Connect with us

Comuna 15

Autoconvocados para pedir la apertura de las estaciones de La Paternal Y Villa Crespo

Published

el

Viaducto San Martin La Paternal

Vecinos realizarán una radio abierta el sábado 19 de diciembre para solicitarle al gobierno porteño la apertura inmediata de las estaciones La Paternal y Villa Crespo del tren San Martín. Además se busca intercambiar ideas para tratar de darle un uso auspicioso para los vecinos al bajo-viaducto del San Martín.

Desde el colectivo llamado “Ambiente y Espacio Publico CC15” realizarán una radio abierta el día 19 de diciembre en Avenida Corrientes y Dorrego para que los vecinos puedan opinar sobre que hacer con el bajo-viaducto del tren San Martín en su largo recorrido de 5 kilómetros.

“Desde este colectivo proponemos que sea transforme en un espacio publico y comunitario y que se destine a actividades productivas, culturales, sociales, artísticas y deportivas. Espacios verdes reales y disfrutables, que tanta falta le hacen a la ciudad.”, dicen desde Ambiente y Espacio Publico CC15.

Tambien pedirán por la apertura inmediata de las estaciones de La Paternal y Villa crespo que estan cerradas hace más de dos años, pese a que en teoría se restableció el servicio del tren San Martín luego de la apertura del viaducto que une Palermo y La Paternal.

Continue Reading
Advertisement

Deja tu comentario

Agronomía

La FAUBA no abre la Agronomía al público a pesar del reclamo de la comunidad

Published

on

Agronomía

Ante las nuevas restricciones por la pandemia, los espacios verdes de esparcimiento cobraron carácter de salud pública. Las actividades seguras permitidas por el Gobierno son pocas, entre las cuales se incluye permanecer al aire libre en los pulmones verdes en grupos de menos de veinte personas. Por esto, al pasar por la entrada del Parque Agronomía ubicado entre los barrios Parque Chas, La Paternal y Villa del Parque las personas se sorprenden de leer el cartel “Prohibido el ingreso y la circulación de público” hace más de un año. Según las fuentes oficiales consultadas en esta investigación, no hay políticas para que esto cambie.

Por Nicole Martin y Mateo Missio

El parque hoy llamado “Agronomía” y coloquialmente “la agrono” alguna vez fue el “Parque del Oeste” y ocupó 185 hectáreas. Figura en los mapas de la Ciudad desde 1887 y a partir de 1901 ocupó 30 hectáreas para educación agronómica, que actualmente es la Facultad de Agronomía y Veterinaria de la Universidad de Buenos Aires. Aunque el Parque Agronomía sólo contenía a la Facultad en una parte de su extensión, a lo largo de los años se vio recortado por distintas concesiones. Hoy en día, la Universidad de Buenos Aires tiene total autoridad sobre el predio, a pesar de que legalmente es de uso público, según su categoría dentro del Código Urbanístico de la Ciudad (zonificación Urbanización Parque).

En reacción al cierre del predio, personas de la comunidad vecinal decidieron organizarse en el Movimiento “Agronomía abierta” para exigir respuestas a la Facultad y a las autoridades del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. “Esto es una injusticia muy grande y nadie está haciendo absolutamente por visibilizarlo, por eso, nos vemos obligados a juntarnos y generar un reclamo genuino que presione a los actores locales para lograr la apertura del Parque Agronomía”, afirmó Sebastián Sansone, vocero del movimiento autoconvocado.

“Que el predio Agronomía permanezca cerrado viola el Código Urbanístico que establece la apertura y uso público de los parques de la ciudad y, por otra parte, están violando la Constitución porteña y el Plan Urbano Ambiental que pauta que no se pueden disminuir los espacios verdes de la ciudad“, declaró Jonatan Baldiviezo, abogado ambientalista y fundador del Observatorio del Derecho a la Ciudad.

Al consultar a la Facultad de Agronomía (FAUBA), voceros de la Dirección de Comunicación Institucional informaron que la Agronomía permanece cerrada porque “esto permite cumplir con los protocolos de control de COVID a sus docentes-investigadores, no docentes y estudiantes del último año que realizan actividades presenciales esenciales y asegurar el cuidado” (de la comunidad académica). “La Facultad está intentando controlar al máximo quién entra y quién no, obviamente preocupados por el covid”, afirmó Alan Hess, estudiante de FAUBA. En esta decisión, la Facultad se ampara en la Resolución del Consejo Superior de la Universidad de Buenos Aires y custodia la entrada principal con una garita de seguridad inaugurada en pandemia. En el mismo lugar, hay presencia cotidiana de la Policía de la Ciudad.

