Connect with us

Villa del Parque

Un repaso por la historia de un ícono de nuestro Villa del Parque. La Parroquia Santa Ana y San Joaquín

Published

el

Iglesia Santa Ana

Santa Ana y San Joaquín es, indudablemente, el templo referencial del barrio de Villa del Parque. Tal es así que su imagen se encuentra en el escudo oficial. Junto con el Palacio de los Bichos, la estación de tren y un farol.

En estas tierras pobladas de quintas y alfalfares y hornos de ladrillos se inauguró, en 1907, la estación Villa del Parque, cuyo nombre aludía al vecino parque o quinta de Agronomía.

Poco tiempo antes, el 8 de diciembre de 1906, se había realizado con singular éxito el remate de unas cincuenta manzanas, habiéndose denominado al lugar en la ocasión, tal vez para atraer a los futuros clientes, con el pomposo nombre de «Ciudad Feliz». Los remates continuaron y el barrio fue parcelándose y progresando. Hasta llegar a ser lo que es actualmente: tranquilo y poseedor de un importante centro comercial.

Su historia comienza en 1912 arribaron al barrio unas religiosas de la congregación de Hermanas de la Caridad de María Bambina. Ellas se establecieron en unos terrenos en la calle Cuenca al 2600. Al año siguiente levantaron allí una capilla.

El Arzobispado, en junio de 1913, decidió erigir una parroquia en ese lugar. Era necesario por la cantidad de fieles que el barrio iba teniendo año a año. En primer lugar se la puso bajo la advocación de la Santa Niña y San Antonio de Padua. Recordando a la Congregación, y a quien donara los terrenos, Antonio Cambiasso.

En el mismo Auto de Erección de la nueva parroquia se determinó que comenzará a funcionar el domingo veintinueve del presente mes y año, Fiesta de los Santos Apóstoles San Pedro y San Pablo previa publicación de este auto que deberá hacerse en la misa de mayor concurso”. Así reza textualmente el Auto fundacional, del que se conserva copia en los libros de Bautismo y Matrimonio, gracias a la diligencia del primer párroco el Pbro. Manuel E. Pujato.

Los límites originales de la nueva parroquia fueron los siguientes: al Norte la Avda. Tres Cruces (hoy Francisco Beiró), al Sur la calle San Matías (hoy Alejandro Magariño Cervantes) al Este la calle Bella Vista (actual Donato Álvarez) y al Oeste la calle Concordia.

Su jurisdicción territorial era extensa, pues abarcaba parte de las actuales parroquias de Santa Rita, Santísima Cruz, San Juan María Vianney,  Nuestra Señora de La Consolata y Santa Inés. Además eran considerados feligreses de la parroquia por su cercanía física con el templo, ciertos sectores de San Antonio de Villa Devoto, San José del Talar y Santa Magdalena Sofía Barat.

El Rvdo. Padre Manuel E. Pujato fue Párroco hasta 1918 en que la parroquia pasó a ser regenteada por los padres benedictinos, ejerciendo entonces el cargo el Rvdo. Padre Andrés Azcárate, quien luego llegaría a ser Abad Mitrado de la Iglesia del Santo Cristo, sede de la orden en lo que es hoy la parroquia de San Benito, en el barrio de Belgrano.

El 15 de agosto de 1920 asumió el cargo el Rvdo. Fermín Melchior OSB, quien fuera responsable de la iniciación de la nueva sede parroquial en los terrenos donde está asentada hoy. Para tal obra se constituyó una comisión recaudadora de fondos. En el lugar donde se construiría el templo, había funcionado una capilla de madera perteneciente a la Congregación El Redentor de la Iglesia Evangélica Luterana.

La compra del terreno se escrituró el 31 de diciembre de 1923 y el 1° de enero de 1924 se colocó la piedra fundamental del templo. Se iniciaron las obras que por falta de fondos debieron suspenderse en el curso del año. En estas circunstancias se puso a la parroquia bajo la advocación de Santa Ana.

