Connect with us

Villa del Parque

Los tres personajes históricos de la calle Simbrón en Villa del Parque

Published

el

Simbrón 3183

A mediados de la década del 50 del siglo pasado, en dos cuadras de la calle Simbrón (las del 3000 y el 3100), en Villa del Parque, se cruzaron personajes que jugarían un papel en la historia.

Por esos tiempos, el Instituto Evangélico Americano (“el Evangélico” a secas para los vecinos, colegio pegado al templo que hace esquina con Cuenca) había empezado a introducir reformas en su acceso de Simbrón al 3100: frente a sus nuevas puertas de vidrio y ya dentro de la línea de edificación, un amplio umbral de baldosas lisas se destacaba de las clásicas veredas acanaladas de la cuadra. Ese espacio pulido y coronado por un voladizo atraía cada tarde a una señora joven de porte elegante, pelo corto y ojos claros, que iba y venía por él empujando un cochecito con bebé a bordo mientras fumaba un cigarrillo tras otro (una anomalía para la época).

La dama se llamaba Risha Mindlin y estaba casada con Jacobo Timerman, un intelectual bohemio que todavía no se había proyectado a la notoriedad periodística, pero que ya ejercía el oficio (en la agencia France Presse y en las páginas de turf del vespertino Noticias Gráficas). El matrimonio vivía modestamente en la planta baja del edificio de Simbrón 3185, en un pequeño departamento con ventanas a la calle. El hall de acceso al Evangélico reemplazaba la mezquindad de patio de su hogar.

La vivienda de los Timerman -la tercera desde la esquina de Cuenca, justo frente al portal del templo- lindaba, hacia el centro de la cuadra, con la pensión El Paraíso, una amplia casona con glorieta que ofrecía alojamiento y comidas, gestionada por la familia Icely. Risha y Jacobo almorzaban a veces bajo la amable sombra de las pérgolas y parras de El Paraíso; ella le daba ayuda escolar a Guillermo, el hijo de los Icely, que tenía dificultades para satisfacer las exigencias del señor (Marcelo Desiderio) Pietrafacia, el maestro de sexto grado de la Escuela Rodolfo Rivarola.

Un agosto de los años 50, antes de que nacieran sus hijos, los Timerman hospedaron durante dos semanas en su minúsculo espacio de la calle Simbrón a una pareja de conocidos: Jorge Abelardo Ramos y su mujer, la uruguaya Fabi Carvallo. En rigor, Timerman y Ramos, no se estimaban demasiado.

Ambos ejercían el periodismo, pero Ramos lo hacía con ánimo militante. Además, era un historiador aficionado: ya había publicado el libro América Latina, un país. La política también los distanciaba: el primero había militado en una fracción del sionismo y Ramos era trotskista y simpatizaba con el peronismo. Agua y aceite.

Fabi gestionó el aterrizaje de los Ramos en el departamento de Villa del Parque; Jacobo no podía negarse, porque ella le había prestado el oído con paciencia a muchos de sus poemas noctámbulos y le había pagado muchos cafés con leche en la calle Corrientes, en sus veladas de pobreza literaria. Los visitantes no nadaban en la abundancia, pero tenían pasajes para Francia y esa quincena en la calle Simbrón les permitía cuidar sus recursos escasos y reservarlos para París.

Risha se divertía en las comidas cuando su esposo y Ramos cruzaban espadas verbales, en duelos cargados de cultura, mordacidad y gracia. Ella competía con Ramos no en humor, sino en humo: fumaban a la par. Los Timerman se alegraron de que la quincena de hospedaje terminará. Risha necesitaba descansar: ya estaba notoriamente embarazada de Daniel, el primogénito. Dos años más tarde llegaría Héctor, el pequeño futuro canciller.

La noche previa a la partida de Ramos y su mujer, ya en septiembre, los cuatro comieron en El Paraíso. Pasarían varios años hasta que Ramos y Timerman volvieran a verse. A cien metros de ese escenario, en Simbrón 3061, vivía alguien con quien ni Ramos ni Jacobo tenían vínculo entonces, pero al que no tardarían demasiado en conocer: Rogelio Frigerio.

