Connect with us

Villa del Parque

Un repaso por la historia de un ícono de nuestro Villa del Parque. La Parroquia Santa Ana y San Joaquín

Published

el

Iglesia Santa Ana

Santa Ana y San Joaquín es, indudablemente, el templo referencial del barrio de Villa del Parque. Tal es así que su imagen se encuentra en el escudo oficial. Junto con el Palacio de los Bichos, la estación de tren y un farol.

En estas tierras pobladas de quintas y alfalfares y hornos de ladrillos se inauguró, en 1907, la estación Villa del Parque, cuyo nombre aludía al vecino parque o quinta de Agronomía.

Poco tiempo antes, el 8 de diciembre de 1906, se había realizado con singular éxito el remate de unas cincuenta manzanas, habiéndose denominado al lugar en la ocasión, tal vez para atraer a los futuros clientes, con el pomposo nombre de «Ciudad Feliz». Los remates continuaron y el barrio fue parcelándose y progresando. Hasta llegar a ser lo que es actualmente: tranquilo y poseedor de un importante centro comercial.

Su historia comienza en 1912 arribaron al barrio unas religiosas de la congregación de Hermanas de la Caridad de María Bambina. Ellas se establecieron en unos terrenos en la calle Cuenca al 2600. Al año siguiente levantaron allí una capilla.

El Arzobispado, en junio de 1913, decidió erigir una parroquia en ese lugar. Era necesario por la cantidad de fieles que el barrio iba teniendo año a año. En primer lugar se la puso bajo la advocación de la Santa Niña y San Antonio de Padua. Recordando a la Congregación, y a quien donara los terrenos, Antonio Cambiasso.

En el mismo Auto de Erección de la nueva parroquia se determinó que comenzará a funcionar el domingo veintinueve del presente mes y año, Fiesta de los Santos Apóstoles San Pedro y San Pablo previa publicación de este auto que deberá hacerse en la misa de mayor concurso”. Así reza textualmente el Auto fundacional, del que se conserva copia en los libros de Bautismo y Matrimonio, gracias a la diligencia del primer párroco el Pbro. Manuel E. Pujato.

Los límites originales de la nueva parroquia fueron los siguientes: al Norte la Avda. Tres Cruces (hoy Francisco Beiró), al Sur la calle San Matías (hoy Alejandro Magariño Cervantes) al Este la calle Bella Vista (actual Donato Álvarez) y al Oeste la calle Concordia.

Su jurisdicción territorial era extensa, pues abarcaba parte de las actuales parroquias de Santa Rita, Santísima Cruz, San Juan María Vianney,  Nuestra Señora de La Consolata y Santa Inés. Además eran considerados feligreses de la parroquia por su cercanía física con el templo, ciertos sectores de San Antonio de Villa Devoto, San José del Talar y Santa Magdalena Sofía Barat.

El Rvdo. Padre Manuel E. Pujato fue Párroco hasta 1918 en que la parroquia pasó a ser regenteada por los padres benedictinos, ejerciendo entonces el cargo el Rvdo. Padre Andrés Azcárate, quien luego llegaría a ser Abad Mitrado de la Iglesia del Santo Cristo, sede de la orden en lo que es hoy la parroquia de San Benito, en el barrio de Belgrano.

El 15 de agosto de 1920 asumió el cargo el Rvdo. Fermín Melchior OSB, quien fuera responsable de la iniciación de la nueva sede parroquial en los terrenos donde está asentada hoy. Para tal obra se constituyó una comisión recaudadora de fondos. En el lugar donde se construiría el templo, había funcionado una capilla de madera perteneciente a la Congregación El Redentor de la Iglesia Evangélica Luterana.

La compra del terreno se escrituró el 31 de diciembre de 1923 y el 1° de enero de 1924 se colocó la piedra fundamental del templo. Se iniciaron las obras que por falta de fondos debieron suspenderse en el curso del año. En estas circunstancias se puso a la parroquia bajo la advocación de Santa Ana.

Antes de tomar posesión del curato, en 1925 el Padre Rigoni, junto al renunciante Fray Fermín Melchior, habilitó la casa contigua al templo en construcción para instalar en ella el Colegio San José que él mismo fundara.

En noviembre de 1925 se levantaron las paredes del coro, se colocaron las ventanas y se adquirió una campana de 500 Kg., gracias a una colecta de la feligresía.

Los mosaicos para la nave central fueron donados por la familia Ferro, con un costo de $1.000.- al igual que el altar del Sagrado Corazón, recibido al año siguiente. La familia Diez de Oñate también colaboró con la compra de la baranda del comulgatorio.

