Connect with us

Ciudad

La feria en bici que recorre el centro porteño para ofrecer comida saludable

Published

el

Desde este viernes, la Ciudad tiene su Feria Itinerante de Abastecimiento Barrial número 39. Pero es muy diferente a las demás: fue bautizada como “Feria en Bici” y recorre el centro porteño ofreciendo snacks, comidas y bebidas saludables. Y esa no es su única particularidad: la atienden jóvenes de los barrios 31​ y Rodrigo Bueno, que recibieron cursos de capacitación en ventas y manipulación de alimentos.

Después de algunas pruebas en diciembre, el Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana de la Ciudad lanzó esta nueva feria oficialmente. La idea es que la gente que trabaja en el centro o transita por él pueda acceder a fruta fresca o ensaladas de frutas; bebidas, jugos y helados; frutos secos y snacks saludables y viandas vegetarianas y veganas. Se puede pagar en efectivo, tarjetas de crédito o la Ciudadanía Porteña, o a través de Mercado Pago.

La Feria en Bici, que este viernes estuvo en Plaza Roma, funcionará de lunes a viernes de 9 a 19. Los lunes estará en la plaza Héroes de Malvinas (Defensa y Alsina); los martes en la Roberto Arlt (Rivadavia y Esmeralda), y los miércoles en la San Nicolás (Corrientes entre Reconquista y San Martín). Los días jueves se la podrá encontrar en avenida Santa Fe entre Esmeralda y Maipú, y los viernes, en Alem entre Lavalle y Tucumán.

Para la gente que trabaja en el centro, es una buena opción para almorzar sano y a un precio razonable. Por ejemplo, hay un combo que incluye una ensalada caesar y un agua mineral sin gas a $ 220.

Los cuatro puestos rodantes de la Feria en Bici están a cargo de diez jóvenes estudiantes de los barrios 31 y Rodrigo Bueno. Todos fueron seleccionados por la organización social “Maravilla”, que ofrece cursos de capacitación abierta en esos barrios sobre “Manipulación de alimentos”, “Habilidades de Ventas” y “Sistema de Pagos”. El objetivo de este programa es asegurarles a los participantes un ingreso económico para que puedan finalizar sus estudios secundarios y facilitarles el ingreso al mundo laboral.

“Maravilla” también es la que provee las bicis que se usan como puestos. Son bicicletas de tres ruedas, con un techo que sirve como resguardo del sol o de la lluvia. En el medio cuentan con un cajón donde se guardan los productos, y cuya parte superior funciona como un mostrador.

“Esta feria es más chiquita que las demás y con bicicletas -cuenta Pablo Simón, de la organización “Maravilla”-. Tiene una oferta parecida a la de un kiosco, pero saludable. Hay jugos orgánicos de frutas, como uno natural de manzana a $ 40, alfajores de almendras, frutas sueltas, viandas. Todos son productos de PyMes o de productores independientes. La intención de nuestro proyecto es poner una oferta saludable a disposición de la gente y generar actividad económica para los chicos de los barrios”.

Con esta ya son 39 las Ferias de Abastecimiento Barrial (FIAB) que van rotando por 179 emplazamientos distribuidos en las 15 comunas porteñas. Excepto la Feria en Bici, que se instala de lunes a viernes, las demás abren de martes a domingo de 8 a 14. Todas ofrecen productos con precios que se acuerdan cada 15 días. Para conocer las ubicaciones y ofertas, se puede consultar la aplicación gratuita “BA Ferias”.

“Seguimos priorizando el crecimiento de las Ferias de la Ciudad que ya están instaladas en cada barrio -explica la ministra de Espacio Público e Higiene Urbana, Clara Muzzio-. Con la incorporación de este nuevo tipo de Feria en Bici ,además de brindar productos de calidad y buen precio, buscamos que los puestos sean más sustentables para seguir cuidando el ambiente. Diariamente a cada FIAB asisten aproximadamente 800 vecinos”.

Continue Reading
Advertisement

Deja tu comentario

Ciudad

Sobrepasos en la ruta: guía para adelantarse en forma segura

Published

on

Se aproxima un fin de semana XL de Carnaval en la Argentina y viene bien recordarles a los conductores que el viaje es parte de la aventura y no un trámite que hay que sacarse de encima lo más rápidamente posible. Si se lo encara con esta última actitud, lo más probable es que se pase un mal momento, ya que las rutas tendrán muchos más autos que de costumbre.

