Connect with us

La Paternal

La cueva de La Paternal donde los mayores de 30 reviven su adolescencia con flippers y videojuegos vintage

Published

el

Es la música del Playland de Monroe y Triunvirato (Villa Urquiza), de “los Play” de Paysandú y Espinosa (La Paternal) o de los “Peor es nada” de Beiró y Gualeguaychú (Villa Devoto). Y de tantos recuerdos más. Pero el frente es el de cualquier casa. La puerta de Añasco al 2200, en La Paternal, se abre y todo cambia. Es como si el mundo retrocediera 30 o 40 años. La musiquita es la misma. Y la cara de los que están frente a las 20 máquinas de arcade y flippers, también. Parecen embobados. Lo único que cambia es la edad. Ahora tienen entre 40 y 50.

“Nosotros vendemos nostalgia”, aclara Eduardo Fabricante, responsable de todo lo que pasa aquí adentro. El lugar se llama Clarck Entertainment. Se dedica a la venta, reparación y alquiler de arcades y flippers. O, como las llaman ellos, “máquinas de entretenimiento vintage”.

Hoy, un sábado a la tarde de verano, Eduardo cumple con un pedido que le hacían por redes sociales. “Ofrecemos el salón para eventos -cuenta Fabricante- Las empresas nos contratan y traen a su personal. También tenemos clientas mujeres que les regalan a sus maridos el alquiler del salón para el cumple de 50. Vienen a jugar con amigos. Pero muchos nos preguntaban si lo podíamos abrir para el público. Que querían venir solos o en grupitos chiquitos. Y decidimos probar. Es que es el ámbito en el que se juntaban muchos tipos que hoy tienen 40 o 50 años. Donde paraban con sus amigos. Para ellos es nostalgia pura”.

Por $ 750 por persona, se puede jugar en forma ilimitada con las 20 máquinas que hay en el lugar. La casa se parece a uno de los tantos “fichines” que hubo en la Ciudad y el Gran Conurbano. La Costa también se caracterizó por tenerlos, en sus peatonales. En este reducto de La Paternal, el servicio es completo: está la parrilla llena y se puede jugar tomando una lata de cerveza.

Diego Maidana dice que sus primeros “videos” fueron los de San Martín y Urquiza, en Caseros. Que después abrió un local a dos cuadras de su casa, donde empezó a pasar el tiempo con amigos. Y a los 13 o 14 llegó “la aventura” para un pibe como él: subirse al 146, bajarse en el centro, caminar hasta Lavalle y jugar toda la tarde en los Sacoa. Ahora pasaron cerca de 30 años y Diego está sentado, relajado, con una cerveza en la mano. Jugó casi tres horas a los flippers. Como ayer. La última vez, recuerda, había sido hace siete años. De casualidad encontró uno en el shopping de Devoto y se compró una ficha.

Ni bien entró, sacó su teléfono celular y grabó un video sobre el lugar. Se lo envió a sus amigos. A los mismos con los que paraba en los “fichines” de Caseros. “Se volvieron locos. ¡Nos pasábamos la tarde entera en ese lugar! Yo sabía que me iba a encontrar con gente así acá, cuarentones”, cuenta.

Diego vino con su hijo, que tiene 12 años. Quería compartir la tarde con él. Contarle qué hacía y cómo se divertía su papá a su edad. Y aprovechó para enseñarle ciertos tips. Lo paró frente a un flipper y le enseñó cómo parar la bola, cómo hacer un pase de bola, cómo hacer para sentir que los palos son la prolongación de sus manos y cómo llegar con más potencia a la lucecita a la que hay que apuntar. El nene dice que le agarró rápido la mano. Y que le gustó más que jugar a la Playstation.