Antes de tomar posesión del curato, en 1925 el Padre Rigoni, junto al renunciante Fray Fermín Melchior, habilitó la casa contigua al templo en construcción para instalar en ella el Colegio San José que él mismo fundara.

En noviembre de 1925 se levantaron las paredes del coro, se colocaron las ventanas y se adquirió una campana de 500 Kg., gracias a una colecta de la feligresía.

Los mosaicos para la nave central fueron donados por la familia Ferro, con un costo de $1.000.- al igual que el altar del Sagrado Corazón, recibido al año siguiente. La familia Diez de Oñate también colaboró con la compra de la baranda del comulgatorio.

El 19 de marzo de 1927 Monseñor José M. Bottaro, bendijo el templo y el altar antes mencionado. Un mes después el Sr. Giambastiani regaló los mármoles para las gradas del comulgatorio y en el mes de mayo Monseñor Lafitte donó el armonio. En junio  se obtuvieron 30 bancos, legado del Sr. Domingo Russo,  un altar, una imagen de Santa Teresita, un Santo Cristo y una estatua de Santa Ana donados respectivamente por la familia Gregorati, Coronel José Tonnazzi, Sr. Guillermo Dalton y Sr. Blas Del Verme.

En abril de 1928 se recibió la donación de los cuadros del Vía Crucis y en mayo el estandarte de Santa Ana. En julio fue bendecida la casa parroquial que ocuparon la madre y dos hermanas del Padre Rigoni.

La Sra. Carmen de Méndez donó la mesa credencia del altar en 1929 y al poco tiempo  comenzaron las obras en el atrio. Al año siguiente la Sra. Magdalena Z. de Rigoni, madre del párroco, donó dos estatuas: la de San Antonio y la de San Roque. Al fallecer Magdalena al año siguiente su hijo hizo levantar en su memoria la torre del templo con un presupuesto de $ 11.000.-

En enero de 1932 se instituyó la Parroquia Santa Magdalena Sofía Barat. La nueva jurisdicción no tomó ninguna parte del radio de Santa Ana, pero al comprender el triángulo formado por Av. Beiró, Av. San Martín, vías del FC Lacroze (hoy Urquiza) numerosos feligreses militantes que allí vivían, entre los que se recuerdan a las familias Cepeda, De Antoni, Zuffo y a Don Regino Comparini, siguieron realizando su apostolado en Santa Ana.

Para entonces la vida religiosa de Santa Ana se vio enaltecida con la inauguración de la nueva Capilla de la Virgen Niña, construída sobre la calle Baigorria en reemplazo de la antigua.

Las construcciones en el templo avanzaron en 1934 con la colocación de las puertas que sirvieron de mamparas para la entrada, donadas por el Padre Carlos Martínez, Párroco del Pilar.

El Padre Rigoni en 1935 convino con el contratista Clemente Salatino la construcción de la nave lateral izquierda, los arcos de la nave central y el revoque interior del templo. La ejecución de estos trabajos tuvo un costo de $ 11.000 que fueron abonados en cuotas. La obra concluyó al año siguiente coincidiendo con una nueva donación de la imagen de San Judas Tadeo a cargo de la Sra. Lucía de Nucci.

La edificación de la sacristía y el depósito antesacristía se concretó en 1937 por el Sr. Santorsola, quien al año siguiente realizó el revoque exterior del templo, torre, atrio y costado lateral. Finalmente se colocó la escalinata de granito de acceso al templo.

En 1940 el Sr. Zenni colocó el altar de mármol del Sagrado Corazón en la nave lateral izquierda, que costó $ 5.500 y dos años después construyó la mesa de mármol del altar mayor por un valor de $ 450. En memoria de José Volpatti su familia  en 1941 donó otro altar dedicado a San José,  en el lado que hoy ocupa el del Sagrado Corazón.

Con el objeto de renovar los bancos la comunidad de Santa Ana colaboró con su compra en 1943, razón por la cual cada asiento lleva el nombre o dedicatoria de la persona o institución donante.