La paciencia necesaria para este tipo de viajes de miniturismo va de la mano con el respeto por las normas de tránsito (en especial a los límites de velocidad) y esencialmente con lo único que realmente importa: llegar a destino a la hora que haya que llegar pero sanos y salvos, tanto quien conduce como su familia, lo más preciado.

En el camino, hay que poner el foco en el manejo, sin distracciones como la pantalla del celular, el mate o el cigarrillo. Y dentro de las maniobras que hay que afrontar con concentración y cuidado hay una que sobresale entre todas por el riesgo que conlleva: el sobrepaso en rutas de doble mano, en las que un error puede ser fatal.

Los consejos básicos para hacerlo con seguridad son los siguientes:

Respetar la demarcación de la ruta. Sólo se puede pasar a otro vehículo en los tramos que tienen demarcada sobre el pavimento una línea blanca intermitente. La doble línea amarilla, o una sola amarilla de nuestro lado de la división de carriles, significa que allí está prohibido hacerlo.

Saber que hay lugares donde nunca hay que sobrepasar. Jamás hay que hacerlo en una curva o en una cuesta pronunciada, ya que no vemos si viene alguien en sentido contrario. Tampoco en un puente, dado a que no hay posibilidad de escape si aparece un vehículo de frente, como tampoco en las intersecciones ni al entrar en una zona urbana.

No pegarse al vehículo precedente. Chuparse al auto de adelante es una maniobra agresiva, que genera inquietud en el otro conductor y puede ocasionar un siniestro vial. Hay que guardar una distancia prudencial y suavemente abrirse hacia la izquierda para ver si el carril contrario está despejado para sobrepasar.

Antes de adelantar, mirar por el espejo retrovisor. Es habitual que la ansiedad por pasar al que va adelante haga que uno se olvide de que atrás también vienen vehículos. Si alguien nos está pasando y nosotros en ese momento nos abrimos sin mirar, generaremos las condiciones para un siniestro grave.

Indicar la maniobra. El comienzo del adelantamiento, así como el regreso al carril una vez hecho el sobrepaso, deben señalizarse con los respectivos guiños. De esta manera todos los vehículos con los que se interactúa en la maniobra (el de adelante, el de atrás y el que viene por el carril contrario) sabrán lo que vamos a hacer: la previsibilidad es una gran amiga de la seguridad vial.

Usar la marcha correcta en la maniobra. Si se circula en 5ta a 100 km/h y al encontrar un camión adelante hubo que reducir a 70 km/h, hay que rebajar a 4ta o a 3ra para iniciar el sobrepaso. Si a esa velocidad se mantiene la 5ta el auto puede achancharse y no reaccionar de la manera adecuada al pisar el acelerador.

Extremo cuidado de noche. Si se viaja de noche, hay que tener la precaución de tener los vidrios limpios para distinguir las luces de los otros vehículos con claridad. Al evaluar si hacer el sobrepaso, la costumbre indica que si se ve a lo lejos una luz blanca difusa se puede seguir, en tanto si se distinguen nítidamente los dos faros del vehículo que viene en sentido contrario hay que desistir. De todas maneras, esto es sólo leyenda: siempre es mejor pasar por cauto y esperar hasta que se está completamente seguro que por temerario y ponerse en riesgo.

¿Cuándo nos indican que pasemos? La discusión sobre el guiño adecuado para avisarle al de atrás que puede pasar es de vieja data. Desde hace años circula este tema. Los que citan lo establecido por la Ley de Tránsito explican que para advertir al vehículo de atrás que puede sobrepasar sin peligro hay que poner el guiño a la derecha. Los que se les oponen afirman que eso es contra-intuitivo y que en realidad en la ruta a lo que se le hace caso es al guiño izquierdo, por lo que si el de adelante lo prende significa que nos está invitando a pasar. No habrá acuerdo: lo más sabio es no confiarse en ningún caso y solamente efectuar el sobrepaso cuando uno esté convencido de que puede hacerlo de manera segura, ya que no es posible saber si el de adelante es legalista o costumbrista.