Quién sería el ideólogo y creador intelectual del desarrollismo era mayor que Timerman y Ramos: a mediados de los años 50 ya era un cuarentón; ellos tenían una década menos. De jovencito, Rogelio había sido miembro del grupo Insurrexit, un núcleo universitario ligado al Partido Comunista. Se había alejado de ese alineamiento pero seguía influido por el pensamiento de Carlos Marx y mantenía vivas relaciones de sus años de estudiante: un grupo de amigos que reflexionaban sobre el país que sobrevendría cuando concluyera el ciclo liderado Juan Perón. Ejercía el periodismo esporádicamente pero paraba con holgura la olla familiar gracias a una pequeña cadena de tiendas fundada por su padre (una de ella estaba en la calle Cuenca), cuya marca distintiva era el apellido Frigerio.

Prueba de que algunas de las ideas juveniles ya no pesaban sobre su vida personal, Rogelio no optó por la educación estatal para sus hijos El mayor de ellos, Octavio –que inició la primaria en Villa del Parque- no fue inscripto en la Escuela Rodolfo Rivarola, que además de ser pública tenía el beneficio adicional de quedar en la misma manzana de su casa y no requería atravesar calles, sino en el Instituto Evangélico. Rogelio se habrá cruzado muchas tardes, al regresar de la tienda, doblando por Simbrón, con Risha y Jacobo. Todavía faltaba más de un lustro para que entraran en contacto, y ya no sería como vecinos: Frigerio dejó su casa de la calle Simbrón antes de 1955, Timerman continuaría en el mismo departamento unos años más, hasta alcanzar cierto renombre y reconocimiento en el barrio. Los más informados sabían que ese señor alto, serio y atrincherado tras sus gruesos lentes, escribía una columna muy leída de La Razón, titulada Balcarce 50, con información política muy sabrosa.

Timerman aún residía en Villa del Parque cuando el gobierno militar inaugurado en septiembre de 1955 reprimió en junio de 1956 un movimiento cívico-militar encabezado por el general nacionalista Juan José Valle y aplicó la pena de muerte a muchos de sus actores. En el contexto de esta crónica de vecindades es necesario detenerse en uno de ellos, el joven capitán del Ejército Eloy Luis Caro, que vivía con su familia en Simbrón 3052, al lado de la Asociación Helena Larroque de Roffo (entonces una obra en construcción) y en la misma cuadra en la que había residido Frigerio, sólo que en la vereda de enfrente.

La casa de los Caro estaba siempre llena de chicos y en el barrio se la tomaba muy en cuenta porque habitualmente se veía estacionado en la puerta un fantástico Ford Fairlane, pintado para competir, con un enorme número (402) sobre las puertas. Su propietario, Humberto Altamura, era de la familia y se preparaba para correr en la naciente categoría de Turismo Standard, donde tendría performances notables.

El capitán Caro fue fusilado junto a otros camaradas el 11 de junio de 1956, en Campo de Mayo.

Un año más tarde, ya no andaba por las cuadras de Simbrón ninguno de esos personajes en desarrollo. Frigerio trabajaba junto a Arturo Frondizi; Timerman crecía en el periodismo y Ramos publicaba el que sería su libro más influyente, Revolución y contrarrevolución en la Argentina.

El joven Guillermo Icely, el chico de la pensión El Paraíso que Richa Midlin de Timerman había ayudado a aprobar el sexto grado y a ingresar a la secundaria, terminaría haciendo carrera como policía. En 1976, como subcomisario en comisión en la Casa de Gobierno, volvería a encontrarse con Timerman como mensajero del ministro de Interior del gobierno militar, el entonces general Albano Harguindeguy. El les advertiría a los Timerman que su confusa relación con el Proceso había concluido y que Jacobo iba a ser detenido.

Todos los personajes mayores de esta historia ya se fueron de este barrio. El último fue Icely, que murió en julio de 2014, en la provincia de Buenos Aires. Héctor Timerman, al concluir esta crónica, sigue siendo canciller.