Pero ahora el que habla como si fuera un nene es Diego, que trabaja en Informática. “Con una ficha podía jugar dos horas seguidas en un flipper. Les tenía la mano”, dice y se pone a contar los trucos para ganar bonus y recibir bolas extras. Por último, comenta que se compraría su flipper preferido. Pero que vale más caro que su auto: cotiza a 465 mil pesos.

Fabricante, el dueño de todo, dice que hay grupos de amigos que hacen una vaquita y cierran el lugar para ellos. Durante cuatro horas se turnan para pasar por todas las máquinas y hacen competencias. Juegan solos o de a dos. Y la suelen hacer completa: contratan un servicio de catering para compartir una comida o una barra de tragos.

Gerardo Subirana se toma un descanso. Acaba de hacer una de las cosas que más le gustan en la vida: jugar al Bubble Bobble. Empezó en unos videos de Lugano, su barrio. Años después se mudaría a Dynos, un local de Rivadavia y Nazca. Se pasaba los sábados a la noche frente a ese juego, rodeado de fanáticos como él. También se daría el gusto de conseguir un trabajo en unos “fichines”. Ahora trabaja de operador de radio.

En la pausa, muestra su celular. Abre Facebook. Un recordatorio de hace 7 años le muestra lo que publicó un día como hoy: “Ayer fui por el barrio de Flores y a mi infancia y a mis sábados a la noche los encontré en un container. Mucha gente también lo va a recordar. Hablo del local Dynos. Cerró en noviembre. Esta foto lo dice todo…”. En la foto, los restos del local estaban sobre un container. En el cierre del local, el dueño decidió venderle los juegos a sus clientes. Se los ofreció a todos. Los que pudieron, compraron.

En Facebook se puede leer otra frase que se refiere a su pasión. Es con una imagen del Bubble Bobble. “Dicen que todos tenemos un amor. Este es mi amor de la infancia y juventud. Desde 1986 seguimos juntos (SIC) y nos reencontramos por fin en un local de juegos”.

Hoy cuesta cada vez más generar ese reencuentro, porque el juego está disponible en muy pocos lugares. Y el ambiente es distinto. Una de esas cuevas queda en Rivadavia y Boedo. Es un bar donde se puede comer y hay un par de máquinas. Por la misma avenida, cruzando la General Paz y a la altura de Ciudadela, existe otra opción. Lo de esta tarde, afirma Gerardo, es lo más parecido a la verdadera esencia de los videojuegos.

Las mujeres son pocas. Cuatro, cinco, mezcladas entre treinta hombres. “Kamu” es una de ellas. Nació en Tailandia y aterrizó de bebé en Buenos Aires. Los primeros videos a los que llegó quedaban en Barracas, sobre la calle Piedras. Ahí la llevaba su papá. De adolescente empezó a parar en “Playland”, de Flores. “Era un lugar de encuentro para un montón de fanáticos. Ahí podías conocer aficionados del barrio o que estudiaban o trabajaban en la zona. Otros venían de otros barrios directamente a competir”, recuerda.

“Kamu” está acompañada por su novio. En la que fue la primera salida, él contó que tenía flippers en su casa. “¿Te gustan los flippers?”, preguntó ella, sin poder creer la coincidencia. Esa alegría la había llevado a preguntar algo obvio. No los iba a tener a modo de decoración… Desde ese día, cada noche que se ven en lo de su novio, juegan juntos. Compiten.

“Pero no es lo mismo que lo de hoy”, aclara ella. Vinieron a buscar eso que es imposible generar en una casa: el ambiente. “Acá hay gente, hay ruido, hay competencia con gente que no conocés, hacés amigos”. Todo lo mismo que veinticinco años atrás la hicieron parar en los “Playland” de Flores. La nostalgia es algo que no entiende de tiempos ni de edades.