Cuando hay un error de cálculo. Si al efectuar la maniobra se realizó un mal cálculo y uno se quedó corto y nota que no va a poder pasar al vehículo de adelante, tiene que abortar el sobrepaso y regresar a su carril. Con el guiño a la derecha, tocando bocina, haciendo luces para que los demás le hagan un hueco y para que el que viene de frente reduzca la velocidad. Lo que jamás hay que hacer es tirarse a la banquina del lado contrario, porque es exactamente lo que hará el que viene hacia nosotros si no le queda otra.

Más información: www.argentina.gob.ar/seguridadvial o 0800-122-2678, la línea de la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

NS

Continue Reading

Ciudad

El precio en dólares del metro cuadrado de las propiedades bajó más de un 8% en la Ciudad

Published

on

Entraron en razón, o se vieron en la necesidad, o se dieron cuenta de que la demanda está planchada, cerca del piso. Finalmente, los propietarios de viviendas comenzaron a bajar sus precios en dólares y terminaron de revertir la tendencia a la suba que venía firme desde mediados de 2017. La retracción es del 2,5 % en los últimos tres meses y las propiedades ya son un 8,8% más baratas en promedio que un año atrás.

Al dato lo aporta la consultora Reporte Inmobiliario, que indagó en los montos a los que se ofrecen los departamentos a través de los llamados mystery shoppers. Son supuestos clientes que van a ver las propiedades ofrecidas con un fingido interés en comprarlas, pero en realidad lo que hacen es verificar el precio, chequear que la unidad sea usada y ver su estado de mantenimiento, a fin de relevar valores y elaborar un informe.

El barrio porteño donde más hondo caló la tendencia es Caballito: allí las propiedades se ofrecen en dólares a un 8,7% menos que tres meses atrás, el mismo porcentaje de la caída de precios promedio en un año de la Ciudad. Le siguen la zona de Barrio Norte, con una baja del 4% en el último trimestre, y el barrio de Núñez, con una del 3,9%, según el relevamiento. 

Así es como el metro cuadrado en departamentos usados de dos y tres ambientes en la Ciudad se ofrece ahora a 2.190 dólares en promedio, un valor que, resaltan desde la consultora, se asemeja al de mediados de 2017, cuando las ventas con créditos hipotecarios UVA eran un hit. A este fenómeno hay que sumarle que el precio al que se cierran las operaciones es aún menor al ofertado.

Los valores de oferta del último año eran difíciles de sostener ante la caída del crédito hipotecario primero y a una nueva devaluación, después. Ambos procesos terminaron planchando una demanda que encuentra otro freno, crónico: los salarios bajos frente a una inflación que todo lo devora.

De hecho, en diciembre se cumplieron 19 meses desde que arrancó el declive en la cantidad de escrituras firmadas en la Ciudad. Ese mes se registró una baja del 30% respecto de diciembre de 2018. Fue el broche de oro de un año durante el cual el número total de operaciones cayó un 41,2%, según un informe del Colegio de Escribanos de la Ciudad. Así se llegó al piso histórico de este mercado: poco más de 30.000 escrituras, de las cuales las formalizadas con hipoteca bancaria fueron un 24% menos que las registradas un año antes.

“Ahora las propiedades que salen a la venta lo hacen con valores más bajos”, observa por su parte Dina Crusizio, que dirige la división residencial de la Ciudad para la inmobiliaria L. J. Ramos y trabaja principalmente con los barrios del norte porteño, donde la baja de precios se siente más. “La mayor caída se dio en departamentos que se ofrecían desde principios de 2019, sin haberse obtenido respuesta. Ahora se publican a entre un 5% y un 7% menos”, precisa, aunque reconoce que el mayor descenso se dio en departamentos de más de tres ambientes.

Héctor D’Odorico es titular de Héctor D’Odorico Negocios Inmobiliarios, con sede en Caballito, el barrio con mayor índice de caída. “En los últimos meses, todas las ventas en la inmobiliaria se cerraron con contraoferta: eso indica que hubo una baja generalizada, con mermas del 3%, 5% y hasta el 10% -reconoce-. También depende mucho de la propiedad y de su ubicación. En Caballito la mayor caída fue en la periferia del barrio, no tanto en adyacencias del Parque Rivadavia o la avenida Pedro Goyena”.