El 19 de marzo de 1927 Monseñor José M. Bottaro, bendijo el templo y el altar antes mencionado. Un mes después el Sr. Giambastiani regaló los mármoles para las gradas del comulgatorio y en el mes de mayo Monseñor Lafitte donó el armonio. En junio  se obtuvieron 30 bancos, legado del Sr. Domingo Russo,  un altar, una imagen de Santa Teresita, un Santo Cristo y una estatua de Santa Ana donados respectivamente por la familia Gregorati, Coronel José Tonnazzi, Sr. Guillermo Dalton y Sr. Blas Del Verme.

En abril de 1928 se recibió la donación de los cuadros del Vía Crucis y en mayo el estandarte de Santa Ana. En julio fue bendecida la casa parroquial que ocuparon la madre y dos hermanas del Padre Rigoni.

La Sra. Carmen de Méndez donó la mesa credencia del altar en 1929 y al poco tiempo  comenzaron las obras en el atrio. Al año siguiente la Sra. Magdalena Z. de Rigoni, madre del párroco, donó dos estatuas: la de San Antonio y la de San Roque. Al fallecer Magdalena al año siguiente su hijo hizo levantar en su memoria la torre del templo con un presupuesto de $ 11.000.-

En enero de 1932 se instituyó la Parroquia Santa Magdalena Sofía Barat. La nueva jurisdicción no tomó ninguna parte del radio de Santa Ana, pero al comprender el triángulo formado por Av. Beiró, Av. San Martín, vías del FC Lacroze (hoy Urquiza) numerosos feligreses militantes que allí vivían, entre los que se recuerdan a las familias Cepeda, De Antoni, Zuffo y a Don Regino Comparini, siguieron realizando su apostolado en Santa Ana.

Para entonces la vida religiosa de Santa Ana se vio enaltecida con la inauguración de la nueva Capilla de la Virgen Niña, construída sobre la calle Baigorria en reemplazo de la antigua.

Las construcciones en el templo avanzaron en 1934 con la colocación de las puertas que sirvieron de mamparas para la entrada, donadas por el Padre Carlos Martínez, Párroco del Pilar.

El Padre Rigoni en 1935 convino con el contratista Clemente Salatino la construcción de la nave lateral izquierda, los arcos de la nave central y el revoque interior del templo. La ejecución de estos trabajos tuvo un costo de $ 11.000 que fueron abonados en cuotas. La obra concluyó al año siguiente coincidiendo con una nueva donación de la imagen de San Judas Tadeo a cargo de la Sra. Lucía de Nucci.

La edificación de la sacristía y el depósito antesacristía se concretó en 1937 por el Sr. Santorsola, quien al año siguiente realizó el revoque exterior del templo, torre, atrio y costado lateral. Finalmente se colocó la escalinata de granito de acceso al templo.

En 1940 el Sr. Zenni colocó el altar de mármol del Sagrado Corazón en la nave lateral izquierda, que costó $ 5.500 y dos años después construyó la mesa de mármol del altar mayor por un valor de $ 450. En memoria de José Volpatti su familia  en 1941 donó otro altar dedicado a San José,  en el lado que hoy ocupa el del Sagrado Corazón.

Con el objeto de renovar los bancos la comunidad de Santa Ana colaboró con su compra en 1943, razón por la cual cada asiento lleva el nombre o dedicatoria de la persona o institución donante.

En 1952 finalizó la edificación de la planta baja y de los dos pisos de la casa parroquial. Las reuniones de las instituciones comenzaron a tener lugar en el colegio nuevo, en el salón izquierdo de la planta baja, que entonces era más grande que el actual.

El Padre Blanco en 1960, luego de hacerse cargo del curato, hizo público su programa de acción referente a la continuación de las construcciones en el nuevo Colegio San José y la realización de las obras necesarias para adecuar el templo a las nuevas disposiciones de la Iglesia. Para tal fin movilizó a la feligresía con el objeto de obtener los medios necesarios. En la ocasión se realizaron los arreglos del techo, tareas de limpieza total de las paredes, la renovación de la instalación eléctrica y colocación de 32 brazos de luz. Además se preparó el nuevo baptisterio con su pila bautismal en el lugar donde hoy funciona la secretaría parroquial y se trasladó el despacho  a la casa parroquial. Todos los trabajos realizados insumieron la suma de $ 730.000.- aproximadamente, estando el proyecto y la dirección de las obras a cargo del Ingeniero Sesca.  

