vender mercaderías directamente al consumidor.

Los vecinos la llaman la “feria de Agronomía”. Se desarrolla el segundo fin de semana de cada mes, cuando 80 emprendedores, productores y cooperativas instalan sus puestos en el ancho camino de tierra que une las vías del ferrocarril con la avenida San Martín. La Avenida de las Casuarinas es la arteria principal del sector que ocupa la Facultad de Agronomía en el predio que comparte con la Facultad de Veterinaria, limitado por las avenidas San Martín, Constituyentes, Beiró y Chorroarín.

En este lugar todas las “calles” tienen nombres de árboles: desde la avenida Constituyentes se ingresa primero por el Camino del Aguaribay, que más adelante se convierte en el Pasaje de los Eucaliptos. Antes de llegar a las vías del tren, a izquierda y derecha se abren el Camino de las Tipas y luego el Camino de las Magnolias. Después de cruzar el paso a nivel, y en paralelo a las vías, está el Camino de los Granados.

Gustavo Schrauf, secretario de Desarrollo y Relaciones Institucionales de la Fauba, destaca que la feria recuperó un “espacio de encuentro” entre la universidad y el barrio, algo que se había perdido. “Cuando está lindo vienen miles de personas”, celebra. Mientras el área que pertenece a Veterinaria está cerrada por cuestiones de seguridad, la parte de Agronomía está abierta durante todo el día y sólo cierra de noche.

“Actividades como ésta hacen que venga más gente todavía y es una alternativa para que cuidemos el espacio entre todos”, enfatiza Schrauf.

“La feria tiene tres patas: la Facultad, la cátedra libre de Soberanía Alimentaria y los feriantes. Forman un colectivo donde se toman las decisiones en asamblea”, explica Mariano Vidal, miembro de la cooperativa Tekoa, que reúne a 10 productores de hongos shitake y gírgolas de la zona de Mercedes, Pilar, Luján, Marcos Paz, General Rodríguez, Capilla del Señor y Carlos Keen. “Además, funciona democráticamente y se autofinancia, lo cual no es poco. No hay un peso de ningún programa o proyecto público, más allá del apoyo de la facultad”, agrega Carlos Carballo, titular de la cátedra libre.

Hace dos años, la primera vez que se hizo la feria, hubo cuarenta puestos. Ahora suelen ser entre 65 y 80, que ofrecen todo tipo de productos: verduras, mermeladas, alfajores, azúcar mascabo, harina integral, escabeches, plantines, miel, cuadernos, cuencos de cerámica, tejidos, artesanías.

La cooperativa Colectivo Solidario, por ejemplo, sólo comercializa productos de la economía social, como yerba misionera de distintas cooperativas de trabajo, miel entrerriana y galletitas de la panificadora recuperada Azul. Los productores de Puente Verde expenden verduras orgánicas, queso de cabra, escabeches y distintas variedades de té misionero. Otro puesto fijo es el de la Energicleta: hay que pedalear para activar la licuadora que hace jugo de espinaca, naranja y jengibre.

Los stands de comida suman atractivo a la feria: al mediodía, el césped es un festival de familias y grupos de amigos que comparten empanadas, crepes, hamburguesas, jugos naturales, papas fritas, arepas, tacos y sopa paraguaya. “Venimos porque venden productos orgánicos, sanos, sin agrotóxicos, y porque los precios son bastante razonables”, coinciden Claudia y Candela, madre e hija, que todos los meses viajan juntas 20 minutos desde Caballito para comprar verduras frescas, quizás alguna mermelada o queso artesanal y, de paso, almorzar.

Antes de irse, pasaron por el puesto de Cami, que estudia producción vegetal orgánica y prepara las hamburguesas de lenteja y mijo que, junto con la sopa casera de calabaza, fueron el hit de la última edición.

Seguir leyendo

Agronomía

En Agronomía editoriales independientes se acercan a los lectores en la “Feria del Libre”

Publicado

on

Feria del Libro

Este domingo 4 de noviembre, en el barrio de Agronomía, las editoriales independientes se acercan a los lectores en la “Feria del Libre”.

Con una caída en tiradas, según la Cámara Argentina del Libro, del 50% desde 2015, con un 35% menos de ventas, con un 20% de despidos en el sector editorial y cerca de cinco mil trabajadores menos en la industria de la impresión, sumado a una apertura indiscriminada en las importaciones, aún así, hay gente que sigue apostando al libro.

Lejos de los booms editoriales que comandan cuatro o cinco firmas con nombres de autores “vendedores” pero, las más de las veces, de escaso vuelo artístico, un grupo de editoriales independientes intentan, con mucho esfuerzo, mostrar lo que realmente se escribe en la Argentina. Sin apoyo de medios ni sponsors, las ferias se transforman en uno de los pocos contactos directos que tienen con los lectores para mostrarles lo nuevo del submundo literario.

Con la presencia de las principales editoriales independientes (como Peces de Ciudad, Halley y Grupo Editorial Sur, entre otras) se llevará a cabo este domingo la primera edición de la Feria del Libre.

Se desarrollará durante un solo día: domingo 4 de noviembre desde las 14 hasta la 21. La cita es en “Morán”, el espacio cultural ubicado en el barrio porteño de Agronomía (Pedro Morán 2147).

La Asociación de Revistas Culturales e Independientes de Argentina (AReCIA) declara en estado de emergencia al sector que incluye 131 publicaciones autogestivas tras analizar la crítica situación expresada en el marco de su asamblea anual en la que se vio reflejado el impacto de la crisis económica en los medios que editan publicaciones impresas. AReCIA advierte que la situación encierra una amenaza a la libertad de expresión y al trabajo autogestivo.