Jorge Raventos es analista político y periodista. Fue vocero de la Cancillería

Continue Reading
Advertisement

Deja tu comentario

Villa del Parque

El fin de semana se realizará en Villa del parque una feria gastronómica apta para celíacos

Published

on

Feria Buenos Aires Market

Mañana sábado y el domingo se realizará una nueva edición de la feria gastronómica “SIN TACC” en la plaza Aristóbulo del Valle en Villa del Parque. La feria callejera e itinerante dedicada 100% a los alimentos aptos para celíacos se ubicará en Cuenca y Marcos Sastre.

SIN TACC tendrá dos espacios:

Un sector de mercado donde se podrán adquirir productos para llevar. Entre ellos, aceites, especias, mermeladas y dulces, infusiones, bebidas sin alcohol, delicatessen, lácteos, panificados, frutas y verduras, pastas, snacks, frutos secos, aderezos, productos de granja, infusiones, embutidos, legumbres, cereales y semillas, galletitas, jugos, conservas, harinas, congelados, fideos, golosinas, sopas y caldos.

Un patio gastronómico con comidas para degustar al paso o en mesas comunitarias (sushi, carnes, pastas, platos de autor, opciones vegetarianas, recetas étnicas y más). Los puestos y food trucks estarán a cargo de restaurantes y cocineros con experiencia probada en la elaboración de platos libre de gluten.

Además, habrá un auditorio destinado a charlas y clases didácticas con cocineros, nutricionistas y formadores de opinión. Se pondrá énfasis en enseñar a preparar en casa platos y menúes con los insumos que se compran en el mercado. También habrá entretenimiento para todas las edades, estacionamiento para bicicletas punto de reciclaje y más. La entrada será libre y gratuita.

Qué significa “Sin TACC” y por qué se usa en Argentina

La sigla Sin TACC significa Sin Trigo, Avena, Cebada y Centeno. Si bien en el logo se escribe Sin T.A.C.C., puede usarse con o sin puntos.

Las personas con celiaquía e intolerancia al gluten deben eliminar esta proteína de sus dietas. En el caso de la celiaquía, se trata de una enfermedad autoinmune causada por la intolerancia permanente al gluten. El gluten, a su vez, es una proteína presente en el trigo, cebada, avena y centeno. Clic acá para saber más sobre enfermedad celíaca.

Por eso, en la Argentina, a los productos sin gluten se los conoce también como “Sin TACC”. El logo que identifica a los productos aptos para celíacos está formado por un círculo rojo. Y en el interior de ese círculo, unas espigas de trigo atravesadas por una línea también roja y se acompaña de la leyenda “Sin TACC”, que significa Sin Trigo, Avena, Cebada y Centeno.

Para poder llevar este logo en sus envases, los productos deben cumplir una serie de requisitos. Tras una serie de trámites y luego de los estudios correspondientes, organismos oficiales argentinos certifican el producto como libre de gluten o Sin TACC. Recién entonces los productores podrán colocar los logos correspondientes en los productos.

Continue Reading

Villa del Parque

Rogelio González: “Mis colegas comerciantes dicen que antes estaban mejor pero que van a votar al mismo”

Published

on

Rogelio Gonzalez villa del Parque

Hablamos con Rogelio González, el presidente de la Cámara de Comerciantes de la calle Cuenca, el centro comercial de Villa del Parque, y nos referimos a los temas de actualidad como la inseguridad y las ventas bajas y, por otro lado, quién ganará las Elecciones 2019.

¿Cómo ves la puesta en valor de la calle Cuenca?

El trabajo era necesario, era una promesa de hace dos años que después se suspendió y ahora se retomó. La primera cuadra, la cual fue Cuenca y Pedro Varela, tardó bastante. Después, las siguientes se hicieron más rápido y los obreros trabajaron más ordenados y más prolijos y se están haciendo muy bien.

¿En cuánto dificulta a los comercios el vallado?

Cuando te toca el día que tienen que hacer el contrapiso en la puerta del local, se dificulta bastante el ingreso y es un día perdido. Y los demás días es incomódo pero se pueden ingresar a los locales.