Al comenzar la década de 1970 se realizaron algunas modificaciones en el templo tendientes a dar un aspecto más moderno y funcional. Todos los ventanales fueron cambiados,  suprimidas las puertas vaivén de la entrada reemplazándolas por las Blindex con armazón metálico. También se reformó el altar mayor, se pintaron las paredes interiores y fue colocada una imagen de la Virgen de Luján en el hall de entrada frente al baptisterio. Asimismo  fueron pintadas todas las paredes y  restaurado el mural que está en la bóveda sobre el altar mayor.

La compra del terreno se escrituró el 31 de diciembre de 1923 y el 1° de enero de 1924 se colocó la piedra fundamental del templo. Se iniciaron las obras que por falta de fondos debieron suspenderse en el curso del año. En estas circunstancias se puso a la parroquia bajo la advocación de Santa Ana.

Antes de tomar posesión del curato, en 1925 el Padre Rigoni, junto al renunciante Fray Fermín Melchior, habilitó la casa contigua al templo en construcción para instalar en ella el Colegio San José que él mismo fundara.

En noviembre de 1925 se levantaron las paredes del coro, se colocaron las ventanas y se adquirió una campana de 500 Kg., gracias a una colecta de la feligresía.

Los mosaicos para la nave central fueron donados por la familia Ferro, con un costo de $1.000.- al igual que el altar del Sagrado Corazón, recibido al año siguiente. La familia Diez de Oñate también colaboró con la compra de la baranda del comulgatorio.

El 19 de marzo de 1927 Monseñor José M. Bottaro, bendijo el templo y el altar antes mencionado. Un mes después el Sr. Giambastiani regaló los mármoles para las gradas del comulgatorio y en el mes de mayo Monseñor Lafitte donó el armonio. En junio  se obtuvieron 30 bancos, legado del Sr. Domingo Russo,  un altar, una imagen de Santa Teresita, un Santo Cristo y una estatua de Santa Ana donados respectivamente por la familia Gregorati, Coronel José Tonnazzi, Sr. Guillermo Dalton y Sr. Blas Del Verme.

Durante el corriente año en el terreno anexo al templo, lado izquierdo, se construyó la casa parroquia (3) Para entonces  el Padre Carlos Martínez consiguió de la Superiora Provincial de las Hijas de la Misericordia del Colegio Sáenz Peña, un altar que fue adaptado como altar mayor para el templo.

En abril de 1928 se recibió la donación de los cuadros del Vía Crucis y en mayo el estandarte de Santa Ana. En julio fue bendecida la casa parroquial que ocuparon la madre y dos hermanas del Padre Rigoni.

Con la creación de la Parroquia de La Consolata, a fines de 1928, quedó reducida la jurisdicción de Santa Ana y un vasto sector comprendido entre las calles Donato Álvarez, Trelles, Punta Arenas, Boyacá y vías del entonces ferrocarril Buenos Aires al Pacífico (hoy Metropolitano), pasó a depender de la nueva parroquia. En el mismo año se erigió canónicamente San Antonio de Villa Devoto, bajo el curato del Padre Virgilio Filippo, que si bien no tomó jurisdicción de Santa Ana, incluyó a vecinos que por su cercanía estaban espiritualmente vinculados a ésta. En 1930 fue fundada Santa Rita de Casia comprendida entre las calles Arregui, Nazca, Juan B. Justo y Concordia.

La Sra. Carmen de Méndez donó la mesa credencia del altar en 1929 y al poco tiempo  comenzaron las obras en el atrio. Al año siguiente la Sra. Magdalena Z. de Rigoni, madre del párroco, donó dos estatuas: la de San Antonio y la de San Roque. Al fallecer Magdalena al año siguiente su hijo hizo levantar en su memoria la torre del templo con un presupuesto de $ 11.000.-

Para entonces la vida religiosa de Santa Ana se vio enaltecida con la inauguración de la nueva Capilla de la Virgen Niña, construída sobre la calle Baigorria en reemplazo de la antigua.

Las construcciones en el templo avanzaron en 1934 con la colocación de las puertas que sirvieron de mamparas para la entrada, donadas por el Padre Carlos Martínez, Párroco del Pilar.

El Padre Rigoni en 1935 convino con el contratista Clemente Salatino la construcción de la nave lateral izquierda, los arcos de la nave central y el revoque interior del templo. La ejecución de estos trabajos tuvo un costo de $ 11.000 que fueron abonados en cuotas. La obra concluyó al año siguiente coincidiendo con una nueva donación de la imagen de San Judas Tadeo a cargo de la Sra. Lucía de Nucci.

