Connect with us

Villa del Parque

Los tres personajes históricos de la calle Simbrón en Villa del Parque

Published

el

Simbrón 3183

A mediados de la década del 50 del siglo pasado, en dos cuadras de la calle Simbrón (las del 3000 y el 3100), en Villa del Parque, se cruzaron personajes que jugarían un papel en la historia.

Por esos tiempos, el Instituto Evangélico Americano (“el Evangélico” a secas para los vecinos, colegio pegado al templo que hace esquina con Cuenca) había empezado a introducir reformas en su acceso de Simbrón al 3100: frente a sus nuevas puertas de vidrio y ya dentro de la línea de edificación, un amplio umbral de baldosas lisas se destacaba de las clásicas veredas acanaladas de la cuadra. Ese espacio pulido y coronado por un voladizo atraía cada tarde a una señora joven de porte elegante, pelo corto y ojos claros, que iba y venía por él empujando un cochecito con bebé a bordo mientras fumaba un cigarrillo tras otro (una anomalía para la época).

La dama se llamaba Risha Mindlin y estaba casada con Jacobo Timerman, un intelectual bohemio que todavía no se había proyectado a la notoriedad periodística, pero que ya ejercía el oficio (en la agencia France Presse y en las páginas de turf del vespertino Noticias Gráficas). El matrimonio vivía modestamente en la planta baja del edificio de Simbrón 3185, en un pequeño departamento con ventanas a la calle. El hall de acceso al Evangélico reemplazaba la mezquindad de patio de su hogar.

La vivienda de los Timerman -la tercera desde la esquina de Cuenca, justo frente al portal del templo- lindaba, hacia el centro de la cuadra, con la pensión El Paraíso, una amplia casona con glorieta que ofrecía alojamiento y comidas, gestionada por la familia Icely. Risha y Jacobo almorzaban a veces bajo la amable sombra de las pérgolas y parras de El Paraíso; ella le daba ayuda escolar a Guillermo, el hijo de los Icely, que tenía dificultades para satisfacer las exigencias del señor (Marcelo Desiderio) Pietrafacia, el maestro de sexto grado de la Escuela Rodolfo Rivarola.

Un agosto de los años 50, antes de que nacieran sus hijos, los Timerman hospedaron durante dos semanas en su minúsculo espacio de la calle Simbrón a una pareja de conocidos: Jorge Abelardo Ramos y su mujer, la uruguaya Fabi Carvallo. En rigor, Timerman y Ramos, no se estimaban demasiado.

Ambos ejercían el periodismo, pero Ramos lo hacía con ánimo militante. Además, era un historiador aficionado: ya había publicado el libro América Latina, un país. La política también los distanciaba: el primero había militado en una fracción del sionismo y Ramos era trotskista y simpatizaba con el peronismo. Agua y aceite.

Fabi gestionó el aterrizaje de los Ramos en el departamento de Villa del Parque; Jacobo no podía negarse, porque ella le había prestado el oído con paciencia a muchos de sus poemas noctámbulos y le había pagado muchos cafés con leche en la calle Corrientes, en sus veladas de pobreza literaria. Los visitantes no nadaban en la abundancia, pero tenían pasajes para Francia y esa quincena en la calle Simbrón les permitía cuidar sus recursos escasos y reservarlos para París.

Risha se divertía en las comidas cuando su esposo y Ramos cruzaban espadas verbales, en duelos cargados de cultura, mordacidad y gracia. Ella competía con Ramos no en humor, sino en humo: fumaban a la par. Los Timerman se alegraron de que la quincena de hospedaje terminará. Risha necesitaba descansar: ya estaba notoriamente embarazada de Daniel, el primogénito. Dos años más tarde llegaría Héctor, el pequeño futuro canciller.

La noche previa a la partida de Ramos y su mujer, ya en septiembre, los cuatro comieron en El Paraíso. Pasarían varios años hasta que Ramos y Timerman volvieran a verse. A cien metros de ese escenario, en Simbrón 3061, vivía alguien con quien ni Ramos ni Jacobo tenían vínculo entonces, pero al que no tardarían demasiado en conocer: Rogelio Frigerio.