Cerró el shopping de Villa del Parque, ¿trajo consecuencias en el flujo de las personas?

El shopping no cerró ya que aún hay seis locales funcionando y el ingreso de la calle Cuenca está abierto. La idea es que se habra otro shopping o sino un Coto, aunque en este caso no es lo más apropiado ya te tira para atrás el comercio gastronómico del barrio.

¿Cómo se encuentra la calle Cuenca en materia de seguridad?

El centro comercial está bastante bien dentro de las generales del país. Además, tenemos buena onda con los comisarios de la zona y vemos que dentro de las posibilidades que tienen hacen bastantes esfuerzos por cubrir todas las cuadras. Además, empezaron a innovar en cámara de seguridad y, por ejemplo, la de Nogoya y Melincue es increíble y la nitidez que tiene es bárbara. Hasta se ve las patentes de los autos.

Antes teníamos cola para alquilar un local sobre la calle Cuenca, ¿esto sigue siendo así?

Antes un comerciante se encontraba entre uno y tres años en el local y se iba por equis motivo. Ahora, los locales tardan más tiempo en alquilarse. Sin embargo, los locales de las calles transversales se encuentran más ocupados ya que son más baratos, igual hay mas locales cerrados.

¿Fernández o Macri para el cambio?

Económicamente no estamos bien y con el Gobierno anterior estábamos mejor. Quién va a ganar, no lo sé. Mis colegas comerciantes dicen que antes estaban mejor pero que van a votar al mismo. Así que no sé, es todo incomprensible.

Continue Reading

Villa del Parque

Viaducto tren San Martín: enterate cuando queda habilitado el tramo de Villa del Parque a Retiro

Published

on

Estacion Villa del Parque

Llegó la hora, así lo confirmaron desde el Gobierno porteño, el tren San Martín volverá a llegar a Retiro desde la estación Villa del Parque, es una noticia muy esperada por todo los vecinos del barrio.

El sábado 6 de julio en la intersección de la calle Soler y la Avenida Juan B. Justo en el barrio de Palermo, será la inauguración oficial del viaducto del tren San Martín. Tocarán bandas en vivo, habrá puestos de comidas y food trucks.

Operativamente el tren San Martín volverá a recorrer las estaciones de Retiro a José C Paz, Pilar y Dr. Cabred el día miércoles 10 de Julio. Así lo confirmó el jefe de Gabinete del Gobierno de la Ciudad, Felipe Miguel en el informe de gestión que presentó ante la Legislatura porteña.

“Ya sacamos la mitad de las barreras y ahora vamos por el sueño de eliminar todas”, afirmó el funcionario ante los diputados porteños. Se refería a las obras que, sumadas a las del tren San Martín, se hicieron en las líneas Mitre, ramal Tigre, y las que avanzan en el Belgrano Sur.

El viaducto del San Martín, en tanto, servirá para eliminar 11 barreras y abrir 11 calles. Además, el proyecto produjo un cambio urbano de alto impacto, ya que incluyó la demolición del puente de la Reconquista, en la avenida Juan B. Justo. Ahora, el que pasa elevado es el tren y la avenida recuperó su cruce con Córdoba.

Para llegar a tiempo a la inauguración, ya se realizan desde el mes pasado pruebas con locomotoras. Y para este martes por la tarde está prevista una recorrida de la que participarán funcionarios nacionales, y de la Ciudad, en la que comenzarán a circular trenes completos.

Para los próximos meses quedarán las inauguraciones de las estaciones Paternal y Chacarita, que estarán elevadas. Y la finalización de la puesta en valor de terminal de Retiro, que desde el miércoles 10 funcionará en forma provisoria para recibir a los trenes que comenzarán a llegar a Retiro.

El tren San Martín funciona con Villa del Parque como cabecera desde mayo del año pasado. Desde ese momento, los pasajeros deben hacer trasbordo con colectivos gratuitos para completar los viajes.