En 1952 finalizó la edificación de la planta baja y de los dos pisos de la casa parroquial. Las reuniones de las instituciones comenzaron a tener lugar en el colegio nuevo, en el salón izquierdo de la planta baja, que entonces era más grande que el actual.

El Padre Blanco en 1960, luego de hacerse cargo del curato, hizo público su programa de acción referente a la continuación de las construcciones en el nuevo Colegio San José y la realización de las obras necesarias para adecuar el templo a las nuevas disposiciones de la Iglesia. Para tal fin movilizó a la feligresía con el objeto de obtener los medios necesarios. En la ocasión se realizaron los arreglos del techo, tareas de limpieza total de las paredes, la renovación de la instalación eléctrica y colocación de 32 brazos de luz. Además se preparó el nuevo baptisterio con su pila bautismal en el lugar donde hoy funciona la secretaría parroquial y se trasladó el despacho  a la casa parroquial. Todos los trabajos realizados insumieron la suma de $ 730.000.- aproximadamente, estando el proyecto y la dirección de las obras a cargo del Ingeniero Sesca.  

Al comenzar la década de 1970 se realizaron algunas modificaciones en el templo tendientes a dar un aspecto más moderno y funcional. Todos los ventanales fueron cambiados,  suprimidas las puertas vaivén de la entrada reemplazándolas por las Blindex con armazón metálico. También se reformó el altar mayor, se pintaron las paredes interiores y fue colocada una imagen de la Virgen de Luján en el hall de entrada frente al baptisterio. Asimismo  fueron pintadas todas las paredes y  restaurado el mural que está en la bóveda sobre el altar mayor.

La compra del terreno se escrituró el 31 de diciembre de 1923 y el 1° de enero de 1924 se colocó la piedra fundamental del templo. Se iniciaron las obras que por falta de fondos debieron suspenderse en el curso del año. En estas circunstancias se puso a la parroquia bajo la advocación de Santa Ana.

Antes de tomar posesión del curato, en 1925 el Padre Rigoni, junto al renunciante Fray Fermín Melchior, habilitó la casa contigua al templo en construcción para instalar en ella el Colegio San José que él mismo fundara.

En noviembre de 1925 se levantaron las paredes del coro, se colocaron las ventanas y se adquirió una campana de 500 Kg., gracias a una colecta de la feligresía.

Los mosaicos para la nave central fueron donados por la familia Ferro, con un costo de $1.000.- al igual que el altar del Sagrado Corazón, recibido al año siguiente. La familia Diez de Oñate también colaboró con la compra de la baranda del comulgatorio.

El 19 de marzo de 1927 Monseñor José M. Bottaro, bendijo el templo y el altar antes mencionado. Un mes después el Sr. Giambastiani regaló los mármoles para las gradas del comulgatorio y en el mes de mayo Monseñor Lafitte donó el armonio. En junio  se obtuvieron 30 bancos, legado del Sr. Domingo Russo,  un altar, una imagen de Santa Teresita, un Santo Cristo y una estatua de Santa Ana donados respectivamente por la familia Gregorati, Coronel José Tonnazzi, Sr. Guillermo Dalton y Sr. Blas Del Verme.

Durante el corriente año en el terreno anexo al templo, lado izquierdo, se construyó la casa parroquia (3) Para entonces  el Padre Carlos Martínez consiguió de la Superiora Provincial de las Hijas de la Misericordia del Colegio Sáenz Peña, un altar que fue adaptado como altar mayor para el templo.

En abril de 1928 se recibió la donación de los cuadros del Vía Crucis y en mayo el estandarte de Santa Ana. En julio fue bendecida la casa parroquial que ocuparon la madre y dos hermanas del Padre Rigoni.

Con la creación de la Parroquia de La Consolata, a fines de 1928, quedó reducida la jurisdicción de Santa Ana y un vasto sector comprendido entre las calles Donato Álvarez, Trelles, Punta Arenas, Boyacá y vías del entonces ferrocarril Buenos Aires al Pacífico (hoy Metropolitano), pasó a depender de la nueva parroquia. En el mismo año se erigió canónicamente San Antonio de Villa Devoto, bajo el curato del Padre Virgilio Filippo, que si bien no tomó jurisdicción de Santa Ana, incluyó a vecinos que por su cercanía estaban espiritualmente vinculados a ésta. En 1930 fue fundada Santa Rita de Casia comprendida entre las calles Arregui, Nazca, Juan B. Justo y Concordia.

