Cómo trabajan los vecinos multiplicadores para evitar el Aaedes Aegypti

Ya es bien conocido que el mosquito Aedes Aegypti puede transmitir enfermedades virales como el dengue, el zika y la fiebre chikungunya.

En 2016, las condiciones climáticas de temperatura y humedad, las epidemias en países vecinos (principalmente Paraguay y Brasil), y los traslados de la población, favorecieron la transmisión del dengue en nuestro país. Para evitar que esta epidemia siga creciendo, en la Ciudad de Buenos Aires se creó un plan integral a través del cual, se realizan múltiples acciones de prevención.

Pero, abordar esta problemática requiere del compromiso de todos los vecinos ya que los mosquitos transmisores no se reproducen en los espacios verdes sino en todo sitio donde se acumule agua. En especial, el Aedes Aegypti se encuentra en los domicilios particulares donde, en muchos casos, hay rejillas abiertas, canaletas, floreros y tachos con agua acumulada, que son el ámbito más propicio para que estos insectos alojen sus huevos.

Partiendo de esta premisa es que nació “vecinos multiplicadores”. Se trata de porteños voluntarios que reciben capacitación por parte del Ministerio de Salud de la Ciudad y otros organismos de gobierno que participan del plan y, así como lo hace María Eugenia Martínez, intervienen en los barrios como promotores.

“Ser un vecino multiplicador significa trabajar para que el mosquito no se propague”, cuenta Martínez, de la Comuna 5, quien forma parte de esta iniciativa del Gobierno porteño. Su tarea diaria arranca con un timbreo a partir del cual conversa con los vecinos, les facilita un folleto informativo, les brinda los tips fundamentales para la prevención y, cuando se lo permiten, realiza un monitoreo del domicilio para detectar o erradicar posibles reservorios de larvas.

Además, coordina grupos en redes sociales y whatsapp para dar aviso en caso de alertas o para resolver inquietudes. Ellos son el nexo entre los vecinos y las autoridades de salud.

Entre los consejos, sugiere ”renovar el agua de floreros y mascotas día por medio, tirar agua hirviendo en rejillas y canaletas, limpiar, fregar y secar bien el interior de recipientes que puedan juntar agua”; todos hábitos muy comunes en los hogares, a los que se les presta poca atención.

Como Martínez, todos los habitantes de la Ciudad pueden ser vecinos multiplicadores. El procedimiento para anotarse es muy sencillo: hay que completar un formulario en el sitio web del Gobierno de la Ciudad o enviar un mail a multiplicadores@buenosaires.gob.ar.

Una vez inscripto, el interesado recibe capacitación y materiales informativos: folletos, imanes, un kit que consta de tubos de ensayo y pipetas para recolectar las larvas, guata (tela esponjosa para evitar que la hembra del mosquito coloque los huevos en los platos de las macetas donde se acumula agua) y mosquiteros para cubrir las rejillas.

Vecinos multiplicadores forma parte de las acciones del Plan Estratégico Integrado de Prevención, Control y Vigilancia de enfermedades transmitidas por el mosquito Aedes Aegypti.

Sé el primero en comentar en "Cómo trabajan los vecinos multiplicadores para evitar el Aaedes Aegypti"

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.