En cuanto al presupuesto de la Facultad, la Universidad de Buenos Aires otorgó fondos en pos de la vuelta a la presencialidad a sus unidades académicas. En el caso de la FAUBA, fueron 3,2 millones de pesos, utilizados para la adecuación de algunos edificios para el cumplimiento del protocolo y para cubrir parte de los gastos de sanitización, desinfección y limpieza. Sin embargo no hubo, según las acciones enumeradas por la FAUBA, financiamiento para la apertura del predio al público. Al ser consultados por este punto, la Dirección de Comunicación Institucional de la FAUBA declaró que “se han analizado diferentes alternativas” que no pueden divulgarse. Por su parte, una fuente del Rectorado de la UBA sentenció: “Por ahora FAUBA no se abre al público”.

“El rol municipal debería ser una pregunta importante”, declaró Carlos Carballo, docente de la Facultad de Agronomía, miembro de la Cátedra de Soberanía Alimentaria y organizador de la Feria del Productor al Consumidor en la Facultad de Agronomía, quien además mencionó que tradicionalmente “la municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires se ha desentendido totalmente” del mantenimiento del predio. En la misma línea, Hess mencionó que en la Facultad es frecuente escuchar quejas de parte un sector de la gestión de la FAUBA con respecto al gasto que les generaba en términos de personal no docente la limpieza del predio porque, aunque el parque es de uso público, no lo limpia el Gobierno de la Ciudad, sino que se ocupa el personal no docente de la Facultad.

Desde Agronomía Abierta destacan que los cierres de la Agronomía comenzaron mucho antes que la pandemia, con concesiones como al Hospital Tornú, al Club Comunicaciones o al cementerio de Chacarita. Pero especialmente hace dos años, los accesos al Parque comenzaron a limitarse más que nunca: “El cierre progresivo lo fuimos naturalizando en los barrios. Como cuando hicieron los módulos del CBC o cuando cerraron la entrada de la calle Zamudio. Década tras década, cada vez había menos espacio porque la Facultad iba abriendo materias, talleres y con esa excusa iban restando espacio público”.

El movimiento plantea que sus derechos ciudadanos están siendo vulnerados, por lo cual juntó más de 1.500 firmas por la apertura del predio y además envió cartas a la Decana de la Facultad de Agronomía, Marcela Gally, al Rectorado de la UBA, a la Secretaría de Ambiente del Gobierno de la Ciudad, a Horacio Rodríguez Larreta, Jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires, a la Secretaría de salud del mismo distrito y a la Defensoría del Pueblo. Sólo la última institución respondió.

Sobre este punto, Baldiviezo señaló: “No se entiende bien a qué protocolos hace referencia porque en los parques de uso público rigen los protocolos generales. En este sentido, si el planteo que hace la Facultad sobre la falta de recursos es comprensible, el Gobierno de la Ciudad podría hacerse cargo de garantizar el presupuesto correspondiente para la reapertura de este parque”.

Aunque se encuentre cerrada a la comunidad, según los informes de la misma Facultad durante la pandemia, nunca se interrumpieron las clases y en 2020 se dictaron 356 asignaturas de todas las carreras de grado y tecnicaturas con un total de 720 comisiones. Por ahora, sólo una parte pequeña de la comunidad académica ingresa a la facultad, más concretamente, personas que están haciendo investigaciones en alguna cátedra o campo experimental, amparados por el “Protocolo de Seguridad e Higiene emergencia sanitaria para el retorno de las actividades académicas prácticas de la UBA Pandemia COVID 19” dictado por el Rectorado de la UBA en diciembre de 2020.

Pero el parque es importante para la comunidad entera y especialmente para la aledaña al predio. Beto, un vecino integrante del Colectivo Barrio Rawson, señaló la importancia en conectividad que tiene la Agronomía: “El barrio vive en relación directa con el parque, porque nosotros teníamos salida a Av. Constituyentes y Av. Beiró por ahí, dos arterias principales de la ciudad que nos comunican con otros barrios, hospitales, escuelas, transportes, trabajos y demás actividades. Todos los que nos mudamos acá llegamos a un barrio que tenía esa conectividad y ahora está cortada. Además del espacio verde que es muy importante, nos cerraron las puertas del barrio”.

Sansone coincide: “Todos acá, mi papá, mi abuelo, los vecinos de este barrio y de barrios linderos crecimos en ese parque, andando en bicicleta. Le tenemos que contar a los chicos que cuando andan en bici se encuentran con un paredón, que nosotros cruzábamos a Parque Chas en diez minutos”.