La Sra. Carmen de Méndez donó la mesa credencia del altar en 1929 y al poco tiempo  comenzaron las obras en el atrio. Al año siguiente la Sra. Magdalena Z. de Rigoni, madre del párroco, donó dos estatuas: la de San Antonio y la de San Roque. Al fallecer Magdalena al año siguiente su hijo hizo levantar en su memoria la torre del templo con un presupuesto de $ 11.000.-

Para entonces la vida religiosa de Santa Ana se vio enaltecida con la inauguración de la nueva Capilla de la Virgen Niña, construída sobre la calle Baigorria en reemplazo de la antigua.

Las construcciones en el templo avanzaron en 1934 con la colocación de las puertas que sirvieron de mamparas para la entrada, donadas por el Padre Carlos Martínez, Párroco del Pilar.

El Padre Rigoni en 1935 convino con el contratista Clemente Salatino la construcción de la nave lateral izquierda, los arcos de la nave central y el revoque interior del templo. La ejecución de estos trabajos tuvo un costo de $ 11.000 que fueron abonados en cuotas. La obra concluyó al año siguiente coincidiendo con una nueva donación de la imagen de San Judas Tadeo a cargo de la Sra. Lucía de Nucci.

La edificación de la sacristía y el depósito antesacristía se concretó en 1937 por el Sr. Santorsola, quien al año siguiente realizó el revoque exterior del templo, torre, atrio y costado lateral. Finalmente se colocó la escalinata de granito de acceso al templo.

En 1940 el Sr. Zenni colocó el altar de mármol del Sagrado Corazón en la nave lateral izquierda, que costó $ 5.500 y dos años después construyó la mesa de mármol del altar mayor por un valor de $ 450. En memoria de José Volpatti su familia  en 1941 donó otro altar dedicado a San José,  en el lado que hoy ocupa el del Sagrado Corazón.

Con el objeto de renovar los bancos la comunidad de Santa Ana colaboró con su compra en 1943, razón por la cual cada asiento lleva el nombre o dedicatoria de la persona o institución donante.

En 1952 finalizó la edificación de la planta baja y de los dos pisos de la casa parroquial. Las reuniones de las instituciones comenzaron a tener lugar en el colegio nuevo, en el salón izquierdo de la planta baja, que entonces era más grande que el actual.

El Padre Blanco en 1960, luego de hacerse cargo del curato, hizo público su programa de acción referente a la continuación de las construcciones en el nuevo Colegio San José y la realización de las obras necesarias para adecuar el templo a las nuevas disposiciones de la Iglesia. Para tal fin movilizó a la feligresía con el objeto de obtener los medios necesarios. En la ocasión se realizaron los arreglos del techo, tareas de limpieza total de las paredes, la renovación de la instalación eléctrica y colocación de 32 brazos de luz. Además se preparó el nuevo baptisterio con su pila bautismal en el lugar donde hoy funciona la secretaría parroquial y se trasladó el despacho  a la casa parroquial. Todos los trabajos realizados insumieron la suma de $ 730.000.- aproximadamente, estando el proyecto y la dirección de las obras a cargo del Ingeniero Sesca.  

Al comenzar la década de 1970 se realizaron algunas modificaciones en el templo tendientes a dar un aspecto más moderno y funcional. Todos los ventanales fueron cambiados,  suprimidas las puertas vaivén de la entrada reemplazándolas por las Blindex con armazón metálico. También se reformó el altar mayor, se pintaron las paredes interiores y fue colocada una imagen de la Virgen de Luján en el hall de entrada frente al baptisterio. Asimismo  fueron pintadas todas las paredes y  restaurado el mural que está en la bóveda sobre el altar mayor.