La edificación de la sacristía y el depósito antesacristía se concretó en 1937 por el Sr. Santorsola, quien al año siguiente realizó el revoque exterior del templo, torre, atrio y costado lateral. Finalmente se colocó la escalinata de granito de acceso al templo.

En 1940 el Sr. Zenni colocó el altar de mármol del Sagrado Corazón en la nave lateral izquierda, que costó $ 5.500 y dos años después construyó la mesa de mármol del altar mayor por un valor de $ 450. En memoria de José Volpatti su familia  en 1941 donó otro altar dedicado a San José,  en el lado que hoy ocupa el del Sagrado Corazón.

Con el objeto de renovar los bancos la comunidad de Santa Ana colaboró con su compra en 1943, razón por la cual cada asiento lleva el nombre o dedicatoria de la persona o institución donante.

En 1952 finalizó la edificación de la planta baja y de los dos pisos de la casa parroquial. Las reuniones de las instituciones comenzaron a tener lugar en el colegio nuevo, en el salón izquierdo de la planta baja, que entonces era más grande que el actual.

El Padre Blanco en 1960, luego de hacerse cargo del curato, hizo público su programa de acción referente a la continuación de las construcciones en el nuevo Colegio San José y la realización de las obras necesarias para adecuar el templo a las nuevas disposiciones de la Iglesia. Para tal fin movilizó a la feligresía con el objeto de obtener los medios necesarios. En la ocasión se realizaron los arreglos del techo, tareas de limpieza total de las paredes, la renovación de la instalación eléctrica y colocación de 32 brazos de luz. Además se preparó el nuevo baptisterio con su pila bautismal en el lugar donde hoy funciona la secretaría parroquial y se trasladó el despacho  a la casa parroquial. Todos los trabajos realizados insumieron la suma de $ 730.000.- aproximadamente, estando el proyecto y la dirección de las obras a cargo del Ingeniero Sesca.  

Al comenzar la década de 1970 se realizaron algunas modificaciones en el templo tendientes a dar un aspecto más moderno y funcional. Todos los ventanales fueron cambiados,  suprimidas las puertas vaivén de la entrada reemplazándolas por las Blindex con armazón metálico. También se reformó el altar mayor, se pintaron las paredes interiores y fue colocada una imagen de la Virgen de Luján en el hall de entrada frente al baptisterio. Asimismo  fueron pintadas todas las paredes y  restaurado el mural que está en la bóveda sobre el altar mayor.

Al cumplirse 80° años de Villa del Parque fue Santa Ana la sede del cierre de las celebraciones programadas por la Comisión de Festejos. Con tal motivo hubo una misa de acción de gracias y dentro del marco de la Cena de la Amistad se ofreció una comida, en la que participaron más de 100 comensales. 

 Desde 1995 Caritas inició actividades  para consolidar  la organización del trabajo junto a sus pares del Decanato de Villa del Parque, labor que aún hoy continúa. En la actualidad Caritas Santa Ana, funciona gracias al importante voluntariado apoyado por un grupo de profesionales.  

En 2012, en el marco de los preparativos para las fiestas por el centenario de la parroquia, se solicitó al arzobispo de Buenos Aires, en aquel entonces el cardenal Bergoglio, que la parroquia pasara a estar bajo la advocación de Santa Ana y San Joaquín. No es fácil modificar el nombre de una parroquia, tiene que haber una causa pastoral o teológica de fondo.

El propio Bergoglio firmó, el 1 de noviembre de ese año, el cambio que debía realizarse a partir del día en que la Iglesia celebra la memoria de los santos Joaquín y Ana, padres de la Virgen María. En sus argumentos expuso el pedido de la feligresía ya que, después del Concilio Vaticano II, el calendario litúrgico había unido en la misma fecha a los abuelos de Jesús. La parroquia , entonces. desde el 26 de julio de 2013 lleva ese nombre.

La parroquia está en la calle Pedro Lozano 3167, Villa del Parque, Comuna 11.

Secretaría Parroquial atiende todos los días de 9:30 a 12:30 y de 16 a 19 hs.
Servicio Sacerdotal de Urgencia 4801-2000

Teléfono: (011) 4501-0723
Whatsapp 11-2520-7829

Horarios de Misa:

Lunes, Martes, Jueves y Sábados 17 hs.
Miércoles y Viernes 19 hs.
Domingos: 10 – 11:30 y 19 hs.