Quién sería el ideólogo y creador intelectual del desarrollismo era mayor que Timerman y Ramos: a mediados de los años 50 ya era un cuarentón; ellos tenían una década menos. De jovencito, Rogelio había sido miembro del grupo Insurrexit, un núcleo universitario ligado al Partido Comunista. Se había alejado de ese alineamiento pero seguía influido por el pensamiento de Carlos Marx y mantenía vivas relaciones de sus años de estudiante: un grupo de amigos que reflexionaban sobre el país que sobrevendría cuando concluyera el ciclo liderado Juan Perón. Ejercía el periodismo esporádicamente pero paraba con holgura la olla familiar gracias a una pequeña cadena de tiendas fundada por su padre (una de ella estaba en la calle Cuenca), cuya marca distintiva era el apellido Frigerio.

Prueba de que algunas de las ideas juveniles ya no pesaban sobre su vida personal, Rogelio no optó por la educación estatal para sus hijos El mayor de ellos, Octavio –que inició la primaria en Villa del Parque- no fue inscripto en la Escuela Rodolfo Rivarola, que además de ser pública tenía el beneficio adicional de quedar en la misma manzana de su casa y no requería atravesar calles, sino en el Instituto Evangélico. Rogelio se habrá cruzado muchas tardes, al regresar de la tienda, doblando por Simbrón, con Risha y Jacobo. Todavía faltaba más de un lustro para que entraran en contacto, y ya no sería como vecinos: Frigerio dejó su casa de la calle Simbrón antes de 1955, Timerman continuaría en el mismo departamento unos años más, hasta alcanzar cierto renombre y reconocimiento en el barrio. Los más informados sabían que ese señor alto, serio y atrincherado tras sus gruesos lentes, escribía una columna muy leída de La Razón, titulada Balcarce 50, con información política muy sabrosa.

Timerman aún residía en Villa del Parque cuando el gobierno militar inaugurado en septiembre de 1955 reprimió en junio de 1956 un movimiento cívico-militar encabezado por el general nacionalista Juan José Valle y aplicó la pena de muerte a muchos de sus actores. En el contexto de esta crónica de vecindades es necesario detenerse en uno de ellos, el joven capitán del Ejército Eloy Luis Caro, que vivía con su familia en Simbrón 3052, al lado de la Asociación Helena Larroque de Roffo (entonces una obra en construcción) y en la misma cuadra en la que había residido Frigerio, sólo que en la vereda de enfrente.

La casa de los Caro estaba siempre llena de chicos y en el barrio se la tomaba muy en cuenta porque habitualmente se veía estacionado en la puerta un fantástico Ford Fairlane, pintado para competir, con un enorme número (402) sobre las puertas. Su propietario, Humberto Altamura, era de la familia y se preparaba para correr en la naciente categoría de Turismo Standard, donde tendría performances notables.

El capitán Caro fue fusilado junto a otros camaradas el 11 de junio de 1956, en Campo de Mayo.

Un año más tarde, ya no andaba por las cuadras de Simbrón ninguno de esos personajes en desarrollo. Frigerio trabajaba junto a Arturo Frondizi; Timerman crecía en el periodismo y Ramos publicaba el que sería su libro más influyente, Revolución y contrarrevolución en la Argentina.

El joven Guillermo Icely, el chico de la pensión El Paraíso que Richa Midlin de Timerman había ayudado a aprobar el sexto grado y a ingresar a la secundaria, terminaría haciendo carrera como policía. En 1976, como subcomisario en comisión en la Casa de Gobierno, volvería a encontrarse con Timerman como mensajero del ministro de Interior del gobierno militar, el entonces general Albano Harguindeguy. El les advertiría a los Timerman que su confusa relación con el Proceso había concluido y que Jacobo iba a ser detenido.

Todos los personajes mayores de esta historia ya se fueron de este barrio. El último fue Icely, que murió en julio de 2014, en la provincia de Buenos Aires. Héctor Timerman, al concluir esta crónica, sigue siendo canciller.