Al cumplirse 80° años de Villa del Parque fue Santa Ana la sede del cierre de las celebraciones programadas por la Comisión de Festejos. Con tal motivo hubo una misa de acción de gracias y dentro del marco de la Cena de la Amistad se ofreció una comida, en la que participaron más de 100 comensales. 

 Desde 1995 Caritas inició actividades  para consolidar  la organización del trabajo junto a sus pares del Decanato de Villa del Parque, labor que aún hoy continúa. En la actualidad Caritas Santa Ana, funciona gracias al importante voluntariado apoyado por un grupo de profesionales.  

En 2012, en el marco de los preparativos para las fiestas por el centenario de la parroquia, se solicitó al arzobispo de Buenos Aires, en aquel entonces el cardenal Bergoglio, que la parroquia pasara a estar bajo la advocación de Santa Ana y San Joaquín. No es fácil modificar el nombre de una parroquia, tiene que haber una causa pastoral o teológica de fondo.

El propio Bergoglio firmó, el 1 de noviembre de ese año, el cambio que debía realizarse a partir del día en que la Iglesia celebra la memoria de los santos Joaquín y Ana, padres de la Virgen María. En sus argumentos expuso el pedido de la feligresía ya que, después del Concilio Vaticano II, el calendario litúrgico había unido en la misma fecha a los abuelos de Jesús. La parroquia , entonces. desde el 26 de julio de 2013 lleva ese nombre.

La parroquia está en la calle Pedro Lozano 3167, Villa del Parque, Comuna 11.

Secretaría Parroquial atiende todos los días de 9:30 a 12:30 y de 16 a 19 hs.
Servicio Sacerdotal de Urgencia 4801-2000

Teléfono: (011) 4501-0723
Whatsapp 11-2520-7829

Horarios de Misa:

Lunes, Martes, Jueves y Sábados 17 hs.
Miércoles y Viernes 19 hs.
Domingos: 10 – 11:30 y 19 hs.

Continue Reading
Advertisement

Deja tu comentario

Villa del Parque

Plaza Aristóbulo del Valle. A quién se homenajea con su nombre

Published

on

Monumentos plaza Villa del Parque

Villa del Parque tiene plazas, plazoletas, más algunos puntos verdes para disfrutar. Pero sin dudas, el ícono del barrio hablando de plazas es nuestra querida plaza Aristóbulo del Valle.

Fue inaugurada en el año 1925 y el terreno fue donado a la municipalidad por la familia Cambiasso. Se encuentra en la manzana que comprenden las calles Cuenca, Marcos Sastre, Campana y Baigorria, en pleno centro comercial del barrio. Su padrino fue Francisco Beiró.

Ésta es una  plaza donde siempre se encuentran niños que juegan, corren y aprovechan los juegos, lo que nos demuestra que es un lugar para familias. En la misma se encuentran 3 monumentos que perduran a través del tiempo; una al Cardenal Antonio Samoré, del 2010, que fue un representante Papal en la mediación del Conflicto del Canal de Beagle entre Chile y Argentina, en 1978. El segundo, se titula “La Madre”, de 1970, teniendo en cuenta lo que dijo el  rockero argentino Pappo, “mi vieja es lo más grande que hay”, o sea, un recuerdo a todas las madres. Y, el tercero, a don José de San Martín, nuestro General, que libertó tres países: Argentina, Chile y Perú; el monumento lo recuerda desde 1962. La Plaza ha tenido una renovación, ya que las luminarias tienen tecnología LED, ahorrando más del 50% del consumo. Tiene una frondosa arboleda y, a la vez, gran luminosidad. En fin, es una plaza bien cuidada, con rejas a su alrededor,  juegos, aparatos para hacer gimnasia, árboles y bancos. Los días martes funciona una feria municipal de venta de alimentos. En toda la zona hay varios lugares para comer o tomar algo. Está dedicada a un líder del Partido Radical, Aristóbulo del Valle.

PERO QUIÉN FUE ARISTÓBULO DEL VALLE?