Continue Reading
Advertisement

Deja tu comentario

La Paternal

Las bodegas de La Paternal, de una industria pujante del vino a depósitos y estacionamientos

Published

on

Bodegas de La Paternal

Gracias al Ferrocarril, en La Paternal se desarrolló la industria vitivinícola. De Cuyo a la Capital Federal el Ferrocarril B. A. al Ferrocarril Pacífico y luego de 1948, el San Martín, traía el vino a granel en sus vagones tanques hasta algunos puntos ferroviarios como Sáenz Peña, La Paternal y Palermo.

El vino era descargado y por medio de vino-ductos distribuido a edificios donde era embotellado. En 1984 la aparición de la ley 23.149, obligó al envasado en la zona de origen. Al año siguiente los vinos despachados a granel representaban menos de la mitad del total, de esta manera comienza la decadencia de nuestras bodegas y del servicio de cargas ferroviario hacia el barrio de La Paternal.

De la playa de carga de La Paternal, se desprendía un desvío que cruzaba la calle Espinosa (Todavía se ven las vías) hacia una de las bodegas asentada en lo que fue una de las primeras canchas de Argentinos Juniors.

Bodegas de La Paternal

En La Paternal teníamos la Giol con su Vino Toro, la Crespi, Gargantini, Escorihuela, entre otras: sobre la avenida Warnes, Espinosa, M. R. Trelles, Añasco, Maturín, Arregui y la Avenida San Martín se encontraban estos establecimientos que hoy son cáscaras vacías en venta, depósitos de Supermercados, templos evangélicos o sucursales de transportistas.

Bodegas de La Paternal
Local de SOEVA, Av. Warnes 1834, año 1997 (Mapa interactivo GCBA). En el frente conserva las letras de hormigón con las siglas del Sindicato. Posteriormente las quitaron.

Otro dato interesante es que en esta zona está el edificio de SOEVA, el Sindicato de Obreros Vitivinícolas y Afines, sobre la avenida Warnes. Frente a las vías.

Por Ezequiel Semo

Ezequiel recibe fotos, documentos y anécdotas al respecto en ezequielsemo@gmail.com

Otras colaboraciones de Ezequiel Semo

Continue Reading

La Paternal

La Paternal: te contamos dónde queda uno de los túneles verdes más lindo de la Ciudad

Published

on

Con sus copas de hasta 20 metros de altura, forman arcos verdes que brindan sombra, aroma natural y embellecen las calles porteñas.

En ocasiones, la naturaleza se convierte en su propio arquitecto y da forma a obras vivas que alcanzan su máxima expresión en la primavera. Son muchos los barrios porteños que lucen túneles verdes, formados por árboles de alineación que fueron plantados a ambos lados de las calles. Sus copas, frondosas durante la primavera, se funden y forman vistosos arcos de hojas.

“Los árboles son un importante patrimonio de la Ciudad, no solo tienen valor ornamental sino que brindan importantes beneficios y mejoran la calidad de vida”, explica Facundo Carrillo, secretario de Atención y Gestión Ciudadana del Gobierno de la Ciudad. Y subrayó: “Junto a las Comunas de la ciudad trabajamos para cuidar nuestros árboles durante todo el año y disfrutarlos en las estaciones más calurosas”.

Las tipas, los plátanos y los ibirá pitá son árboles vistosos y de gran porte, soportan las tormentas fuertes y se adaptan al tejido urbano. Son especies aptas para las grandes ciudades, ya que con un trabajo de mantenimiento adecuado y continuo – que incluye la plantación, corte de raíces, reparación de planteras y poda- se asegura que el crecimiento saludable del ejemplar.

Los beneficios son múltiples, no sólo embellecen la Ciudad con sus flores y follaje, también moderan temperaturas y vientos, favorecen el escurrimiento superficial, oxigenan el aire reteniendo carbono, retienen polvo atmosférico y amortiguan la contaminación sonora y visual.

El túnel verde más extenso de la Ciudad se encuentra en el barrio de Caballito. A lo largo de la avenida Pedro Goyena, desde avenida La Plata hasta Alberdi. Son un total de 350 tipas que le dan forma de pasaje verde y la impregnan con su aroma fresco. En algunos tramos los ejemplares alcanzan los 24 metros de altura.