Jorge Raventos es analista político y periodista. Fue vocero de la Cancillería

Continue Reading
Advertisement

Deja tu comentario

Villa del Parque

El club Gimnasia y Esgrima de Villa del Parque (GEVP) cumplió sus primeros 100 años de vida

Published

on

GEVP Villa del Parque

El domingo 18 de junio de 1922 no fue un día más en la historia de Villa del Parque. Un grupo de vecinos reunidos en la sala de espera de la Estación Villa del Parque, del Ferrocarril Buenos Aires al Pacífico, tomaron la decisión de fundar una nueva institución: Gimnasia y Esgrima de Villa del Parque (GEVP).

En aquella reunión se nombró a la Comisión Organizadora, que quedó integrada por el presidente Gustavo Laporte. Un mes después, en la primera asamblea de socios en la sede de Tinogasta y Llavallol se aprobaron los estatutos y fue elegida la Comisión Directiva. Esos fueron los comienzos de una institución que creció a pasos agigantados y que es parte de la historia del barrio. Más allá de los socios que pasaron en estos 100 años, hubo destacados deportistas y familias que se conocieron y formaron allí, con varias generaciones que mantienen la tradición de representar al club en algún deporte y de formar parte de la vida social.

La entidad de la calle Tinogasta celebró el aniversario el pasado sábado con una cena, que se realizó en uno de los gimnasios del club.

Si se trata de deportistas, GEVP tiene el orgullo de decir que es “el club de los campeones del mundo”, ya que la base del seleccionado argentino de básquetbol que ganó el Mundial de 1950 en el Luna Park era de allí: Oscar Furlong, Roberto Viau, Omar Monza, Raúl Pérez Varela y Jorge Nuré, además del entrenador Jorge Canavesi.

También fue la cuna de Ricardo Alix, uno de los basquetbolistas argentinos más importantes de la historia y nombre con el que GEVP distingue a sus mejores representantes cada año.  

Otra disciplina que hay que destacar es el Cestoball, con varias ganadoras del Olimpia de Plata (Graciela Cortazzi en 1977 y 1978, Cecilia Socías en 1996, Giselle Nisnik en 1997, Julieta Sardo en 2000, María Laura García, en 2005 y Florencia Paganelli en 2006), el gimnasta Eric Pedercini, medalla de Oro en los Panamericanos de 1999 en Winnipeg, Canadá, y la esgrimista Elsa Lidia Irigoyen, multicampeona argentina, medalla de Oro en los Panamericanos de Argentina 1951 y representante en los Juegos Olímpicos Londres 1948 y Helsinski 1952.

Hoy, chicos y chicas que concurren diariamente al club, tal vez sueñen ser como ellos.

GEVP, en la actualidad, cuenta con 1.500 socios (más una importante cantidad de vitalicios), 4 gimnasios, 5 canchas de tenis, 2 piletas y otros espacios al aire libre, y siempre con la idea de expandirse. Chicos y adultos tienen la posibilidad de jugar al Básquet, Vóley, Cestoball, Tenis, Gimnasia Rítmica, Gimnasia Artística, Fútbol Recreativo, Danza Jazz, Patín, entre otras actividades. Son los pilares del club para desarrollar valores como pasión, vida sana, sociabilización, amistad y convertirse en el tercer eje en la formación de los niños después del hogar y la escuela. Les esperan, por qué, otros 100 años más.

Continue Reading

Villa del Parque

Reclama la paternidad de Diego Maradona y es vecina de Villa del Parque

Published

on

Magali Gil - Diego Maradona

Durante años Magalí Gil y , Eugenia Laprovittola creyeron que Diego Armando Maradona podría ser su padre. Dos historias muy duras para dos mujeres que solo quieren saber su verdadero origen. La lucha de ambas se parece en casi todo. Y ahora llegó al final. O, por lo menos, a un punto y aparte. Las pruebas de ADN a los que se habían sometido dieron negativo. Es decir, no son hijas de Maradona.

Magalí nació en diciembre de 1995, vive en Villa del Parque, tiene dos hijos y fue adoptada cuando era una beba. Su madre biológica la había dado en adopción días después de su nacimiento. Tenía una vida como la de cualquiera. Un hogar conformado con su marido y un trabajo para darle todo lo que podía a sus hijos. Pero, un día, su madre biológica la llamó y le dijo que Diego era su verdadero padre. Así comenzó fue que se contactó primero con Matías Morla y luego con Maradona, quien reconoció el amorío y aceptó hacerse la prueba. Pero la muerte lo encontró en noviembre de 2020. 