Te puede interesar:

Una locura: el tren San Martín pasa por Villa del Parque con las barreras altas

Por las quejas de los usuarios sumaron micros para llegar desde Villa del Parque a Palermo

Villa del Parque: el barrio que sufre desde que se convirtió en terminal del tren San Martín

Continue Reading

Villa del Parque

Con mucha tristeza entre los vecinos cerró el shopping de Villa del Parque

Published

on

Shopping Villa del Parque

El primer shopping porteño que cierra: ese es el título que tiene Del Parque Shopping Center. La suba de tarifas, las bajas ventas y los alquileres en alza dejaron al centro comercial primero en terapia intensiva -con su cine y otros locales cerrados desde hace meses- y ahora en crisis terminal, con el domingo como último día en su historia de casi un cuarto de siglo.

“Liquido todo”, “Sale final”, “Remate”, se lee en calcos sobre las vidrieras y en pizarras blancas frente a las puertas de los locales. La poca gente que recorre el shopping esta última semana se divide entre quienes lamentan el cierre y quienes aprovechan las ofertas de los comercios aún abiertos, que rematan sus productos a mitad de precio o con promociones de 2×1. En la planta baja hay 16 locales ocupados y cuatro vacíos. En el primer piso, la crisis se siente más: la mitad de los negocios están cerrados.

Aunque los rumores de cierre corrían desde hacía meses, recién a fines de marzo los accionistas se lo comunicaron a la gerencia general. Desde ese momento empezó un proceso de retirada lento pero constante. Los dueños de comercios barriales dentro del shopping comenzaron a buscar espacios en otros puntos de Villa del Parque. Lo mismo ocurrió con negocios de cadena, aunque con éxito dispar: en muchos casos los locales ofrecidos en el barrio eran más chicos que lo que las marcas demandaban.

En este panorama, la situación más complicada es la de los empleados: algunos que trabajan en cadenas serán reubicados en otras sucursales, pero hay quienes no tienen tanta suerte y se enteran de sus despidos a pocos días del cierre. También están los que quedaron en el medio: aún no saben si mantendrán o no su empleo, y nadie les aclara su situación. Están sentados en el piso, o sobre cajas de mercadería, con las persianas del local a medio cerrar. Consultados por este diario, prefieren no hablar del tema, por temor o por angustia.

“Hay gente que viene a tomar fotos o a filmar cómo está vaciándose el shopping. Es muy morboso. Más aún cuando hay gente quedándose en la calle”, resalta una empleada, que podrá mantener su puesto en otro barrio. Y opina sobre los motivos del cierre: “Los alquileres son caros y además no hubo inversión, dejaron caer el lugar. Hay un local que está desocupado hace tres años”. A la lista de culpables una vecina suma otro, que es clave: el consumo en picada. “Como ves, ya no viene nadie a comprar acá. Menos aún con la crisis que hay”, resalta Marcela (53).

A todo esto se sumó el cambio en la circulación de gente por la zona, estimulada por la transformación de la estación de Villa del Parque en terminal ferroviaria y una serie de obras del Gobierno porteño, como el cierre del paso a nivel y la construcción de un túnel de 300 metros sobre la calle Cuenca y de otro peatonal.

“Ochenta locales de primer nivel, gran patio de comidas, terraza, parque de diversiones, dos cines para 400 espectadores, ascensor panorámico, cocheras, escaleras mecánicas y seguridad”rezaba el auspicioso aviso publicitario del shopping publicado poco tiempo después de su inauguración, a fines de 1995. Poco de eso queda hoy y recorrer los tres pisos del edificio no es tarea grata: hay sectores cerrados, escaleras valladas -alguna de ellas mecánicas- y sanitarios con poco mantenimiento. El frío se siente al recorrer los pasillos.

Para completar el panorama, el sector dedicado al entretenimiento ya es historia: la plaza blanda fue inhabilitada, y las salas de cine cerraron a principios de año. Habían abierto en julio de 2017 con el nombre de CPM Cinemas del Parque, tras la refacción del que fuera Arteplex del Parque.