Otro de los argumentos que sostiene el Movimiento “Agronomía Abierta” es que el parque es un espacio verde que no debe negarse a la comunidad. Desde el Observatorio del Derecho a la Ciudad, suman que según el Art. 27 inciso 4 de la Constitución de la Ciudad se debe aumentar progresivamente los espacios verdes en la Ciudad, lo que inhabilita la posibilidad de cerrar espacios verdes. Además, la Ciudad ya está en mora: la estadística oficial dice que en CABA hay 6 m2 promedio de espacio verde por habitante, mientras que la Organización Mundial de la Salud recomienda que el mínimo sea entre 10 y 15 m2, según un informe del proyecto Partícipes de Asuntos del Sur.

“Nosotros no estamos inventando un parque, sino que exigimos que se nos devuelva el derecho sobre el mismo”, dijo el vocero de “Agronomía Abierta”. Además, aclaró que la comunidad “no quiere que se vaya la UBA, sino que se respete el uso público del parque”. En contraste con estas afirmaciones, la Dirección de Comunicación de la UBA declaró: “Cabe señalar que nuestra relación con los vecinos ha sido y es buena. De hecho, en épocas normales, se permite la libre circulación de público, a pesar de que nuestro parque no es una plaza de la Ciudad de Buenos Aires, sino que pertenece a la Universidad de Buenos Aires”.

La comunidad vecinal convoca a reunirse todos los domingos a las 17 horas en la puerta principal del predio, ubicado en Av. San Martín y Nogoyá a seguir reclamando por la apertura de la Agronomía. Entre otras acciones disponibles para la Ciudadanía, el Observatorio al Derecho a la Ciudad enumera que se puede reclamar por vía administrativa al Gobierno de la Ciudad por la violación del código urbanístico; por otro lado se pueden presentar denuncias penales a los funcionarios de la UBA que están ordenando el cierre de una urbanización parque; y en tercer lugar se pueden presentar acciones de amparo ambientales solicitando a la justicia el uso del espacio verde.

*Esta investigación fue realizada por Nicole Martin y Mateo Missio y publicada de forma colaborativa por una coalición de medios integrada por La Brújula Barrial, Revista Colibrí, La Gaceta de Versalles, Palermo Mío, La Barriada, El Adán de Buenos Ayres, Palermo Online Noticias, La Bocina, Sur Buenos Aires, Periódico Voces de la Comuna 15, La Comuna 7, Tintas de Boedo, La Floresta, Parque Avellaneda Web, FM Trance, Bariloche en redes, Villa del Parque Info, Sesionar y Agencia Comunas. La nota puede replicarse en otros medios que incluyan este asterisco en el cuerpo del texto.

Continue Reading

La Paternal

Un descubrimiento arqueológico a la vista de todos en La Paternal

Published

on

Bodegas de La Paternal

Otro fantastico relato del artista y vecino Ezequiel Semo, que nos lleva mentalmente a otro La Paternal, las mismas calles pero muy distintas a las que conocemos y transitamos hoy. En este caso Ezequiel nos muestra un hallazgo arqueológico, vías que servian para transportar el vino desde la estación de tren La Paternal hasta las bodegas.

Este relato podría ser la continuación de otra gran historia que publicamos hace algunos meses titulado “El último reducto del vino en la estación La Paternal”.

Algunos recuerdos sobre este desvío y Paso a Nivel (PAN)

Vías que aún se conservan en la calle Espinosa al 2800 (Entre 12 de Octubre y Punta Arenas). Las mismas pertenecían al desvió que, desde la playa de carga de la estación La Paternal, se desprendía y cruzaba esta calle hacia las bodegas de Escorihuela y Gargantini, ubicadas sobre la Avenida San Martín.

Vias arqueólogicas La Paternal

En 1996/1997, junto a un amigo nos acercamos hasta esta zona y caminamos por el desvío en dirección a la playa de cargas, era un pasadizo en curva, generado entre dos bodegas, pasto muy crecido, basura, ya no estaba en uso. Empezamos a caminar y apareció un hombre que nos echo amenazándonos con una botella de sidra a modo de escopeta, salimos rajando!

A partir del año 2002 ya manejaba y siempre para volver a casa desde la zona de Villa del Parque tomaba las calles Punta Arenas – Espinosa. El PAN estaba destrozado, había que pasar muy despacio con el auto, aún conservaba las vías que fueron sepultadas bajo el asfalto años después y uno de los parantes de una, ya desaparecida barrera.