Continue Reading
Advertisement

Deja tu comentario

Villa del Parque

Movilización de UTEDYC en el club GEVP por reclamo de trabajadores

Published

on

Éste último fin de semana, el gremio que nuclea a los trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles (UTEDYC), hicieron una movilización en la puerta del club GEVP (Tinogasta 3455) en reclamo por deudas salariales que la entidad mantiene con sus trabajadores desde abril del 2020.

El gremio informa que durante todo éste tiempo se enviaron diversas notas de reclamo, se realizaron reuniones y se mantuvieron audiencias en la Subsecretaría de Trabajo de GCBA, pero no llegaron a un acuerdo.

A instancias de la Subsecretaría de Trabajo, el club debía enviar a UTEDYC el cálculo de la deuda y un plan de pago concreto. Pero según cuenta el gremio el club brindó poca información y estimaron que la deuda sería abonada a partir de enero de 2022, sin especificar montos reales ni plazos de pagos.

Es por todo ésto es que los reclamos de los trabajadores van a seguir hasta encontrar una solución a éste conflicto 

Continue Reading

Villa del Parque

Villa del Parque: cinco menores detenidos por intento de robo de una bicicleta

Published

on

Bicicleta robada Villa del Parque

La Policía de la Ciudad detuvo a los cinco menores, de entre 14 y 17 años, por robar una bicicleta de un garaje, tras forzar el portón, en Villa del Parque.

A raíz de una denuncia al 911, oficiales de la Comisaría Vecinal 11 B de la Policía de la Ciudad acudieron hasta Pedro Lozano al 3300 por un robo de bicicleta por parte de un grupo, que forzó el portón del garaje.

Al llegar,  el denunciante informó que los ladrones habían escapado con una bicicleta verde rodado 28 con la inscripción Brox.

Ante esta situación, los oficiales implementaron un cerrojo, logrando dar en Nazarre al 3300, distante cuatro cuadras del lugar del robo, con un grupo de jóvenes, entre ellos una mujer, uno de los cuales llevaba una bicicleta, que el denunciante confirmó como propia.

Los detenidos, cuatro varones de entre 14 y 17 años, y una mujer de 16, fueron puestos a disposición del Juzgado de Menores 4, a cargo del Dr. Alejandro Cilleruelo.

Continue Reading

Villa del Parque

Recordando la gesta del básquet argentino, Villa del Parque cuna de campeones

Published

on

El básquet argentino vivió su primera y hasta ahora única consagración en un Campeonato Mundial cuando el seleccionado albiceleste se adjudicó la final ante los Estados Unidos (64-50) y festejó el título en el estadio Luna Park.

La primera Generación Dorada del básquet nacional alcanzó el cielo con las manos aquel 3 de noviembre de 1950. La multitud, estimada en más de 15.000 personas, abandonó el escenario de Corrientes y Bouchard cantando y encendiendo diarios para celebrar la conquista. Por eso se conoció a la jornada como “La Noche de las Antorchas”.

En dicho plantel de campeones había un marcado acento villaparquense, ya que cinco de sus jugadores y el DT eran del club Gimnasia y Esgrima de Villa del Parque (GEVP).  Raúl Pérez Varela, Oscar Furlong, Roberto Viau, Omar Monza y Jorge Nuré eran los basquetbolistas, mientras que Jorge Canavesi, el técnico.

Oscar Furlong había sido elogiado por el técnico estadounidense luego de su actuación en los Juegos de Londres: “Es de los mejores del mundo, junto con nuestro jugadores”. En el ’50, el jugador de Villa del Parque estuvo en el quinteto ideal.

Antes de la generación dorada que fue primera en Atenas 2004 y segunda en el Mundial de Indianápolis en 2002 -entre otros logros- hubo un equipo nacional que quedó en la historia de este deporte. Era finales de los cuarenta y la realidad era diferente, el continente europeo salía de la dolorosa segunda guerra mundial, y comenzaba a respirarse aires de cambio. En este marco, y el de un congreso de la FIBA en 1948, es que el secretario general William Jones propuso organizar el primer Campeonato Mundial de Básquet en 1950.

Por las consecuencias de la guerra, se decidió que el torneo se disputara en América, y el país elegido fue la Argentina, ya que contaba con un buen equipo que había tenido un papel aceptable en los Juegos de Londres ’48 y con el apoyo político necesario. La sede elegida fue el mítico Luna Park, que albergó, una vez más, una pieza importante del deporte nacional. El torneo se llamó Primer Campeonato Mundial de Basket-Ball Libertador General San Martín, como homenaje por el centenario su fallecimiento.