Fue abogado; uno de los principales líderes políticos de los jóvenes radicales desde la década de 1870 hasta la revolución de 1893.

Orador elocuente en el Congreso y en público; escritor político eficaz; uno de los primeros nacionalistas y voceros de la clase media en desarrollo. Nació en Dolores, provincia de Buenos Aires; egresó de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, luego de haber interrumpido sus estudios para luchar en la Guerra con el Paraguay; el tema de su tesis fue la intervención federal en el territorio provincial, un problema que lo preocupó durante toda su carrera.

Ingresó tempranamente a la vida política como partidario de Adolfo Alsina; participó en el periodismo con Sarmiento en El Nacional, fue elegido para la legislatura de la provincia y para el Congreso Nacional; ocupó el cargo de ministro de Gobierno en la administración provincial de Barros y de Casaregis en 1876 fue electo al Senado Nacional, en donde demostró ser uno de sus oradores más elocuentes; actuó como presidente provisorio del Senado (1880-1881); viajó a Europa en 1885 y regresó para ocupar su escaño en el Senado; tuvo un rol activo en la Revolución de 1890 contra el presidente Juárez Célman, debiendo renunciar por ese motivo a su puesto en el Senado; al año siguiente fue reelegido, contribuyó a organizar la Unión Cívica Radical.

Accedió a formar un gabinete para el presidente Luis Sáenz Peña para satisfacer las demandas radicales; por un breve lapso, fue ministro del Interior, de Guerra y Marina, y de Hacienda, enseñó derecho constitucional en la Facultad de Derecho de Buenos Aires y estaba escribiendo un texto sobre este tema cuando murió en Buenos Aires.

Falleció a los 50 años de edad el 29 de enero de 1.896. Fue despedido en el cementerio de la Recoleta por varios oradores destacándose Miguel Cané, Lisandro de la Torre y fundamentalmente Leandro Alem, su gran amigo, que quedó profundamente conmovido por su muerte la que acentuó la depresión que padecía, pocos meses después Leandro N Alem se suicidaría, perdía así desgraciadamente la República, dos de sus grandes hombres.

Continue Reading

Villa del Parque

Incendio de una camioneta en Llavallol al 3000 en Villa del Parque

Published

on

El incendio de un vehículo tipo utilitario de una empresa de caudales, irrumpió el sueño a las 3:20 hs de la madrugada en la calle Llavallol al 3000, entre Tinogasta y Pedro Lozano, en Villa del Parque.

Una dotación de bomberos fue suficiente para extinguir las llamas y llevar tranquilidad a los habitantes de la cuadra que alertaron de lo sucedido.

Todavía se está investigando qué pudo haber sucedido.

Ataques de quemacoches en Villa del Parque

Éste ataque pudo haber sido uno mas en un largo historial de quemacoches que atacan por los barrios de la Comuna11.

Los ataques se remontan a el año 2011 y desde ahí se contabilizan cientos de atentados contra vehículos de la zona.

Las investigaciones llevadas adelante por la Justicia en ese momento sugerían que los ataques eran perpetrados por un grupo de jóvenes anarquistas, que se adjudicaban los atentados por medio de sitios de Internet en los que firmaban como Amigxs de la Tierra.

En uno de los sitios de Internet donde se difundían comunicados de Amigxs de la Tierra, se podía leer una publicación que decía: “Nos hacemos responsables de los ataques incendiarios contra coches de alta gama y de lujo en la ciudad de Buenos Aires en los barrios de Villa del Parque, Caballito y Villa Devoto durante el mes de enero de 2013. Alrededor de 25 autos quemados”.

La justicia actuó y hubieron varios detenidos con materiales como botellas con nafta, bombas tipo molotov y filmados por cámaras de seguridad.

Y no hay que olvidar que en la zona también azotan a los propietarios de vehículos los “sacarruedas”, los robaestéreos y los ladrones de autos, 

Continue Reading

Villa del Parque

Luciano Saracino, el escritor de Villa del Parque: “El barrio es mi mirada y mi alma”

Published

on

Luciano Saracino

Hablamos con Luciano Saracino, el escritor de Villa del Parque, que tiene al barrio en su mirada a la hora de observar a su alrededor, y en su alma a pesar de haber vivido en otro barrio u en París, Francia.