Originarias de las yungas de Tucumán, Salta, Jujuy, y de Brasil, Bolivia y Uruguay, las tipas también son las protagonistas del corredor que se extiende en Belgrano R, desde Melián al 1800 a lo largo de cinco cuadras. Frente a las casonas de aire inglés, bordeando el empedrado de la calle, el arco verde completan una imagen de postal.

Los plátanos, una especie arbórea con importante presencia en la Ciudad, generaron los túneles naturales de la avenida Caseros y la avenida Warnes en La Paternal. Avenida Warnes (entre Constituyentes y Chorroarín) reúne más de 100 de los 36.347 plátanos censados en la Ciudad.

En Parque Patricios, frente al espacio verde, 120 plátanos formaron el túnel que supera los 15 metros de alto. Los plátanos pueden crecer hasta 25 metro de alto y se caracterizan por generar sombra fresca y tener un efecto “descontaminante”, ya que sus hojas pueden fijar el polvo.

Avenida Forest se destaca por su corredor de Ibirá Pitá, una especie exótica que cuenta con menos de 500 ejemplares en la ciudad. Entre La Pampa y Avenida de Los Incas se concentran 20 de ellos.

Todos estos atractivos naturales reunidos en una misma ciudad invitan a realizar un recorrido con ánimo botánico. Los árboles de alineación que se disponen en serie sobre las veredas, forman los arcos verdes, obras de arquitecturas naturales que en los próximos días alcanzarán su máximo esplendor.

La Secretaría de Atención y Gestión Ciudadana está desarrollando desde comienzo de año la campaña de mantenimiento de arbolado 2018. Con el interés puesto en el cuidado de la salud de los árboles y la seguridad de los vecinos, se conformó un equipo de 100 ingenieros agrónomos que provienen de la UBA, de la Facultad de Ciencias agrarias. Ellos son los responsables técnicos y fiscalizan la tarea en conjunto con las Comunas de la Ciudad.

Los trabajos de mantenimiento incluyen la plantación, corte de raíces, reparación de planteras y la poda de árboles de manera gratuita en las 15 comunas porteñas. Este año finalizará con la plantación de 7038 nuevos ejemplares y con la mejoramiento de 70 mil árboles. La ciudad diseñó un plan quinquenal, plazo en que se realizará un mantenimiento sobre la totalidad del arbolado urbano.

Continue Reading

La Paternal

La policía de la ciudad secuestró más de 1200 autopartes robadas en La Paternal y Villa Crespo

Published

on

Taller autopartes

Fue el resultado de dos allanamientos simultáneos realizados en un local de La Paternal y un depósito de Villa Crespo. Las piezas eran vendidas al público como nuevas.

El pasado mes de enero la Fiscalía Penal Contravencional y de Faltas Nº 8 a cargo del Dr. Vence encomendó a la Policía de la Ciudad investigar la procedencia de las autopartes vendidas por un negocio del barrio de La Paternal, por una posible infracción a la Ley Nacional de Comercialización de Repuestos Usados Automotores N° 25.761.

Las tareas investigativas llevadas a cabo por la División Sustracción de Automotores rápidamente revelaron la existencia de un depósito clandestino en Villa Crespo, en donde se acopiaban aproximadamente 8.000 autopartes, muchas de ellas posiblemente provenientes del robo y desarme de automóviles y camionetas, que luego eran publicadas en internet y vendidas enmarcadas como nuevas en el local ubicado en el polo comercial de la avenida Warnes.

A la luz de las pruebas obtenidas la fiscalía solicitó al juzgado las correspondientes órdenes de allanamiento, las cuales fueron cumplimentadas simultáneamente en la calle Sunchales al 600 y Fragata Sarmiento al 2400 por la División Sustracción de Automotores de la Policía de la Ciudad, con colaboración de personal de la Subsecretaría de Seguridad Ciudadana, Programa de Lucha Contra la Venta Ilegal de Autopartes.