En el segundo nivel, lo único en pie a días del cierre es un solo puesto de comidas rápidas. Alrededor, una veintena de personas almuerza bajo techo y otras más lo hacen al aire libre, aprovechando quizás por última vez el sol que abunda en la terraza lateral. Sentado a una de las mesas, Daniel (62) se lamenta: “Este era nuestro punto de reunión”. A su lado, su esposa Mónica (60) recuerda cuando traía a sus hijas al cine. “Es muy triste ver esto. Vengo con las nenas desde que abrió, hace más de 20 años”.

Con este cierre, el barrio pierde no sólo su shopping y la posibilidad de tener un cine, sino también la presencia de ciertas marcas o cadenas, entre ellas una de librerías, otra de perfumerías y varias de ropa. Los únicos comercios que perdurarán, aunque no se sabe hasta cuándo, son los que tienen salida directa a Cuenca, que permanecerán separados del resto del edificio a través de una pared provisoria. Eso, al menos, afirman los encargados de los negocios que se salvarán del cierre.

Desde la vereda, son unos 15 metros hacia adentro, pasando la escalera de emergencia. Esa es la única fracción que continuará abierta, tanto en la planta baja como en el primer piso. Incluirá un local de venta de carteras, otro de fragancias, uno de telefonía, una peluquería y una casa de cambio, entre otros comercios ya existentes.

“Queremos que la gente venga a este sector, que no decaiga y que permita reactivar el resto. Esa es nuestra esperanza”, se ilusiona la empleada de una casa de tejidos que quedó dentro del perímetro habilitado. Los rumores de que otra empresa tome las riendas en el futuro aún tienen fuerza. Pero fuentes allegadas al shopping insisten en que el domingo es el último día en funcionamiento y que, por ahora, las negociaciones no prosperan.

Continue Reading

Villa del Parque

Villa del Parque: la Policía de la Ciudad detuvo a un motochorro con pedido de captura

Published

on

Motochorro villa del parque

El delincuente había robado un supermercado oriental en Villa del Parque, gracias a las tareas de investigación policial, fue detenido. Había sido imputado por nueve robos anteriores y tenía impedimento de salida del país.

Luego de una intensa investigación, la Policía de la Ciudad dio con el paradero de un ladrón que había robado un supermercado chino ubicado en la avenida Álvarez Jonte al 2200 en el barrio de Villa del Parque, utilizando un arma de fuego y sustrayendo más de 22 mil pesos.

La víctima aportó las cámaras de seguridad del comercio, donde se veía al delincuente y su moto marca Bajaj modelo Rouser 200. El personal policial inició una investigación logrando establecer la patente del rodado y el nombre de su dueño. Al consultar los datos del mismo con el sistema de antecedentes policiales se estableció que estaba relacionado con más de nueve casos anteriores y que tenía un pedido de captura.

Una vez expuesta la investigación al Juzgado Criminal y Correccional N°6 se ordenó que el personal de Sumarios y Brigadas de la Comisaría Comunal 11 se apostara en el frente de la vivienda del sospechoso, ubicada en el barrio de Chacarita.

Momentos después el hombre salió de su casa a bordo de un auto de alta gama y los efectivos comenzaron a seguirlo. Al llegar a la esquina de las calles Villaroel y la avenida Dorrego, el individuo se percató de la presencia policial y frenó el auto para intentar darse a la fuga a pie, la cual finalizó con la detención del mismo sobre la avenida Corrientes al 6100.

Al consultar con la Fiscalía Criminal y Correccional N°30, a cargo de la Dra. Marcela Sánchez, se dispuso el traslado del delincuente de 35 años a la comisaría y el allanamiento de su domicilio ubicado en la calle Lemos 80, también en el barrio de Chacarita. En el lugar se secuestró la moto utilizada en el robo.

A su vez se descubrió un segundo domicilio en la calle Jorge Newbery al 4000, perteneciente a la novia del sospechoso, quien era la titular del rodado, encontrando tres réplicas de armas de fuego, joyas de oro, electrodomésticos, y la ropa que utilizó para cometer los ilícitos. Además se incautó una gran suma de dinero en efectivo.

Como resultado de la investigación también se conoció que el imputado participó anteriormente de otro robo a un supermercado chino ubicado en Parque Centenario en el mes de diciembre de 2016.

Continue Reading
banner gcba

Destacadas