Kimberley quedó en las puertas del sueño copero en Paraguay

Kimberley futsal villa devoto

Quizás haya sido el encuentro más importante del club de Villa Devoto en su historia en el futsal, pero su sueño de disputar la final de la Copa Libertadores de América quedó sepultado a 40 segundos del final a manos del argentino Gonzalo ‘Magia’ Abdala, quien marcó el 2-1 final para Cerro Porteño de Paraguay.

El conjunto de Villa Devoto hizo un gran primer tiempo, estuvo muy firme en defensa y Lucas Farach se lució en el arco, a falta de dos segundos para que termine la primera etapa, Noé Pérez Leiva aprovechó un error en defensa del equipo local y definió con clase ante el achique de Jiménez para poner las cosas 1 a 0 de cara al descanso.

En el complemento Cerro Porteño, con el apoyo de su público, salió a llevarse por delante a su rival y lo empató a los 4 minutos con un remate desde afuera de Juan Cholo Salas. Con las tablas en el marcador los conducidos por Hernán Basile tuvieron alguna chance de contra pero no las pudieron aprovechar. Las más claras fueron para el Ciclón pero el único responsable de que el empate persistiera fue Lucas Farach, figura en el arco celeste.

Sobre el final y cuando todo apuntaba a que habría alargue, el local elaboró una gran jugada colectiva para que Gonzalo Abdala, de frente al arco, defina al primer palo de un Farach tapado, que no pudo contener.

Sé el primero en comentar en "Kimberley quedó en las puertas del sueño copero en Paraguay"

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.