El saldo de los operativos arrojó un lote de aproximadamente 1.250 autopartes secuestradas, conformado en su mayoría por repuestos de carrocería, como puertas -más de 300-, 35 capots, 75 portones traseros y tapas de baúl, 92 guardabarros y 37 paragolpes. Muchas de estas piezas estaban identificadas con el grabado de autopartes obligatorio RVA o se lo habían limado intencionalmente. Al ingresar los datos al sistema surgió que en varios casos pertenecían a rodados con pedido de secuestro por robo.

Además fueron incautados 90 espejos, 95 ópticas y faros traseros, 70 tableros de instrumentos, 41 radiadores, 20 volantes con airbag, 20 butacas, neumáticos, llantas y aproximadamente 80 repuestos de motor como cajas de dirección, burros de arranque, partes de suspensión, compresores de aire acondicionado, alternadores, y otros 500 despieces menores.

También fue hallada una importante cantidad de herramientas, entre las que se destacan un pico de corte de metal con manguera, dos manómetros, un tanque de oxígeno y una garrafa autógena, todos elementos utilizados para cortar y reducir vehículos robados

Continue Reading

La Paternal

Vecino pide que se conserve la historica estación La Paternal del tren San Martín

Published

on

Mi nombre es Ezequiel Semo vecino del barrio de La Paternal, CABA. Les escribo ya que me gustaría informarles la tremenda situación de vulnerabilidad en la que se halla La Estación La Paternal del Ferrocarril General San Martín.

Esta estación fue inaugurada en julio de 1904 por el Ferrocarril Buenos Aires Al Pacifico y guarda la energía fundacional del barrio. Es junto con algunas bodegas que están en la zona, ejemplo de la arquitectura industrial presente en nuestro barrio.

Lamentablemente, todos los edificios periféricos que conformaban el cuadro de la estación fueron, desde septiembre de este año a la fecha, demolidos sin pena ni gloria: el abrigo de construcción seca del andén ascendente (A Pilar), los baños de damas y caballeros y la faroleria. Todas estas construcciones fueron destruidas sin dejar huellas más que unos cuantos y penosos cúmulos de escombros.

Sector ex vivienda del JEFE de estación vista desde la Avenida Warnes. Septiembre 2017.
Foto: Ezequiel Semo

Nos encontramos hoy en día con que al sector de la estación que fuera la casa del JEFE le han quitado los techos de chapa acanalada para bajarle la cota a las dos aguas. De esto hace ya dos semanas (04/12/2018). Ya van unos cuantos días de lluvias.

Todo este sector que menciono cuenta con un piso de pinotea original que al 21 de Septiembre de 2017 se encontraba en excelente estado de conservación.

La obra del viaducto del Ferrocarril General San Martín se está desarrollando sin tomar en cuenta las construcciones históricas que están en la traza ferroviaria Palermo – La Paternal y que forman parte de nuestro patrimonio histórico. También ya demolieron el cabin de señales de la estación Villa Crespo (Ex Chacarita).

Picaporte original. La mayoría de las puertas contaban con estos objetos hasta septiembre de 2017. Foto: Ezequiel Semo

Es notorio que la obra del viaducto no contiene paralelo a su desarrollo un plan de preservación de la estación La Paternal. Un plan que contemple la limpieza de las canaletas para que el agua drene bien, la protección del ornamento de madera.

Un claro ejemplo de protección, sería que si le quitan las chapas y no las vuelven a colocar en lo inmediato, por lo menos cubran con una lona para que proteja la entrada de la lluvia al interior. ¿O no es menester conservar su piso original?

También hemos visto que algunos picaportes originales faltan.