En ese contexto, el descenso de precios era largamente esperado. Sin embargo, aún queda margen para bajar. “Está a la vista que los valores de oferta evidencian escasa flexibilidad a un ajuste más rápido, ya que la baja aún no resulta de la dimensión necesaria como para recuperar un nivel de ventas que ha llegado a un mínimo histórico”, reza el informe de Reporte Inmobiliario. Desde la consultora reconocen que “las características propias del mercado inmobiliario local” son las que hacen que el ajuste de valores no sea inmediato.

“Gran parte de quienes deberían sacar a la venta o sacan a la venta una propiedad no están apremiados por ahora y no tienen deudas. Además, en su gran mayoría no compraron con crédito hipotecario, entonces no tienen que salir a vender por debajo del valor ante el aumento súbito de las cuotas”, analiza José Rozados, director de Reporte Inmobiliario.

En este panorama, los números que manejan los propietarios son entonces más reales que un tiempo atrás, pero todavía no del todo: “Mucha de la oferta de departamentos está sobrevaluada, es ficticia, porque del otro lado no hay una demanda que convalide esos valores -reconoce Rozados-. Hoy hay muchas propiedades que se mantienen a un valor por el cual difícilmente encuentren compradores”. Esto equivale a viviendas ociosas, nada menos que en una ciudad donde el déficit habitacional persiste.

NS

Continue Reading

Ciudad

Fuego en Palermo: se incendió una carpintería y hubo que evacuar a una familia

Published

on

El depósito de una carpintería ubicada en Palermo se incendió en la mañana de este sábado y una nena de dos años afectada por el humo tuvo que ser trasladada al Hospital Fernández. Los Bomberos de la Ciudad lograron controlar el fuego, pero las llamas aún no fueron extinguidas.

El siniestro comenzó pasadas las 10:30 en Gorriti 5400, entre Juan B. Justo y Humboldt. En la planta baja hay una carpintería y el fuego se desató en el primer piso, que se usa como depósito.

“El incendio fue en el primer piso donde hay un depósito, pero ya está controlado. En el segundo piso hay una vivienda y se evacuó a las personas que estaban en una terraza lindera”, le contó a Télam Néstor De Gregorio, Jefe de Bomberos.

Alberto Crescenti, el director del SAME, precisó que al lugar acudieron seis ambulancias y una unidad de triage.

“Había muchas llamas cuando llegamos. Empezó a tomar humo la planta alta, donde había una familia y trasladamos a una niña de dos años al Hospital Fernández por inhalación de humo”, le detalló a Télam Crescenti, quien indicó que la nena estaba consciente.

Además, señaló que “oxigenamos a cuatro personas en las ambulancias” que no requirieron derivación a centros de salud.

Verónica, la mama de la nena trasladada, le dijo a Télam que la carpintería es de su padre y que, en el momento del incendio, estaba junto a su marido, Rubén, y su hija en el segundo piso del inmueble.

“Mi papá estaba abajo y un vecino le dijo que había fuego, entonces salimos por un techo y nos quedamos en el techo de al lado. Vinieron los bomberos y nos sacaron por el gimnasio que queda en Humboldt. Tuvieron que romper un vidrio para sacarnos”, relató la joven de 29 años, cuya hija permanecía internada este mediodía fuera de peligro en el Fernández.

Con información de Télam

Continue Reading

Ciudad

Tomo I: cumple 50 años el innovador restaurante que surgió de la aventura de dos hermanas y se convirtió en un clásico

Published

on

Estamos en 1970. Las mujeres emprendedoras, en esa época, se contaban con los dedos de las manos, y menos si estaban solas. Ada tenía dos hijos adolescentes y estaba embarazada en un impasse en la separación de su marido. Ebe había enviudado hacía poco y tenía tres hijos, también adolescentes. Ada vendía tortas. Ebe la acompañó y se lanzaron a la aventura de abrir una casa de té en Monroe y Montañeses.

Ada y Ebe eran “las Concaro”. Hoy Ada ya no está y Ebe se retiró, pero ese legado enorme y quizás no suficientemente reconocido que dejaron en la gastronomía porteña sigue vivo en Tomo I, el restaurante que nació en esa casa de té, fue una de las primeras cocinas de autor de la ciudad y está cumpliendo medio siglo.