Los países que formaron parte del Mundial fueron: Estados Unidos, Chile, Egipto, Francia, Yugoslavia, España, Brasil, Ecuador, Perú y Argentina.

La campaña del equipo fue:

  • Argentina 56 – Francia 40
  • Argentina 40 – Brasil 35
  • Argentina 62 – Chile 41
  • Argentina 66 – Francia 41
  • Argentina 68 – Egipto 33
  • Argentina 64 – Estados Unidos 50

Después de la obtención del título, los distintos integrantes del seleccionado fueron prácticamente obligados a desertar del combinado nacional por decisión de los gobiernos de facto de la década del ’60. El episodio está magníficamente retratado en el documental ‘Tiempo Muerto’, de Baltazar Tokman.

Continue Reading

Villa del Parque

El reconocido muralista Alfredo Segatori dibujó un simpático panda en Villa del Parque

Published

on

Mural Panda Villa del Parque

Los murales y el Street Art pisan fuerte y se hacen presentes en barrios de grandes ciudades del mundo, siendo cada vez más elegidos al momento de impulsar el desarrollo local, comunicar valores y conectar con la comunidad.

El “Panda Pandemial” como fue bautizada la obra, es llevada a cabo por el artista récord guinness Alfredo Segatori, quién con este mural ya acumula tres en su prontuario de la mano de la constructora. El anterior fue “Mirando Miranda”, la jirafa de 40 metros que se asoma en el barrio de Monte Castro.

“La idea siempre es la misma, darle un puchito, un valor agregado a lo que hacemos para que la gente se sorprenda, para que le guste, se sienta bien en la zona, algo le rompa un poquito el cotidiano y me parece que le suma a la comunidad y a nosotros como empresa dentro de la comunidad”, Ignacio Nocito Gerente Comercial.

Mural Panda Villa del Parque

Nocito Constructora apuesta una vez más al arte urbano con un mural de 10 pisos en plena Avenida Nazca, la nueva obra de un panda que toma mate.

Resalta la figura amistosa del panda y su buen humor sobre la Avenida Nazca 2725 e invita a soñar con volver poco a poco a la nueva normalidad. Plasmado en uno de los últimos edificios de la marca en el barrio de Villa del Parque.

“No está terminada todavía, me faltan unos retoques y después pasamos al otro lateral”, Alfredo Segatori durante la inauguración del mural.

A este concepto se le sumó el mate, símbolo argentino por excelencia, que se hace presente en espacios de encuentro y representa una invitación a largas charlas y momentos para compartir que vuelven a estar presentes en la vida de los porteños.

Nocito tiene más de 27 años de experiencia construyendo en la zona oeste de Capital Federal, siendo Villa del Parque su lugar de origen y donde se encuentra su oficina comercial, la cual también fue intervenida artísticamente este año con la representación del mismo barrio a escala.

Continue Reading

Villa del Parque

Se llevará adelante en GEVP el Torneo Nacional Federativo de Gimnasia Rítmica

Published

on

Entre los días 22 y 24 de Octubre se llevara acabo el Torneo Nacional Federativo de Nivel B – A y Age Group de Gimnasia Rítmica. Este torneo reúne a las mejores gimnastas de cada Federación de Gimnasia, en los Niveles mas altos de esta disciplina.

Es el último Torneo Nacional del año y de él surgirán las Campeonas y Subcampeonas Nacionales Federativas. En esta oportunidad le toca a la Federación Metropolitana ser la organizadora y la Sede del Club Gimnasia y Esgrima de Villa del Parque es el elegido para tamaño evento.

Tendremos gimnastas de Cordoba, San Luis, Misiones, Rio Negro, Santa Fe, bonaerenses y metropolitanas. Estos torneos pocas veces se ven en nuestra ciudad y nunca tuvo lugar en Villa del Parque, estamos todos muy ansiosos por recibirlos.

Continue Reading

Noticias más leídas

Editor Responsable: Leandro Barattucci - villadelparquein@hotmail.com - Domicilio legal: Llavallol 2900, CABA - Teléfono: 15.6.7645372 - Propiedad Intelectual N°: 5302802 - Visitas del mes de Septiembre: 32.427 Integrante de la Asoc. Civil Medios Vecinales - Integrante del Reg. de Medios Vecinales CABA