Interior de la vivienda del JEFE. Septiembre 2017. Foto: Ezequiel Semo

Hay responsables: AUSA, El GCBA, Trenes Argentinos, ADIF SE y la empresa constructora Green SA. De esta desidia no hay vuelta atrás. Y es importantísimo poder conservar estos edificios pues nos llevan a la reflexión, nos cuestionan y son portadores de historia. Además ofrezco mi conocimiento sobre la historia de este edificio, fotografías e impresiones que serían de utilidad en caso de preservar la estación.

FACEBOK: No demuelan la estación La Paternal

Pueden consultar novedades en FACEBOK: No demuelan la estación La Paternal.

Muchisimas gracias.
Ezequiel Semo.

Continue Reading

La Paternal

Además del museo de Maradona en Villa del Parque, ahora Inauguraron un monumento y un mural

Published

on

El legislador porteño Roy Cortina y la Junta de Estudios Históricos de La Paternal y Villa Mitre, inauguraron una estatua de Diego Maradona en La Paternal, en el marco de un nuevo aniversario de su nacimiento.

Diego Armando Maradona cumplio 58 años, y por tal motivo se desarrolló un acto homenaje donde se descubrió una estatua y un mural en pleno barrio de La Paternal. Además ambas obras fueron declaradas “de interés cultural” por la Ciudad de Buenos Aires a instancias de un proyecto del legislador socialista Roy Cortina.

Estas obras se suman al museo que Maradona tiene en Villa del Parque en dónde fue su primera casa como jugador profesional. La estatua es una escultura de cuatro metros en altura realizada sobre una estructura de hierro en resina acrílica con fibra de vidrio en color bronce molido y pigmento dorado. “Representa el momento en que arranca su carrera contra los ingleses, el camino a la gloria”, explica el escultor Jorge Martínez, que buscó inmortalizar la fuerza imparable que conmocionó en México 86.

En tanto, el mural tiene unos doce metros de alto y fue realizado por los artistas Mariano Antedoménico y Pablo Cano.

Tanto la estatua como el mural están ubicados en la terraza de la sede de la Junta de Estudios Históricos, en la intersección de Álvarez Jonte y Gavilán, y a 100 metros del estadio de Argentinos Juniors que lleva el nombre Diego Armando Maradona.

Recuperan Una Casa Donde Vivió Maradona En Villa Del Parque

Casa donde vivió Maradona en Villa del Parque

Casa donde vivió Maradona en Villa del Parque, Lascano 2257.

La propiedad que el Club Argentinos Juniors le cedió a Maradona en el 78 fue recuperada por la agrupación “De Paternal Vengo” para armar un museo sobre los inicios del ex jugador.

La casa está ubicada en Lascano 2257 en el límite con el barrio La Paternal y a cinco cuadras del estadio de Argentinos Juniors. El 19 de octubre de 1978, su inquilino más célebre durmió en ella por primera vez. Estaba a punto de cumplir dieciocho años.

El lugar abre de martes a sábado, de 10 a 18. ($200 para argentinos y residentes; $250 para extranjeros; $100 para socios de Argentinos Juniors, y menores de 12, gratis). Si todo sale como planean los Pérez, la estatua podrá visitarse en un futuro cercano.

Diego había debutado en Primera casi exactamente dos años antes de aquella primera noche en la casa de Lascano: el 20 de octubre del 76, con quince años y haciendo malabares con la pelota en los entretiempos de los partidos. Vivió hasta fines de 1980, al año siguiente, lo vendieron a Boca.

Continue Reading

banner gcba

banner Nacion Mayo

Noticias más leídas

Editor Responsable: Leandro Barattucci - villadelparquein@hotmail.com - Domicilio legal: Llavallol 2900, CABA - Teléfono: 15.6.7645372 - Propiedad Intelectual N°: 5302802 - Integrante de la Asoc. Civil Medios Vecinales - Integrante del Reg. de Medios Vecinales CABA - Visitas mes de febrero: 48053