Se disputó en Floresta la final del mundial de metegol

Campeonato Sudamericano de MetegolCampeonato Sudamericano de Metegol

La selección local cayó frente a la de Brasil, en la competencia que finalizó ayer en el barrio porteño de Floresta. El próximo será en Alemania en 2017.

El equipo argentino quedó segunda en el Campeonato Sudamericano de Metegol, tras perder la final con Brasil. Los representantes argentinos, Claudio Yanchuk y Marcos Lombardo, cayeron frente a los brasileños por 5-3 y 5-0.

El Open Master, organizado por la Confederación Sudamericana de Fútbol de Mesa y disputado en la Escuela Nº 18, en Floresta, contó a su vez con la participación de Perú, Bolivia y Uruguay. Este último quedó tercero.

El equipo ya había participado en el Mundial de Fútbol de Mesa, que se disputó en la ciudad italiana de Torino. Sin embargo, les terminó yendo mal, pasando desapercibidos entre las 72 elecciones. El campeón de esa edición fue Luxemburgo.

En 2017 se jugará un nuevo Mundial en Alemania, por lo que este digno segundo puesto les dio fuerza para apuntar a la competencia mayor.

Las reglas del metegol profesional:

– No vale molinete.
– El partido se interrumpe si hay una pelusa o cualquier basura que pueda molestar a los protagonistas.
– No se puede tener la pelota más de 10 segundos en la barra del medio y más de 15 segundos en los delanteros y defensores.
– El 5 es el que mueve. Así arranca el partido.
– Antes de poner la pelota en juego, hay que advertir con un “listo” al rival.
– En el medio, la pelota no puede tocar dos veces la pared.
– No vale distraer al rival soltando el hierro para luego tomarlo rápidamente y tirar.
– Se juega al mejor de tres partidos, a cinco goles.
– A las tres faltas, se cobra penal.