En una de las charlas con Omar Gutierrez, último Jefe de la estación La Paternal, le pregunté si al pasar un tren por este desvío había que enviar desde la estación un guardabarrera para parar el transito y me respondió y confirmó que se enviaba un cambista que era el que aseguraba el paso del tren vinero.

La vista aérea es de 1940 y la tomé del mapa interactivo del GCBA, donde vemos el desvío que se desprende de la playa y el PAN en la calle Espinosa.

Continue Reading

La Paternal

Argentinos Juniors asoció a siete personas desaparecidas en la ultima dictadura cívico militar

Published

on

Comision de Derechos Humanos Argentinos Juniors

La Asociación Atletica Argentinos Juniors entregó carnets de socios a los familiares de siete hinchas desaparecidos en la ultima dictadura civico militar. Es una reparación histórica que contribuye a la reconstrucción de las identidades de los desaparecidos, pero también a la identidad cel club.

La propuesta fue presentada por la Subcomisión de DDHH quien agradecen profundamente a “todas las personas que hicieron posible este logro, que es el reflejo del trabajo y el esfuerzo colectivo por un club con historia, memoria, verdad y justicia.”

El proyecto:

El presente proyecto propone la asignación del estatus social de la asociación atlética argentinos Juniors a todas aquellas personas que hayan sido desaparecidas asesinadas en la última dictadura cívico militar y hayan sido hinchas de nuestro Club.

A 45 años de padecer como sociedad el terrorismo de estado, es sencillo y se toma indispensable plantear este proyecto en atención que a partir de la rehabilitación de los Derechos Humanos, instalados en nuestra Constitución nacional desde el año 1994, sentimos la necesidad de evitar procesos de despersonalización y despojo de historicidad para con las víctimas del accionar represivo del Estado.

Ante ello, debemos Resaltar que en función de los orígenes de la Asociación Atlética Argentinos Juniors y conformación como asociación civil, es necesario reivindicar el proceso identitario de cada una de las víctimas, impidiendo de esta forma que la aniquilación material se suma a las simbolida; reconocer que el terrorismo de estado no se limitó a ejercer la desaparición material sino también a generar una marcada escisión con la personalidad e historia de cada una de ellas.

Al día de hoy poseemos información sobre siete personas en esta condición:

  • Américo Marchetti
  • Ernesto “Jaio” Szerszewiz
  • Gregorio Nachman
  • Guillermo “Willy” Moralli
  • Héctor Horacio Moreira
  • Julio Néstor Sanmartino
  • Raymundo Gleyzer
Continue Reading

Agronomía

El hospital escuela veterinario de Agronomía restablece gradualmente la atención

Published

on

Hospital escuela Veterinario Agronomía

Con capacidad reducida, debido a las limitaciones que impone la situación sanitaria, el Hospital Escuela de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UBA comenzó a restablecer gradualmente la atención.

Inicialmente se atiende exclusivamente en el servicio de Clínica Médica, con sus servicios de apoyo, Laboratorio, Radiología, Ecografía, Cardiología y Cirugía. Los turnos se otorgan únicamente a través de un nuevo sistema online. Tenés que ingresar al Portal de la Facultad, a la siguiente dirección: http://turnos.net01.fvet.uba.ar y crear un usuario.

Si tu animal de compañía ya ha sido atendido con anterioridad en el Hospital, entonces debes ingresar el número de Historia Clínica. De lo contrario, te registras con tu número de documento. El sistema te enviará un enlace de validación a tu correo electrónico, y te irá guiando para que puedas seleccionar la opción de turno disponible que consideres más conveniente.

  • El horario de atención es de lunes a viernes, de 9:00 a 16:00.
  • Recordá que el cumplimiento de los protocolos de seguridad es tarea de todos.
  • Sólo se atenderá a un paciente por turno, sin excepciones.
  • Presencia de sólo una persona por animal.
  • Cumplí y hace cumplir las medidas de seguridad establecidas por los protocolos vigentes.
  • Ingreso de perros con correa y bozal (no se aceptará el uso de cintas como bozal) y de felinos en bolsa transportadora.
  • Presentación de certificado de vacuna antirrábica vigente.

En Agronomía se encuentra el hospital escuela de mascotas más importante de la Ciudad

Continue Reading

La Paternal

El último reducto del vino en la estación La Paternal

Published

on

Ultimo Reducto del vino en La Paternal

El artista y vecino Ezequiel Semo nos comparte un hermoso relato sobre el último reducto del vino en La Paternal, un mundo postergado de adoquines, galpones y vino en damajuanas que supo ser escenario de una pujante industria vitivinícola. Reproducimos textual.

