Martin Meis, docente de Villa del Parque: “la escuela dejó de tener la función de enseñar”

Martin Meis

En el marco del conflicto que los docente mantienen con el estado, quisimos conocer más del tema y entrevistamos a Martín Meis, vecino de Villa del Parque, que da clases de Ciencias Sociales en 5°, 6° y 7° en el turno mañana en un instituto privado de Villa del Parque.

Martin Meis

1- ¿Cómo es la relación con los padres/madres de tus alumnos? ¿Te sentís respetados por ellos?

En la mayoría de los casos me siento respetado y tengo buena relación con los padres. Cuando digo buena relación no significa que haya una amistad, significa que, en su mayoría, hay buen diálogo y respeto en las reuniones o encuentros en las salidas y entradas de la escuela. Sin embargo hay algunos casos donde el padre siente que puede tomar decisiones sobre el trabajo que se realiza en la escuela o sobre las decisiones que implica trabajar de docente. Esto no solo me sucede a mí, sino que a varias compañeras que trabajan en la misma institución. Cuando el maestro trabaja en varias escuelas y habla con muchos docentes, puede llegar a la conclusión que la falta de respeto o el desprestigio que se realiza sobre el labor docente se ve reflejado, en su mayoría, en las escuelas privadas, en especial las que pagan cuotas altas.

2- ¿El comportamiento de un chico en clase es el reflejo de su casa?

Si, casi siempre es así. Cuando uno tiene algún conflicto con el nene y cita a los padres, casi siempre descubre por qué actúa de esa manera. Hay chicos que tienen actitudes violentas, en ese caso se debe conocer su situación familiar para entender por qué ese niño recurre a la violencia para comunicarse. Pero no solo eso, también se ve reflejado en la baja tolerancia a la frustración o la intolerancia a un “no”. Uno conoce a las familias o cita a los padres y entiende que la falta de límites o la falta de atención, hace que ese chico no acepte un “no” o se sienta frustrado frente a lo que no puede resolver. Estos son dos ejemplos, pero constantemente descubrimos comportamiento de nenes que son el reflejo de su casa. Así como di un ejemplo de violencia y frustración, hay casos de chicos que son comprometidos, responsables, respetuosos y también es el reflejo de su casa.

3- ¿Tuviste algún padre/madre que se quejara de un contenido de la currícula?

Si, en especial cuando se da el espacio a la Educación Sexual Integral. A pesar que la ESI es una obligación del Estado Nacional y de los Estados Provinciales tal como lo establece la Ley 26.150, los padres siguen poniendo resistencia diciendo que se les enseña contenidos sexuales, cuando es mucho más compleja la educación sexual. Por eso es conveniente realizar un taller con los adultos para que puedan experimentar ese espacio y no juzguen sin conocer los contenidos. También recibí quejas frente a temas como el machismo y feminismos. Discusiones donde el padre me hace saber que no estoy en posición para enseñar eso, a pesar que la ley y la currícula me avala. Otra situación conflictiva que tuve con padre sucedió cuando enseñé el golpe de estado de 1976, aún hay padres que les parecen temas que tiene que ser escondidos y me lo hicieron saber. Cuando sucede esto lo mejor es charlar con los padres y llegar a una conclusión a través del diálogo, la mayoría de veces se puede, cuando no se puede, se lo invita a leer el Diseño Curricular de la Ciudad de Buenos Aires para que conozca los temas sugeridos a enseñar.

4- ¿Tuviste alguna situación límite en la escuela donde tuviste que intervenir?

Tuve que intervenir en situaciones violentas con chicos agresivos, donde golpeaban a compañeros o al docente. Es complicado, porque el docente no tiene que reaccionar frente a situaciones violentas, y está bien eso, pero hay riesgo hasta para abrazar a un chico cuando te está golpeando, lo mejor es irse de donde estás y contenerlo con el menor contacto físico posible. En cuanto a los insultos y falta de respeto es más fácil porque muchas veces se puede reflexionar o hablar con el nene. También uno vive situaciones complicadas con padres agresivos; nunca tuve que vivir violencia física con padres pero si verbal, ya que frente a la negativa de los problemas que está viviendo el hijo recurren a culpar o agredir al docente que les está haciendo saber los conflictos que se están viviendo.

5- ¿Cuál es la diferencia entre un maestro de hoy con un maestro del año 1990? ¿Y cómo crees que será un maestro en el 2037?

El cambio principal es la tecnología y el uso de ella. Ahora es mucho más fácil y veloz buscar información. También hay más recursos disponibles y la mayoría tenemos computadoras. Por otro lado, hubo un cambio de visión o de paradigma en la educación, aunque esto está en proceso como todo cambio. Hace unos años que se está dejando de implementar la corriente conductista para que vaya ganando terreno la pedagogía constructivista. No sucede en todas las escuelas, pero de a poco se está apoyando y utilizando los recursos constructivistas.

Por otro lado, la sociedad cambió, se complejizó y la escuela está tomando funciones que no siempre le correspondieron. Desde el trabajo con las familias a compensar los déficit de los hogares. Tal es así, que la escuela dejó de tener la función de enseñar. Ahora es más complejo, la escuela debe ayudar a la formación de ciudadanos críticos y reflexivos. Muchas veces la escuela es uno de los pocos lugares, donde algunos chicos, se sienten protegidos y fuera de la violencia; así como también es el único acceso a la literatura, las ciencias y en algunos casos el alimento. Hay que tener en cuenta que en los lugares más carenciados se recurre a la escuela como ayuda social.