Saracino nació en Buenos Aires y se dedicó a escribir libros; tiene escritos más de ochenta. Además, se realizaron traducciones a varios idiomas de sus obras y por ellas obtuvo varios premios en Argentina, España y Uruguay.

Si hay algo que no se puede decir de Saracino es que no es un ciudadano originario de Villa del Parque: Luciano vivió en Helguera 2828, Melicué 2815, Argerich y Marco Sastre, Campana y Terrada, Belaustegui y Helguera, y en cada esquina “construyó un relato”, como indica en un pasaje de la entrevista.

Entre sus trabajos principales, se destacan los guiones para las historietas Historias del olvido, publicada en España por la editorial Dolmen en 2007, y para la misma editorial publicó Corina y El Pistolero, en 2009. Ese mismo año escribió Había una vez un Dragón para la editorial Cántaro en Argentina. También escribió el guión para televisión la serie Germán, últimas viñetas basada en la vida de Oesterheld, y en cine, junto a Ricardo Romero, escribió Necronomicón.

“He sido docente, he trabajado de todo, pero desde hace algunos años solo escribo: escribo cuando sale y cuando se necesita”, explica Saracino, sobre su labor de escritor, en diálogo con villadelparqueinfo.comar. A continuación, la entrevista completa.

Tuviste muchas mudanzas dentro del barrio, ¿tienen algún hilo conductor las mudanzas?

“Las mudanzas construyen un relato y van generando un escenario. Una aclaración, también viví en París, pero… ¿dónde sucede la historia de mi vida? Si camino desde Argerich y Belaustegui, hasta Argerich y Nogoya, ahí te hago una línea recta donde dibujo el escenario de mi vida entre esas dos esquinas. También puedo nombrar la calle Terrada, El Castillo Embrujado, el autocine abandonado donde los pibes entrábamos a revisarlo, Agronomía, y otros escenarios construyen el relato de mi vida. ¿Y cómo no vas a crear un escenario para un relato? Tenemos un barrio que tiene animales colgando en una universidad, que tiene al lado un barrio enredado como Parque Chas, un barrio en el que vivió Cortázar, una estación centenaria que permanece tal cual fue, una avenida por la cual pasan camiones en el medio de la ciudad, y todo eso construye un relato de mis muchas mudanzas”.

¿Qué te llevó a mudarte a París, y cómo fue tu experiencia?

“París es una isla en el medio de mi historia: como todo viajero alguna vez naufragué, y en París encontré un lugar cuando yo no era de ninguna parte. Allá viví en un barrio negro y musulmán, algo así como un barrio periférico, y era el único hombre blanco en medio de un universo enorme. Además, no hablaba el idioma, y trabajaba para acá (Buenos Aires), donde era guionista de cine y de televisión. En París, construí otro relato: escribí en los lugares donde estuvo Cortazar, recorrí un París que no es el recorrido habitual, comí comidas típicas en bares tipo bodegón, estrené películas escritas por mí en el cine Le Cle. En resumen, en París fui feliz e infeliz”.

¿Por qué empezaste a escribir libros y cuentos?

“El barrio tuvo mucho que ver en mi escritura: mi mamá es docente y me leía cuentos todas las noches, y mi papá empleado bancario pero con una gran biblioteca de historietas. Con este contexto, era imposible no entrar en el mundo de la escritura, al tener revistas como Humor, las Fierro, crecí en una casa donde se amaba la literatura. Además, junto a mi amigo Luis, y con guitarra al hombro, caminamos las calles de Villa del Parque y escribimos canciones allá por los ’90 sobre temas de amor, de protesta, fui niño en Villa del Parque y eso no me lo saca nadie. Villa del Parque es ese lugar que se vuelve corazón y construye. Los que vivimos acá nunca salimos de esa niñez, fue muy fuerte, y nos fundó a todos”.