Movilizado por los relatos de Omar Gutierrez, Walter Gustavo Pereira, Dante Sassola y Oscar Rojas, ferroviarios que trabajaron en la estación La Paternal en los últimos años de Ferrocarriles Argentinos (FA), semanas atrás visité y caminé por lo que queda de la playa de cargas de esta estación.

Aunque ya no hay movimiento ferroviario se pueden descubrir y señalar muchas huellas de él: ante todo los imponentes dos galpones (los N° 1 Y N° 4) que subsisten de cuatro construidos originalmente por el Ferrocarril B. A. Pacifico. Si bien estas dos moles de chapa se pueden ver desde Trelles, Añasco o desde el tren, vale la pena entrar al predio y observar de cerca todos sus detalles constructivos.

Ultimo Reducto del vino en La Paternal

En el N° 1 todavía queda la estructura de lo que fue la oficina de cargas: En el exterior un mástil, algunas ventanas y en su interior una balanza. Por último, se puede transitar por las dos avenidas empedradas que permitía la logística de carros, hoy camiones. El movimiento era el siguiente: de un lado de los galpones dos vías permitían descargar la mercadería de los vagones al galpón y del otro las avenidas permiten pasar esos materiales a carros y camiones. Los galpones están elevados para permitir el movimiento Vagón- Galpón Camión.

En el galpón N°1, donde funcionó hasta 1993 la oficina de cargas, entre bolsones de materiales de la construcción, expresos y transportes, queda un sector donde se sigue vendiendo vino en damajuana: desde San Juan y Mendoza a La Paternal. Oscar es quien lo atiende. Entrar a estos galpones supone de base una actividad física, ya que están elevados, luego, al ingresar podemos encontrar el centenario adoquinado de madera que subsiste en algunas partes del piso, arriba, plafones enlozados originales que aún dan luz, y algunos otros detalles que me fue mostrando Oscar como los números pintados a mano sobre las vigas de madera, que permitían ordenar bultos indicando sectores a ocupar en los galpones.

Ultimo Reducto del vino en La Paternal

Mientras caminábamos entre pilas de damajuanas en su vinería del el galpón N°1, Oscar me contó que siempre estuvo unido al Ferrocarril San Martín, ya que sus padres eran oriundos de Vicuña Mackenna y su papá era mozo de la cooperativa de coches comedores. Oscar empezó a trabajar en el comercio del vino a sus dieciocho años en la estación Muñiz. También me describió como antes, en La Paternal, había venta de conservas (Tomates, aceitunas) de cuyo, y otros muchos sectores que también vendían vino como él.

Recordemos que este fue uno de los productos por excelencia que el San Martín transportaba de Mendoza y San Juan a La Paternal, tanto a granel para envasar como ya envasado en origen. El fotógrafo Dario Saidman vivió muchos años en el barrio, me contó: “Yo tengo recuerdo, a fines de los 80… muchísimas veces en Palermo, en La Paternal generalmente, de ver pasar los vagones… y todos los toneles vineros… el olorcito a vino que dejaban era muy…. perfume del Ferrocarril San Martín.”

Ultimo Reducto del vino en La Paternal

Hasta el 2003 aproximadamente Oscar recibía dos vagones cada quince días con damajuanas. En ese mismo año se cortó el tráfico ferroviario y ahora el vino llega en camiones. Yo recuerdo que hasta hace unos años era común ver en Palermo bajo nivel y en los arcos de la estación Palermo, los negocios de venta de vino en damajuana y conservas.

Creo que el negocio de Oscar es el último reducto de un mundo vitivinícola ligado al Ferrocarril San Martín en la ciudad de Buenos Aires y queda en La Paternal.

Agradecimiento: Oscar, Jorge Arias por contactarme con Walter Gustavo Pereira, a Eliana Altamiranda(Omar Gutierrez), Dante Sassola, Oscar Rojas.

Seguir leyendo sobre: Las bodegas de La Paternal, de una industria pujante del vino a depósitos y estacionamientos

Bodegas de La Paternal
Continue Reading

banner gcba

banner Septiembre

banner gcba

Noticias más leídas

Editor Responsable: Leandro Barattucci - villadelparquein@hotmail.com - Domicilio legal: Llavallol 2900, CABA - Teléfono: 15.6.7645372 - Propiedad Intelectual N°: 5302802 - Integrante de la Asoc. Civil Medios Vecinales - Integrante del Reg. de Medios Vecinales CABA