Seguir leyendo

Agronomía

Planean partir en dos el parque Agronomía y construir un estadio cerrado a metros de Villa del Parque

Publicado

on

Agronomía

El tercer pulmón verde de la Ciudad de Buenos Aires está en peligro, es que el nuevo código urbanístico permite construir un estadio cerrado en el club Comunicaciones y partir al medio el parque de Agronomía, abriendo al tránsito la calle Zamudio.

Los vecinos de Agronomía y barrio Rawson están en alerta máxima, es que se está tratando en la Legislatura porteña el nuevo código urbanístico de la Ciudad de Buenos Aires y hay dos puntos cruciales para ellos que deben ser quitados.

Por un lado, con el nuevo código de planeamiento urbano, quieren construir un estadio cerrado para recitales con capacidad para 20.0000 personas en el club Comunicaciones. Con el agravante que a diez cuadras ya está emplazado el microestadio Malvinas Argentinas en el predio de Argentinos Juniors con capacidad para 15.000 personas. Que por su cercanía ya causa ruidos molestos y caos vehicular.

A pocos metros de este coloso de cemento que planean construir tenemos el parque Agronomía, que es una reserva con árboles nativos donde viven más de 100 especies de aves, por su extensión es el tercer pulmón verde de la Ciudad. En esta zona se concentra la facultad de Agronomía y Veterinaria, el Instituto de Oncología Ángel H. Roffo, el Hospital de Emergencias Psiquiátricas Alvear, el Hogar San Martín, el Hogar Niñas Garrigós y el Instituto de Investigaciones Médicas Alfredo Lanari.

Por otro lado el nuevo código urbanístico permite la apertura de la calle Zamudio, entre la Avenida Beiró y Tinogasta, amenaza con generar tránsito vehicular en una zona de protección histórica y de gran biodiversidad, con varias áreas de protección de paisaje nativo, arrasando a su paso con un jardín de infantes de la Facultad de Agronomía – UBA, un circuito de uso recreativo, de bicicletas y de familias con niños y niñas y cruzando las vías del tren General Urquiza. Esto parte al medio el parque de Agronomía.

Es por eso que los vecinos le piden al Gobierno porteño, al área de Desarrollo Urbano, a los legisladores porteños que quiten estos dos puntos del código de planeamiento urbanístico. Si estás de acuerdo con los vecinos de Agronomía y barrio Rawson y crees que hay que quitar estos dos puntos del código de planeamiento urbanístico te pedimos que por favor completes la siguiente petición online.

Seguir leyendo

Agronomía

Club Comunicaciones fue el primer club de Argentina en recibir la antorcha olímpica

Publicado

on

Antorcha Olímpica Comunicaciones

El viernes 27 de julio fue una jornada histórica para la comunidad de Club Comunicaciones, ya que fue el primer club de la Argentina en recibir la Antorcha Olímpica de los YOG Buenos Aires 2018.

El departamento de Deportes del Club Comunicaciones conjuntamente con la Subsecretaría de Deportes del GCBA coordinaron el ingreso, el recorrido y también el acto central en el nuevo gimnasio del club.

La antorcha olímpica, también conocida como llama olímpica, es uno de los símbolos de las Olimpíadas, junto con la bandera y las medallas. .Según la tradición, la antorcha olímpica simboliza el fuego que Prometeo roba a los dioses en la mitología griega para entregárselo a los humanos.

Antorcha Olímpica Comunicaciones

¿Qué particularidades tienen esa antorcha y ese fuego al que siempre envuelve un halo de misterio? “Vino a la Argentina en un cofre cerrado, con una lámpara especial que está especialmente diseñada para subir a cualquier avión. El fuego no se apaga nunca, jamás”, explica a Leandro Larrosa, el CEO del Comité Organizador. “Todo esto tiene un procedimiento particular. Hay dos lámparas que están siempre encendidas para mantener ese fuego. Se las recarga permanentemente con una parafina líquida que aguanta entre 15 y 16 horas. Después, desde esas llamas se empiezan a prender las diferentes antorchas. Pero el fuego es siempre el mismo”, agrega Larrosa.

No será la primera vez que la Argentina pueda disfrutar de un evento de esta magnitud. Previo a los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, la antorcha olímpica llegó al país por primera vez es su historia como parte de un recorrido de 137.000 kilómetros por todo el mundo. Algo similar sucedió en la antesala de Río de Janeiro 2016. “Queremos que sea la antorcha de la unidad. En un mundo con tantos conflictos deseamos aportar algo de paz. Estamos en un lugar maravilloso”, dijo Gerardo Werthein, presidente del Comité Organizador.

Buenos Aires 2018, Juegos Olímpicos de la Juventud

Los Juegos Olímpicos de la Juventud son la competencia multideportiva más grande del mundo para jóvenes atletas de alto rendimiento, la cual busca inspirar a los deportistas para que adopten los valores Olímpicos de respeto, amistad y excelencia.

El evento, promovido por el Comité Olímpico Internacional (COI), reúne a jóvenes de entre 15 y 18 años. Se realiza cada cuatro años en sus dos ediciones, de invierno y de verano, que tienen lugar alternadamente cada dos años.

Fuera del campo de juego, los atletas también participan junto a los espectadores de actividades educativas y culturales que promueven el Olimpismo.

Seguir leyendo
banner gcba
banner gcba

Destacadas