El curioso caso del colectivo escolar abandonado hace 10 años en Villa Devoto

Micro abandonado en Villa Devoto

En la intersección de las calles Pedro Lozano y Desaguadero en Villa Devoto, se encuentra abandonado un colectivo escolar hace más de 10 años.

Villa Devoto, Palermo, Villa Urquiza, Saavedra y Villa Ortúzar son algunos de los barrios con más vehículos abandonados en la vía pública, según datos oficiales suman casi 21.100, con las 11 grúas destinadas a removerlos se tardaría aproximadamente dos años y medio en retirarlos.

Como el proceso de advertencia y remoción cuesta, según la Ciudad, $ 4672 por vehículo, la inversión necesaria para resolver el problema rondaría los $ 98.000.000.

Un caso curioso, que supera los diez años, es el de un colectivo escolar detenido en Pedro Lozano y Desaguadero, bajo una de las torres de vigilancia de la cárcel de Villa Devoto. Su dueño falleció y, al no tener herederos, quedó allí, relataron los vecinos.

Adentro está todo revuelto, le faltan algunas ruedas y partes del motor. Muchos lo denominan “el reservado” porque, aseguran, por la noche es utilizado por parejas para tener intimidad.

Debajo del micro, hay un chasis cortado al medio que parece como si chocara de atrás a la mole naranja. Enfrente, hay dos autos abandonados y, en la esquina, sobre el club General Lamadrid, una camioneta blanca con una caja trasera de madera y una lona en el techo.

Para agilizar el relevamiento de vehículos y una posible solución, la Secretaría de Transporte prepara un plan al que llama Cero Autos Abandonados, que comenzará en mayo. Habrá más inspectores comunales en las calles para controlar, colocar stickers de advertencia y labrar actas e infracciones. Además, con la colaboración del Ministerio de Ambiente y Espacio Público, se dispondrán más grúas para remover los autos con mayor celeridad y se está tramitando la incorporación de una playa de estacionamiento en la Isla Demarchi con lugar para 700 rodados.

Hoy, funcionan dos playas de acarreo (Herrera y California) que suman 250 espacios. En estos lugares, si al auto nadie lo reclama, son compactados y el dinero recaudado por la chatarra es donado al hospital Garrahan.

Sé el primero en comentar en "El curioso caso del colectivo escolar abandonado hace 10 años en Villa Devoto"

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.