Ésta es la historia de una de las dos mujeres y vecina de nuestra Comuna 11 que decían ser hijas del mejor jugador de toda la historia del fútbol mundial.

La otra es Eugenia, una chica de 25 años, oriunda de La Plata, que también decía ser hija del 10. Ella también había sido adoptada cuando era muy pequeña. Tras la muerte de Diego, sus allegados le revelaron que podía ser su hija. Lo llamativo era que ella había conocido al ex DT de la Selección Argentina porque era una fanática.

Hasta que la espera terminó y, finalmente, se conocieron los resultados de ADN y  según la información que fue confirmada por Mario Baudry, pareja y abogado de Verónica Ojeda, la madre del hijo menor del Diez, ninguna de las dos es hija del campeón del mundo.

Así el clan Diego Armando Maradona obtuvo una medida judicial muy importante en relación a la declaratoria de los herederos del astro fallecido. El Juzgado Civil y Comercial N° 20 compartió la información y por ende, los únicos progenitores de Maradona que se repartirán el patrimonio a esta altura son cinco: Diego Jr., Dalma, Gianinna, Jana y Dieguito Fernando.

La extracción de las muestras se realizó hace seis meses, exactamente el 16 de diciembre de 2021, gracias al aporte del material genético de Dieguito Fernando, fruto de la relación entre Maradona, a quien ya se le había extraído una muestra post mortem, y Verónica Ojeda. La resolución, en tanto, se demoró por la falta de insumos durante el procedimiento que descartó una filiación entre las partes.

A pesar de los análisis genéticos, las jóvenes continuarán con su reclamo para ser reconocidas como hijas del futbolista.

“Siempre tuve conocimiento de que había sido adoptada y el nombre de mi madre biológica. Lo que nunca supe es quién era mi padre. La sorpresa de la noticia me conmovió. Intenté acercarme por intermedio de Matías Morla y al principio fui recibida con buen trato. Sin embargo, todas las promesas de que colaborarían conmigo se vieron frustradas y no quedó otra alternativa que iniciar acciones judiciales”, dijo Magalí Gil en una carta abierta.

Continue Reading

Villa del Parque

Villa del Parque es el barrio donde mas bajó el precio de las casas

Published

on

Mural Panda Villa del Parque

El mercado inmobiliario atraviesa, desde hace tiempo, un momento complicado. Hay menos operaciones y los precios continúan cayendo. Esta situación genera preocupación entre propietarios y operadores del sector. Sin embargo, para quienes buscan una oportunidad de compra, y tienen el dinero para hacerlo, es un buen momento para salir a adquirir una propiedad.

Así lo reveló el primer informe del año que pudo confirmarse a través del Relevamiento de Operaciones Inmobiliarias (ROI), una herramienta creada por compañías del sector para resolver una de sus históricas falencias que es la falta de precios de cierre de las operaciones. Se creó por la necesidad de generar estadísticas confiables en un contexto de ausencia de precios de referencia en el segmento.

En términos interanuales, la caída en el precio de venta de casas y departamentos llega al 6.2% y 7.7%, respectivamente.

Respecto del mes de abril, los mayores descensos en el precio del m2 de las casas fueron en CABA (0,8%).

Por su parte, en el caso de departamentos, en mayo de 2022, se observan caídas en el precio por m2 del 0.5% en CABA.

En el rubro casas, el barrio más castigado es Villa del Parque con una merma de precios de 9,6%, mientras que en el caso de los departamentos fue Santa Rita con caída de 17,9%.

¿Cuáles son las causas?

Para los especialistas, hay muchas, pero se destaca la ausencia de créditos hipotecarios, la sanción de la nueva Ley de Alquileres -que impulsó a propietarios a retirar sus inmuebles del alquiler y aumentó el stock de unidades en venta-, la caída del salario medido en dólares y la inflación. En este contexto, es esperable que en el corto plazo haya otro fuerte proceso de polarización de precios como se dio a partir del año 2001-2002. Se verán inmuebles de segmentos más bajos con caídas más pronunciadas y los segmentos de mayor calidad defendiendo mejor sus cotizaciones.