Ahora estamos en 2020. Un martes a la tarde de verano, en la ebullición plena que siempre es Corrientes y 9 de Julio. Pero al subir al ascensor espejado hacia el primer piso del hotel Panamericano, se empieza a ingresar en el microclima del restaurante de paredes enteladas y ventanales enormes. El servicio ya está terminado, y Federico Fialayre se sienta frente a Clarín para desgranar la historia del restaurante. Su historia, literalmente.

“Mamá estaba embarazada de mí cuando abrió Tomo I”, dice el hijo menor de Ada, quien tenía su cuna en la cocina. Se crió en el restaurante, fue durante 25 años el vértice de un triángulo creativo y operativo que formaba con su mamá y su tía, y está a cargo desde 2009, un año antes de la muerte de Ada, la mayor de las Concaro.

Pero para entender lo que significa Tomo I hay que ir a su prehistoria. Ada quería vender las tortas que preparaba a restaurantes, pero eran muy livianas y siempre perdía frente a proveedores que hacían productos más pesados, porque tanto entonces como ahora las tortas se venden al peso.

A un mes de que se diera cuenta de que el negocio era inviable, decidió poner la casa de té, con una cocina de tres hornallas, una batidora y un horno pizzero. “No tenían ni idea de qué era un business plan… no sabían que quería decir business porque no existía -apunta Fialayre-. Yo digo que fue muy Thelma y Louise lo de mamá y Ebe, no tanto por la cuestión de género porque yo no soy de género femenino y sigo, sino por el apostar y seguir empujando y confiando en lo que uno hace. Una confianza muy grande en el producir, en el hacer”.

Hacer será una palabra que se repetirá varias veces en la charla. Ada era una mujer de acción. También, alguien que llegaba con una cabeza nueva a la escena gastronómica de hace 50 años, porque se había formado en la Química y enseñaba Matemática. Y Ebe había estudiado Psicología. “En esa época los restaurantes eran negocios de gallegos, salvo los hoteles, que hacían cocciones muy largas… Las cocinas de esa época reflejaban poco lo que Ada y Ebe, de origen italiano, comían en sus casas. Mamá tenía una sofisticación propia de su estilo”, recuerda.

El éxito de Tomo I se fue cimentando por sus clientes. Luego llegarían los reconocimientos, como el Tenedor de Oro en 1980, la inclusión permanente en el tope de la lista de los mejores restaurantes de Buenos Aires de Fernando Vidal Buzzi o, más acá en el tiempo, la inclusión en el ranking 50 Best Latam. En meses, la casa de té mutó a un restaurante, que reabrió tras una reforma en febrero de 1971. En 1983, el lugar ya le quedó tan chico que se mudó a un petit hotel en avenida Las Heras donde estuvo hasta que, en 1994, el Panamericano lo invitó a trasladarse al espacio que ocupa hoy.

En todos estos años, la cantidad de platos que crearon Ada, Ebe y Federico es incontable. Por el aniversario, el chef se puso a repasar archivos y se conmovió “hasta la médula” al encontrar los 300 cuadernos Rivadavia tapa dura papel araña rojo 100 hojas en los que escribían las recetas y descubrir, en varios, su letra de chico. “Ya recopilé 800 recetas y voy por la cuarta parte”, dice. En esos cuadernos no están las recetas terminadas, sino las de ensayo. “Nos juntábamos los tres. Por lo general Ebe o yo leíamos la receta y otro iba anotándola. Trabajamos mucho sobre recetas de otros, cambiadas por completo. Por ejemplo, bajábamos al cuaderno un procedimiento interesante para hacer coliflor, y después lo usábamos con brócoli”, relata Federico. El proceso creativo era de mucha discusión (“No sabés los sartenazos metafóricos que nos tirábamos”) y hoy él sigue promoviendo ese debate con sus colaboradores (“Si se pelean es porque les interesa”).

Con su formación universitaria y su curiosidad, Ada y el equipo de Tomo I fueron marcando hitos que hoy parecen obviedades: aderezar las ensaladas con aceite de oliva (“Mamá me prohibió decirlo porque la gente no comía aceite de oliva”), preparar chupe y ceviche (“Cuando la cocina peruana no era cool ni en Perú), servir por primera vez ravioles de espinaca con salsa de tomate en un restaurante de alta cocina, hacer una semana de platos de la India, transformar a las sopas en un plato gourmet.