¿Te definís como ciudadano de Villa del Parque?

“Totalmente: no me banco mucho al porteño, nunca me sentí ni me dije porteño en ninguna parte del mundo. Soy argentino y soy de Villa del Parque, eso sí me define. Al ser del barrio tengo una mirada especial y por más que he vivido en otros barrios, siempre seguí en esas esquinas de Villa del Parque. Soy ciudadano de este barrio, y cuando escribo lo hago desde acá porque mi voz nació en este barrio”.

En tu viaje por París, ¿encontraste algo similar a Villa del Parque?

“Encuentro algo del barrio en cada lugar que visito, y lo miro con mi mirada que es la de Villa del Parque. Entonces, algo siempre me encuentro que me remite al barrio: una teja, un perfume, un sonido. Ahora, ¿existe un lugar como Villa del Parque en cualquier otra parte del mundo que no sea Villa del Parque? No, Villa del Parque es de aquí y aquí se queda, protegiendo mi infancia”.

Continue Reading

Villa del Parque

Villa del Parque: secuestran más de 300 neumáticos y llantas por venta ilegal de autopartes

Published

on

Tras una inspección integral de la Policía de la Ciudad, la Subsecretaría de Seguridad Ciudadana y la Agencia Gubernamental de Control, fue clausurado un local de lubricentro y gomería, en el que secuestraron más de 300 neumáticos, llantas y autopartes, que eran comercializadas ilegalmente.

Oficiales de la división Sumarios y Brigadas de Prevención de la Comisaría Comunal 15 de la Policía de la Ciudad, advirtieron que en un lubricentro ubicado en avenida San Martín al 4000, en Villa del Parque, se estaban comercializando autopartes usadas en forma ilegal.

Al ser requerida la documentación respaldatoria de los repuestos, el propietario del lugar, un ciudadano chileno, de 51 años, no pudo aportarla, por lo cual se promovió consulta a la Fiscalía Penal Contravencional y de Faltas 8, a cargo del Dr. Maximiliano Vence, quien dispuso notificar al comerciante por infracción a la Ley Nacional de Autopartes 25.761 y clausura del local con consigna policial hasta el día siguiente, a fin de que se efectúe la inspección integral del comercio juntamente con personal de la Subsecretaría de Seguridad Ciudadana y la Agencia Gubernamental de Control (AGC).

Durante el operativo fueron secuestrados 254 neumáticos de distintas marcas y medidas, 75 llantas de chapa, dos paragolpes y un capot sin numeración, y el personal de la AGC constató diversas irregularidades en el establecimiento, por lo cual labraron al propietario las actas correspondientes y el local fue clausurado.

Continue Reading

Villa del Parque

Tiene 15 años y fue detenido por intentar robar una moto en Villa del Parque

Published

on

Policia de la Ciudad

La Policía de la Ciudad detuvo a un menor de 15 años que intentó robar una moto estacionada en la vereda, en el barrio porteño de Villa del Parque.

El hecho se registró en las últimas horas en Melincué al 3000, donde un oficial de la Comisaría Vecinal 11B observó a un joven intentando sustraer una moto marca Motomel S110 que se encontraba estacionada en la vereda.

Al ver al agente, el ladrón intentó huir pero fue rápidamente reducido. Se trata de un adolescente de 15 años, quien tenía una pinza alicate para cortar cables.

Realizada la consulta, el Juzgado Nacional de Menores 3, a cargo de la Dra. Julia Marano Sanchís, secretaría 9 delDr. Guillermo Aníbal Bassani, ordenó la detención del menor.

Continue Reading

Noticias más leídas

Editor Responsable: Leandro Barattucci - villadelparquein@hotmail.com - Domicilio legal: Llavallol 2900, CABA - Teléfono: 15.6.7645372 - Propiedad Intelectual N°: 5302802 - Visitas del mes de Septiembre: 32.427 Integrante de la Asoc. Civil Medios Vecinales - Integrante del Reg. de Medios Vecinales CABA