Continue Reading

Espectáculo

Es de Villa del Parque y ganó un millón de pesos en Los 8 escalones

Published

on

Bruno ganó el gran premio en Los 8 escalones del millón (El Trece). Es arquitecto, vive en Villa del Parque y usará el dinero para ayudar a sus dos hijas a independizarse. La menor de sus primogénitas fue la encargada de anotarlo.

Durante el juego el vecino vllaparquense cometió un solo error hasta el último escalón y metió 6 de 8 en la final, teniendo así una gran performance.

 El experto en Ciencia y Medicina, periodista y locutor Guillermo Lobo fue quién hizo la pregunta que determinó quién se llevaría el millón de pesos: «¿Qué órgano del cuerpo humano produce el colesterol? ¿Riñón, el hígado, el páncreas o el estómago?». 

Tanto Bruno como Samanta, la otra finalista contestaron correctamente al optar por la opción ‘B’. Sin embargo, el arquitecto contaba con una ventaja de 3 luces verdes. Por lo que se consagró victorioso. 

Cuando el conductor le preguntó si deseaba regresar al programa para competir por el segundo millón de pesos, el participante respondió de manera directa: «¿A vos qué te parece?, vuelvo».

Otro vecino destacado de nuestra querida Comuna 11.

Felicitaciones Bruno!!!

Continue Reading

Villa del Parque

Villa del Parque: nueva edición de Buenos Aires Market

Published

on

Buenos Aires Market

La feria itinerante dedicada a los alimentos gourmet llega con una nueva edición en la Plaza de Villa del Parque. La cita es el próximo sábado 28 y domingo 29 de mayo en la Plaza Aristóbulo del Valle de Villa del Parque, con acceso por Av. Cuenca y Marcos Sastre, CABA. De 10 a 18 horas con entrada libre y gratuita.

Esta edición, Buenos Aires Market tendrá dos espacios:

  • Un área de mercado con coloridos gazebos donde se podrán comprar quesos, panes, aderezos, aceites, bebidas, cereales y semillas, encurtidos, conservas, especias, frutos secos, frutas, verduras, productos de granja, harinas, hongos, infusiones, legumbres, lácteos, mermeladas, dulces, pastelería, plantas aromáticas, snacks saludables y productos aptos para celíacos. Estarán vigentes nuestros “precios saludables”: ofertas y promociones especiales en todos los puestos, con valores hasta un 40% más económicos que en las góndolas de supermercados, dietéticas y tiendas de delicatessen.
  • Un patio de comidas con food trucks y puestos donde cocineros y restaurantes reconocidos invitarán a disfrutar de originales propuestas de cocina gourmet para comer al paso, con precios muy accesibles (cocina japonesa, árabe, francesa, española, oriental, italiana, vegetariana, peruana, neoyorquina, parrilla argentina y mucho más).

Buenos Aires Market cuenta con el apoyo institucional de BA Capital Gastronómica, un programa de gobierno que busca posicionar a la Ciudad de Buenos Aires como la capital gastronómica de América Latina. A través de 4 ejes fundamentales de la alimentación (conocer, comprar, cocinar y comer) tiene como objetivo impulsar el desarrollo gastronómico a través de la generación de empleo y turismo.

Datos útiles

Fecha: sábado 28 y domingo 29 de mayo.

Horario: 10 a 18 horas.

Lugar: Plaza Aristóbulo del Valle de Villa del Parque (Cuenca y Marcos Sastre), CABA.

Costo: Entrada libre y gratuita.

Se reprograma por lluvia.

Web y redes sociales

Web: www.buenosairesmarket.com

Facebook: www.facebook.com/BuenosAiresMarket

Instagram: www.instagram.com/BsAsMarket

Flickr: www.flickr.com/Buenos-Aires-Market

Continue Reading

Noticias más leídas

Editor Responsable: Leandro Barattucci - villadelparquein@hotmail.com - Domicilio legal: Llavallol 2900, CABA - Teléfono: 15.6.7645372 - Propiedad Intelectual N°: 5302802 - Visitas del mes de mayo: 21.964 Integrante de la Asoc. Civil Medios Vecinales - Integrante del Reg. de Medios Vecinales CABA