Las Concaro hicieron un programa en El Gourmet, pero no tuvieron el reconocimiento masivo de otros cocineros, incluso de sus contemporáneos. “No puedo decirte que mamá no era famosa, pero ni borracho puedo decirte que lo era. Combinaba un respeto entre pares y en un nicho, pero no era un nombre masivo. Fue una decisión de ella, que se la respeto. El Gato Dumas era un tipo respetado y también deseado por gente que no iba jamás a su restaurante, porque aparecía en todos lados. Francis (Mallmann) mismo, es un maestro de la escena en todo sentido, ha creado ciudades. Mi vieja era una persona que se entregaba totalmente a producir, a hacer. Ser un cocinero mediático es difícil y produce muchísimo: yo soy más cercano a la manera de actuar de mamá que la del Gato, pero entender esto y valorarlo es otra cosa”, reflexiona Fialayre.

Ese legado y este presente de Tomo I serán celebrados durante todo el año aniversario, con un ciclo de cenas para las que convocaron a reconocidos cocineros en un “juego de la música pop” para curar e intervenir algunos de sus platos. También la nueva terraza es una mirada al futuro, donde proyectan una feria de vinos. Y Fialayre (que ha hecho asesorías gastronómicas, entre otras al proyecto Microteatro) no descarta en algún momento “hacer otras cosas fuera de esto”. “Pero por más que escribas otra novela, vas a ser el mismo escritor”, advierte quien lleva a Tomo I realmente en su ADN.

AS

Continue Reading

Ciudad

Por qué este sábado a la noche las fachadas y monumentos porteños se iluminarán de amarillo

Published

on

Este sábado a las 20, las fachadas de varios edificios emblemáticos y los monumentos porteños se iluminarán de amarillo. Será por el Día Internacional del Cáncer Infantil, que se conmemora hoy, y con el fin de generar conciencia sobre su prevención.

El Monumento de los Españoles, la Floralis Genérica, la Torre Monumental, la cúpula del Planetario, la Pirámide de Mayo, el Puente de la Mujer, el Palacio Lezama, Plaza Congreso y la Usina del Arte formarán parte de este homenaje, según indicó el Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana de la Ciudad de Buenos Aires.

La utilización del amarillo obedece a que el símbolo que representa a la lucha contra el cáncer infantil a nivel mundial es un lazo de color dorado.

“Desde la Ciudad nos sumamos y acompañamos en la lucha contra el cáncer infantil. A través de nuestros monumentos iluminados queremos visibilizar nuestro apoyo y así generar conciencia”, señaló la ministra de Espacio Público, Clara Muzzio.

El Día Internacional del Cáncer Infantil se conmemora todos los 15 de febrero, y fue instituido en 2001 por la Organización Internacional de Padres de Niños con Cáncer. Tiene como objetivo concientizar a la sociedad sobre la importancia de este problema y la necesidad de un acceso rápido al diagnóstico y al tratamiento adecuado.

Unos 1.340 niños son diagnosticados con cáncer cada año en la Argentina, con una tasa de sobrevida del 70% de los pacientes de hasta cinco años. La incidencia es de 140 nuevos casos por cada millón de niños de 0 a 14 años, según estadísticas difundidas por el Hospital Garrahan, principal centro pediátrico del país.

Ese centro de salud, que atiende al 40% de los nuevos casos de niños con cáncer, recibe cada año unos 500 nuevos pacientes de oncología pediátrica.

Según el Registro Oncopediátrico Hospitalario Argentino, entre 2000 y 2016 se reportaron 22.450 casos de cáncer en niños menores de 15 años de edad.

Los tipos de cáncer más frecuentes en menores de 15 años son las leucemias, los tumores del Sistema Nervioso Central y los linfomas.

“La cura de cerca del 70% del total de niños con cáncer en la Argentina se debe al diagnóstico temprano, el tratamiento adecuado y el cuidado integral del paciente en servicios especializados”, aseguró la Fundación Pediátrica Argentina (Fupea) en un comunicado.

Por otra parte, en adhesión a la campaña de concientización, Fupea anunció que en conjunto con la Superliga Argentina durante la fecha 20 del torneo de la Primera División de Fútbol Argentino de este fin de semana, los jugadores de distintos planteles sostendrán una bandera antes del inicio del partido para concientizar sobre el cáncer infantil.

NS

Continue Reading
banner gcba

Destacadas