Digamos que al complejizarse la sociedad y sus problemas, se pone en la escuela un peso que debería aliviar el Estado, sin embargo la institución educativa se tiene que adaptar y comprometerse cada vez más con la sociedad, aunque uno no haya sido formado para eso y no sea esa su función, la sociedad espera que el maestro abarque más funciones.

La verdad es que no sé cómo será un maestro en 20 años, si desde el Estado no se resuelven algunos problemas en la sociedad, la escuela y el docente va a tener que derivar sus funciones pedagógicas para realizar otras para ayudar a contener y aliviar a los chicos en su formación ciudadana.

6- ¿Qué opinas del paro de 48 h que están llevando adelante gran parte de los docentes?

Me parece que es un derecho que tenemos y el reclamo es legítimo. No solamente se reclama por el sueldo, sino por la mejoras en la educación. La realidad es que las escuelas públicas están siendo abandonadas por parte del Estado. En una escuela del distrito 18 que estuve haciendo suplencias hay un enorme manchón de humedad en el techo del aula de 2° grado. Ese es un ejemplo, pero hay muchos más donde las escuelas se caen y están muy mal mantenidas.

Pero también, es legítimo el reclamo salarial. Todo está aumentando y los sueldos no alcanzan. Aunque también, el sueldo es un reflejo de lo que se valora la profesión, ya vemos que el Estado no busca mejorar las condiciones laborales de los docentes, pero si busca poner a la sociedad en contra de los maestros. Hay países que respetan y valoran esta profesión, pero la sociedad que vivimos nunca se mostró de esta manera y por eso los distintos gobiernos que pasaron le dieron a los docentes los sueldos más bajos entre distintos trabajos que hay en el país.

7- ¿Cómo fue tu experiencia dando clases de huerta para chicos de bajos recursos?

Te puedo decir que fue y es mi mejor experiencia. El trabajo es muy valorado, los chicos disfrutan y aprenden mucho durante esos momentos. Muchas veces, encuentran estos espacios de huerta y trabajo un refugio de la situación violenta que viven en las casas y en los barrios. Pero también valoran el trabajo manual, la paciencia y el cariño; hay que tener en cuenta que muchas familias dejaron de lado el trabajo manual y al no hacerlo, no se lo transmiten a los chicos. Dijimos que estos trabajos son de gran ayuda para los más pequeños, no solo por la motricidad, sino por el disfrute y la costumbre del trabajo y, por sobre todo, que a través de estas actividades se aprende mucho.

8- ¿Crees que la enseñanza del profesorado para ser maestro es buena?

No creo que sea muy buena. Las exigencias son muy pocas y hay muchas materias que resultan ser innecesarias. En los profesorados se enseña la pedagógica constructivista y se critica el conductismo, sin embargo los profesores no lo demuestran con el ejemplo; así es muy difícil que el alumno aprenda. Por otro lado, las materias y ejemplos basan el trabajo en aulas utópicas, cuando sabemos que la realidad es más compleja y conflictiva; digamos el profesorado debería dejar herramientas para trabajar en escuelas de esta sociedad, no obstante no hace eso y cuando el docente entra en la escuela pública se da cuenta que una gran parte del profesorado le sirvió para muy poco.

9- ¿Cómo es la situación edilicia de las escuelas públicas de la Ciudad?

Terrible: hay goteras, manchas de humedad, computadoras sin funcionar, personal no docente que muchas veces no realiza su trabajo y se acumula la mugre. Hay muy poco control estatal y así, encontramos docentes que ya no deberían dar clase. Aunque es destacable los directores y maestros comprometidos que realizan jornadas de trabajo para pintar y arreglar las escuelas, algo que deberían hacer los gobiernos. Estos trabajos que se realizan bastante seguido se enteran muy pocas personas, por eso es bueno decirlo.

Hay muchos ejemplos de la mala situación edilicia, así como nombré, antes, los manchones de humedad en los techos; basta con dar una vuelta por las escuelas para ver las puertas y ventanas rotas, falta de calefacción en invierno y refrigeración en verano. Por eso los reclamos no solo son salariales y si podemos ver el valor que le da el Estado a la educación. La verdad es que están muy abandonadas las escuelas

10- ¿Qué opinas del conflicto que los docentes mantiene con el estado? ¿Crees que es un conflicto político?

Cualquier reclamo al Estado es un conflicto político, lo que no considero es que sea partidista. Lo que estamos viendo en los medios de comunicación es un manejo de los gobiernos para poner en contra a la sociedad y separar a los gremios, que bastantes separados están. Divide y reinarás (o vencerás), decía Maquiavelo. Cuando la discusión se pone sobre una persona y no se discute sobre el conflicto en sí, entonces la gente toma una postura sobre esa persona, dejando de lado los principales reclamos. Vuelvo a decir, lo que dije antes: cuando una sociedad no valora la educación, pasa lo que nos pasa; tenemos gobiernos que desprecian el trabajo docente y la educación se perjudica cada día más.

Sé el primero en comentar en "Martin Meis, docente de Villa del Parque: “la escuela dejó de tener la función de enseñar”"

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.